Por - Publicado el 08-11-2009

Acaba de salir el libro de Kathleen Weaver “Peruvian rebel. The World of Magda Portal”, ver aquí, sobre el que espero escribir algo más en un futuro post. Cuenta las condiciones en que la poeta peruana Magda Portal (legendaria fundadora del APRA, y posteriormente firme opositora a Haya de la Torre) junto con varios otros peruanos, fue deportada por el gobierno de Augusto Leguía en 1927. Todo fue causado por la presión proveniente de la embajada americana en el Perú, disgustada por lo que venía apareciendo en la revista Amauta, editada por José Carlos Mariátegui. Los artículos versaban sobre la penetración del capital americano, en particular la Cerro de Pasco Corporation, en el Perú y en otros países de América Latina. Años después las presiones serían sobre el gobierno de Sánchez Cerro y determinarían la disolución de la CGTP en 1930, como vimos en este post.

Los mineros de la sierra central del Perú protestan por mejores condiciones de trabajo y contra la contaminación de las fundiciones de la Cerro de Pasco Corporation, empresa formada en Nueva York en 1902, que tiene entre sus principales inversionistas a J. P. Morgan, C. Vanderbilt y P. Hearst (y J. Haggin de la Anaconda que opera en Chile). La compañía se instala en los Andes peruanos con una fundición que despide arsénico y otros humos contaminantes. Magda Portal describe lo que está ocurriendo:

Cerro de Pasco, a pesar de estar localizado en las alturas, eran pastizales verdes donde había ganado y se producía carne y leche. Cuando llegó la corporación, no creó ningún mecanismo para despejar los humos de las fundiciones y refinerías, y ni los pastos ni el ganado pudieron sobrevivir, dejando a los campesinos sin ninguna otra opción que buscar trabajo en las minas…Los niños fueron los que más sufrieron por los humos venenosos. Su cabello dejó de crecer y sus dientes se ennegrecieron. Lo mismo le pasó a la gente mayor que vivía en las zonas contaminadas por las minas de La Oroya.

La Cerro de Pasco vino a simbolizar la más violenta irrupción del capital extranjero en el Perú. La corporación tenía tanto poder que, según decían rumores (y ahora hay evidencias, ver abajo), su administrador le daba órdenes al embajador americano en el Perú.

José Carlos Mariátegui, periodista y dirigente laboral, apoya decididamente a los trabajadores mineros en su lucha por mejores condiciones laborales. Las protestas se generalizan y Augusto Leguía ordena el arresto de figuras clave del movimiento en su contra. Luis Valcárcel, autor de Tempestad en los Andes y contribuyente de Amauta es arrestado y enviado a la isla de San Lorenzo. Carlos Manuel Cox, futuro dirigente aprista, es deportado a México. Cuarenta personas son encarceladas en San Lorenzo con el pretexto de una conspiración para derrocar a Leguía. La realidad es que había surgido un movimiento sindical e indígena que el gobierno ve con suma preocupación.

El 10 de junio de 1927, el diario El Comercio anuncia que el gobierno ha descubierto un “complot comunista” y que ha arrestado a un grupo de comunistas en la casa donde se imprime la revista Amauta. Magda Portal lee en ese diario “Dos mujeres implicadas en el complot” y ve con sorpresa su nombre y el de la escritora y poeta uruguaya Blanca Luz Brum. Ambas son contribuyentes de Amauta. Se les exige a ambas presentarse ante la policía, cosa que hacen obedientemente. Varios días después les dicen que han sido deportadas, Brum al Uruguay, y Portal a Cuba. (Antes Leguía había deportado ya tanto a Haya como a Mariátegui, quienes encabezan el movimiento de trabajadores y estudiantes).

Estas detenciones generan una gran protesta internacional, principalmente en solidaridad con José Carlos Mariátegui, quien en silla de ruedas y todo pasa más de una semana detenido. Posteriormente el mismo Mariátegui reporta que las detenciones fueron detonadas por la edición de junio de la revista Amauta, que “artículo por artículo llamó la atención de la penetración yanqui en nuestro país y otros países de América”. Según sus fuentes, Mariátegui continúa, “la embajada americana ejerció presión sobre Leguía para cerrar Amauta y silenciar a sus editores y contribuyentes”. Para cuando a Amauta se le permite volver a salir, varios meses después, buena parte de sus más activos contribuyentes están en el exilio. No era que a la embajada le interese mucho la libertad de expresión en el Perú.

Yapa: Lo que señala Weaver sobre presiones de parte de empresas y del gobierno americanos sobre autoridades peruanas se cuenta también en el libro de Thomas F. O’Brien, 1999, The Revolutionary Mission: American Enterprise in Latin America, fuente del post citado arriba sobre Sánchez Cerro y la CGTP.

En este libro se habla de Mariátegui como “the noted radical José Carlos Mariátegui”, con influencia entre los obreros mineros del centro del país. Todo un subversivo. Se documentan bien las presiones tanto de los funcionarios de la Cerro de Pasco, como de los funcionarios de la embajada americana sobre el gobierno peruano, especialmente sobre Sánchez Cerro para que disuelva el movimiento de trabajadores (contra la Cerro, IPC, ITT y contra la Grace en Cartavio). Sánchez Cerro duda un poco, pues su reputación se basaba en haber derrocado al ya impopular y “entreguista” Leguía con un discurso nacionalista (“¡Viva Sánchez Cerro! ¡Muerte al gringo!” gritan los trabajadores mineros celebrando el golpe de Sánchez Cerro. 1 ). Finalmente, Sánchez Cerro, por la Cerro, disuelve la CGTP, endeudado con los Estados Unidos, que le ofrece apoyo ante la crisis económica internacional a condición de que elimine los obstáculos sindicales contra sus empresas.

Dos citas con las que comienza una de las secciones del libro dedicadas al Perú tienen algo de actualidad (traduzco):

…es tiempo de levantar nuestras cabezas, sublevarnos y bajo la bandera roja ejercer nuestros derechos ¡Podemos gobernarnos a nosotros mismos! (Mateo Cueva, minero peruano)

Las masas no tienen el respeto adecuado a la ley y el orden, y solamente haciéndoles sentir temor se les podrá inspirarlo. Más aún, generalmente se piensa que no se obtendrán resultados con un par de disparos, sino con una carnicería a sangre fría con ametralladoras (Julian D. Smith, US. assistant commercial attaché).

No es nada nuevo pedir ametrallamientos. Tampoco lo es que las presiones vengan de fuera.

P.S. Notemos las diversas coincidencias entre lo que ocurría entonces y lo que ocurre en la actualidad en el país.

mariategui211

Revista Amauta. Despertó las iras de la embajada americana, lo que acabó en el exilio de varios de sus contribuyentes. Un atentado contra la libertad de expresión, de reunión, de organización sindical. Imagen tomada de aquí.

JCM_Mineros

Fue a la olla como todo el mundo. Nada de “arresto domiciliario”, ni paseítos de privilegio.

La prole y los proles de Mariátegui siguieron caminos opuestos…

“José Carlos Mariátegui y la delegación minera de Morococha. Bosque de Matamula, Santa Beatriz, Lima. Octubre de 1929. A su derecha, con traje claro, Gamaniel Blanco. Foto Ricardo Martinez de la Torre”. Texto e imagen tomados de aquí.

0809HEYSENCOXHAYASEOANE

La revista Amauta era su medio de expresión.
Apristas de los años veinte, todos perseguidos.
Estaban “contra el imperialismo yanqui”. Éste también estaba contra ellos.

“Heysen, Seoane, Haya, Cox, Magda Portal”. Imagen y texto tomados de aquí.

rivera76
“Wall Street Banquet”, mural de Diego Rivera
John. D. Rockefeller, J.P. Morgan y Henry Ford
Imagen tomada de aquí.

Personajes cercanos a la historia del Perú.
La Cerro de Pasco Corporation era de J.P. Morgan, la International Petroleum Company era de J. D. Rockefeller.

  1. O’Brien indica que el odio hacia los americanos de parte de los trabajadores peruanos se lo ganaron aquellos a pulso. Así un funcionario americano decía en un informe:

    “Los trabajadores son cholos de los Andes, una de las razas más atrasadas. La compañía en ocasiones ha experimentado problemas laborales y los trabajadores se han mostrado, cuando han sido agitados, sedientos de sangre y peligrosos. Cuando no están agitados, sus supervisores los describen como ganadito u ovejas. La compañía considera a sus trabajadores como insuficientemente civilizados para apreciar o hacer uso de las instalaciones sanitarias que se les ha proveído. Esta visión se extiende también hacia otros miembros de la comunidad.

    En Arguedas: ¿Y por qué nos mandan a esos? comentaba sobre cómo un personaje de “El Sexto”, trabajador minero, se expresa con mucha rabia contra los “gringos” de Morococha y Cerro de Pasco. Arguedas estuvo encarcelado en los años treintas, justo por esas épocas. []

-

Enlaces a este artículo

  1. Tweets that mention 1927: la embajada americana presiona a Leguía para el cierre de Amauta » Gran Combo Club -- Topsy.com
    09-11-2009 - 23:39
  2. 1929: Mariátegui y el “complot judío” » Gran Combo Club
    29-01-2010 - 13:15
  3. Magda Portal, las mujeres y el APRA » Gran Combo Club
    07-02-2010 - 18:27
  4. Sandino en el Perú » Gran Combo Club
    22-02-2011 - 12:01
  5. EEUU: “¡Detengan a Mariátegui” » Gran Combo Club
    23-02-2011 - 17:21
  6. Racismo en el arbitraje estadounidense sobre Tacna y Arica » Gran Combo Club
    05-03-2011 - 18:30
  7. 1932: los EEUU y los bombardeos aéreos en Trujillo » Gran Combo Club
    17-01-2012 - 16:42
  8. ¿Sindicalismo minero a favor de Conga? » Gran Combo Club
    06-04-2012 - 23:12

Comentarios a este artículo

  1. Silvio Rendon dijo:

    GCC: 1927: la embajada americana presiona a Leguía para el cierre de Amauta http://bit.ly/1VyVI7

  2. Javier A. Fernandez dijo:

    1927: la embajada americana presiona a Leguía para el cierre de Amauta http://bit.ly/3UaJsh

  3. cerro de pasco news dijo:

    1927: la embajada americana presiona a Leguía para el cierre de Amauta
    http://bit.ly/JWwIx

  4. Silvio Rendon dijo:

    Intervención de embajada en el Perú no es d ahora:1927 cerrar revista http://bit.ly/1VyVI7 disolver sindicato http://bit.ly/fqK4GZ

  5. rensilvio dijo:

    Intervención de embajada en el Perú no es d ahora:1927 cerrar revista http://bit.ly/1VyVI7 disolver sindicato http://bit.ly/fqK4GZ

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.