Por - Publicado el 16-08-2013

“Los Cuerpos de Paz abren una ventana al mundo a mucha gente. Yo pasé por esa ventana y me convertí en presidente de mi país.” Alejandro Toledo, aquí

1. Los “brigadistas” estadounidenses
Los Cuerpos de Paz, organización estatal dirigida por el Departamento de Estado, surgieron en el contexto de la Guerra Fría con el objetivo de ganar simpatías hacia los Estados Unidos en la población de los países más pobres. Era un instrumento para contrarrestar la influencia soviética y revolucionaria en el Tercer Mundo basada en el trabajo voluntario de jóvenes estadounidenses entusiastas por servir a su país. No era un programa para combatir la pobreza en el mundo, sino para combatir la influencia comunista entre los más pobres del mundo.

Kennedy planteó la idea de los Cuerpos de Paz en medio de su campaña electoral contra Nixon, quien no vio con simpatía la idea. Como otros republicanos, Nixon vio el programa como una via alternativa por la cual los jóvenes estadounidenses evitarían hacer el servicio militar. Finalmente la idea prendió entre los electores y los republicanos la apoyaron.

La idea de Kennedy era movilizar el idealismo juvenil estadounidense en combatir al comunismo en el mundo en forma similar a cómo Fidel Castro había movilizado a la juventud cubana, aquí, p.20., en la campaña de alfabetización. En forma similar a cómo miles de jóvenes brigadistas se movilizaron a los rincones más recónditos de Cuba a alfabetizar a la gente más pobre, los jóvenes estadounidenses se movilizarían a los lugares más remotos y pobres del planeta.

Pero claro, resultó que el surgimiento de estos Cuerpos coincidió con la invasión de Playa Girón o Bahía de Cochinos a cargo de la CIA. Con ello, Kennedy apareció como un continuador de las políticas intervencionistas estadounidenses, con intervenciones de la CIA como en Irán o Guatemala, y su creación de los Cuerpos de Paz fue vista como parte de esa misma política. Que lo era.

Diversas fuentes estadounidenses resaltan que no hay ninguna evidencia de vínculo alguno entre los Cuerpos de Paz y la CIA, cual es una acusación usual en muchos países. No obstante, en Bolivia los Cuerpos de Paz fueron pillados en una campaña de esterilización no consentida a las mujeres indígenas, cual ilustra la película de Jorge Sanjinés “Yawar Mallku”. Una investigación de las autoridades bolivianas confirmó lo que la película denunciaba y los Cuerpos de Paz fueron expulsados de ese país.

Carlos Malpica en su libro “El mito de la ayuda exterior”, p. 235-6, dedica un sub-capítulo a la relación de los Cuerpos de Paz con la CIA y la expulsión de éstos de varios países:

En 1961 se organizan los Cuerpos de Paz, siendo su primre jefe Sargent Shriver Jr., cuñado del presidente Kennedy

“Shriver, millonario que hizo su fortuna especulando con tierras en Chicago, era tamién conocido como amigo, confidente y colaborador del antiguo jefe de la Central Intelligence Agency, Allen Dulles. Ambos han trabajado juntos, tanto en la Office of Strategic Services, la Agencia de Espionaje de los Estados Unidos, como en la C.I.A”.

“El récord de Shriver hace mofa de la supuesta instrucción de Kennedy a Shriver en el sentido de mantener a la C.I.A. fuera de ls Cuerpos de Paz”

“Desde su creación en 1961, los miembros del Cuerpo de Paz han sido desenmascarados y expulsados de muchos países africanos, del Medio Oriente y Asiáticos, por actos de subversión o daños. Indonesia, Tanzania, Filipinas y aún países pro occidentales como Turquía e Irán se han quejado de sus actividades” [Malpica cita a K. N. Krumah “Neocolonialismo, última etapa del imperialismo”.]

A continuación Malpica cita revelaciones de la revista Ramparts, ver aquí en castellano, y también aquí, otro artículo de Ramparts aquí y este artículo de Philip Agee, sobre las relaciones entre la CIA y la NSA (National Student Association), asociación a la que pertenecen “casi todos los Cuerpos de Paz” según Malpica. La CIA había estado financiando durante quince años a una organización estudiantil estadounidense que hasta fungía de “izquierdista”. Esta fue una revelación importante en su momento que alertó a los estadounidenses sobre cómo el espionaje gubernamental había penetrado en las instituciones de una sociedad civil, que se asumía como libre.

2. Perú (y el mundo): del Proyecto Vicos a los Cuerpos de Paz
Gerard T. Rice en “The Bold Experiment: Jfk’s Peace Corps” los llama “Misionarios del americanismo”. Efectivamente, estos “Cuerpos” continúan una tradición estadounidenses de misiones, extensionistas y voluntarios del más diverso tipo en países pobres: misioneros religiosos, asociaciones de jóvenes, iniciativas de promoción e investgación privadas, de empresas, fundaciones y universidades, y muchas otras. La diferencia es que estos “misioneros” son organizados por el gobierno estadounidense en una escala mucho mayor.

Antes del surgimiento de los Cuerpos de Paz ya había una presencia estadounidense de trabajo de base (grassroots) en el Perú, notablemente en el experimento mundial que fue el Proyecto Vicos, que vimos en 1950s-1960s, Vicos: la intervención antropológica. Los Estados Unidos veían al Perú, por la opresión de la gran población indígena a manos de la oligarquía, como un país donde podría triunfar el comunismo.1. Los Cuerpos de Paz, en su ámbito de operación, intentan llevar a más lugares del Perú los principios experimentados en Vicos.

En tal sentido Vicos es una experiencia piloto que prepara el terreno, tanto en el mundo como en el Perú, para lo que después son los Cuerpos de Paz. Más aún, la Universidad de Cornell, que conduce el Proyecto Vicos, celebra un convenio con los Cuerpos de Paz, con diversas etapas llamadas Peru I, Peru II y Peru III, por el cual esta Universidad capacita a los voluntarios estadounidenses. Básicamente les comparte la experiencia obtenida en Vicos de “enseñar a los indios autoayuda”, pero esta vez como parte del Plan Nacional de Integración de la Población Aborigen (PNIPA). Los Cuerpos de Paz como el Proyecto Vicos se concentran en “integrar” a la población indígena peruana, enseñándole técnicas y valores “modernos”. Y estos proyectos sirven de modelo para organizar a los Cuerpos de Paz en toda América Latina.2

Emblemáticamente, fueron Allan R. Holmberg, el jefe del proyecto Vicos, y, Paul L. Doughty, su sucesor al mando del mismo, quienes realizaron la evaluación de los Cuerpos de Paz en el Perú. Algo que bajo los estándares actuales sería un claro conflicto de intereses. Por supuesto que la evaluación que hacen es muy positiva en términos de beneficiar a las comunidades indígenas de los Andes, donde se concentra su trabajo. Sin embargo, hay otras opiniones al respecto. En su tesis doctoral Glenn Francis Sheffield, aquí, contrariamente a lo afirmado por los académicos de la Universidad de Cornell, sostiene que la mayoría de voluntarios no logró contribuir sustancialmente a las comunidades donde fueron enviados ni a incrementar la “comprensión mutua entre los pueblos del Perú y de los Estados Unidos” y ratifica que los Cuerpos de Paz trabajaron por cumplir los objetivos de la política estadounidense en el Perú. Sheffield cita reportes internos de los Cuerpos de Paz en que éstos deben trabajar en zonas “políticamente sensibles”, que eran las zonas rurales del Perú, tratando de ayudar a “estabilizar al Perú”, más que en Lima. En sus reportes mencionan explícitamente que Fidel Castro en Cuba surgió de la remota provincia de Oriente de ese país. Otro reporte señala que los Cuerpos de Paz deben trabajar preferentemente en las universidades pues si no se hace algo pronto el ascenso de la presente [en los sesentas] generación universitaria al poder significará “otra Cuba”. (Kennedy a insistencia de su vice-presidente estableció a los Cuerpos de Paz como una agencia independiente dentro del Departamento de Estado, que reportara directamente al este Departamento sin pasar por la “claramente politizada USAID”, según refiere Sheffield. Sin embargo, los Cuerpos de Paz igual tenían que coordinar con USAID y USIS como la misión diplomática de los EEUU.).

Los Cuerpos de Paz eran muy concientes de su misión contra-insurgente y que en el Perú había condiciones para que prenda un levantamiento campesino. Antes de ser enviados a sus países de destino los jóvenes voluntarios eran preparados ideológicamente por académicos notables en “asuntos mundiales, americanismo y comunismo” (ver recorte de la Universidad de Cornell, abajo). Y se nota que estaban en competencia explícita con quienes podían constituir una fuerz insurgente. (Y no se equivocaron, como que por esos años se venían gestando guerrillas en diversas zonas del Perú, que reventaron en junio de 1965).

Además de contrarrestar al comunismo en el Perú los Cuerpos de Paz tenían la misión de ayudar a consolidar al régimen de Belaúnde y de hacerlo bajo los cánones que eran considerados como “modernizadores” para el Perú. Sheffield menciona que la sede de los Cuerpos de Paz en Washington persistentemente rechazó capacitar a los voluntarios que llegaban al Perú en el idioma quechua. El gobierno de los Estados Unidos veía al quechua como uno de los obstáculos para la integración de la población indígena a la sociedad de habla hispana que representaba la “modernidad”. A pesar de que el quechua era esencial en los programas rurales, no se iba a usar. Esta fue precisamente la ideología del proyecto Vicos: convertir al “indio” en un “mestizo” integrado al mercado nacional de habla castellana. Nada de quechua. Y eso fue lo que hicieron los Cuerpos de Paz.

Paradójicamente, como vimos en el post correspondiente, los Cuerpos de Paz fueron expulsados por los comuneros de Vicos. Y los diversos “evaluadores” estadounidenses le echaron la culpa de esa expulsión a Aída Milla, esposa de Mario Vásquez, con un discurso de tufillo machista. El sentimiento antiimperialista en el Peru contra la intervención de los Estados Unidos (los abusos de la IPC, la Cerro de Pasco, el irrespeto a las 200 millas, el veto de EEUU a la compra de aviones supersónicos por el Perú, etc.) había llegado a tal grado que se hacía sentir en la misma Comunidad de Vicos.

Malpica en el libro ya citado, p. 236, se pronuncia específicamente sobre los Cuerpos de Paz en el Perú:

En el Perú, los jóvenes del Cuerpo de Paz, en su mayoría totalmente ignorantes de nuestros problemas, se han limitado a visitar las provincias, aprender el idioma, espiar y más de uno a hacer negocios. Sus contadas incursiones como profesores universitarios terminaron siempre ruidosamente: fueron expulsados por lso alumnos. Si bien la calidad académica de la mayoría de los catedráticos universitarios peruanos no es del más alto nivel, resultaba demasiado humillante el hecho de que jóvenes semi-ignorantes por ser ciudadanos de la potencia dominante del continente, pretendiesen dictar cátedras en idiomas que no dominan y sobre temas que conocen superficialmente. Nuestro subdesarrollo no llega a tanto.

Consideramos encomiable la actitude de los jóvenes peruanos: si a los ciudadanos del país se les exige título para ser catedráticos, igual requisito deben tener los norteamericanos.

3. Monitoreando a los Cuerpos de Paz
Los objetivos de los Cuerpos de Paz según su fundador Sargent Shriver, aquí, y su mandato congresal, eran tres: proveer a países del Tercer Mundo de mano de obra calificada (enfermeros, trabajadores sociales, tejedores, carpinteros, etc.), “ayudar a la gente del Tercer Mundo a entender mejor a los estadounidenses” y ayudar a los estadounidenses a entender mejor a la gente del Tercer Mundo. Las evaluaciones “oficiales” sobre los Cuerpos de Paz arrojan resultados muy positivos de su presencia en el Perú. Pero claro, se trata de evaluaciones no independientes, hechas por los propios directivos del Proyecto Peru-Cornell que capacitaron a los Cuerpos de Paz.

Estas páginas tomadas del reporte de la Universidad de Cornell son muy ilustrativas de los criterios que usaban para evaluar el cumplimiento de sus objetivos.

Se construyen puntajes de “estructura social” antes y después de los Cuerpos de Paz. Se calcula el aumento. El aumento es atribuído a la acción de los Cuerpos de Paz.

Todo objetivo político necesita visibilidad. Los Cuerpos de Paz salían a todo dar en los medios de prensa de la época. La evaluación de Homberg et al. llevaba la cuenta literalmente al milímetro sobre el impacto publicitario de esta organización (tal como en la actualidad USAID lleva la cuenta sobre sus campañas mediáticas en el Perú).

Cada voluntario era micromonitoreado en el cumplimiento de su misión en el Perú. No sólo valían las horas de trabajo, sino las horas dedicadas a la interacción social con “los indios” peruanos. Todo que hiciera Ashley o Alfred quedaba registrado y era parte de la medición

Según esta página del Mincetur, los Cuerpos de Paz influyeron sustancialmente en los tejedores peruanos:

En 1965, llegaron al Perú voluntarios del Cuerpo de Paz enviados dentro del Programa “Alianza para el Progreso” del Gobierno de los Estados Unidos. Algunos llegaron a Ayacucho y trabajaron con los tejedores del Barrio Santa Ana enseñándoles nuevos diseños a partir de los que se hacían en las frazadas.

Desde esa época estas piezas tuvieron un decorado diferente y en vez de los diseños pequeños que se repetían muchas veces en las mantas y ponchos ayacuchanos, se empezó a utilizar un sólo elemento central, como el sol, mariposas, flores, etc. Durante algunos años la producción de tejidos ayacuchanos se limitó a estos diseños.

Sería un efecto duradero de los Cuerpos de Paz. Algo similar habría ocurrido con los tejedores de Juliaca.

4. Expulsión y regreso al Perú
En noviembre de 1975, el gobierno peruano les pide a los Estados Unidos que retiren a los Cuerpos de Paz del Perú. Richard J. Walter en “Peru and the United States, 1960-1975: How Their Ambassadors Managed Foreign Relations in a Turbulent Era” cuenta que el Senador demócrata por Idaho Frank Church comentó al respecto: “Cómo no han podido encontrar a la CIA y expulsarla, en su lugar el gobierno militar se las agarra con los Cuerpos de Paz”. El gobierno velasquista en realidad estaba al tanto de una intervención de los Estados Unidos en el Perú y veía a los Cuerpos de Paz como parte de la misma. No era tampoco inusual que expulsen a los Cuerpos de Paz: en 1985 Rice cuenta que de los 88 países donde operaban los Cuerpos de Paz, éstos fueron expulsados de 40. Posteriormente sólo lograron reingresar a once de éstos.

ToledoCuerposdePazPor 27 años los Cuerpos de Paz no tienen presencia en el Perú hasta que en el 2002 Alejandro Toledo, un hombre que pudo estudiar en los Estados Unidos gracias al apoyo de los Cuerpos de Paz a quienes conoce en Chimbote, los invita a trabajar en el Perú a través de un convenio con el gobierno de Bush, ver For Peru’s Toledo, return of Peace Corps is personal y President Toledo of Peru Attributes Ascension to Impact of Peace Corps, o Cuerpo de Paz de EEUU vuelve a Perú tras 27 años.

Eran nuevos tiempos. Bajo Toledo el Perú vuelve a estar alineado con los EEUU como antes de Velasco. Así lo reconoce el embajador estadounidense en un Wikicable, aquí. Y por otra parte, después de los atentados del 11 de septiembre de 2011, en los Estados Unidos recupera importancia la idea que la gente del mundo tenga una mejor imagen de los Estados Unidos. Los Cuerpos de Paz siguen teniendo como objetivo precisamente que la gente con la que trabajan mejore su imagen de los estadounidenses. Esos son sus objetivos explícitos como que los cuantifican permanentemente., ver aquí, aquí y aquí. Su dedicación es a que la gente pobre mejore su higiene (se lave las manos antes de comer), aprenda a usar cocinas y letrinas mejoradas, etc. Pero, como en los sesentas, lo más probable es que su principal efecto no sea en el desarrollo del Perú, sino en mejorar la imagen de su país en el Perú.

Más de 3,170 voluntarios de los Cuerpos de Paz han estado en el Perú desde que el programa comenzó en 1962. En la actualidad hay 271 voluntarios en el Perú, aquí. Una lista de Voluntarios de los Cuerpos de Paz en el Perú puede verse aquí.

Es una cantidad importante de personas en un largo periodo. Estos voluntarios estadounidenses cubrieron una buena parte del Perú más pobre en una intensidad que difícilmente ha sido igualdada por alguna institución nacional que movilice a jóvenes peruanos. Alguna influencia tuvo (y tiene) en cambiar la forma de pensar de la población peruana más pobre, combatiendo su desafección por el sistema y que se plantee alternativas a éste. Se trata de una intervención masiva de la gente de otro país en el Perú, que bien podría movilizar a los jóvenes peruanos más tecnificados, obviamente en cumplimiento de los objetivos nacionales peruanos. Por supuesto que gobiernos como el de Belaúnde o el de Toledo, basados en el apoyo de los Estados Unidos y la permisividad con sus grandes empresas, tuvieron una opción preferencial por los Cuerpos de Paz, que, para variar, hace algunos años se vieron involucrados en Bolivia en intentos de espionaje y desestabilización por parte de la embajada de los Estados Unidos en ese país.

PS1. La actividad de los jóvenes voluntarios no está libre de riesgos, como ocurrió con estas jóvenes que trabajaron en el Perú, aquí y aquí.


Los Cuerpos de Paz tuvieron su origen en la campaña electoral que enfrentó a Kennedy y Nixon. Kennedy pidió a un grupo de estudiantes de la Universidad de Michigan poner sus esfuerzos para servir en las zonas más pobres del mundo. Este discurso fue el comienzo del programa. Nixon primero lo criticó duramente como una forma de evadir el servicio militar, pero finalmente, ante el apoyo de los jóvenes, tuvo que aceptarlo como una buena idea. Kennedy ganó las elecciones y llevó a la práctica el programa


“América Latina. Continente en búsqueda de estabilidad” reza este mapita publicado en el Reporte anual de actividades de los Cuerpos de Paz en el mundo de 1963. Ciertamente la palabra “estabilidad” tenía un contenido político muy claro en la época de la Guerra Fría
El Perú fue un importante lugar de trabajo para los Cuerpos de Paz, una especie de hub regional de adiestramiento e incidencia de esta organización gubernamental estadounidense. Para 1963 los Cuerpos de Paz ya se estaban trabajando masivamente a las comunidades indígenas peruanas, en proceso de levantamiento contra la propiedad feudal terrateniente. Por esos años en el Perú se venía gestando la insurgencia del MIR y el ELN y los Cuerpos de Paz eran muy concientes de su misión contra-insurgente, como revelan sus documentos internos.

PeruCornellPeacecorps
El Perú fue uno de los países que más recibió y capacitó a los Cuerpos de Paz. La experiencia del Proyecto Vicos fue un almácigo que sirvió para generalizar la presencia de enviados estadounidenses en el Perú y en casi todos los países del mundo.

Película “Yawar Mallku” trata sobre la presencia de los Cuerpos de Paz en Bolivia y cómo esterilizaban a las mujeres indígenas con engaños.

La denuncia de la película “Yawar Mallku” provocó una investigación de las autoridades bolivianas, que acabaron expulsando a los “Cuerpos de Paz”:

SON 127 LOS MIEMBROS DEL CUERPO DE PAZ QUE DEBEN SALIR DEL PAIS

Las fuerzas populares anunciaron que vigilarán la salida de los integrantes del Cuerpo de Paz que hasta ahora ejercieron sus ilegales funciones en el pais. De este modo se pretende controlar la completa expulsion del organismo imperialista, garantizando el estricto umplimeinto de las ledida dispuesta por el gobierno del General Juan José Torres.
Jornada: Diario del Pueblo, La Paz; Martes 25 de Mayo de 1971, aquí.

Los “Cuerpos de Paz” en Chucuito, Puno.

Los “Cuerpos de Paz” en Pisac, Cusco.

David Scott Palmer, en el Perú conocido senderólogo que participó de actividades de la CVR peruana. Fue parte del grupo original de los Cuerpo de Paz en el Perú, aquí, en Ayacucho en particular, como vimos en De Ayacucho a la Escuela de las Américas y luego fue un entusiasta docente de la “School of the Americas” (SOA), que forma a los militares que dan golpes de estado y violan los derechos humanos en América Latina.

PCLagoCoshuro
Los Cuerpos de Paz regresaron al Perú por acción de Alejandro Toledo, él mismo una criatura de los Cuerpos de Paz. Las actividades de estos voluntarios en el presente son similares a las que hacían en los sesentas.
Cuerpos de Paz en Lago Coshuro, Junin, enero 2012. Imagen tomada de aquí.

OpinionsofAmericans
Impacto de los Cuerpos de Paz en el Perú, aquí. Una constante en los Cuerpos de Paz es tratar de mejorar la imagen de los Estados Unidos en el mundo.

PCespiar

Ver noticia completa aquí. Supuestamente los Cuerpos de Paz no realizan ninguna labor de espionaje, como pende la sospecha en muchos países. Sin embargo, hace unos años un funcionario de la embajada de los Estados Unidos en Bolivia fue pillado con las manos en la masa pidiéndole a los Cuerpos de Paz que espiara a los cubanos y venezolanos en ese país. Por esa época, la embajada de los EEUU realizó un obvio y torpe operativo de desestabilización a Evo Morales, que fue cortado por lo sano con la expulsión del embajador de los EEUU, Philip Goldberg. Con esta evidencia quedó claro que el gobierno de los Estados Unidos sigue usando a los Cuerpos de Paz como organización de fachada para espiar y desestabilizar a los países que siguen rumbos no afines a los Estados Unidos.

Y claro:

EU admite que se pidió a becarios espiar en Bolivia
(…)
Vincent Coooper, un funcionario de la misión diplomática de ese país, pidió a becarios de los Cuerpos de Paz (Peace Corps, que reclutan a jóvenes estadunidenses y funcionan con reconocimiento del Departamento de Estado) y del programa de becas Fulbright, espiar a los cooperantes venezolanos y cubanos, según la denuncia hecha por Alex Shaick, uno de los becarios.

  1. Una analista de inteligencia americano apuntó en un informe de mayo de 1963 titulado “Political Prospects of Peru” que “a menos que las fuerzas de la moderación sean capaces de traer un cambio ordenado, el liderazgo radical tendrá probablemente la oportunidad de poner a prueba sus métodos”, ver 1962: el golpe que la embajada americana trató de impedir y no pudo []
  2. Los Cuerpos de Paz en el Perú son organizados por Frank Marciewicz y Jack Hood Vaugh, quienes posteriormente organizan el trabajo masivo de los Cuerpos de Paz en América Latina. []
-

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.