Por - Publicado el 30-03-2012

Mario Vargas Llosa dice que el Perú comenzó a crecer después de la caída de Fujimori. Los simpatizantes fujimoristas cuestionan esta afirmación. Así, Juan José Garrido Koechlin en “De caprichos y realidades” de El Comercio de hace dos días se esfuerza en demostrar que el crecimiento económico viene de fujimorismo. Esta frase es notable:

“Y si bien es cierto que entre 1997 y el 2001 observamos una pausa en la tendencia del crecimiento, podemos afirmar que nuestra economía crece interrumpidamente desde 1990.”

Menciona una interrupción de varios años, pero aún así dice “ininterrumpidamente”.

Para una comparación justa, lo que hay ver es la evolución del PIB per cápita real. Una fuente adecuada es la Penn World Tables, que permiten hacer una comparación no sólo en el tiempo sino entre diversos países. Veamos:

El lector interesado puede acceder a la fuente de los datos aquí.

La gran caída del PIB per cápita en el Perú fue en la segunda mitad de los ochentas, no en los setentas. Es decir, fue con García, no con Velasco ni Morales Bermúdez. Fujimori recupera el PIB per cápita, pero apenas al nivel previo a García y por debajo de los militares. El crecimiento monotónico ocurre después de la caída del fujimorismo.

Pero claro, como comenté en Perú: ¿a dónde va el crecimiento? y en Los cinco mitos de Althaus, es un crecimiento que no se traduce en un crecimiento similar de los salarios, ni del empleo. Entonces, ¿a dónde va el crecimiento?

-

Enlaces a este artículo

Comentarios a este artículo

  1. Gran Combo Club dijo:

    GCC: ¿Cuándo creció el Perú? http://t.co/sYrNFrHj

  2. AveCrítica.com dijo:

    GranComboClub – ¿Cuándo creció el Perú? http://t.co/rmlSFpot

  3. Javier A. Fernandez dijo:

    ¿Cuándo creció el Perú? http://t.co/1pKgEKss

  4. Antonio dijo:

    @elestigmadecain http://t.co/OeZJuHF9

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.