Por - Publicado el 28-01-2007

Hace como quince años envié este mensaje a la red peruana. Es sobre un libro que había leído y me pareció importante compartir el tema con la gente de la Red Peruana, una red que funcionaba por correo electrónico. Era una época anterior a los blogs.

*************************
New York, 24.11.1992

Amigos de la red,

Hace poco conseguí el libro de Alain Hertoghe y Alain Labrousse: Le Sentier Lumineux du Pérou. Un nouvel integrisme dnas le Tiers Monde. Editions La Découverte. 1989. Paris. (El Sendero Luminoso del Perú. Un nuevo integrismo en el Tercer Mundo). La verdad es que no lo compré con mucho entusiasmo, pero tiene algunas cosas que considero interesantes y que quisiera mencionarles.

Se trata de un recuento de los principales acontecimientos del país durante la década del ochenta. El surgimiento de sendero, la represión de las fuerzas armadas, la infiltración de sendero en los sindicatos, la actitud de rechazo de las organizaciones populares hacia sendero (Villa El Salvador, Puno, rondas campesinas, los propios sindicatos).

La visión del libro recoge bastante las interpretaciones de los “senderólogos” peruanos, especialmente de Carlos Iván Degregori.No deja de tener algunos mitos que en Estados Unidos y Europa parecen estar muy arraigados en ciertas esferas. Por ejemplo, el pintar a Miraflores como una zona donde viven los ricos del Perú, descendientes de los conquistadores. (No es el punto aquí, pero más descendientes de los conquistadores son los Morochucos de Pampa Cangallo, una de las zonas más pobres del Perú. Miraflores es más bien una zona donde vive y se divierte una clase media o baja. Los ricos cada vez van menos a Miraflores).

En realidad, el libro es una presentación al lector francés de un enfoque de la problemática peruana. Por lo demás, no dice nada nuevo para el lector peruano, excepto una cosa que pasamos a traducir:

p. 107. “Los contactos con la izquierda y la captura de Mezzich
Alain Hertoghe y Alain Labrousse

Lo que no aparece en los documentos caídos en manos de la policía es que en el curso de la conferencia de julio de 1983 se hicieron críticas muy vivas a la dirección. Algunos dirigentes remarcaron que el mundo campesino de Ayacucho no estaba masivamente sublevado como era esperado y que convenía dar una tregua de uno o dos años para repensar la estrategia de lucha. La mayoría de la dirección, agrupada en torno a Abimael Guzmán, enfrentó deserciones seguidas de ejecuciones. Los disidentes fueron asimilados a la “línea burguesa” que había tomado el poder en China con Deng Xiaoping. Parece que existió una tercera tendencia, que sostenía una posición intermedia.

Algunas semanas más tarde, se produjo un evento probablemente ligado a los debates de esa reunión. Julio César Mezzich tomó contacto con varios partidos de la izquierda legal, sin precisar a sus interlocutores si esa iniciativa estaba autorizada por la dirección o provenía de una de las fracciones del partido, que parecía lo más probable. Nosotros hemos podido reunir informaciones inéditas sobre la génesis de esos contactos, el tenor de los acontecimientos que siguieron, y las circunstancias de la captura de Mezzich, a quien todo el mundo considera hasta hoy como uno de los principales dirigentes clandestinos de Sendero (…).

A pesar de que los diferentes ministros del interior lo han presentado como el número dos de Sendero o su jefe militar, es probable que no haya participado del núcleo de dirección, sino que haya sido sólo un comandante regional, ante todo en Andahuaylas. Uno de sus amigos nos dijo que en los partidos por donde él pasó era un gritón (un empecheur de tourner en rond) que ni Abimael se hubiera atrevido a hacerlo callar.

En 1983, fue Antonio Diaz Martínez, uno de los fundadores de Sendero Luminoso y hasta su muerte presentado como uno de sus dirigentes, que sirvió de intermediario entre Mezzich y la izquierda local. Él enseñaba entonces, bajo un nombre falso, en la Facultad de San Marcos, en Lima. Los contactos fueron establecidos de manera informal entre los viejos amigos o condiscípulos de Mezzich y de Diaz Martínez. Dos reuniones se llevaron a cabo a fines de agosto y septiembre de 1983, y Mezzich fue arrestado el 5 de septiembre, cuando se dirigía a la tercera.

En esta época, la Izquierda Unida veía a justo título en las elecciones municipales que se llevarían a cabo en noviembre un medio de unificar las numerosas organizaciones populares que la respaldaban. Pero ello implicaba una definición clara respecto de Sendero para responder a la estrategia del gobierno que quería asimilarla a los “terroristas”.

Esta es la razón por la cual varios partidos de izquierda aceptaron una discusión con alguien que, perteneciendo a Sendero, por largo tiempo había militado en sus filas. Pero para no comprometer a las direcciones respectivas, ellos encargaron a sus cuadros medios el hacer los contactos.

La primera reunión tuvo lugar el 31 de agosto de 1983, entre doce representantes de partidos de izquierda, y dos dirigentes de Sendero, entre ellos Mezzich. Este último comenzó por explicar por qué Ayacucho había sido elegido ocmo punto de inicio de la guerra evocando razones históricas: resistencia wanka, derrota de los españoles, lucha contra los chilenos. Es a partir de Ayacucho que se habría de forjar la independencia definitiva del Perú y la construcción del socialismo. En lo que concierne a us concepción de la guerra revolucionaria, se divergía sensiblemente del dogma maoísta (evocado habitualmente por Sendero) de cercar las ciudades desde el campo. Para Mezzich, la base de la dominación de la burguesía, articulada al imperialismo, reposaba en la agricultura capitalista, amazónica de un lado, y sobre las minas, de otro. Ayacucho era un lugar estratégico a partir del cual se podía amenazar a la vez a las minas del Norte en Huancavelica y Cerro de Pasco y las del Sur, Tintaya, Cerro Verde, Cuajone. Desde el punto de vista del espacio sobre el cual se desarrollaba la guerra, Ayacucho permitía a la vez avanzar hacia la costa, y replegarse hacia la selva amazónica.

La proposición que hacía Mezzich a sus oyentes era de renunciar a las “elecciones burguesas” que no podían sino frenar la lucha desplegada en los campos y en el curso de la cual se estaban forjando numerosos cuadros. El carisma de Mezzich tuvo impacto sobre varios de los asistentes. La discusión se centró enseguida en la viabilidad de la lucha popular en los Andes. Uno de los participantes s opuso a Mezzich sosteniendo que una población dispersa, mal alimentada, con un desarrollo tecnológico primitivo, no podía en ningún caso ser la base de un movimiento revolucionario.

Una segunda reunión que no contó sino con tres representantes de la izquierda, dos de ellos del PC, tuvo lugar el 2 de septiembre. Mezzich propuso que Sendero se convirtiera en el brazo armado de un movimiento en el que la Izquierda Unida sería el frente de masas. Una nueva reunión fue programada para el 5 de septiembre a las cuatro de la tarde. El taxi al que había subido Mezzich para reunirse fue arrestado por una patrulla de la policía que parece haberlo detenido e identificado inmediatamente, lo que dio a pensar que había sido vendido. Difícil de saber si por uno de los participantes o por Sendero.

La informaciones fueron probablemente dadas al Diario – que en esa época era dirigido por simpatizantes de la Izquierda Unida.- por aquellos que tenían la reunión con Mezzich: el 7 de octubre de 1983 este periódico indicó que él había sido detenido hacía u
n mes en la dirección contra el terrorismo de la PIP. Al día siguiente la información era retomada por la República y otras publicaciones que agregaban que estaba siendo torturado por la marina. El ministro del interior negó este arresto, que jamás fue mencionado por Sendero o sus simpatizantes. Él figura hasta ahora como uno de los líderes más buscados de la guerrilla, y varias personas pretenden – tan exaltante es el culto al héroe – haberlo visto después. Al momento de su arresto, Mezzich sufría de tuberculosis y de anemia: probablemente no resistió la tortura.

Estos contactos, que muy probablemente no fueron autorizados de parte de Sendero, son las únicas conversaciones que han existido entre la guerrilla y la Izquierda Unida. Es por ello, que los militares no han cesado jamás de denunciar la complicidad de esta última con la subversión, y usar esto como pretexto para asesinar a un gran número de sus militantes en el campo.”

Hasta aquí lo que dice el texto. Algunas palabras en francés me faltan y sé que hay inexactitudes de traducción, pero creo haber reflejado el grueso de lo escrito en el original. Un par de comentarios “de contenido”. Hay algunos puntos discutibles en la exposición de loa autores en cuanto a términos “guerrilla”, “lucha popular”, etc, pero no los considero el punto central. En primer lugar, conviene reflexionar sobre la veracidad de la información que da respecto a la captura de Mezzich, y luego las consecuencias que tendría de ser cierta la información. Hace poco salió un artículo, creo que en Caretas, sobre Mezzich y todavía se lo considera como uno de los líderes de sendero. Incluso cuando Guzmán fue detenido se especulaba que Mezzich quedaba libre para seguir con los atentados. Al leer este libro me sorprendió que con tanta seguridad y con tantos detalles se afirme que éste había muerto hacía nueve años. Lo más probable es que la información (no sólo respecto a este punto, sino por el tono general del libro) que los autores publican haya provenido de personas ligadas a la Izquierda Unida, que en toda esta historia sería el grupo menos interesado en que se dé a conocer este tipo de contactos. No sólo por la represión de los militares, sino también por la posibilidad de que alguien que participó en las reuniones haya podido denunciar a Mezzich.

Que de haberlo detenido, los militares hubieran sido capaces de negar una detención de este tipo no sería ninguna sorpresa. Todavía no se sabe dónde están muchos de los desaparecidos. Y encima se sigue ofreciendo recompensa por la captura de Mezzich.

De ser cierto lo que afirman los autores franceses, fíjense en el comportamiento de Sendero. No le importó la detención de uno de sus miembros. Hace poco salió un libro de David Palmer Scott “The Shining Path of Peru”. Es una compilación de artículos de varios senderólogos peruanos y norteamericanos. Se incluye un artículo de Gustavo Gorriti sobre las diferencias internas dentro de Sendero. Hace una analogía con Abimael Guzmán (Stalin) y Luis Kawata (Trotsky). En todo caso, de una organización que sanciona con la ejecución física a los disidentes no se hubiera podido esperar ninguna otra cosa más que el silencio de ser detenido un opositor interno.

Con esta reseña no es que quiera hacer una apología de Mezzich. He tratado de transmitir lo que leí en este libro y algunas impresiones al respecto. Lo que más me llama la atención es cómo, como quien no quiere la cosa, ya tenemos casi trece años de violencia subversiva, y ya se va generando el necesario distanciamiento para evaluar las cosas y cómo empiezan a aparecer algunos entretelones de los procesos que ahora nos afectan. Ya no se puede sospechar de complicidades entre la otrora Izquierda Unida y Sendero (recordemos a María Elena Moyano, y más antes la condecoración de Alfonso Barrantes a la Marina). Sería interesante (obligatorio) que aquellos dirigentes izquierdistas expliquen al país (antes que a periodistas franceses) qué fue de esos contactos. Me interesaría saber si aquellos simpatizantes de Sendero que defienden los derechos humanos de Abimael Guzmán, estarían dispuestos a defender los derechos humanos AUNQUE SEA de sus propios disidentes (ya que no defienden los derechos humanos del dirigente de barrio, del policía asesinado por la espalda, o del transeúnte que pasa por una calle). Las fuerzas policiales no quedan libres de responsabilidad en este caso. No me parece justificable desaparecer a una persona y luego pedir recompensa por su captura. En todo caso, esperaría una aclaración. Quisiera finalizar señalando cómo en este caso habría una tácita complicidad entre Sendero, los militares y la Izquierda Unida, en mantener silencio sobre lo ocurrido. ¿Una paradoja más de la historia peruana reciente?

Atentamente,

Silvio Rendón
New York University

*************************
En esa ocasión este mensaje sólo tuvo dos reacciones por email. En una alguien sostenía que Alain Hertoghe y Alain Labrousse no eran fuentes autorizadas, que sólo se dedicaban a ir de país del país contando el cuento de la revolución. En otro mensaje, alguien decía que por qué se habla tanto de Sendero si sólo es detrucción y muerte, “¿O es que ustedes son senderistas por computadora?”. Eso fue lo único. Por lo demás el tema Mezzich, y sus contactos con la izquierda legal, quedó allí enterrado. El caso tampoco fue motivo de investigación por la CVR. Al menos en el informe final no se ve nada.

Con el paso del tiempo la versión dada en este libro en mi opinión no ha hecho sino adquirir una mayor credibilidad, en medida similar a cómo este tipo de hechos, muy conocidos en ciertos ambientes, ha quedado enterrado en un conveniente olvido.

Más sobre este libro aquí. Hay también una edición brasileña y otra alemana: “Die Koksguerilla. Der Leuchtende Pfad in Peru” (La guerrilla de la cocaína. Sendero Luminoso en el Perú). Curiosamente, en el extranjero el público en general parece tener un acceso más amplio a informaciones que en el país sólo manejan algunos/as.

16 Comentarios

Por - Publicado el 27-01-2007

Complementando a Exitosa Manifestación en la Plaza de Armas, al parecer hubo más gente de la que se dijo inicialmente. Me lo comentan así:

Te comento que tengo reportes de una madre que representó y que acudió a la marcha aquella que convocaron el dia de ayer que fueron no 50 sino como mil personas las que acudieron.

Adelante estuvieron los universitarios, ella me indica de San Marcos, Cantuta, Ricardo Palma, de otras Universidades Particulares etc. Pero hubo mucha más gente. Hubo trabajadores de varios sindicatos obreros y de trabajadores (con sus letreros e.g. de transportes, de construccion civil). Por lo menos de tres gremios incluído del sindicato de comerciantes. Hubo religiosas con letreros que decían “solo Dios nos puede quitar la vida”. Y hubo personas como ella, quien es una pobladora del populoso barrio de los Olivos. Me dice que los universitarios estaban adelante, pero la masa atrás. Fueron los universitarios quienes adelante recibieron las palizas, pero el pueblo estuvo alli. Y de ahí todo mundo ya corrió, poniéndose a buen recaudo. Quizás porque estuvieron adelante los jóvenes no vieron que habia mucha gente a sus espaldas. Esto me hizo reflexionar. La señora fue de motu proprio. Había ido a hacer compras al centro y se pasó ahí. Me dice que los gritos eran: “Abajo la Pena de muerte” “luchar por la vida” y “luchar por la humanidad”.

Entonces:

  1. Si no se hubiera reprimido la manifestación, no estaríamos hablando aquí de cuatro o cinco decenas, sino de al menos mil personas. La gente que ya estaba se hubiera podido congregar y, más aun, habría llegado más gente aún. Tal vez se hubiera podido tener un punto alternativo para la manifestación, un plan B.
  2. La causa contra la pena de muerte es compartida por muchísima gente, en todos los estratos sociales y de formas de pensar diferentes. No hay que dejarse impresionar por las manifestaciones de acarreados de García. En la sociedad un gran pero gran sector se opone la pena de muerte. Es comprensible que al ser una manifestación algo espontánea no se haya tenido en cuenta que más gente podía aparecerse. Pero sí, lo hicieron. Hay más gente: obreros, comerciantes, religiosas, amas de casa. Silenciosos/as, pero presentes. Como para reflexionarlo.

Como para que los/as organizadores/as lo evalúen. Es un punto muy importante. Un éxito que puede llevar a más éxitos en el futuro…


Tomado de Sólo la muerte puede entrar a Palacio.

Las palizas por delante impidieron ver a la gente que estaba por detrás.

No hay comentarios

Por - Publicado el 26-01-2007

Según nos cuenta Desde el Tercer piso 4 decenas de gatos asistieron a una manifestación contra la pena de muerte. Quisieron ejercer su derecho ciudadano, en forma libre, consultando sólo con su conciencia. No es gente inocentona. Sabían lo que iba a pasar: los iban a desalojar. No les importó. Hace exactamente una semana sí dejaron manifestarse a quienes se manifestaron, acarreados algunos de ellos, a favor de una peligrosa cortina de humo.

Nos lo cuentan también los/las blogueros/as

Algunos medios lo cubren así:

Sí, los desalojaron. Un policía se lo dijo a un estudiante: “Tú sabes que esto es político”.


Tomado de Sólo la muerte puede entrar a Palacio.
Estudiante siendo impedido a su derecho de libre expresión.
¡Déjenlo en paz! ¡Sólo quiere ejercer su derecho! Igual que la semana anterior otros lo hicieron.
Las leyes no pueden tener un doble rasero: para los acarreados por García la Plaza de Armas; para sus opositores, prohibición de manifestarse. Estamos ante una violación del derecho a la libre expresión.

Sin embargo, esta manifestación fue un éxito. Logró lo que podía lograr. La métrica para evaluarla no es el número de personas que asistieron, sino el hecho en sí. Una acción concreta vale más que mil palabras. Y hemos visto una acción. Los que fueron estuvieron determinados a manifestarse, no a suspender su acción. No les importó haber sido algunas decenas. Este es un primer éxito.

Toca entender que no estamos ante una gran crisis de credibilidad del gobierno de García. No es la destitución de los magistrados del Tribunal Constitucional. Es un gobierno que recién comienza y sin embargo, las fisuras se le están abriendo demasiado rápido. Es un gobierno que acaba de incumplir su plan de acción de 180 días. Está recurriendo abiertamente a cortinas de humo, su protección a Fujimori va quedando fuera del armario, se evidencia un gran desorden en el manejo de los asuntos del gobierno, el copamiento de cargos públicos va en curso y es rochoso. Esta manifestación no augura nada bueno para García. Quienes ejercen el poder saben muy bien que no hay descontento pequeño que puedan subestimar. Los cuarenta que se manifestaron tienen las de ganar, no las de perder, porque han demostrado en los hechos la vulnerabilidad del gobierno de García, que ya se puede ir preparando a tener más de estas manifestaciones. Segundo éxito.

Esta es la primera o una de las primeras manifestaciones convocadas por la internet en el Perú. No es que haya mucha experiencia en el asunto. Toca afinar cosas para mejorar este poderoso medio de comunicación. Una vez más, se hizo. Es todo un éxito haber pasado de los pixeles a la realidad. Vendrán muchos más.

Finalmente, por ahora, si bien se movilizaron 40 personas, somos muchos más los que seguimos los hechos. Son muchas más las conciencias libres las que nos movilizamos. Gente que opina, expresa, se forma una opinión y contribuye a formar opinión. La iniciativa consolida una idea-fuerza y anima a insistir en una causa justa.

Creo que los/as organizadores/as y participantes se merecen todo nuestro reconocimiento y respeto. Cada uno de ellos representa a varios de nosotros que no estuvimos. Que sepan que no están solos. Para nada. Su acción fue un completo éxito. Quiero devolverles el mensaje de esperanza que nos han dado.

Actualización: Leemos en CPN Radio:

Sin embargo, la semana pasada abrieron las puertas de Palacio de Gobierno para quienes respaldaban la pena capital
Policía saca a golpes a manifestantes contrarios a pena de muerte de Plaza de Armas

CPN RADIO 26 ene| Doble trato. A empujones y a golpes un grupo de manifestantes fue desplazado por efectivos de la Policía Nacional cuando se encontraba en la Plaza de Armas, expresando su protesta contra la eventual aplicación de la pena de muerte.

Los cerca de 60 agentes del orden replegaron a los activistas, en su mayoría jóvenes, hacia la avenida Camaná del centro de Lima para evitar que se acercaran a Palacio de Gobierno.

Sin embargo, la semana pasada, otro nutrido conjunto de personas llegó tranquilamente hasta la Casa de Pizarro para expresar su apoyo al jefe de Estado, Alan García, sobre la posibilidad de establecer la pena capital a los terroristas y a los violadores de menores de edad.

García Pérez propuso la aplicación de la pena de muerte para los violadores de niños que provoquen su muerte, pese a que hace unos días el Congreso de la República desestimó una propuesta similar para los terroristas.

Y El Comercio: Manifestantes contra la pena de muerte son repelidos por la Policía.

Es muy simple: o dejan que todos se manifiesten en la Plaza de Armas o no dejan que nadie lo haga. El doble rasero no es justo. El presidente de la república debe dar el ejemplo y no lo está haciendo…

Actualización 2: Ver: Exitosa Manifestación en la Plaza de Armas (2)

No hay comentarios

Por - Publicado el 26-01-2007

Supongamos que se promulga una nueva ley que impone la pena máxima a los violadores y asesinos. Siendo generosos con la política adoptada, supongamos que la mayoría de ellos reacciona ante la nueva ley dajando de cometer el delito. Pongámonos en el escenario de que para al menos a uno, entre los cientos de violadores, la pena de muerte no logra disuadirlo de evitar su crimen. Luego de haber cometido el crimen, el victimario está en condiciones de asesinar a su víctima y en estas intancias sí es racional.

Caso A: (sin pena de muerte)

El victimario sabe que ya cometió el crimen y tienen un probabilidad p de ser encontrado y ser sentenciado a T años de prision. Si asesina a su víctima la probabilidad de ser encontrado es sólo una fracción de p., supongamos l0% de p (el número no interesa); pero si es hallado culpable, la pena sería de, supongamos, 3T años.

Entonces, el victimario se enfrenta a un dilema: reducir las probabilidades de ser hallado con el costo de incrementar la pena de ser encontrado.

Caso B: (con pena de muerte)

El victimario sabe que ya cometió el crimen y tienen un probabilidad p de ser encontrado y ser sentenciado a muerte. Si asesina a su víctima la probabilidad de ser encontrado es sólo una fracción de p., supongamos l0% de p (el número no interesa); pero si es hallado culpable, la pena sería la misma.

No hay dilema alguno para el victimario, a menos que realmente le apene asesinar a su víctima (algo poco probable).

Se me ocurre que de los 400 casos de violación en el Peru, en el mejor de los casos, 380 serían disuadidos por la imposición de la pena de muerte. De los 20 restantes, asumamos que a 5 se ponen en una situación racional y sólo 1 toma la decisión, ahora sí racional y descorazonada de asesinar a la víctima. Haga usted las cuentas que quiera. Quédese, si lo considera, con un pequeño incremento en la probabilidad de que esa víctima sea asesinada.

En cualquier caso, la pena de muerte no resiste análisis lógico alguno. No es necesario remitirse a los múltiples de estudios hechos en EE.UU. que comparan la criminalidad entre estados que tienen y estados que no tienen la pena de muerte. La proporcionalidad de la ley tienen una lógica, que data desde hace miles de años. Si no fuera así, el principio del código de Hamurabi sería “vida por ojo, vida por diente”.

No hay comentarios

Por - Publicado el 26-01-2007


Hoy:
algunos políticos en plan de sacar tajada de la pena de muerte

Hace diez años:
miles de estudiantes movilizándose por el estado de derecho

Es lo que toca. El país todavía tiene muchas reservas morales.

Una vez más. Me adhiero a esta convocatoria: HOY ES EL DIA: ¿SOLO LA MUERTE PUEDE ENTRAR A PALACIO. No estaré presente en la plaza, como me gustaría, pues no resido en el Perú, pero desde aquí manifiesto todo mi apoyo a su realización. Felicito a los organizadores y les deseo un gran éxito.

(Hacer click en la imagen para agrandar)
La pena de muerte en el mundo. En el Perú había pena de muerte (Ver este especial de La República). Más aún, se televisaban las ejecuciones (igual con algunas partes cortadas). Me acuerdo. Sí, señor. Esa era la realidad en el país. También era real que el poder judicial se equivocaba, o mejor dicho, cedía ante la sed de venganza. Como en el caso de Jorge Villanueva, las evidencias no daban para declararlo culpable y menos para aplicarle tamaño castigo. Errores de tipo 1 como cancha…..
(Error de tipo 1: condenar a muerte al inocente.
Error de tipo 2: dejar libre al culpable.
Nos vale madre condenar a muerte al inocente, no sea que se nos escape algún culpable. Al estilo de Simon de Montfort: “Mátenlos a todos; Dios reconocerá a los suyos”.)

Actualización: Tampoco es cierto que la sed de venganza sea universal. Hay quienes no lo ven así, como los Amish en EEUU, país donde en muchos estados existe la pena de muerte. Esta comunidad sufrió un asesinato masivo en una de sus escuelas. Su reacción fue preguntarse: ¿Qué podemos hacer para ayudar a la familia del asesino? Verlo aquí: What the Amish are teaching America.

No hay comentarios

Por - Publicado el 24-01-2007

Hace ya un año de este hecho:

La Eurocámara apoya la extradición de Fujimori a Perú

Derechos humanos – 19-01-2006 – 05:01
El pleno del Parlamento Europeo aprobó hoy una resolución en la que apoya la extradición de Alberto Fujimori a Perú, que ya ha sido solicitada oficialmente, para garantizar que comparezca ante los tribunales y responda de los cargos que se le imputan.

Alberto Fujimori, que presidió Perú entre 1990 y 2000, está acusado de aproximadamente 22 cargos en su país por violaciones de los derechos humanos y corrupción, y además el Congreso y la Junta Electoral le han prohibido presentarse como candidato a cargos públicos hasta 2011.

En Europa es unánime. En esto no hay división entre izquierdas y derechas:

En un debate previo a la aprobación de esta resolución parlamentaria, el diputado español Luís YAÑEZ-BARNUEVO (PSE) manifestó que la extradición de Fujimori seguramente tendría lugar debido al gran número de indicios y pruebas sobre casos de tortura y asesinato ocurridos durante su gobierno. En su opinión, el hecho de que el Parlamento apoye la extradición ayudará a crear “un clima y un ambiente internacional y binacional en la buena dirección, entre ambos países, cuyas relaciones no son fáciles”

Por su parte, José Ignacio SALAFRANCA (PPE) pidió el envío, por parte de la Unión Europea, de una misión de observación electoral a las próximas elecciones presidenciales del país andino “para dar testimonio de solidaridad por la causa de la consolidación democrática en Perú“. En relación al texto de la resolución, el diputado señaló que “en un Estado de derecho nadie puede ni debe estar por encima de la ley”.

Sean socialistas o populares (u otras tendencias politicas), los representantes europeos repudian la corrupción y las violaciones a los derechos humanos. No quieren saber nada con gobiernos sucios que cometen crímenes. Tampoco quieren saber nada con aquellos que protegen a exgobernantes como Fujimori.

Fuera del Perú la ven muy diferente que dentro, donde este tipo de gobernantes (e incluso políticos pescados recibiendo sobornos) todavía gozan de aprobación, como que siguen gobernando …

No hay comentarios

Por - Publicado el 23-01-2007

Lo bueno de participar de una discusión que ya fue es que se puede revisitar algunas cosas con los ánimos más calmados. Estuve al tanto del debate de algunos colegas como Hugo Ñopo, por quien tengo un gran aprecio como colega y como persona, quien cuestionó las estimaciones de la CVR, asesorada por Patrick Ball y su EMS (Estimación de Multisistemas). Incluso me enteré de esta discusión algo tarde, a través de la lista Macroperú. Eso sí, recuerdo haber leído la respuesta defensiva y de autoridad de Patrick Ball a Hugo Ñopo. El Sr. Ball no estuvo fino, para nada. (Ver más aquí) y aquí).

Para quien no está en el tema, debido a otras dedicaciones, resulta muy costoso meterse en todos los detalles de un tema tan delicado como este. Fue y es mi caso. Sin embargo, creo que la madre de la controversia está en este simple y revelador cuadrito:

Hacer click para agrandar el cuadro. Fuente. CVR: Estimación del total de víctimas

El debate se ha centrado, lamentablemente, sobre tres celdas de este cuadrito, aquellas donde aparecen dos signos de interrogación “??”, es decir sobre la extrapolación realizada (si se debía hacer o no y cómo se la hizo). Pues sí, lo que se hizo es discutible, como todo lo que se hubiera podido hacer.

Sin embargo, sin entrar todavía al tema de la extrapolación, quedándonos solamente con el trabajo de documentación, encontramos cosas reveladoras:

  1. La CVR documentó una gran cantidad de víctimas no documentadas previamente.
  2. Estas víctimas cayeron fundamentalmente a manos de Sendero Luminoso.

Puesto de otra manera, la imagen de la guerra interna sin CVR hubiera sido:

  1. de una cantidad de víctimas mucho menor que la documentada por el trabajo de la CVR.
  2. que fueron los agentes del estado los principales victimarios.

En el cuadrito mencionado, se usan tres fuentes que llevan la cuenta de las víctimas mortales por victimario: la Defensoría del Pueblo (DP), Organizaciones de Derechos Humanos (ODH) y la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR). Veamos punto por punto:

  1. A los 8898 casos documentados mediante un duro trabajo de años por la DP y las ODH, se añaden 15794 casos descubiertos por la CVR, desconocidos hasta entonces, con lo que se llega a documentar 24692 casos. Es una gran cantidad (el número de víctimas documentado aumenta en 177%) para el año y algo de trabajo de la CVR. Aquí no hay técnica estadística en juego. Todo es recopilación de información.
  2. La CVR encuentra 3888 nuevos casos victimados por agentes del estado, sobre los 7676 casos que había antes (un aumento de 51%). En cambio añade 8768 casos victimados por Sendero Luminoso frente a los 475 documentados previamente (un aumento de 1846%). Encuentra también 3138 nuevos casos victimados por “otros” (MRTA, rondas) a los 747 conocidos anteriormente

Para que este punto quede más claro veamos los datos según organismo:

Defensoría del Pueblo: Estado: 95%, Sendero 2.5%, Otros 2.5%.
Organismos de Derechos Humanos: Estado: 84%, Sendero 6%, Otros 10%.
CVR: Estado: 34%, Sendero 49%, Otros 17%.

Aquí hay varios casos repetidos. Veamoslo sin repetición:

Casos ya conocidos por la DP y ODH: Estado: 86%, Sendero 5%, Otros 9%.
Casos nuevos de la CVR: Estado: 25%, Sendero 55%, Otros 20%.

Con esto las cifras totales de casos documentados son:

Casos documentados por la CVR, DP y ODH: Estado: 47%, Sendero 37%, Otros 16%.

Hasta aquí la documentación. Los dos resultados son muy elocuentes y muy expresivos pues contrastan fuertemente si no hubiera habido CVR, que documenta una gran cantidad de casos victimados por Sendero Luminoso y por Otros (MRTA, rondas, otros).

Me imagino que cuando se constata que hay una enorme cantidad de casos omitidos, viene la pregunta, ¿cuántos más se podrían estar omitiendo? La CVR o cualquier organismo tiene un presupuesto limitado. No puede cubrir todo el teatrod de operaciones de la guerra. No puede ir a todos los pueblos, caseríos o anexos de un distrito. Tal vez ni siquiera puede ir a todos los distritos. Entonces vienen las cuestionables técnicas estadísticas. Se tiene que extrapolar y hacer supuestos inevitables, tan inevitables como los cuestionamientos. Las preguntas que subyacen a estos supuestos serían:

  1. “Si en un par de años de trabajo con un presupuesto limitado el número de víctimas aumentó en 177%, ¿en cuánto más podrían seguir aumentando si se sigue documentando?
  2. “Si la cifra de víctimas muertas por Sendero aumentó tanto, ¿cuánto más podría aumentar si se sigue trabajando?

Curiosamente, el incremento entre el número de víctimas estimado (67756 casos) y el documentado por la CVR (24692) guarda una distancia parecida con el incremento en el número de víctimas documentado por la CVR (24692) sobre el existente previamente (8898). Se trata de un aumento de 174% sobre la cifra total de casos documentados , es decir, prácticamente extrapolan el aumento de la documentación de casos por la CVR. Algo parecido ocurre en términos relativos:

Casos imputados por la CVR: Estado: 21%, Sendero 51%, Otros 28%.

Con esto los “??” del Cuadro 3 son: Estado: 8894, Sendero 22088, Otros 12082.

Harta imputación.

Como se documentó relativamente más casos victimados por Sendero Luminoso, si se extrapola esta variación, pues aumenta la participación de Sendero dentro del total de casos victimados. Sí, esto ocurre, pero fijémonos que la más grande omisión viene por el lado de “Otros”, con una participación incluso mayor que la de los agentes del estado.

Así, los porcentajes finales fueron:

Casos estimados por la CVR: Estado: 30%, Sendero 46%, Otros 24%.

Sí, es claro que la imputación de casos omitidos no lo hicieron con un solo cuadrito. Lo hicieron en forma estratificada, lo cual sólo quiere decir que tenían muchos de estos cuadritos. Teniendo en cuenta esa generalización, pues se mantienen los dos puntos aquí analizados.

Creo que el debate se ha centrado demasiado en la extrapolación, que es cuestionable por definición. Estamos hablando de proyecciones y para hacerlas hay muchos métodos: se cambia un supuesto y baja o aumenta el número de víctimas a la vez que cambia la composición de los victimarios. Si a esto le sumamos la suspicacia presente en un tema tan delicado, pues tenemos una discusión servida, que acaba por devorar cualquier tema de fondo. (ver los legítimos cuestionamientos de Hugo Ñopo en este mensaje).

Lo han hecho al revés: en vez de centrarse en los casos documentados se han centrado en los casos extrapolados. El debate hubiera podido centrarse en el ingente tra
bajo de documentación hecho por la CVR.
Aquí sí que se pisa un terreno mucho más firme y los guarismos cuestionan de la imagen que teníamos sobre la guerra interna.

Claro, aquí me refiero a la discusión técnica sobre los números. Los cuestionamientos de los políticos que quieren sacar tajada o de los victimarios en actitud de justificación y sus defensores son inevitables. En términos técnicos, es raro es que no hayan abundado las estimaciones alternativas, basadas en los propios datos de la CVR. Mucha sutileza. Lo real es que método, bueno o malo, los/as peruanos/as tenemos que convenir en alguna figura sobre lo que pasó. Hasta el momento, el mejor trabajo que se ha hecho sobre el tema es el de la CVR. Tal vez en el futuro, esperemos, venga otro trabajo que lo supere, de la misma forma como el de la CVR superó a los anteriores…

Comentarios antiguos

7 Comentarios

Por - Publicado el 23-01-2007

La República publica hoy una nota interesantísima sobre la que vale la pena reflexionar:

Campesinos liberados exigen disculpas públicas

Los ocho campesinos del centro poblado de Chaca (Ayacucho), liberados después de permanecer veinticinco días presos acusados de ser autores de la emboscada en la que murieron cinco efectivos policiales y tres civiles, exigieron ayer al presidente Alan García que se disculpara públicamente por el error cometido.

Fortunato Yaranga Farfán, Wilber Rimachi Ramos, Víctor Yaranga Farfán, Eloy Rojas Ramos, Sabino Yaranga Farfán, Jacinto Huamán Pariona, Alcides Ñaupa Curo, y Glorioso Ochoa Castillo insistieron en que su detención fue injusta pues ninguno de ellos pertenece a Sendero Luminoso y pidieron al mandatario que visite su población para que conozca la marginación y la pobreza en que viven.

Los campesinos dijeron que al momento de su arresto los habían atado “como animales”. Negaron haber sido víctimas de maltratos durante el tiempo que permanecieron detenidos.

Asimismo, se pronunciaron en contra de la pena de muerte, pues, en casos como el suyo, el error hubiera sido irreparable. Los comuneros estuvieron en el Congreso.

En diarios como Expreso, La Razón y Correo suelen calificar la gestión de la CVR como una acción “nefasta” perpetrada por un grupo de “caviares”. La noticia que hoy publica La República me hace pensar exactamente lo contrario: que el Informe de la CVR ha tenido un efecto muy positivo, a saber, el hecho de que finalmente, los ciudadanos peruanos antes marginados han aprendido a hacer valer sus derechos. Estos campesinos no fueron al Congreso a pedir ayuda, ni a hacerse parte de una masa con la cual los políticos demagogos puedan jugar a la caridad. Lo que exigen es justo y legítimo.

A estos hombres trataron de humillarlos y sin embargo han logrado preservar su dignidad. Por eso hoy vinieron a exigir un acto de justicia elemental: que el presidente de la República se disculpe por sus exabruptos. Alan García tendrá que hacerlo porque de otro modo estaría rompiendo con el pacto político que dice defender.


A veces olvidamos que el presidente de la República es el primer servidor de la Nación y que, por tanto, debe ser el primero en reconocer la ciudadanía y la dignidad esencial de los integrantes de nuestra comunidad. El reconocimiento de esta ciudadanía y de esta dignidad debería hacer que sintamos repugnancia por la burda manipulación de las personas más necesitadas para favorecer la ruptura del pacto social que se fundamenta en el derecho y la justicia, no en la venganza. La democracia es el poder de los hombres y las mujeres libres, no la tiranía de las masas. La justicia es el efecto severo y firme de la ley, no el linchamiento.

Me alegro por esta noticia y expreso mis respetos por estos ciudadanos ejemplares de quienes todos deberíamos aprender.

No hay comentarios

Por - Publicado el 23-01-2007

Algunas frases de algunos presidentes peruanos:

  • Luis Miguel Sánchez Cerro: “Salúdeme a su mamacita” (enviando saludos a la reina de Inglaterra, al fin de una visita oficial de su hijo el príncipe Jorge)(recordado por Saki y por Perú en citas)
  • Oscar Benavides “Para mis amigos, todo; para mis enemigos, la ley” (recordado por Victor Vich en este post)
  • Manuel Odría: “Robó, pero hizo obra” (recordado por José Alejandro Godoy en este post).
  • Manuel Prado:”En el Perú hay dos tipos de problemas: los que se resuelven solos y los que no se resuelven nunca
    “Lo malo de ser presidente del Perú es que tienes que dejar de vivir en París” (recordado por Yonel. Ver comentarios).
    .
  • Fernando Belaúnde: “Cualquiera se puede declarar emperador en un desierto” (en el año 1965, al enterarse que había guerrillas en el Perú).
  • Juan Velasco: “Yo sí aguanto la crítica. Lo que no aguanto es la cachita” (contado por Augusto Zimmermann, en “Los últimos días del general Velasco”).
  • Francisco Morales: “Que un hombre que dirija la defensa y otro que dirija el ataque” (dándole instrucciones al entrenador de fútbol, Marcos Calderón).
  • Alan García: “En política no hay que ser ingenuo” (en periódicos aparecidos durante el primer gobierno de García).
    “La hiperinflación se contrae sola” (verlo en Alan García y la Economía).
  • Alberto Fujimori: “¿Para qué vamos a reformar el poder judicial, si ya lo controlamos?” (contado al autor por un/a insider).

¿Qué denotan estas frases? Cinismo, dejadez, autoritarismo. Muy expresivas todas de una forma de ser y de ejercer el poder…

Se aceptan más frases.

No hay comentarios

Por - Publicado el 22-01-2007

Bueno el artículo de Daniel Córdova en El Comercio Las bondades de la migración. Da seis razones para considerar buena a la migración, aunque yo pondría como primera razón la que él menciona como cuarta:

En cuarto lugar, porque la migración le quita presión a nuestro mercado de trabajo, reduciéndose gracias a ella el desempleo y la informalidad. Además, al crecer la economía y haber relativamente menos oferta de mano de obra, los salarios tienden a subir y con ello la calidad de vida de los que se quedan.

Es un alivio para el mercado laboral, lo cual conviene a los que se quedan. Tons, ¿por qué hay tanta preocupación por el tema?

No hay comentarios

Página 227 de 251« Primera...225226227228229...Última »