Por - Publicado el 15-11-2006

Y bueno, al parecer el directorio se completará con tres ex-candidatos:

  • Abel Salinas, ex-candidato a la presidencia por el APRA;
  • Gonzalo García, ex-candidato a la segunda vice-presidencia por UPP; y
  • Juan Incháustegui, ex-candidato a la alcaldía de Lima por el FREDEMO.

Esto no será esta, sino la semana que viene. Esperan a Gonzalo García, el único que no está listo, pero que se adecuará muy bien, seguramente mucho mejor que Jiménez o López-Chau, al nuevo escenario.

Estamos ante un banco central dirigido por gente muy politizada. Ninguno de estos tres es muy técnico que digamos.

Su primera tarea es definir lo que pasará con el tipo de cambio y con el exceso de reservas.

El BCR en estos momentos sigue en la nota de seguir comprando y comprando dólares, mientras que se impide que las AFPs lo hagan. Se sigue acumulando reservas en un evidente crowding-out al sector privado. ¿Cuál es el límite? Si las cosas siguen así, habrá un momento en que tendrán que dejar caer el tipo de cambio. Es lo que un técnico les diría, que paren de comprar, que dejen caer el tipo de cambio, que sinceren la economía. Ocurre que es frecuente que no le hagan caso a los técnicos, tal fue el caso con el límite a las inversiones en el exterior de las AFPs o, desde el ejecutivo, con las excusas que dieron para mantener el ITF.

En tal sentido, el incompleto directorio actual continúa la política del directorio anterior. Tanta discusión para que al final haya continuidad entre unos y otros. Su común denominador es no dejar que el tipo de cambio tenga una determinación de mercado. (Así y todo se los sigue calificando de “liberales”). Uno se pregunta, si así actúan con el directorio a medias, cómo será cuando estén completos…

No hay comentarios

Por - Publicado el 15-11-2006

La demora en la elección del directorio del BCR ya es ridícula y reveladora de la falta de capacidad de consenso de parte del gobierno, y más aún del país. Ya se han barajado varios nombres, ya se ha debatido sobre la orientación de la institución. ¿Qué falta por debatir? Esta entrada y salida de nombres recuerda a la selección de Moisés Barack donde no había titulares ni suplentes. En todo esto la prensa ha jugado un importante papel. Cada diario según su tendencia política ha actuado como una “barra brava” de cuanto nombre haya saltado a la palestra. Leamos el Correo de hoy:

Chiquitas
‰ Cada candidato
Es cómico que el economista rojo Javier Iguiñiz sea postulado al directorio del BCR. Los memoriosos recordarán cómo éste sostenía durante los 80 que “la hiperinflación no era un fenómeno monetario”. Es decir, ni la más mínima idea del tema. Y puede acabar en el ente emisor. ¡Qué horror!

Por su parte, La República con Campodónico aboga por un BCR “plural”:

Cristal de mira
BCR: se rompió el equilibrio

El primer tema de la discusión acerca de los bancos centrales radica en que no estén subordinado al poder político de turno, es decir, que sean independientes. Una mala experiencia sobre la no-independencia fue el BCR del primer gobierno de Alan García, donde la política monetaria obedeció a la voluntad del gobernante. Y, lo que fue peor: dos de sus directores fueron a la cárcel por corrupción relacionada con malos manejos en la colocación de las reservas internacionales.

Pero lo contrario tampoco es cierto, es decir, que el BCR esté manejado únicamente por economistas con puros criterios “técnicos”, “blindados” para resistir a toda influencia política. Aquí lo primero es que, si bien existen muchos consensos en materia de ciencia económica, no existe un solo criterio “técnico”: existen diversas escuelas económicas.

Del 2001 al 2006, hemos tenido un directorio del BCR con economistas supuestamente heterodoxos, como Oscar Dancourt, Daniel Schydlowski, Gonzalo García y Kurt Burneo, junto con directores ortodoxos. Los buenos resultados de su gestión en materia de inflación, el objetivo institucional, eximen de mayores comentarios. Demuestran que la mezcla es buena y que sí existen alternativas.

Se trata, entonces, de un BCR plural que garantice, primero, que se cumpla la meta de inflación. También que discuta cuánto eleva la tasa de interés para reducir la inflación sin que la economía caiga en recesión, también sobre la colocación de las reservas internacionales (RIN) y su diversificación (¿compramos euros?). ¿Cuál es el nivel adecuado de RIN: cubrir 10, 18 ó 24 meses de importaciones?…

A este desequilibrio de escuelas económicas se agregan los males endémicos de la política peruana: la repartija, el cuoteo y las vendettas: la UPP, en pleito con Humala, no apoyó a Félix Jiménez, del PNP, macroeconomista de la Católica, lo que hubiera equilibrado algo la predominancia liberal. Unidad Nacional decidió llevar a última hora a Beatriz Boza (abogada, no economista), que fue vetada por el APRA debido a que Lourdes Flores atacó a Alan García el día anterior. En esas estamos.

El comentario de Correo, camorrista, achorado, es un dardo contra las izquierdas. Es vivir en la negación que alguien de ese sector estará en el directorio del BCR. Es característico de este diario, que ha estado más al ataque que en la defensa, por ejemplo, de Beatriz Boza, persona capaz en su tema, a quien ningún medio ha defendido, ni los que podrían simpatizar con ella.

El comentario de Campodónico es curioso, pues por un lado resalta la politización de los economistas y sus escuelas, para finalmente hacer un listado de temas técnicos, aparentemente neutrales, como el tipo de interés, el nivel adecuado de reservas internacionales, etc., y que algo así como un congreso de escuelas económicas podría manejar mejor.

Da, además, una versión idealizada del directorio anterior, evadiendo temas de gran importancia, como que uno de los directores se convirtió en político-candidato, otros saltaron a la palestra mediática, varios se metieron en el tema mascota de luchar contra las AFPs, y que fundamentalmente, ninguno de ellos actuó de forma heterodoxa, como predicaron cuando eran profesores, políticos o periodistas, sino en forma ortodoxa. Entonces, ¿de qué “equilibrio de escuelas” nos está hablando? Pareciera ser que la tendencia política la marca la persona y no lo que la persona piense o haga. No es así. Si una persona actúa como monetarista, es monetarista; no importa que alguna vez fuera heterodoxo. El diretorio anterior, plural como fue, actuó en concordancia con la orientación general de la economía, marcada por PPK. No fueron los únicos. Tenemos también presencia de ex-heterodoxos en el diversos ministerios como en las reguladoras y entidades públicas. Todos ellos/as operando bajo una orientación que suelen calificar de neoliberal y con la que, de palabra, no coinciden. En fin…

No por último, La República apoya, y fuertemente, a García. ¿”Diversificación” en el BCR para que sea García quien salga ganando? ¿Para tener un director figurativo que no dirija? No, pues.

Carlos Adrianzén no se ha quedado atrás:

¿Demasiados técnicos?
A diferencia del insulso vocablo ‘neoliberal’ -acuñado por los socialistas para referirse a gobernantes populistas que usan discursos liberales-, la diferencia entre un ‘técnico’ y alguien ‘políticamente sensible’ es clara. Un técnico sabe decir no. Comprende que gran parte de los políticos desconoce qué es el PBI y no intuye siquiera las causas básicas de nuestro atraso, corrupción y pobreza. Un profesional educado, sea liberal o intervensionista (léase: un técnico), sabe que se gobierna para todos y para el largo plazo. Los otros -los sensibles- sí que saben decir sí veloz, convincente y oportunamente. Lo que no saben, lo aparentan o lo inventan. De verbo popular, rápidamente enriquecen. Lógicamente, resultan los preferidos de los gobernantes de turno. Dicen que entre los candidatos al BCR habría ya demasiados técnicos neoliberales. Que se requieren personajes “sensibles”. Aquí algo se cae de maduro: ¿Qué quieren hacer desde el BCR?

Buena pregunta. ¿Se trata de seguir con la política monetaria anterior? ¿Seguir haciéndole el pare a las AFPs? ¿Una política monetaria “con rostro humano”? ¿Deliberar un poco más sobre lo que intente hacer Julio Velarde? ¿Tal vez incluso oponerse radicalmente? O por el contrario, ¿aprobar lo que Velarde proponga, que lo importante es estar ahí?

Ya he dicho mi opinión: lo más importante no es tener un contrapeso a Velarde dentro del BCR, sino tener un contrapeso a García desde el BCR.

El tema importa y mucho, como que todavía no hay desenlace a la vista…A los ministros de economía los pueden cambiar, como que cambiará prontito nomás, acabándose el pantallazo inicial, pero a los directores de la banca central, no. Se quedarán con ellos a lo largo de toda la administración, les guste desp
ués o no. Es muy peligroso llevar agua al molino de García con una supuesta diversificación para la que, además, no se suele dar justificación creíble alguna.

Actualización: El Comercio también nos dice algo:

BCR tendrá que esperar una semana más
La decisión de la junta de portavoces de cancelar la sesión plenaria de esta semana, debido a las elecciones municipales, implicará que el directorio del Banco Central de Reserva (BCR) se mantenga incompleto, como mínimo, una semana más.

Los problemas surgidos por el veto a la candidatura de Beatriz Boza han permitido que vuelvan a aparecer los nombres de Juan Incháustegui (quien reemplazaría a Boza), Juan Candela, Carlos Neuhaus y Félix Jiménez entre los postulantes. A ellos se suman los precalificados Abel Salinas y Alfonso López Chau.

NO HABRÁ CAMBIO
Precisamente sobre el último de los mencionados, fuentes del Partido Nacionalista Peruano (PNP) indicaron que podría ser reemplazado por otra persona. Sin embargo, en la Comisión de Economía precisaron que solo podían ser postuladas las personalidades ya propuestas ante este grupo de trabajo.
Al respecto, el economista Jürgen Schuldt, mencionado como una de las alternativas que estudia el PNP para ser invitado a postular, aseguró que no había sido consultado sobre esta posibilidad y que, en caso de que le fuera propuesto el encargo, tampoco lo aceptaría.

Se posterga una semana como mínimo. Además, sguen surgiendo más nombres. A Juan Incháustegui ya lo mencionamos en este blog. Ahora surge Jürgen Schuldt. Es llamativo que ningún grupo político tenga candidatos/as mínimamente establecidos y que cambien tanto…

No hay comentarios

Por - Publicado el 15-11-2006

Ahora tenemos un shock educativo. Este el el gobierno de los shocks…
No acaban de dar un shock y ya se inventan otro…
(Ver más aquí)

No hay comentarios

Por - Publicado el 14-11-2006

Muchas veces se escucha que el FMI y el Banco Mundial son instituciones neoliberales, inspiradas por la escuela de Chicago, etc., etc. Pues bien. En el LACEA-LAMES estuvo por aquí Gary Becker, premio Nobel de economía, de Chicago, y esto fue lo que dijo a El Financiero:

Innecesarios para el mundo, FMI y Banco Mundial: Gary S. Becker

Los grandes organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) no son necesarios, ni las recetas que imponen a los países en desarrollo para que mejoren sus niveles de bienestar. De hecho, si no existieran el planeta no estaría peor.

“No soy un fan de los organismos internacionales porque pueden desaparecer y el mundo no será peor. Lo más importante es tomar en cuenta las experiencias que llevaron al desarrollo a los países ricos”.

Los países acuden al FMI cuando tienen crisis en sus finanzas públicas, típicamente porque se les va la mano con el gasto. El FMI contesta el llamado y les dice, “ya, te presto, pero estas son las condiciones”. Los gobiernos aceptan estas condiciones, que no tienen por qué aceptar. Ni siquiera tienen por qué acudir al FMI. Sin embargo, después dicen que los han obligado. Se pierde de vista que en la mayoría de los casos es la irresponsabilidad en el gasto la que produce la crisis. Obviamente, que un país en crisis no puede continuar con las políticas económicas que lo han llevado a la crisis. Esas políticas suelen ser tan populares como dispendiosas. Que te digan que tienes que cortar gastos es antipático, así sea la verdad. Lamentablemente, en muchos casos, el gobernante irresponsable ya no está en el poder cuando viene la crisis, y es el gobierno que le sigue al que le explota y que resulta ser el malo que tiene que cuadrar las cuentas. La gente recuerda con gratitud al irresponsable que sembró la crisis, y acaba por reeligirlo.

Si no hubiera FMI o Banco Mundial, pues tal vez el país en crisis, tendría que recurrir esquemas tipo siglo XIX, como el contrato Grace o negociar directamente con otros gobiernos prestamistas. No estoy de acuerdo con Becker, pero no está demás reflexionar sobre el costo de oportunidad de tener y mantener estas instituciones multilaterales. Creo que los mecanismos del FMI y el BM, perfectibles como son, son más expeditivos que los que habría sin estas instituciones. Mal que bien, la existencia de estas instituciones alivia las restricciones de liquidez de los países pobres, sobre todo en épocas de estrangulamiento financiero. En cualquier caso, es paradójico que Becker resultara ser más radical que mucha gente que se opone a las multilaterales…

Un comentario

Por - Publicado el 14-11-2006

Lima noviembre 2006.
Sala de espera de institución pública.
Para que nadie se equivoque: se siente, se siente. Alan está presente…

En diversas instituciones públicas se va notando la apristización en curso. No son nada tímidos para mostrarla…

Se dice que será en diciembre o enero. Una gran avalancha de cambios. Un desembalse de aprismo en la administración pública. La cosa ya se viene preparando. En diversas instituciones públicas se viene haciendo supuestas evaluaciones de personal, fichaje de gente, que muestre su currículum, que justifique su puesto. Los/as carnetizados/as vienen blandiendo su carnet en mano no a pedir servicios, sino a exigirlos. En estas instituciones algunos/as son y otros no son del partido. Los que no son preguntan a los que son (que generalmente son los jefes) qué hacer con la presión de los carnetizados. En algunos casos les contestan con una sonrisa, como diciendo “es que crees que los chanchos vuelan”. En otros, no contestan nada.

La cosa se mueve y la presión es fuerte. Como en el primer gobierno, no son sólo los jefes los que están bajo presión. No señor. Son todos: los técnicos, los especialistas, los que tienen experiencia, las secretarias, los conserjes. Todos se ven con un pie en la calle. Así es la cosa. El puesto que hoy ocupas es para alguien del partido. No importa que no sepa ni donde esté parado/a. Eso es lo de menos. Estar en el partido de gobierno es más importante que ser especialista en un tema. Así lo hicieron en su primer gobierno, así lo hacen ahora.

Es el mensaje que le damos a las nuevas generaciones. ¿Para qué estudiar? ¿Para qué aprender? ¿Si finalmente los que saben quedan fuera y pierden y los que ganan son los mediocres de carnet, los bien envarados? Pues sí. Así va el gobierno del candidato que no quería ser recordado por la historia como el mal menor (ver Caballo ganador).

No hay comentarios

Por - Publicado el 13-11-2006

Leemos a Julio Velarde en una entrevista en El Comercio“Hubiera preferido saber cuál era mi directorio antes de jurar” :

¿Ha pensado que podrían quedar tres directores apristas, tres de derecha y uno de UPP, quien tendría el voto dirimente?
Así es la política. Yo hubiera preferido saber cuál era mi directorio antes de jurar. Demoré lo máximo posible mi venida, pero había un plazo legal de un mes antes de jurar. Y sí pensé seriamente en no venir, pero al final opté por hacerlo suponiendo que habría una elección sensata de directores al final.

De los seis candidatos que hay (la entrevista se realizó el 7 de noviembre), con cuáles se sentiría…
No, no, no puedo hablar de ellos, por razones obvias. A algunos los conozco bastante bien, a otros no, pero es muy difícil comparar. No puedo decir sobre una persona que va a trabajar conmigo que me parece un imbécil, aunque lo pensara; y no pienso, por si acaso, eso.

Pues sí, Velarde aceptó confiando en que tendría el control del BCR, pero al parecer no lo tendrá. (Y obviamente, que esta entrevista salga en El Comercio que ha editorializado más de una vez el tema del BCR, no es nada casual. El tema importa y mucho). Es García quien quiere tenerlo y, por lo visto, lo tendrá. Claro que Velarde, ni corto ni perezoso, algún esfuerzo ha hecho en evitar perder la partida. Estando de viaje en Colombia y todo, logró proponer y colar a Beatriz Boza como parte de la terna de nominados por el congreso. Sí, señor. Estamos ante un inside job. Velarde necesita mayoría. Ya no es un tema técnico, sino político, pues el congreso tiene que dar el visto bueno. Beatriz Boza cuenta con el apoyo incondicional de Keiko como de la gente de Flores. Es el sector que le entra. Beatriz es una figura capaz, que bien podría ser presidenciable, pero necesita no perder visibilidad y vigencia. Entrar al BCR podría interpretarse como un intento en esa dirección. Sólo que ocurre que el cargo de directora del BCR no es para tener visibilidad o hacer carrera política, sino para hacer política monetaria. Pero, en fin, cada uno/a hace sus propios cálculos.

La jugada de Velarde llegó lejos, pues una distraída Mercedes Cabanillas dejó pasar la terna en el congreso. El resultado fue algo sorpresivo. Se sabía que los de UN querían su puesto, y que los fujimoristas se lo disputaban. Lo inesperado fue que hubiera una candidata de consenso entre estas dos fuerzas. Pues sí, lo hicieron y llamaron la atención, no sólo de la prensa sino del propio presidente, quien le dijo vela verde a Cabanillas. Ahí comenzó el contraataque de García. No es fácil hacerle una maniobra así al jefe. La votación final se posterga y en el interín sale Beatriz.

García no está dispuesto a ceder el control del Banco Central de Reserva del Perú a nadie. Está muy claro. Quiere el aura de gente como Velarde, pero no confía en lo que puedan hacer. (Lo hemos comentado extensamente en este blog). Ya es un tema de línea oficial del partido, expresado a través de su secretario general, Claude Maurice Mulder Bedoya:

”(Si entra un neoliberal más al BCR) probablemente haya una política monetaria desvinculada de proyectos nacionales. El Banco Central tiene que ser autónomo. (El riesgo es) que pudiera haber una política monetaria que, en algún momento, pudiera entrar en colisión con políticas nacionales, económicas y financieras del gobierno”.

Como, esta vez, bien comenta Aldo Mariátegui en Tres tristes tigres:

La de Mulder es de campeonato. Por un lado, el BCR debe ser autónomo y, por otro, pide que esté en sintonía con “proyectos y “políticas nacionales”. Oiga, la labor del BCR es simplemente que no haya inflación, esa maldición que otrora ustedes nos regalaron en cantidades industriales. Punto. Sobre todo eso gira la política monetaria. Y eso no es “neoliberalismo”; es primer ciclo de Economía. Más bien está quemando a su candidato abierto (Abel Salinas) y al escondido (Juan Candela), porque está dando a entender que éstos están a favor de sandeces económicas.

Bueno, él lo pone en su muy peculiar estilo (y sin mencionar a Beatriz). Rescatemos que las funciones del BCR son:

  • que no haya inflación, y
  • la investigación económica (el BCR podría hacer mucho, al igual de lo que ocurre en otros países, por mejorar la investigación y por la enseñanza de economía en el país).

Y evidentemente, lo que dice Mulder es una contradicción: ¿¿¿política monetaria y proyectos y políticas nacionales??? Pero claro, no nos quedemos en el absurdo que significa. Simplemente démonos cuenta que quieren controlar el BCR. Es una mala señal.

Estas son las dos fuerzas en conflicto: un partido de gobierno que quiere el aura de credibilidad de los técnicos y políticos de UN y el fujimorismo, y estos últimos que ponen precio a sus servicios y reclaman un poder real y no meramente figurativo. En este caso, al parecer no hay trato. Alan García definitivamente no quiere a Beatriz Boza, quiere alguien que sepa, quiere a un ingeniero, prefiere a el Incháustegui, a quien apoya Alianza Parlamentaria (el grupo que no le entra): Frente de Centro, Perú Posible y Restauración Nacional.

Y también, con el apoyo de Keiko, este y otros desplantes y ataques no se quedarán así y en algún momento los fujimoristas se la cobrarán a García como a su partido. Es una primera fisura en una frágil alianza que suena que durará muy poco.

Desde el punto de vista del país, definitivamente conviene un Banco Central bien lejitos de Alan García. En tal sentido, obstaculizar la labor del director para que dirija la institución es contraproducente. Dos cocineros queman la comida. Si Julio Velarde no forma mayoría, si dirige un institución bloqueada por sus propios directores, pues será una mera figura decorativa y los mercados no tardarán en enterarse y sacar sus conclusiones. Los políticos deberían buscarse otro teatro de operaciones para sus luchas partidarias y poner a gente capaz en el banco central. Si no querían a alguien “neoliberal” o que el banco central no tome ese rumbo, pues no haber nombrado a Velarde y punto. Haber llamado a los apristas de la cantera y a ver cómo reaccionaban los mercados. Si hubo consenso en que Julio Velarde sea director, pues déjenlo dirigir.

No hay comentarios

Por - Publicado el 12-11-2006

Quienes abrigaban alguna esperanza sobre el cambio de García, se han ido y se están desencantando poco a poco. El último desencanto lo encuentro en Nuevo caballazo a la vista de Mirko Lauer. Bueno, los más cercanos y más débiles son los primeros en caer.

Por otro lado, hay un sector de la derecha que le entra. Le entró a García en su primer gobierno, a Fujimori, a Toledo, y ahora le entra al renovado García. Ellos han ido cambiando y dando la espalda a cuanto gobierno o candidato/a (Bedoya, Vargas Llosa, Flores) encumbraran. Eso sí, darle la espalda a ellos como hizo García es intolerable. Otro sector, más principista, más constante, no le entra y ahí queda, sin vigencia, out, apestado/a, hasta que vuelve a ser bueno/a. El caso más notable en esta línea fue el de Belaúnde. La división es clara. Lourdes Flores recientemente ha declarado que los empresarios están “totalmente echados” al gobierno. Leamos Los políticos de los ricos de Álvarez en Perú 21:

(…)los empresarios sienten que AGP es ‘su presidente’ y están encantados con él.
Un caso interesante es el de Arturo Woodman, cuya participación en la plancha de UN fue utilizada por el Apra como la señal de la sólida relación de Flores con los ricos. Hoy, sin embargo, este es funcionario del gobierno aprista, como antes lo fue del fujimorismo.

Leamos, también en Perú 21, a Federico Salazar Lourdes descubre la pólvora:

La ex candidata, con retraso de algunos siglos, descubre la pólvora. ¿Ha habido algún gobierno durante el cual los empresarios no hayan coqueteado con el gobierno de turno?

El único tema es que no todos los que están “totalmente echados” son empresarios. Algunos son políticos, otros son periodistas, otros son intelectuales. En fin, el tema es que ya hay señales de desencanto y esto porque el gobierno los está desencantando. Los/as que se suben al carro comienzan por ser los/as vivos/as del paseo, para acabar siendo los/as más tontos/as…. Los/as tontos/as y apestados/as recuperan su prestigio. Fue el caso de Mario Vargas Llosa, impopular durante Fujimori, pero a la larga de gran reputación. Los hermanos/as pródigos/as acaban por reconciliarse, no importa por cuánto tiempo se desaparezcan o lo que hayan hecho en su ausencia.

La cabra tira al monte; el caso de García y de su partido es un ejemplo de ello. Por motivos electorales y de darse una credibilidad de arranque la disimularon y no tan bien. Pero el tiempo apremia. Las cortinas de humo se agotan y hay que mover ficha. No se llega al gobierno para darle el poder a otros, y lo que ocurra con esa entelequia abstracta, para ellos, que se llama país, cual Clark Gable a Victoria Leigh, les importa un comino. Veamos

  • Los rasgos de autoritarismo e imposición no son gratuitos. Vienen de una idea muy arraigada entre los apristas: la de haber sido muy blandos en su primer gobierno. Para corregir el error, en estos tiempos no quieren mucha oposición. Mejor es aprender de la experiencia y pecar por exceso que por defecto, que igual saldrán perjudicados.
  • El gobierno fracasará con probabilidad cercana a uno. Eso lo saben bien los compañeros. ¿Qué hacer al respecto? ¿Sembrar alguito y dejar algo para después? No. Mejor copar de una vez y arrasar con lo que se pueda. Las prácticas poco transparentes (por decirlo suave) estarán a la orden del día.
  • Obviamente, que esto implica romper el dique de pudor, más táctico que real, impuesto desde arriba del partido. Los carnets ya están listos y bien impresos y se harán valer más a la corta que a la larga. No tiene sentido apostarle a un partido para después no cosechar los triunfos, que no son para nada abstractos sino muy concretos y muy materiales.

Trataré de especular cómo se volteará la tuerca:

  • Como medida inmediata se hará un cambio de vice-ministros que sirvieron temporalmente o nunca sirvieron. Incluso se podría cambiar algunos ministros en diciembre o enero. Esto abrirá las puertas para “reestructurar” algunos ministerios. Posiblemente no se empiece por economía, que todavía va bien. Con esto se dejará escapar algo de la impaciencia de los carnetizados.
  • Este tipo de medida se generalizará en algún momento y llegará a todos los ministerios e instancias públicas. Con ello se perderá la imagen de gabinete variopinto. Posiblemente el ministerio de economía pase a algún joven compañero, alguien quien estuvo comprometido con el partido desde hace ya buen tiempo, pero eso sí, renovado en su pensamiento. Habrá un costo de imagen y posiblemente los aliados resientan el asunto, pero todavía vaya y pase.
  • Y por último viene la deslealtad final, el sinceramiento completo. Algo que acabe de molestar a los que van colgados del micro. En los tiempos que corren no estamos para estatizaciones de la banca ni nada por el estilo. Bueno, la banca, sobre la que tanta pelea había y tan estratégica se veía, cayó por sí sola una década después. De un estado que quería engullirla, se pasó a un estado que tuvo que salvarla…., pero eso es otra historia. ¿Cuál será el sector privado con el que se meta García esta vez? A las mineras ya les dio un susto, igual que al monopolio telefónico. La presión sobre las ONGs, las concesiones a los colegios profesionales y a la asamblea de rectores son manicitos. El sector más fuerte, pero vulnerable, hoy en día es el de las AFPs. Puedo imaginarme a un García con los chicotes cruzados, sufriendo una desaceleración externa agravada por un TLC no firmado, embanderillado por periodistas que se meten con su vida personal, recibiendo dardos desde las izquierdas y las derechas, en sus versiones desencantadas y en sus versiones antagónicas, haciendo una de las suyas, dando un viraje que humille y enardezca a sus espúreos aliados. Metiéndose con las AFPs, metiéndose con la crema y nata de sus cínicos/as trepados/as (¿qué es sino estar con Flores, treparse a García para luego denostar contra Flores?). Ya me imagino el discurso de García: “Les aumenté el límite de inversión en el exterior y se portaron mal, ahora los castigo”.
  • Haríamos mal en pensar (y esto será motivo de otro post) que las malas políticas económicas de García a fines de los ochentas se debieron sólo a desconocimiento de la economía y que ya aprendieron la lección. Veamos sino el caso argentino que explotó a comienzos de siglo y las medidas económicas de Kirchner como nada menos que prohibir las exportaciones de carne prepagando la deuda al FMI para que lo dejen tranquilo. Las locuras económicas se pueden repetir. Lo que vemos como siembra en García no augura buena cosecha. Una cosa es haber recibido una economía en crecimiento y beneficiarse de ella y otra, muy diferente, es hacerla crecer aún más. Con concesiones a las coaliciones de poder, con intervencionismo en entes privados no se crece más. No nos sorprendamos cuando pase de meterse con los manicitos a meterse con los que mueven el billete de verdad. Las campanas doblan por ellos.

Si lo que se vivió a fines del siglo pasado fue una tragedia, hoy será una comedia. Demasiadas interferencias para un país que necesita salir adelante….

Actualización: Sobre Flores una vez más. Leemos a Woodman: Woodman: Cr
ticas de Lourdes son injustas
:

“Es decir que para no parecer echados tenemos que criticar, cuando los empresarios hemos sido tremendamente críticos de García en su primer gobierno. Hoy día, desde mi óptica, no veo razones para ser críticos”, señaló.

Como se sabe, Flores afirmó que los empresarios tienen un comportamiento “totalmente echado” ante el régimen.

Ella piensa que deberíamos estar alejados del gobierno, pero no somos enemigos, hay que trabajar en conjunto. El objetivo, como peruanos, es que el coeficiente de pobreza disminuya. Hay que trabajar en armonía, pues sólo con seguridad habrá inversiones, y con inversiones se disminuirá la pobreza”, enfatizó.

No ve razones para ser críticos….¿Cómo que no? En fin, no hay peor ciego que el que no quiere ver… Ya cambiará.

Por otro lado, ¿resulta que para trabajar por el país hay que estar en el gobierno? En una democracia los partidos que pierden las elecciones van a la oposición y desde ahí proponen alternativas. Es lo más normal y democrático del mundo, especialmente con los que nos pidieron su apoyo para ser vicepresidentes. No es que todos tengan que gobernar.

Definitivamente, este señor, gran pasivo para Flores en la campaña electoral, utilizado por los apristas como tiro al blanco, no se caracteriza por la lealtad. Contrasta con estilos como los de Belaúnde, quien se abstuvo de algunas elecciones importantes, como las de la Constituyente de 1978 y las del Congreso Constituyente de 1992.

Aquí hay un tema, y es que Flores pertenece al sector que le entra, que cogobierna, pero está en una actitud de oposición tanto a García como a su gente. Tendría que buscar reconstituirse internamente primero, y desde ahí jugar su papel de oposición democrática. Debería buscar que sus palabras suenen más a algo constructivo al país que un ataque en solitario contra sus ex-aliados.

No hay comentarios

Por - Publicado el 09-11-2006

Por: Giovanna Aguilar Andía

Finalmente ayer quedó completado el directorio del BCR al nombrarse como directores a: Abel Salinas, Alfonso López Chau y Beatriz Boza. Lo demorado que ha sido el nombramiento de estos tres directores hacía presagiar que traería sorpresas.

El nombramiento de Salinas, aunque ya voceado, no deja de llamar la atención después de su nefasto desempeño como Ministro de Economía durante el primer gobierno de Alan García. Un ingeniero que no lo hizo bien en la cartera de Economía (se acuerdan del Salinazo?).Podríamos esperar que luego de estos años haya aprendido algo de economía como garantizar que ahora la entienda y que consiga desempeñarse bien en el cargo de director de un banco central?, tengo mis dudas…

Otro nombramiento, más sorprendente aún, es el Beatriz Boza como directora del ente emisor. Sin duda, Beatriz Boza es un personaje de trayectoria en la vida política del país. Se desempeñó como Jefe de Gabinete de Asesores en el 2001, como Presidenta del directorio del INDECOPI (1995-2000) y de Promperú (1996-2000), sin embargo, estos galardones no son suficientes para garantizar su buen desempeño en un cargo de vital importancia para la conducción de la política monetaria en el país, en el cual, la formación técnica es indispensable para entender el cómo hacer la política monetaria en una economía.

La Sra. Boza es abogada, bastaría con decir que no es economista, condición necesaria (aunque no suficiente) para cuestionar su nombramiento y su correcto desempeño en el cargo de directora del banco central. Me pregunto cómo va a conseguir entender los debates sobre política monetaria en los que tendrá que participar?, porque, aún siendo economista, uno tiene que estar en el tema para poder ejercer eficientemente tremenda responsabilidad. Algunos podrán decir que ella es muy hábil (y claro que lo es sino no habría llegado a donde ha llegado), que bastará con que se contrate un pool de asesores economistas y que con eso “la hace”, pues creo que no. Así no es la cosa. No le bastará con tener a sus espaldas, a los mejores asesores en temas monetarios porque para ser director del BCR hay que saber de la política monetaria, hay que manejar conocimiento teórico y práctico en economía, esos conocimientos que los economistas aprenden en cinco o más años de formación como tales y que lamentablemente la Sra. Boza no tiene.

Qué lástima que el BCR tenga ahora un directorio tan poco técnico, con profesionales tan lejanos a la economía cuando venimos de tener un directorio casi de “lujo” por la calidad técnica de sus miembros.

Ayer, leía en la lista Macroperu comentarios como:

Que diferencia con el Directorio del BC Chileno donde TODOS son
especialistas con Doctorado en Economia y reconocidos investigadores
de talla internacional: http://www.bcentral.cl/esp/fuyorg/autoridades/

En ese nuevo directorio las únicas personas que tienen capacidad para entender la mecánica de la política monetaria son el presidente, Julio Velarde, y, Pepe Valderrama. El resto de los directos son figuras decorativas… Una elección lamentable que puede conducir nuevamente al país al desastre, hecha en un momento, donde era indispensable un manejo fino de la política monetaria.

Totalmente de acuerdo con ellos. Nuestros vecinos mantienen en los directorios de sus bancos centrales, cuadros de economistas con reconocida trayectoria académica en temas de política monetaria y macroeconómica y que seguramente, representan a las distintas fuerzas políticas de sus congresos, como lo es, en todos los países donde hay un mínimo de sentido común, de responsabilidad y mínimos criterios de eficiencia para delegar la responsabilidad de conducir el destino de la política monetaria.

He leído también hoy en las noticias, las declaraciones de Martín Pérez, presidente de la Comisión de Economía del Congreso y miembro de Unidad Nacional (http://www.larepublica.com.pe/content/view/130483/484/) quien declara que:

…Beatriz Boza estuvo en el Ministerio de Economía e Indecopi y cuenta con una amplia preparación. “Una mujer en el BCR puede hacer mucho”….

Vaya, ahora resulta que “por ser mujer” uno puede hacer mucho por el BCR, qué disparatado suena y además, no entiendo qué se quiere decir con tamaña afirmación. Por ser mujer uno podría hacer mucho???, qué criterios son esos?

Para ser miembro de directorio del banco central el mínimo criterio que debería manejarse debiera ser la competencia técnica de los economistas y no de si se es hombre o mujer.

No hay comentarios

Por - Publicado el 09-11-2006

Leemos a Álvarez en Perú 21:

Nos cuenta sobre la prepotencia en el gobierno, la falta de respeto a la división de poderes, el insulto como lenguaje político. Lo dice muy airado:

Por su parte, el congresista Mauricio Mulder ha señalado que “no va a venir la señora Merino a decirnos lo que hay que hacer, cuando hay varios temas pendientes de aclaración durante su gestión como jefa de la Sunat”. ¿A quién llamamos, entonces? ¿A los que administraron el dólar MUC? ¿A los que construyeron el túnel para que fugue el MRTA?

Finalmente, el tema de fondo es que algunas cabezas calientes del Congreso quieren precisar quiénes pueden -y quiénes no- participar en el debate de los asuntos nacionales.

Eso es lo que denota la ley sobre ONG, al igual que el peligroso proyecto que se elabora en la Comisión de Educación del Congreso para establecer la colegiatura obligatoria para ejercer como profesionales. ¿Tendré que -en contra de mi voluntad- colegiarme en una institución medieval para poder seguir dirigiendo este diario?

Llama la atención que se comience a evocar al primer Alan, al fin y al cabo no tan diferente que al segundo….

En el caso de las ONGs no puedo dejar de decirlo, algunas personas que hoy se ven afectadas por la ley intervencionista y se quejan apoyaron al candidato que hoy es presidente. Una deslealtad más de García. Antes se la hizo a los empresarios. Hoy a los intelectuales que pisaron el palito. Y esto es sólo el comienzo.

Además, al ser el margen con que García desbarrancó a Flores tan estrecho, es claro todo puchito contó su alguito. El apoyo que le brindaron, sobre todo cuando estaba recién peleando su pase a la final, fue decisivo. Todo apoyo, por más pequeño que haya sido, lo fue.

En este blog y en otros espacios lo manifesté desde hace buen tiempo, por ejemplo, ver el artículo con Giovanna Aguilar: El tercer piso del andamiaje (2)

La otra continuidad: Alan es Alan
Junto a las señales que indican continuidad en el modelo económico hay otras que sugieren otra continuidad: el estilo de gobernar de Alan García, característico de su primer gobierno.

…El panorama actual está acaparado por un presidente con actitudes autoritarias y populistas, que minimiza la actuación de sus técnicos, importantes antes de la asunción de mando como señales de cambio y responsabilidad que tranquilizaran a los mercados financieros, una significativa expansión fiscal financiada bajo el antiguo esquema de financiamiento que combina reservas, heredadas del gobierno anterior, con deuda externa. Más que señales de continuidad suenan a repetición de esquemas que para nada hay gusto de volver a vivir. Evidentemente, dado que el gobierno recién está comenzando a ejercer sus funciones a partir de la herencia de una economía saneada, muy diferente a la economía en crisis de los ochentas, las medidas anunciadas no llevan a voces de alerta como hace veintiún años, pero dejan entrever un populismo potencial, todavía desapercibido y solapado.

Su ataque a las ONGs se inscribe dentro de una lógica de control. Por lo que se lee en algunos medios son vistas como la fuente de un rebrote terrorista en el Perú. En el fondo, no se quiere oposición alguna, pues esas ONGs no son otra cosa que espacios donde residen todavía las izquierdas y alguna influencia tienen.

La ley para colegiarse a la fuerza pues se inscribe dentro de la lógica de dar trabajo a los compañeros. Es la lógica del copamiento. Establecer gremios medievales es una medida de lo más contraproducente. Es escamotear a quienes se forman con licencias y permisos inútiles. La tendencia en el mundo es a eliminar todas estas barreras a la entrada al mercado de trabajo y a establecer un sistema donde los/las más capaces tengan acceso a los mejores puestos, no el afiliado al gremio o el que detenta el carnet partidario.

Así estamos. Medida tras medida, con paso lento pero seguro, nos ganamos a pulso la caída de la productividad per cápita que señalábamos en el post Triángulo equivocado.

No es que haya un gran momento en que se hubiera jodido el Perú, como planteaba equivocadamente Mario Vargas Llosa. Se va jodiendo poco a poco, con medidas económicas y políticas contraproducentes, que perjudican a muchos y benefician a pocos…

No hay comentarios

Por - Publicado el 08-11-2006

Pues nada, los últimos tres directores del BCR son Abel Salinas, Beatriz Boza y Alfonso López-Chau. Todos con perfil alto, cada uno/a representando a un sector político, aunque no todos/as muy entendidos/as en temas económicos o de banca central…

Actualización: Algo nos cuenta RPP: Eligen representantes del Congreso ante directorio del BCR

Actualización 2: Bueno este directorio ya está completo. Ya lo habíamos anticipado en varios posts al respecto. Se veía venir un directorio político, poco técnico, variopinto, de perfil alto. ¿Para esto se han demorado tanto? Así no es la cosa. Un banco central no es un minicongreso. Esto contrasta mucho con el criterio seguido para el Ministerio de Economía con Lucho Carranza que dio confianza a los mercados. Si alguna señal se da con este directorio, ésta es negativa. No dar ninguna señal o que a los mercados les dé igual una señal como esta no habla muy bien de nuestras instituciones. Quiere decir que éstas no importan a nadie. Bueno, con criterios como los que se han aplicado en estos nombramientos, no debe sorprender que prefieran poner la vista en otro lado…

No hay comentarios

Página 237 de 251« Primera...235236237238239...Última »