Por - Publicado el 02-04-2012

1. ¿Caída de la pobreza con aumento de la desigualdad?
Hace unos días Radio Programas del Perú titulaba así la noticia sobre la publicación de nuevos datos sobre la pobreza:

Pobreza se redujo a 30.8% en Perú, pero se incrementó la desigualdad | RPP NOTICIAS

Con un titular como este es muy comprensible que se celebre la reducción de la pobreza, mas no así el aumento de la desigualdad. Inmediatamente se plantea una discusión.

El Comercio en editorial de ayer,1 y hoy el economista Richard Webb (quien ha venido asesorando al INEI en la producción de estos datos) se apresuran a descalificar a quienes critican el aumento de la desigualdad en el Perú (¿quiénes son?). El editorial dice que es falso que aumentara la desigualdad; Richard Webb hoy también en El Comercio dice que tal crítica “emana más del hígado que del corazón”:

La confusión mayor, sin embargo, no procede de la forma como se calcula la pobreza sino de la interpretación que se hace de ella.

Para muchos, la prioridad no es abolir el hambre, sino abolir las diferencias. En vez de celebrar la rápida reducción de la pobreza, la invalidan porque algunos han mejorado más que otros.

En mi opinión, es una valoración que emana más del hígado que del corazón.
Midiendo a los de abajo

Lo curioso es que ni en el informe técnico del INEI (ni en la presentación del jefe del INEI, ni en ningúna publicación del INEI de la semana pasada al respecto) se habla de aumento de la desigualdad. No hay un índice Gini que uno pueda ver. La brecha y la severidad de la pobreza, lo más cercano a una medida de desigualdad, también caen.

Lo único que dice el jefe del INEI, y que da lugar al titular del RPP, es

“Una primer apreciación, sin mayor tipo de análisis, sí podría indicar una mayor brecha de inequidad. Pero se requieren análisis más profundos para determinar las desigualdades”, aseguró.

Se trata de una especulación. Más bien, bajo la antigua metodología aumentaba la brecha y severidad de la pobreza total nacional en 2009 y 2010, y hartito. Los índices en 2010 son mucho más altos que en 2004. Con la nueva metodología se elimina ese aumento y ambos índices caen monotónicamente. Tal vez hayan sido estos datos los que hicieron que Vilchez deslizara que hay un aumento de la desigualdad. Suena a que no se los acaba de creer. Pero hay más.

2. Inexplicables cambios metodológicos en brecha y desigualdad
He escrito antes sobre este tema, en Reducción de la pobreza y de la desigualdad. Los datos del INEI indicaban una reducción de la pobreza como de la desigualdad. Muy claramente.

Ahora resulta que los datos que usamos los investigadores no indicaban caídas monotónicas, sino fuertes aumentos en la brecha y la desigualdad. En tiempo real no se necesitaron los cambios metodológicos recientemente anunciados para generar este conveniente resultado de caídas monotónicas.

Uno revisa las publicaciones y resulta que los datos de brecha y severidad de la “antigua serie” publicados la semana pasada por el INEI no coinciden con los datos publicados en documentos oficiales anteriores. Parece que no sólo cambiaron las series hechas con la nueva metodología, sino también con la antigua.

Comparemos datos publicados en el Informe Técnico del INEI sobre los últimos datos de pobreza con los datos publicados en julio de 2011 en este documento sobre pobreza del INEI, verlo también aquí.

3. Las tres series de incidencia, brecha y desigualdad de la pobreza
Comparemos los datos del INEI de julio de 2011 de INEI de marzo de 2012:

Incidencia:

Gráficamente (llamo “AAnterior” a la serie anterior publicada antes, y “Anterior” a la serie anterior publicada recientemente):

Las dos series “antiguas” coinciden perfectamente. Ambas señalan una caída monotónica de la pobreza. La nueva serie ya la comenté en este post.

Brecha:

Gráficamente:

Desigualdad:

Gráficamente:

Las dos series antiguas de brecha y severidad, que nos dan alguna idea de la desigualdad entre los considerados pobres, no coinciden. Las series publicadas hasta el año pasado más bien siguen una tendencia parecida a la que describen las series de la nueva metodología. ¿Qué pasó? ¿Algún error de imprenta en la publicación? (El INEI “añade” los cuadros de brecha y severidad, pero no los comenta). Si no hay ningún error de imprenta, ¿cuál es la verdadera serie “antigua”? Uno podría pensar que la verdadera serie antigua es la que publicaron la semana pasada, lo cual implica que lo que publicaron hasta el año pasado sufrió alguna alteración, tal vez aplicando los nuevos criterios metodológicos (dado que las series antiguas publicadas se parecen a las series nuevas). Es decir, se podría pensar que evitaron mostrar lo que arrojaba la antigua metodología: un severo aumento de la brecha y la severidad de la pobreza en los últimos dos años. Obviamente, que la publicación de algo así en tiempo real, cuando los conflictos sociales estaban al alza, habría tenido un efecto político que a cualquier gobierno le convendría evitar. Que ahora reconozcan que la metodología antigua indicaba un aumento en la brecha y en la severidad de la pobreza, pero que no lo hayan reconocido en tiempo real, es muy sospechoso y conveniente políticamente. No cuadra para nada. (Incluso uno podría pensar que las cifras reales de incidencia bajo la antigua metodología son más parecidas a las de brecha y severidad, las líneas rojas de los gráficos).

En cualquier escenario al INEI le corresponde dar una explicación muy convincente sobre estos datos.

P.S. “Incidencia” de la pobreza es el porcentaje de pobres en el país. “Brecha” de la pobreza es cuánto les falta en promedio a los pobres para dejar de ser pobres (por ejemplo, un 10% de brecha indica que el ingreso de un pobre típico está 10% por debajo de la línea de pobreza). “Severidad” de la pobreza indica la dispersión de los pobres por debajo de la línea de la pobreza. Es de más difícil interpretación, pero nos indica la desigualdad existente entre los pobres.

  1. Un fragmento del editorial de ayer de El comercio:

    ¿si todos estamos mejorando, por qué tendría que importarnos que algunos mejoren más? Tiene sentido, sí, que nos preocupe que muchos todavía no mejoren lo suficiente como para tener una vida digna. Pero que haya quienes aumenten su bienestar más que otros es asunto diferente y solo puede ser una preocupación legítima (esto es, no consecuencia de la pura envidia) si este aumento superior fuese conseguido a costa de los que se enriquecieron menos. En otras palabras: si aquellos a quienes les va mejor debiesen su éxito a algún tipo de robo (aunque fuese solo de oportunidades) que cometiesen contra los que mejoran menos.

    Muchas personas creen honestamente lo anterior. Pero no por ello deja de tratarse de una creencia mentirosa. La riqueza no se construye sobre la pobreza. Por ejemplo, es cierto que los empresarios que han invertido en los valles de nuestro ‘boom’ agroexportador han aumentado mucho más sus ingresos que los jornaleros a los que han empleado (si bien los jornales han subido también enormemente). Pero es igualmente cierto que el capital, empuje, saber hacer y esfuerzo personal que estas personas pusieron en sus emprendimientos no los obtuvieron entrando por las noches a las casas de otros para robarlos de ahí.
    “Pisos y no techos”, Domnggo, 1ro de abril de 2012.

    El Comercio está muy dispuesto a justificar así que el crecimiento en el Perú sea concentrador del ingreso y que vaya a retribuir principalmente al capital más que al trabajo. []

-

Enlaces a este artículo

Comentarios a este artículo

  1. Gran Combo Club dijo:

    @cyamamotov http://t.co/SqD4lmQj

  2. CynthiaYamamoto dijo:

    Incidencia, brecha y severidad de la pobreza en el Perú explicada por Silvio Rendón #desigualdad http://t.co/r54dEn5P

  3. CynthiaYamamoto dijo:

    Incidencia, brecha y severidad de la pobreza en el Perú explicada por Silvio Rendón #desigualdad http://t.co/r54dEn5P

  4. CynthiaYamamoto dijo:

    Incidencia, brecha y severidad de la pobreza en el Perú explicada por Silvio Rendón #desigualdad http://t.co/r54dEn5P

  5. CynthiaYamamoto dijo:

    Incidencia, brecha y severidad de la pobreza en el Perú explicada por Silvio Rendón #desigualdad http://t.co/r54dEn5P

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.