Por - Publicado el 13-07-2009

Hace un par de semanas contaba esta Fabulita dominguera sobre cómo resolver los conflictos del país. Básicamente se puede partir de la base de que los reclamos que se ven son representativos de demandas sentidas por la población y tienen como denominador común la exigencia de un cambio en la orientación político-económica del gobierno actual. Al fin y al cabo García Pérez ganó las elecciones con un discurso de cambio. La visión alternativa es que las protestas no son representativas, vienen de grupos radicales, acaso monitoreados desde el extranjero, y que el gobierno puede afrontarlas sin cambio de orientación alguno. Los tristes acontecimientos de Bagua, en particular la matanza de Siempre Viva, y su ratificación mediante el gabinete actual, son ilustrativos de que el gobierno ha optado por el segundo enfoque.

Su estrategia ahora es cooptar a las dirigencias de las diversas organizaciones sociales, criminalizar a quien exprese alguna protesta, generar la división (inventando enfrentamientos entre dirigencias “moderadas” y “radicales”1 ), asignar dinero para comprar el “buen humor” en las bases, anunciar “aguinaldos” e incentivos monetarios diversos, dilatar la atención de los reclamos a través de mecedoras “mesas de diálogo”, utilizar a la prensa para desinformar.

Una vez más, un “indicador líder” político es lo que viene expresando el diario Correo: expulsión del país de David Hill de Survival, aquí, “cooptar a las bases alejándolas de los dirigentes ideologizados”, “golpes legales preventivos contra organizaciones radicales”, “meter presos a 50 dirigentes” muchos de ellos señalados ya con nombre propio, aquí.

Cuando el gobierno habla de “diálogo” no es para atender los reclamos. Es para buscarse dirigencias cooptadas, criminalizando las que no le gusta. Se buscarán dirigentes “buenos”, bien portados, antagonizándolos con los “malos” y “radicales”. La población se alejaría de una inoperante dirigenca “radical” (por hallarse enrrejada) y se orientaría por las cooptadas dirigencias “moderadas”, que sí gozarían de la atención gubernamental. El gobierno cambiaría los costos y beneficios de la protesta social: costo alto con beneficios bajos. En cambio, las “mesas de diálogo” tendrían costo bajo con beneficios ¿altos?

El periodista especializado en la Amazonía Roger Rumrrill en Las mesas de diálogo indígena son ahora “mecedoras” nos cuenta el tipo de maniobras que el gobierno viene haciendo para dividir y mecer al movimiento indígena. Lo que el gobierno está haciendo es un cambio de táctica dentro de la misma estrategia. No se van a detener en llevar a cabo “el perro del hortelano”. El mensaje presidencial de marcha atrás en los cuestionados decretos fue muy claro. La campaña desinformativa sobre la matanza de Siempre Viva es muy reveladora. Por lo que hemos visto, “Correo” ha hecho anuncios que después se cumplieron en toda línea.

Quedará por ver si esta táctica funciona. No funcionó con Bagua. El director de Correo se jugó el todo por el todo (“cafeína a raudales”), dijo que nunca se deberían derogar los decretos cuestionados, habló de montar un “erizo” y disparar en todas las direcciones. Ya vimos los terribles resultados de tales orientaciones. Increíblemente, el mismo director dice:

.Desalojos y desbloqueos deben ser ejecutados con neuronas y coraje, no a la loca como en Bagua.

Es muy reciente como para olvidarlo. Con Bagua el director de Correo fue un verdadero represor mediático, un locutor de radio rwandesa alentando el genocidio. Para él como para todos los comunicadores gubernamentales los beneficios fueron bajos (tuvieron que derogar los decretos). No demostraron efectividad, a la vez que, como es usual, los costos que afrontaron fueron bajos: tiraron la piedra y escondieron la mano. No se hicieron responsables de las consecuencias de sus recomendaciones (los costos fueron para otros: policías y amazonenses). No es que hayan tenido mucha efectividad antes; no suena a que vayan a tenerla ahora.

  1. Aquí el sociólogo Martín Tanaka sin sustento se refiere a “el debate que enfrentó a Santiago Manuin con Alberto Pizango“. ¿Qué debate? []
-

Enlaces a este artículo

  1. Combitos único-indio-bueno »
    18-07-2009 - 23:37

Comentarios a este artículo

  1. Jaime Del Castillo dijo:

    Lo que manifiestas es muy parecido a las prácticas de algunas ONGs cooptadas por el gobierno y los grandes grupos de poder

  2. Ricardo Alvarado dijo:

    La intentona aprista contra AIDESEP no es la primera. Hasta antes de la publicación de los decretos, existía otra central indígena amazónica, CONAP, que contaba con bastante apoyo.

    Pero cuando la directiva de CONAP decidió adherirse al discurso perrohortelanesco, sus bases los abandonaron, por lo cual tramaron un “golpe de estado” contra Pizango, que fracasó debido a:

    1) Que nadie reconoció a la junta espuria;
    2) Que Pizango no reclamó su reposición ante al Poder Judicial, sino que retomó el local por sus propios medios. Evidentemente, sabía que si iba al PJ con la queja iba a esperar hasta el día del Apocalipsis.

    El resultado fue la virtual desaparición de CONAP y la legitimación de AIDESEP como único interlocutor válido entre los pueblos amazónicos y el Estado. Seguramente la estrategia también fue planeada por Alditus; ni el peor enemigo del APRA lo podría haber hecho mejor.

  3. am dijo:

    para recordar razonamientos celebres de tanaka:

    Martín Tanaka: “Nos habíamos choleado tanto, de Jorge Bruce”

    Publicado en: Perú 21
    Fecha: 11/03/2008
    Tomado de: http://www.peru21.com/comunidad/Columnistas/Html/tanakaIndex.html

    Ha sido publicado recientemente Nos habíamos choleado tanto. Psicoanálisis y racismo (Lima, Universidad de San Martín de Porres, 2007), de Jorge Bruce. Se trata de un libro muy importante, continuador de una insigne tradición de estudios sociales desde el psicoanálisis. Este libro se convertirá en una referencia obligatoria para ocuparse del tema de lo cholo en el Perú.

    El libro postula la permanencia y centralidad de la discriminación racial como forma de relación social en el país, a través del análisis del choleo; revisa críticamente las maneras según las cuales tanto las ciencias sociales como el psicoanálisis han abordado este asunto, y fundamenta sus argumentos tomando como referencia los estereotipos que utiliza la publicidad comercial, y algunos casos de su práctica profesional como terapeuta.

    Reconociendo los muchos méritos del libro, quiero aquí plantear dos objeciones para seguir con un debate planteado por Bruce con este servidor.

    La primera concierne, en general, a toda la literatura del psicoanálisis que incursiona en el análisis social: ella tiende a mirar la realidad desde la patología, desde la experiencia clínica. ¿Es esta la mejor entrada? Cuando menos, implica algunos sesgos, que me parece llevan a enfatizar en demasía la continuidad de las prácticas racistas, y dificultan valorar suficientemente los profundos cambios democratizadores ocurridos en las últimas décadas en el país.

    La segunda objeción se refiere a otro sesgo, que ayuda a entender el primero. La sociología del conocimiento nos dice que todo saber está socialmente situado: es decir, miramos el mundo desde un punto, y este, necesariamente, implica algún sesgo.

    Creo que Bruce mira el mundo fundamentalmente desde ciertos espacios de clases altas, “blancas”, desde la cúspide de la pirámide de la discriminación.

    Para estos sectores, en efecto, “la gente” ya no “se ubica”, no respeta, se ha “igualado”. La ideología de mercado, la derrota de la izquierda, de Sendero Luminoso, el crecimiento económico, les da a estos sectores más confianza para darse “licencias” discriminadoras que no se daban antes. Visto el Perú desde aquí, efectivamente, la persistencia del racismo es lo más llamativo.

    Pero, si asumimos el punto de vista de la inmensa mayoría de los peruanos, creo que podemos tener una mirada que entiende mejor lo que ha ocurrido en el país, y nos permite tener una mirada más optimista. ¿Y qué es lo que ha ocurrido? Que una minoría puede querer seguir discriminando, pero la gran mayoría no acepta más una posición subordinada, y en la práctica la cuestiona, la irrespeta, la niega, en la medida de sus posibilidades. De lo que se trata es de darle más herramientas a la gente para poder defenderse de aquellos que no aceptan que el país es otro.

    Fecha: 11/03/2008

  4. Silvio Rendon dijo:

    Es que la estrategia gubernamental consiste en atacar a las organizaciones que protestan. Se han inventado dirigencias “moderadas” cooptadas, pero que nadie las ve. ¿Por qué por décadas la CTP aprista es minoritaria y débil en comparación con la CGTP comunista? Porque los dirigentes de aquella no traen beneficios a sus afiliados. Están ahí en primer lugar como contrapeso a la CGTP. Los sindicatos amarillos no sirven.

  5. Portnoy dijo:

    Disculpen la ignorancia, pero mencionan la matanza de Siempreviva, no la había oído nombrar, podrían dar más datos al respecto, cuándo ocurrió y cuántas víctimas hubo, y si es lo mismo o distinto a lo que pasó en la curva del diablo.

  6. Silvio Rendon dijo:

    Es la misma, Siempre Viva es el caserío donde está la Curva del Diablo:

    http://elofidiobservador.blogspot.com/2009/06/municipalidad-de-utcubamba-demanda.html

  7. Amazilia dijo:

    Los apristas o el gobierno, hay ahora alguna diferencia?, siguieron usando la CONAP para debilitar el movimiento indigena en la Selva Central
    http://www.selvacentralperu.com/conap-no-permitira-movilizacion-organizada-por-aidesep-en-selva-central-porque-tiene-trasfondo-politico/
    pero con poco exito pues igual pararon el 11 de Junio y las manifestaciones fueron fuertes asi como el apoyo de la poblacion citadina.
    Otra cosa no que les pasa a los academicos, Gonzalo Portocarrero muestra una histeria terrible en este post, “Chavez nos invadeeee!!”
    http://gonzaloportocarrero.blogsome.com/2009/07/07/p270/
    OK nadie quiere un regimen como el de Chavez pero es el apra la unica alternativa? la gente que se pone en el plan de que ya lo elegimos y tenemos que sufrirlo aunque se vuelva tan autoritario y asesino como lo que temen, claudican en su deber de ser ciudadanos, Debemos exigir que se nos respete nuestros derechos, que el gobierno no mate a los civiles ni mande a los policias a morir.

  8. Silvio Rendon dijo:

    Gracias por tu aporte, Amazilia.
    Gonzalo Portocarrero es UN académico, con muy malas intervenciones en temas políticos.

    Aprovecho tu intervención para comentar este post que viene al caso: http://jorobadonotredame.blogspot.com/2009/07/tiene-algo-positivo-velasquez-quesquen.html

    1. El cambio de la orientación político-económica es un dilema del gobierno. Claro, puede seguir como hasta ahora, negándose a hacer ajustes, pero eso tiene su costo y las consecuencias están a la vista. Se seguirán alimentando los conflictos.

    Bajo el diagnóstico de Meléndez (y Mariátegui) el problema en el gabinete eran los “izquierdistas” tipo Simon o Vildoso, que creaban problemas. Ya veremos cómo reaccionan los nuevos ministros cuando les vengan las protestas: Velasquez, Rey, Salazar, Pastor. ¿Una huelga policial? ¿Una huelga minera?

    2. El gobierno no es aprista, sino alanista. García ganó las elecciones, no el Apra. Quien gobierna es García con su cofradía. Introducir más hombres de aparato en el círculo del poder es capcioso, pues toca agradar a sectores empresariales, eclesiales y militares. No es tarea fácil.

    3. Velasquez es un Del Castillo con menos fogueo, por lo que toca lavarle la cara como hicieron con Del Castillo a quien le cambiaron la imagen de alguien de pocas luces que le hacían chistes a la de un hábil concertador. Ya lo están haciendo los comunicadores gubernamentales, pero será una tarea titánica, pues a diferencia de Del Castilllo y de Simon, Velasquez arranca quemado: él es el coresponsable por la matanza de Siempre Viva. Meció a los nativos, se negó a la derogación en el congreso. Con fama de mecedor, su palabra empeñada tiene un valor muy bajo.

    La evaluación de Meléndez como de Mariátegui sobre la importancia de un premier supuestamente sin ambiciones presidenciales trasunta hartazgo con el figuretismo de Del Castillo y de Simon. Mal diagnóstico. No ven las causas de los conflictos en el país en la propia política gubernamental.

  9. Martin Escobal dijo:

    Luego de la entrevista que dió a RPP y ese dizque análisis ha quedado claro que Meléndez se ha vendido al aprismo. Meléndez, Mariáteggui, Tanaka, la misma vaina.

  10. Ricardo Alvarado dijo:

    Lo que sucede es que el Estado pretende crear una situación al estilo de la Italia de las Brigadas Rojas, en la cual todo el que no se aliaba con el gobierno era inmediatamente acusado de complicidad con el terrorismo. Vale decir que incluso el PC italiano se alineó.

    Mutatis mutandis, la dicotomía que ahora el APRA y los medios pretenden vender es “sistema-antisistema”, sin opciones intermedias.

    Claro que aquí no se trata de terrorismo, sino de oposición, e incluso de disidencia (a Vargas Haya lo expulsaron del APRA por disentir con la matanza de Bagua). Vamos a ver cuantos más siguen cayendo en el jueguito y hasta que límites.

  11. Ricardo Alvarado dijo:

    Y claro, ya Perú 21 se apresuró a “reconocer” a los integrantes de la sacha-directiva de AIDESEP:

    http://peru21.pe/noticia/315150/nueva-directiva-aidesep-asegura-que-apuesta-dialogo

    Búfalos indígenas, eso es lo que quieren.

  12. Silvio Rendon dijo:

    Ricardo,
    Y Correo ya celebra el informe del IDL: http://tinyurl.com/nboyfv

  13. Ricardo Alvarado dijo:

    Aquí va posteada la enérgica respuesta de AIDESEP al gobierno y su sacha-directiva:

    http://gallitoderocas.blogspot.com/2009/07/comunicado-de-aidesep.html

    A difundir se ha dicho!

  14. Silvio Rendon dijo:

    Justo estaba posteando al respecto

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.