Por - Publicado el 17-01-2012

Yo soñé con aviones
que nublaban el día,
justo cuando la gente
más cantaba y reía.

Silvio Rodríguez

[Este post sobre la insurrección de Trujillo de 1932 está basado en la correspondencia de la embajada estadounidense en Lima: United States Department of State / Foreign relations of the United States diplomatic papers, 1932. The American Republics (1932) page 944. Peru.]

1. “La insurrección no es anti-extranjera, es anti-Sánchez Cerro”.
Estalla la insurrección aprista en Trujillo. Los rebeldes controlan la ciudad y el Valle del Chicama. Están dirigidos por el coronel Rubén del Castillo y Augustín Haya de la Torre, hermano de Víctor Raúl. Agustín telegrafía a Lima amenazando con matar a los rehenes militares a menos que su hermano sea liberado.

El gobierno responde rápida y duramente con bombardeos aéreos que parten de la base de Chimbote. Los seis aviones militares lanzan 26 bombas de fabricación estadounidense, de 25 libras cada una, que más impacto causan en destruir la vida y la propiedad de los no combatientes, pero con el efecto militar decisivo de horrorizar a la población y destruir la moral de los insurrectos. Éstos se dispersan, pero antes matan a los militares que tienen como rehenes. El ejército toma Salaverry y avanza sobre Trujillo Se combate en las calles de Trujillo. Los insurrectos se concentran en Laredo, pero los militares al final los derrotan totalmente. Todo lo que sale en la prensa, incluyendo las informaciones de Associated Press y United Press, está censurado por el gobierno. La embajada le advierte al Departamento de Estado que debe desconfiar de la precisión de tales informaciones.

El embajador Dearing considera que la insurrección de Trujillo no es “anti-extranjera”, sino “anti-Sánchez Cerro”.1 Los 35 ciudadanos estadounidenses en el Valle del Chicama, básicamente de Cartavio y Grace, se encuentran bien. Los intereses estadounidenses en la zona son Grace y Northern Peru Mining and Smelting Company.

Sin embargo, el gobierno de Sánchez Cerro, para seguir con los bombardeos, por un lado, quiere recurrir a los aviones comerciales estadounidenses, propiedad de la compañía estadounidense Panagra (Pan American-Grace Airways) dirigida por el capitán Harold R. Harris, y a a sus pilotos para que vuelen un tri-motor Ford. No hay pilotos peruanos que puedan pilotearlo. Los necesita para llevar municiones a sus tropas y abastecer a los aviones de combustible, como para según el gobierno llevar cigarros y avituallamiento a las tropas y trasladar de regreso a Lima a los heridos. En pleno bombardeo a Trujillo la Panagra había llevado combustible a la base Chimbote para abastecer a los aviones militares, cosa considerada por la embajada, y por la Panagra, como una transacción puramente comercial. Por otro lado, el gobierno agota todas sus bombas en los ataques a Trujillo, por lo que le pide a los EEUU que le envié más desde la Zona del Canal de Panamá.

2. “No more bombs for you”
Se inicia un conflicto diplomático entre los EEUU y el Perú. Los EEUU consideran que los bombardeos aéreos son excesivos para reprimir la insurrección norteña. Tampoco quiere verse involucrado en la represión a una rebelión que no va contra sus intereses. El gobierno peruano considera que la empresa aérea estadounidense debe poner sus equipos y personal a disposición del gobierno en su respuesta militar a la rebelión.

El gobierno estadounidense protesta ante el gobierno de Sánchez Cerro por la presión a su compañía aérea, pero éste insiste, amenazando con suspenderle los contratos. Según el gobierno peruano, la compañía privada estadounidense debe apoyar al gobierno peruano en su represión contra cualquier revolución que surja. Finalmente, la compañía aérea, con la informal y desmarcada luz verde de la embajada estadounidense, accede al pedido del gobierno peruano. El piloto estadounidense Thomas Jardine, bajo órdenes de militares peruanos, vuela de la base militar de Chimbote hacia Casagrande, y de ahí a Trujillo, llevando paquetes que cree que son municiones. El piloto estadounidense cuenta a su embajada que sintió las balas de los rebeldes disparando a su nave. La población trujillana que acaba de sufrir los bombardeos está indignada con los aviadores. La embajada rechaza seguir apoyando las operaciones militares represivas. El gobierno peruano insiste y pide que la Panagra capacite a pilotos peruanos para volar las naves. La embajada rechaza el pedido.

El gobierno peruano vuelve a insistir invocando un artículo de un contrato, que estipula que en casos de “desórdenes internos graves” la empresa aérea debe poner a disposición del gobierno peruano sus equipos y su personal. El gobierno peruano le recuerda a la embajada que está reestableciendo el orden en un territorio donde hay intereses de ciudadanos estadounidenses, que corrieron peligro con los disturbios alli ocurridos. Al respecto el embajador Dearing recibe una comunicación del Secretario de Estado Stimson en que le dice que desde un punto de vista estrictamente legal el gobierno peruano tendría la razón, pero que puede continuar negándole la razón al gobierno peruano.

Los EEUU también rechazan la solicitud del gobierno de Sánchez Cerro de que le envié más bombas desde su base de Colón, en la zona del Canal de Panamá, para reprimir a los rebeldes. El gobierno peruano, sin poder reabastecerse de bombas de fabricación estadounidense, recurre a bombas “hechizas”, fabricadas localmente usando dinamita.

3. “Los bombardeos en Trujillo fueron inspirados en el cine”
El embajador Fred M. Dearing le escribe la siguiente carta al Secretario de Estado:

Señor: tengo el honor de reportar al Departmento [de Estado] cómo una película americana ejerció un efecto marcado en la forma aceptada de conducir operaciones militares en el Perú. En los últimos días de mayo una película americana titulada “Hell Divers” fue exhibida por primera vez en Lima. La película muestra vistas excelentes sobre aviadores navales americanos lanzando bombas sobre objetivos estacionarios. Como es costumbre en las primeras noches de las nuevas películas en Lima, los exhibidores se propusieron hacer la primera muestra de “Hell Divers” una función de gala. El jefe de la Misión Naval Americana en el Perú había visto esta película y comprendió su valor en promover el interés en la aviación americana haciendo que las principales autoridades militares asistan a la proyección. Asistió el presidente, acompañado por sus principales asesores y las autoridades militares y navales. Todos los aviadores en servicio activo fueron así mismo invitados y la audiencia estuvo compuesta exclusivamente por oficiales peruanos. Se afirma que el presidente quedó muy impresionado por la increíble precisión de los bombardeos navales y los militares peruanos estuvieron igualmente muy impresionados por la película.

Dos semanas después estalló la revolución de Trujillo. Normalmente, los revolucionarios hubieran podido tener tiempo para consolidarse, mientras esperaban que el ejército peruano se ponga en posición de atacar. En este caso, sin embargo, el presidente hizo que sus asesores militares movilicen inmediatamente todos los aviones militares y navales, seis en número, y los ubiquen en un pueblo cerca de Trujillo. Los aviones estaban equipados con todas las bombas disponibles en el Perú. Parece evidente que la influencia de la película de bombardeos causó este rápido empleo de los aviones bombarderos peruanos.

4. “Indios ignorantes”
El embajador Dearing prosigue su informe al Departamento de Estado. Los ataques aéreos quiebran la voluntad de resistencia y desmoralizan a los revolucionarios apristas trujillanos. El efecto en la moral de los militares es el contrario:

El efecto moral de un ataque repentino desde los cielos en los indios ignorantes, que componen la mayoría del ejército peruano, es impresionante y abrumador. Las historias del daño causado por estas bombas aéreas, ninguna de las cuales acertó siquiera en algún lugar cercano de sus objetivos, son grandemente exageradas y usuales en todo el Perú.

Sin embargo, para el embajador Dearing este hecho marca un hito en la forma de reprimir a insurgentes en toda América Latina. Si antes los grupos insurgentes podían mantenerse por largo tiempo en regiones remotas, ahora serían destruídos en algunas horas.

Los aviones bombarderos pueden aplastar a las fuerzas de oposición y o bien deshabilitarlas físicamente o ejercer tal efecto moral en los indios que los deje indefensos.

Pocos aviones y algunas docenas de bombas son más eficientes que varios miles de soldados. En América Latina, y en particular en el Perú, la aviación sería el arma más importante, teniendo una mayor influencia en el gobierno, según el embajador Dearing.2

Epílogo
El embajador presenta a los aviones como una suerte de nuevos caballos de los conquistadores que aterrorizarían y desmoralizarían a los “indios” en las contiendas del futuro.

Para entonces la aviación ya es un arma importante, también en la región latinoamericana. Años antes, en 1927 en Ocotal, Nicaragua, se realiza el primer bombardeo aéreo en la región. Las tropas de Sandino arrinconan a las tropas estadounidenses en las dos manzanas centrales de la ciudad. El único modo que encuentran los estadounidenses para romper el cerco es mediante un bombardeo aéreo. Verlo en este artículo sobre la revolución de Trujillo. Poco después de la revolución de Trujillo, se ve la importancia de la aviación en la guerra con Colombia y en la guerra del Chaco, entre Bolivia y el Paraguay.

Décadas después, en 1965, el gobierno peruano solicita napalm para reprimir a las guerrillas y el gobierno de los EEUU le rechaza el pedido, aunque sí le daría asistencia contrasubversiva. El gobierno peruano recurriría a fabricar su propio napalm, al parecer, con ayuda de la IPC, de la Standard Oil. También realizaría bombardeos aéreos, particulamente en Junín, 1965. insurgencia en el Gran Pajonal:

Hay documentos de la embajada estadounidense en que se afirma que para el 25 de agosto se habrían arrojado doce de las dieciséis bombas de napalm en su posesión. Un testigo afirma que vio un gran fuego, terrible, que sólo mató a campesinos que estaban refugiándose en sus hogares.

y Cusco, 1965: insurgencia en Mesa Pelada:

Primero pasaban aviones con altoparlantes hablando en quechua avisando a los campesinos a que escapasen porque iban a bombardear. Las bombas NAPALM arrasaban y quemaban hasta los árboles, era como una gelatina que se esparcía y todo lo que agarraba lo hacia arder.

Efectivamente, como avizora el embajador Dearing, los aviones son un arma letal en reprimir las insurrecciones en América Latina, particularmente en el Perú, pero también son un arma letal para los mismos Estados Unidos, victimando trágicamente a su diversa población civil en septiembre de 2001.

Y en cuanto a películas, se había pasado de “Hell Divers” a “Apocalypse Now”.


Afiche, medio naïf medio kitsch, de “Hell Divers”, película exhibida en Lima por iniciativa de un agregado militar de la embajada estadounidense ante militares de alta jerarquía. Sánchez Cerro va a la función de gala de esta película y queda impresionado por la precisión de los bombardeos. Dos semanas después estalla la insurrección de Trujillo y Sánchez Cerro recurre a todo el poder militar aáreo del que dispone. El embajador de los Estados Unidos Dearing está convencido de que es por influencia de esta película que Sánchez Cerro recurre tan rápidamente a los bombardeos aéreos

Imagen tomada de aquí.

El trailer de esta película puede verse a continuación:

Harold R. Harris (izq.), ver aquí, aquí y aquí. Fundador de la Panagra, compañia de aviación surgida en el Perú de la alianza de la Panam con la Grace. Sánchez Cerro quiso usar sus aviones para reprimir la revolución de Trujillo. De algo le sirvieron.
Fred M. Dearing (der.), embajador de los Estados Unidos en Lima. Le tocó manejar la revolución de Trujillo, negándose a reabastecer a Sánchez Cerro de bombas. Imagen tomada de aquí.


El Ford trimotor de la Panagra que Sánchez Cerro quería usar en los operativos contra los insurrectos en Trujillo. No había pilotos peruanos capacitados para volarlo. Imagen tomada de aquí.


Los revolucionarios norteños fueron duramente reprimidos por los bombardeos aéreos.
“Barreto” de Mariano Alcántara (1934), tomado de este trabajo de Iñigo García-Bryce.

A. Sobre la revolución de Trujillo he escrito algo, en este post: El bárbaro es el otro.

  1. Meses antes, en septiembre de 1931, como vimos en este post, el embajador Dearing había sostenido una entrevista con Víctor Raúl Haya de la Torre en que éste le manifiesta a aquél que los intereses americanos en el Perú no tienen nada que temer y que por el contrario pueden esperar un gobierno excelente y beneficioso.
    Cuando los intereses estadounidenses estan en juego, como en las huelgas en el centro del Perú o en la detención de José Carlos Mariátegui, la embajada no duda en intervenir y pedir represión, verlo en
    1927: la embajada americana presiona a Leguía para el cierre de Amauta.
    EEUU: “¡Detengan a Mariátegui”
    Sandino en el Perú
    1930: Sánchez Cerro disuelve la CGTP
    []
  2. La actitud racista del embajador es compartida por la prensa estadounidense: Racismo en el arbitraje estadounidense sobre Tacna y Arica []
-

Enlaces a este artículo

Comentarios a este artículo

  1. Silvio Rendon dijo:

    GCC: 1932: los EEUU y los bombardeos aéreos en Trujillo http://t.co/Zf2GRKjv

  2. Julio Gómez dijo:

    GCC: 1932: los EEUU y los bombardeos aéreos en Trujillo http://t.co/Zf2GRKjv

  3. Ricardo Alvarado dijo:

    GranComboClub – 1932: los EEUU y los bombardeos aéreos en Trujillo http://t.co/yaOB5SXm

  4. Humberto dijo:

    Excelente post que develan ineditos pasajes de la historia peruana. Gracias por compartirlo.

  5. Izquierda Perú dijo:

    1932: los EEUU y los bombardeos aéreos en Trujillo: Yo soñé con aviones que nublaban el día, justo cuando la gen… http://t.co/nb9wrLbX

  6. Ronald dijo:

    Excelentes datos históricos. Felicitaciones por difundir esta parte de la historia de nuestro páis, historia que sólo puede ser escrita haciendo pausas para contener el llanto y la impotencia. Saludos.

  7. Lech Barrueta dijo:

    RT @rensilvio: 1932: los EEUU y los bombardeos aéreos en Trujillo http://t.co/s5qLSfZr

  8. Gran Combo Club dijo:

    A 80 años de los bombardeos aéreos en Trujillo http://t.co/Zf2GRKjv

  9. Gran Combo Club dijo:

    1932-2012: 80 años de la revolución de Trujillo: GCC: 1932: los EEUU y los bombardeos aéreos en Trujillo http://t.co/Zf2CkaiB

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.