Por - Publicado el 16-05-2010

No es raro que la gente diga una cosa y haga otra, que hable del bien común pero actúe según su propia conveniencia en detrimento del bien común. O que tenga dos personalidades, mismo Mr. Jekyll y Mr. Hide. En el Perú tenemos un ejemplo extremo. Por un lado era un teórico de la economía, por el otro, un pragmático de la economía. Historiador económico de formación, discípulo mutante de la estructuralista peruanista Rosemary Thorp, hizo historia en la última década del siglo pasado.

En una conferencia internacional en Miami en los noventas afirmó que la base para el programa económico aplicado en el Perú fue la “escuela austriaca”. Un sarcástico Rudiger Dornbusch, su comentarista en el evento, le replicó que en economía sólo subsiste la escuela austriaca en el zoológico de Nueva York.

En su libro “Cambio de Rumbo” Boloña reclamó los créditos por el cambio de modelo económico de García a Fujimori. Sin embargo, él asumió la cartera de economía en febrero de 1991, meses después del llamado “fuji-shock”, diseñado y ejecutado por otros economistas (al parecer Julio Velarde, Martha Rodríguez y Bruno Seminario). Sólo al año y meses de asumir ese puesto, gracias al golpe de estado del 5 de abril de 1992, Boloña podría llevar a cabo algunas importantes reformas económicas.

El poder autoritario y la falta de transparencia y fiscalizacion le permitieron difundir en el país un liberalismo de pantalla, bamba, trucho, que en realidad escondía la prebenda, el favoritismo, la corrupción, que asolaron al país durante el fujimorismo, y que, lamentablemente, hasta ahora siguen caracterizando el manejo de la cosa pública.

1. El Boloña del libro de economía

Carlos Boloña Behr publica en 1999 el libro “Lecciones de Economía”, bajo el sello de la Universidad San Ignacio de Loyola, el Instituto de Economía de Libre Mercado y de E. Wong. Son artículos periodísticos aparecidos en El Comercio, Gestión, La República y Expreso, entre otros medios de prensa.

En esta publicación Boloña hablaba del libre mercado, de la competencia, la transparencia y se oponía a la corrupción, al populismo, a los monopolios, etc. Algunas frases saltantes son las siguientes:
Sobre la igualdad:

Los seres humanos son desiguales en sus atributos físicos y mentales, y es por eso que la igualdad entre ellos debe ser “igualdad ante la ley” y no igualdad de resultados o de oportunidades. Los seres humanos son y serán siempre desiguales. Pensar en una igualdad en la distribución del ingreso y la riqueza es utópico y al final se acaba “fabricando más pobres”. Redistribuir de los ricos a los pobres no resuelve el problema de los pobres y adicionalmente, el “lujo de hoy” se convertirá en una necesidad básica del mañana. (¿Qué es el liberalismo? El Comercio, 12 de septiembre de 1994).

Las AFPs:

Desde el 21 de julio del presente año [1993], el Sistema Privado de Administración de Fondos de Pensiones se ha convertido en una pieza clave en el proceso de reformas estructurales emprendido en nuestro país. (…) El sistema actual contempla la posibilidad de elegir libremente entre el sistema del Estado y el sistema privado de pensiones. (…) La competencia y la libre elección están haciendo su trabajo. Hasta el momento las AFP han invertido cerca de 80 millones de dólares, aportando a la economía y creando más de 7 mil nuevos puestos de trabajo. (500 000 afiliados, El Comercio, 24 de noviembre de 1993).

Sobre la corrupción:

La ecuación de la corrupción es la siguiente:

Corrupción = Monopolio + Arbitrariedad – Transparencia

La corrupción se da cuando existen monopolios artificiales de algún tipo, arbitrariedad o discrecionalidad sin límites y flata de transparencia. A mayor grado de arbitrariedad y a menor transparencia, mayor será el nivel de corrupción. (El Cáncer de la Corrupción. El Comercio, 15 de septiembre de 1996).

Sobre la democracia:

El autoritarismo del gobierno ha dado pie a que hoy la oposición levante la bandera de la democracia como su principal arma política. (…) La democracia es el sistema político que mayor ejercicio de la libertad permite a los ciudadanos, pero no es suficiente para un buen gobierno. Es una forma de gobierno en donde rige la voluntad de la mayoría. Se trata de un mecanismo que nos dice cómo hacer las leyes, pero no lo que tales leyes deben contener; vale decir, es un medio y no un fin en sí misma.

El hecho de que una mayoría desee una ley no hace que ésta automáticamente sea buena. Por eso la democracia, en tanto ejercicio de la opinión de esa mayoría, debe tener límites. A saber, los que permitan salvaguardar la libertad y los derechos del invididuo. (La democracia ¿un medio o un fin? El Comercio, 22 de mayo de 1994).

Además, el autor sugería “privatizar el Banco Central”, impuestos “planos”, pasar del “modelo burocrático” al modelo de universidad-empresa en que el estudiante es un cliente y un producto, usar los recursos generados por la privatización para pagar la deuda externa. Más sobre su pensamiento en esta entrevista de Caretas (ver abajo una réplica de Augusto Blacker Miller).

2. El Boloña agente económico

Los hermanos Winter, con Boloña y los generales, en la danza del SIN.
Imagen tomada de aquí, Caretas.

.

En privado, en los vladivideos, Boloña ofrece otro discurso, ver aquí, 11/26/1999. Lejos de dejar que el mercado funcione libremente, abogaba por una intervención pública:

Se nos caía el Wiese, se caía el Wiese y se nos caía sector financiero. Se caía el sistema financiero.

Y el Wiese le ha costado al país ¿cuánto? Setecientos millones de dólares o más con todas las contingencias que puedan haber; el Latino ha costado 300 millones, ahí hay mil millones más Cofide que son 400, nos va a costar 2 mil millones en limpiar cosas. Lo que sí se tiene que evitar es lo que le pasó a Chile, que quiebren todos los bancos, que quiebren todas las empresas, porque es volver a empezar a privatizar todo de vuelta, y es la muerte. Ya eso le pasó a Chile.

Lejos de un modelo competitivo tenemos lo siguiente:

Las AFP fueron las que le dieron el ahorro grande; que manejan hoy día 30 mil millones de dólares. Y las AFP son las que se van a empezar a manejar empresas y los directorios de empresas, porque van a ser las dueñas de muchas empresas. Esas son los que van a manejar. Cosa que hay que tenerlo bien claro también, porque van a estar manejando las grandes empresas, y eso es en Chile.

Tenemos un modelo concentrador: a las AFPs manejando a las grandes empresas, con el dinero de los ahorristas a la fuerza. Más aún, no hubo libre elección entre sistema público y privado: el gobierno fujimorista dio leyes que impedían volver al sistema público si se elegía el sistema privado. Las AFPs, creadas por Boloña, serían las dueñas de las grandes empresas del país.

Y este diálogo no tiene desperdicio:

El señor BOLOÑA BEHR.— Otra cosa que es importante, la Telefónica ha tenido su monopolio. Ahora, Bell South, AT&T quieren entrar.

Telefónica está poniendo ciertas barreras para darte, permitirte entrar y pagar 35 millones cuando cuesta 5 a 10 millones. Darle el pase.

Pero si entran estos 3 a competir, estos 3 monstruos, te van a bajar las tarifas telefónicas fácilmente en 30%, pero de un cocacho porque se van a abrir. Creo que eso es importante y que obviamente Telefónica está haciendo lo indecible hace 12 y 18 meses para que no camine…

(Diálogo.)

El señor MONTESINOS TORRES.— Claro, pero para eso también Camet se ha pasado a Bell South, justamente.

El señor BOLOÑA BEHR.— Camet quiere meterse a Bell South.

(Diálogo.)

El señor MONTESINOS TORRES.— Ya se metió, ya. ¿Está de presidente?

El señor WINTER ZUZUNAGA.— Claro.

(Diálogo.)

El señor BOLOÑA BEHR.— Y a quien le ha ligado es también al criollo Dante Córdova, que está en FirstCom y AT&T, que es el monstruo más grande.

Pero una apertura de competencia es necesario allí porque te baja la… te baja los… inmediatamente los precios. Y eso es importante verdaderamente. Mira, yo abrí y me bajaron los precios en las llamadas telefónicas y (ininteligible). Y ahora en Telefónica van a hacer (ininteligible). Y yo creo que hay que irlo manejando con ciertas cosas. Al final lo que la gente quiere es sentir un poquito más de soles en el bolsillo.

A los funcionarios públicos “les liga” cuando se meten con alguna transnacional.

En plena caída del tercer fujimorismo Boloña se embarcaría en la “guerra del tabaco”, enfrentándose a Víctor Joy Way, aquí, Caretas:

Ciertamente del titular de Economía se espera cierta solera académica y no que defienda posiciones mercantilistas.
Sin embargo es público que Boloña el año pasado, cuando estaba en el llano y Joy Way, más bien, estaba de titular del MEF, defendió con ardor los planteamientos del grupo empresarial importador de cigarrillos rubios, British American Tobacco (BAT), que presionó por la aplicación de un nuevo cálculo al ISC.
Boloña entonces fue entrevistado por el Canal 2 y el Canal 4, y escribió en Gestión (15/3/99 y 25/4/99) y El Comercio (14/5/2000) sobre la materia. Inclusive el diario Expreso señaló que formaba parte de “un lobby político a favor de BAT para lo cual contrató los servicios del periodista Nicolás Lúcar de Canal 4” (24/5/2000).

Muy en contra de la moto pseudoliberal que vendía, Boloña tenía pues sus lobbies, abogaba por ciertas empresas a las que estaba vinculado. Desde el sector público crearía el sistema privado de pensiones, las AFPs, para luego formar parte del directorio de una de ellas, la AFP Horizonte. Desde el gobierno impulsaría la creación de las universidades empresas, para luego convertir su academia pre-universitaria, la San Ignacio de Loyola, en universidad.

Boloña tendría que comparecer ante el congreso en 2001, investigado por acusaciones de corrupción en el salvataje de bancos, irregularidades en las privatizaciones y favoritismo diversos, ver aquí.

Posteriormente, Boloña reconocería haber participado en otorgarles pagos irregulares por millones de dólares a Montesinos y Fujimori usando fondos públicos, aquí, y aquí.

Y más aún, sería la cabeza visible de un golpe de estado:

El ex ministro de Economía Carlos Boloña también acabó hundiéndose. Antes de ser procesado por peculado, terminó su vida política postulando a la presidencia con el partido Solución Popular, de la mano rolliza de Alfredo González. Tras la difusión del ‘vladivideo’, Montesinos se había reunido con los jefes del Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea y la policía para organizar un golpe de Estado. Y propuso a Boloña como presidente. Este retrucaría después que no aceptó la propuesta. Recientemente, la Corte Suprema confirmó la pena de cuatro años de prisión condicional para él por la CTS pagada a Vladimiro Montesinos en el 2000. Sus últimas declaraciones fueron: “Yo sabía que los US$15 millones no eran para un plan militar, sino para solucionar el problema del video Kouri-Montesinos”.
La desnudez de la corrupción, El Comercio

Carlos Boloña se erigiría en los noventas en el máximo ideólogo del pseudoliberalismo en el Perú, de la libertad del mercado con unos más iguales que otros, de “la igualdad ante la ley” por oposición a la igualdad de oportunidades o igualdad de resultados y de la democracia limitada por el autoritarismo (supuestamente en nombre de la libertad del individuo). Su gran mentor fue el máximo exponente de la corrupción en la historia del país, Vladimiro Montesinos, aquí.

Las lecciones de economía de Boloña: desde “no gastes más de lo que tienes” hasta “haz lo posible por salir en la foto”. Aplicadas magistralmente por el autor.
Hacer click en las imágenes para ampliarlas.

Carlos Boloña, el ideólogo económico del fujimorismo. Re-implantador del pseudoliberalismo, venido a menos desde la época del economista y terrateniente Pedro Beltrán, pero ahora todavía muy presente en el país. Fustigó la corrupción del populismo alanista de los ochentas, pero instauró una nueva corrupción vinculada a las privatizaciones y las pseudoliberalizaciones. Teorizaba y actuaba contra la igualdad de oportunidades y la mejor distribución del ingreso en el país.

Imagen tomada de aquí.

Boloña por todo lo alto daba “lecciones de economía” “liberal”, pero por lo bajo giraba cheques para los mandamases del país, a los cuales se les iba a sumar mediante un golpe de estado

Imágenes tomadas de aquí.

Algunos videos sobre Boloña:

PS: Augusto Blacker Miller, también vinculado al gobierno fujimorista, responde a lo declarado por Carlos Boloña en la citada entrevista de 1999, aquí, Caretas:

Decir que yo era uno de los que “petardeaban” el programa económico trasluce no sólo el dogmatismo de Boloña, sino que me hace recordar cómo apenas tomada la decisión del 5 de abril y en una reunión en la que estuvieron todos los ministros en el Círculo Militar él dijo: “¡Ahora sí, ya podemos deshacernos de la estabilidad laboral! Debemos promulgar el dispositivo inmediatamente”. Lo dijo, obviamente, sin evaluar ni considerar el impacto negativo que esa decisión podía tener en el país y cuando estábamos iniciando el proceso de explicar la posición del Perú al resto del mundo. Dicha posición encubre también su desleal comportamiento para con el Presidente y el país, cuando -luego de haber dicho que se quedaba en el gabinete, sin haber coordinado con éste ni con Relaciones Exteriores- viajó a los Estados Unidos y desde allá, el 18 de ese mes, renunció a su posición como Ministro de Economía y en coordinación con sus interlocutores externos, forzó un recambio ministerial en uno de los momentos más difíciles para el Perú de las últimas décadas.

Efectivamente, como recuerda Oscar Ugarteche, aquí:

El 6 de abril, en medio de las imágenes de saqueos del poder judicial salió el ministro de economía Carlos Boloña anunciando un paquete de reformas económicas que eran las del Banco Mundial que estaban empantanadas en un debate en el Congreso de la República. Desde el cierre de los bancos de fomento hasta la privatización de las comunicaciones y del petróleo, todo se anunció a la mañana del golpe de Estado. El aplauso del Banco Mundial, del Tesoro de Estados Unidos y de la Comunidad Internacional (léase el G7) se dejó sentir mientras al mismo tiempo expresaba preocupación por el golpe. Las presiones de la Comunidad Internacional, en particular de la OEA, fueron lo que llevó a que se hiciera un proceso electoral para ratificar al presidente convertido en dictador por un golpe militar clásico.

Las reformas económicas de Boloña fueron ahí nomás al día siguiente del golpe.

-

Enlaces a este artículo

  1. Tweets that mention Dos Boloñas » Gran Combo Club -- Topsy.com
    16-05-2010 - 13:07
  2. Combitos el Doc vuelve » Gran Combo Club
    17-05-2010 - 11:53
  3. Combitos silencio oenegista-defensorial » Gran Combo Club
    01-06-2010 - 8:09

Comentarios a este artículo

  1. Silvio Rendon dijo:

    GCC: Dos Boloñas http://grancomboclub.com/2010/05/dos-bolonas.html

  2. Santos Huayra dijo:

    Estos seudo gurus de economía que predican eficiencia por un lado y se arriman a sus intereses y proyectos personales por otro lado parecen ser una plaga en el Perú. Me hace recordar a otro economista, PKK, de ingrata recordación por los contratos del gas de Camisea que los vendió a una de sus empresas. Dicen una cosa y hacen otra con sus manos, miserables!.

  3. jaime dijo:

    Interesante artículo aunque creo que queda mucha tela para recortar y cada uno debe sacar sus propias conclusiones. Solo una cosa es lógico que Rudiger Dornbusch dijera eso ya que él como una de las personas mas influyentes del FMI y BM (durante los 80s y 90s) fue casi responsable de la ola inflacionaria que tuvimos. Sus recomendaciones en el FMI era que las inflaciones de dos dígitos eran manejables sin tener en claro que una cosa es tener 10% de inflación, que ya es bastante y otra cosa es tener 99%. Ya sabemos lo que paso en el Perú que siempre le hace caso al FMI ¿no? Por lo que hay que presente tambien a los ministros como Pedro Pablo Kuczynski que llego a ser ministro del segundo gobierno de Belaunde y que provenía de las canteras del Banco Mundial con las recetas de las inflaciones de dos dígitos. La historia ya es conocida Belaunde nos dejo una inflación encubierta de 100% y luego vino el loco del balcón y la desboco mas.

    Saludos.

  4. Mariano Orosco Z. dijo:

    Contundente nota acerca de la clase de gente que nos gobernó y gobierna. http://grancomboclub.com/2010/05/dos-bolonas.html

  5. Silvio Rendon dijo:

    Jaime,
    Es cierto lo de Dornbusch. Incluso “bendice” varios de los programas heterodoxos de la región, incluyendo el del Perú. Sin embargo, Dornbusch participa de la reunión del “Consenso de Washington” y también lo “bendice”. Así es la cosa.

  6. Enrique Patriau dijo:

    Es curioso lo de Dornsbusch. No sabía lo de su “heterodoxia”. Estoy haciendo un trabajo sobre populismo en región andina y él es uno de los teóricos sobre el populismo económico. Yo pensé más bien que se trataba de un ortodoxo en toda regla.
    Saludos.

  7. Silvio Rendon dijo:

    Desde luego Dornbusch era más heterodoxo en los 80s y más ortodoxo en los 90s. Quien le da duro en un par de sus artículos, que deben estar compilados en uno de sus libros, es FOZ. Dornbusch vino al Perú un par de veces durante el primer alanismo. De hecho tuve ocasión de verlo y hablar con él una vez en el año 89 (?), en la Universidad del Pacífico. En realidad, Dornbusch no fue nunca un extremista ni de un lado ni del otro. Fue su gran virtud, pero que tuvo énfasis cambiantes, los tuvo.

  8. Saki dijo:

    Que joyita! Un pendejito mas para nuestro panteon nacional de pendejos.

  9. Juanjo dijo:

    Excelente radiografía Prof. Rendón. Y pensar que Boloña Behr sigue siendo referente ideológico de algunos profesores en provincias.

  10. Manolo dijo:

    ¿Es decir que Julio Velarde, Martha Rodríguez y Bruno Seminario pudieron haber sido los que diseñaron el fujishock?
    No me imagino a Bruno Seminario siendo uno de los que diseñaron ese fujishock, recibiendo recetas del Banco Mundial,etc, me parece que el tiene una tendencia mas izquierdista que Julio Velarde y Martha Rodriguez

  11. Silvio Rendon dijo:

    Hasta hubo una simpática foto de Caretas.

  12. Jorge dijo:

    Si bien aún me encuentro revisando diversos artículos liberales, de economía y de ciencias sociales, creo que como primera aproximación el vacío que se encuentra en el liberalismo es que dentro del postulado por el cual el hombre individual (no colectivo) es quien mejor sabe lo que le conviene, postulado que configura la oposición del individuo al intervencionismo estatal y a las limitaciones Estatales se encuentra una omisión en términos de poder.

    Si hablamos de que el egoismo, entendido como la búsqueda de beneficios, utilidades y demás (no hablo solo de cuestiones monetarias) propio del hombre llevaría al bien común nos olvidamos que ese mismo egoísmo cuando se tiene poder (definido como la capacidad de un individuo – sea persona o colectivo- de influir o hacer que otro u otros hagan algo) puede hacer que el liberalismo se pervierta. Es decir la misma naturaleza que aceptan los liberales y que es motor de la economía liberal juega en contra de su propio sistema puesto que de alguna u otra manera lo corrompe cuando existe el poder.

    La concepción de un Estado aislado de la economía y que deja hacer y deja pasar es falsa y no porque yo diga que el estado debe intervenir en la economía (tema distinto a tratar) sino que en la realidad los grupos de poder económico influyen en lo político y viceversa en ese sentido me parece en prinicpio poco realista la idea de un Estado policía, finalmente o los agentes económicos buscarán al Estado o viceversa.

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.