Por - Publicado el 11-04-2012


1. Faverón: “qué mal que Camila no hablara con Yoani”
Recientemente Gustavo Faverón escribió el post A la revolución (como turista) en que criticaba a la chilena Camila Vallejo:

Yoani Sánchez, la heroica bloguera cubana, invitó repetidamente a Camila Vallejo a que, durante su tour por Cuba, se deshiciera por unos minutos del programa construido para ella por la dictadura y aceptara sostener una breve conversación con la cubana. Vallejo no se dio por enterada y eligió ver en Cuba lo que el castrismo le permitió ver.

Famosa por las protestas que condujo en Chile en favor de una reforma universitaria, Vallejo fue a La Habana a hablar ante una asamblea de la Federación de Estudiantes de Cuba, ignorando olímpicamente el hecho de que a los miembros de esa federación les esté enteramente prohibido hacer en Cuba lo que ella hizo en Chile: protestar contra el gobierno.

El dogmatismo ciega y las actitudes ovejunas de obediencia miope (como la de Vallejo ante los Castro) pueden destruir la credibilidad de cualquiera que se quiera presentar como rebelde en el contexto de una nación pero elija como modelo una sociedad policial en la que a ella le resultaría horroroso vivir. Yoani Sánchez merecía por lo menos la solidaridad de Camila Vallejo, merecía por lo menos que la otra la aceptara como interlocutora, pero la chilena eligió pasearse por La Habana como Sean Penn se pasea por Caracas: viendo la película que quiere ver, sin distinguir entre la ficción deseada y la imperiosa realidad. Lástima.

“Destruir la credibilidad” de Camila Vallejo por no reunirse con Yoani Sánchez, concluye Faverón.

2. Yoani y los Estados Unidos
A partir de esto escribí el siguiente post en Facebook.

Según Gustavo Faverón Yoani Sánchez es “la heroica bloguera cubana” y Camila Vallejo es “famosa por las protestas que condujo en Chile en favor de una reforma universitaria”.

Le critica a Vallejo no haber aceptado de invitación de Sánchez para conversar, fuera del libreto preparado por el castrismo.

¿Y por qué Vallejo va a conocer Cuba a través de Sánchez, personaje que fue ampayado por Wikileaks trabajando para la embajada de los Estados Unidos? Critican a Vallejo por castrista, pero no critican a Sánchez por pro imperialista en su propio país. Un doble estándar.

Vallejo, y cualquier otra persona, tendría que conocer Cuba libremente, sin guías gubernamentales castristas, pero también sin Yoanis que siguen la agenda de los EEUU.

Efectivamente, Faverón busca desacreditar a Camila Vallejo sin tocar para nada el tema que Yoani Sánchez no es precisamente una “bloguera independiente”. Cuenta con el apoyo de una gran potencia como es Estados Unidos y es parte de una agenda de intervención en su propio país. Es un discurso muy similar al de los Miró Quesada en El Comercio: Camila Vallejo es comunista y apoya dictaduras, mientras Yoani Sánchez es independiente.

3. Faverón y sus falacias
Faverón responde a mi post, y de esta manera:


https://twitter.com/#!/gfaveron/status/189923423470895105


https://twitter.com/#!/gfaveron/status/189925935724761089

En su esfuerzo por negar el inocultable “apoyo” que Yoani Sánchez recibe de los Estados Unidos, Faverón lo equipara al trabajo de un profesor universitario en una universidad pública en un estado de los Estados Unidos, cual es mi caso. Lo más irónico de todo es que Faverón, autor de la comparación, proclama que está siguiendo MI lógica. Qué cómodo que es distorsionar soltando la piedra y luego escondiendo la boca.

Una falacia es un argumento que parece lógico, pero no lo es. Suele ser eficaz y convence a los desadvertidos que no profundizan en el razonamiento. Veamos. Yoani Sánchez es parte de una agenda de intervención de los Estados Unidos en Cuba, para lo cual hay efectivamente diversos fondos. Yoani Sánchez fue ampayada haciéndole una entrevista trucha a Obama, ver el Wikileaks aquí y tiene diversos cuestionamientos: ¿Quién está detrás de Yoani Sánchez?. ¿Es esta situación equiparable a la de un profesor universitario que recibe un pago por su trabajo de docencia e investigación?

4. La banalidad de ir a la embajada
Este asunto es importante, pues no sólo se desmerece aquí a Camila Vallejo. En los últimos años, en particular a partir de los Wikicables, se ha revelado cómo diversos personajes de la política peruana y en otros países eran colaboradores asiduos de las embajadas de los Estados Unidos. En una suerte de discurso de “conversar no es pactar” el poder mediático ha intentado hacer pasar esta realidad como normal, equiparando las reuniones en las embajadas a que alguien pueda estar pidiendo una visa o precisamente reduciéndolas a una cooperación de tipo academico o cultural (a lo cual se suma la táctica distraccionista de desmerecer las denuncias a la intervención como “teorías conspirativas”). La intervención va desde lo militar y represivo hasta los temas sociales y de derechos humanos. Es a lo que va Faverón: al equiparar la intervención de los Estados Unidos a un trabajo de docencia en una universidad pública, la intervención resulta aceptada como normal y deseable. Con esto la justificación no sólo se limita a Yoani Sánchez.

5. Faverón y la “ayuda” estadounidense a Cuba
Para no queden dudas de lo que se trata veamos esta otra de Faverón:


https://twitter.com/#!/gfaveron/statuses/189938403725422592

“Qué nadie los ayude” dice Faverón reduciendo una intervención a una “ayuda”. En América Latina Estados Unidos ha brindado muchas de esas “ayudas”: la “ayuda” para los bolivianos era una abierta intervención de los EEUU para bajarse a Evo Morales.

Estamos una vez más ante el libreto de ocultar lo indefendible y defender lo inocultable. Mejor no hablar de las intervenciones de los Estados Unidos en la región, taparlas acusando de inconsecuente a quien diga algo, y si se tiene que hablar de ellas usar eufemismos y endulzarlas.

6. El camorrismo vargasiano
Pero hay más. La linea argumentativa falaz de Faverón se remonta a las camorristas acusaciones de los ochentas de Mario Vargas Llosa a varios intelectuales latinoamericanos de izquierdas (que motivaron un acalorado debate con Mario Benedetti, verlo aquí, como respuesta a que Vargas Llosa llamara “corruptos y contentos” a García Márquez, Benedetti y Cortázar), luego generalizadas a los intelectuales izquierdistas que trabajaban en los Estados Unidos y criticaban la política de los Estados Unidos.1 Vargas Llosa sembró entonces un falaz razonamiento que ha seguido presente entre nosotros y del cual Faverón es tributario. No es que sólo critiquen el oportunismo o la inconsecuencia de los izquierdistas, sino que buscan desacreditar su pensamiento izquierdista. Una suerte de macartiscmo descafeinado basado en la desacreditación falaz. Es lo mismo que usan contra Camila Vallejo o contra cualquiera que tenga una posición crítica a sus opciones (mientras que aplauden de pie a alguien como Álvaro Uribe y ensalzan a José María Aznar como “uno de los grandes estadistas de la historia”, aquí, o se quedan callados mientras Vargas Llosa lo hace, ver aquí).2

7. Cuestión de fondo: entre dictaduras e intervenciones estadounidenses
En el mundo hay diversos regímenes dictatoriales, y uno de ellos, efectivamente, es el de Fidel Castro (surgido en buena cuenta gracias al sistemático apoyo y promoción de los Estados Unidos a dictaduras y a sus invasiones militares, como la de Guatemala en 1954). Alguna gente cree que es normal y conveniente someterse a la agenda de los Estados Unidos contra esos regímenes. Sin embargo, ¿qué hemos visto en la última década? Bueno, algunos justificaron la invasión de los Estados Unidos a Iraq aduciendo que había que tumbarse a Saddam Hussein, ¿fue válida tal argumentación? Hemos visto los bombardeos a población civil de Libia, supuestamente para proteger a la población civil de Libia. Hay una especie de “halcones humanitarios” que utiliza las atrocidades de dictaduras de todo tipo para no ver o directamente justificar no otra cosa que atrocidades. Estados Unidos invadiría países para defender los derechos humanos, no por un interés económico o de poder. También lo hemos visto en América Latina; como cuatro intentos de golpe de estado para tumbarse regímenes izquierdistas: Venezuela, Bolivia, Honduras y Ecuador. Gente como Faverón es muy vocal en condenar a todos estos regímenes, pero le entra afasia cuando se evidencia la intervención de los Estados Unidos o, si no le queda otra, la defiende como “ayuda”. No sorprende que prefiera escabullirse del tema con acusaciones falaces, resultonas tal vez entre quienes no siguen o no quieren seguir un pensamiento lógico.

¿Es que no hay espacio en la región para una posición independiente de las dictaduras de todo tipo, pero también de las repetidas y sistemáticas intervenciones de los Estados Unidos? Yo tiendo a pensar que sí lo hay, y si no lo hay, debería construirse. Mi opción es denunciar los abusos del régimen castrista como denunciar la intervención de los Estados Unidos en Cuba, y desde luego, denunciar la intervención de los Estados Unidos en el Perú. Ninguna es aceptable. Motivo de un próximo post.

P.S. Por cierto, los lectores interesados pueden apreciar cómo es la red de la National Endowment for Democracy en Cuba, aquí. Verán que figura el “Instituto Político para la Libertad Perú (IPL)”. Y ya puestos, miren también la red que tiene en el Perú:, aquí. He escrito al respecto en La NED, Toledo y el Perú.

P.S.2. El Nuevo Herald lo titula así:Silvio Rodríguez defiende a líder estudiantil chilena Camila Vallejo.

El comentario de Silvio Rodríguez:

Para la lógica de este circo mediático resultaría “normal” que jóvenes comunistas chilenos, que combaten valientemente en su país contra el neoliberalismo, vinieran a Cuba a reunirse con quienes desean instaurar el neoliberalismo aquí. Por eso algunos libelos delirantes expresan desconcierto ante la consecuencia política de estos muchachos y muchachas.

¿Cuál es esta prensa lamentable? La prensa neoliberal que defiende la onerosa sombra de la dictadura militar que aún pesa en leyes concretas y supuestamente inalterables sobre el Estado chileno.

Verl en el blog de Silvio Rodríguez.

¿Debe ser el llamado neoliberalismo la única alternativa que los cubanos puedan tener ante el régimen de Fidel Castro?

P.S.3. Y por cierto, ¿qué dijo Yoani Sánchez cuando los estudiantes chilenos marchaban en Chile y eran reprimidos, mucho antes de que Camila Vallejo visitara Cuba? ¿Se solidarizó con ellos? Ver lo que dijo en su blog.

P.S.4. 14 de abril de 2012 Como comentaba hace dos días en este post en FB.

Yoani Sanchez coordinando con Jefe de Sección de intereses USA en la Habana: aquí, Wikileaks.

Yoani Sanchez de informante de funcionaria del Depto de Estado de los EEUU: aquí, Wikileaks.

Oficina de intereses de EEUU en la Havana pide cambiar regulaciones de telecomunicaciones de EEUU para apoyar a Yoani Sanchez: aquí, Wikileaks.

Tampoco es la primera vez que Yoani Sanchez espera encontrarse con una delegación chilena. Pasó cuando Bachelet fue a Cuba. Informe diplomático califica visita de Bachelet a Cuba de “fiasco”: aquí, Wikileaks.

Hubo gente en los ochentas que pensó que la caída de los regímenes comunistas de Europa Central y del Este iba a traer un socialismo más democrático, un modelo autogestionario, etc. No fue así. Cayeron los regímenes comunistas y lo que vino fue el capitalismo, las privatizaciones, las mafias y ciertamente muchas cosas apreciables. Alemania Oriental se reunificó, bajo Alemania Occidental. ¿Cuba se va a “reunificar” bajo el modelo prerevolucionario, de ser una sucursal estadounidense? Es tentador pensar así cuando uno ve que a los opositores a Castro se los castiga con largas condenas en prisión o la pena de muerte. Sin embargo, debería haber un camino mejor a ese, mucho más independiente. Si América Latina fuera un bloque más unido podría haber tal alternativa.

  1. La lengua de Vargas Llosa en acción:

    Matasietes antiimperialistas en sus manifiestos, artículos, ensayos, clases, conferencias, leyéndolos cualquiera hubiera creído que habían hecho del odio a Estados Unidos un apostolado. Pero casi todos ellos habían solicitado, recibido y muchos literalmente vivido de becas, ayudas, bolsas de viaje, comisiones y encargos especiales de fundaciones estadounidenses, y pasado semestres y años académicos en las «entrañas del monstruo» (según la expresión de José Martí) alimentados por la Guggenheim Foundation, la Tinker Foundation, la Mellon Foundation, la Rockefeller Foundation, etcétera, etcétera. Y todos gestionaban frenéticamente y muchos conseguían, por cierto, ir a injertarse como profesores a esas universidades del país al que habían enseñado a sus alumnos, discípulos y lectores a execrar como responsable de todas las calamidades peruanas. ¿Cómo explicar ese masoquismo de la especie intelectual? ¿Por qué esa desalada carrera de tantos hacia el país cuyas vesanias vivían denunciando, denuncias gracias a las cuales habían construido, en buena parte, sus carreras académicas y su pequeño prestigio de sociólogos, críticos literarios, politólogos, etnólogos, antropólogos, economistas, arqueólogos o poetas, periodistas y novelistas?
    Mario Vargas Llosa El pez en el agua, p. 171.

    []

  2. O como cuando recientemente los taurinos se esforzaron por desmerecer las argumentaciones de los anti-taurinos acusándolos de inconsecuencia por comer carne; como si un anti-taurino tuviera que ser vegano (lógica en la cual, para variar, vemos metido también a Vargas Llosa). En los ochentas Vargas Llosa desmereció a los intelectuales izquierdistas por no vivir en Cuba, como sí había sido el caso de Mario Benedetti. Si eres anti-taurino y no eres vegano eres inconsecuente. Si eres izquierdista y no vives en Cuba, eres inconsecuente, etc., etc. []
-

Enlaces a este artículo

Comentarios a este artículo

  1. Gran Combo Club dijo:

    GCC: Yoani, Camila y la demagogia http://t.co/oNF5Y4fj

  2. Nuevo Curso NEWS dijo:

    RT @rensilvio: GCC: Yoani, Camila y la demagogia http://t.co/KRjnq7RQ

  3. Daniel A.Y.Vega dijo:

    RT @rensilvio: GCC: Yoani, Camila y la demagogia http://t.co/akfZguzD

  4. Poco Vicio's dijo:

    GCC: Yoani, Camila y la demagogia http://t.co/oNF5Y4fj

  5. AveCrítica.com dijo:

    GranComboClub – Yoani, Camila y la demagogia http://t.co/eRIkCD5A

  6. Julio Gómez dijo:

    GranComboClub – Yoani, Camila y la demagogia http://t.co/eRIkCD5A

  7. Eduardo M dijo:

    La pregunta es oportuna. No creo que el neoliberalismo sea la única alternativa para la isla. Y de hecho, por lo que me cuenta un amigo, que estudio buen tiempo en La Habana, todas las tendencias están representadas en la universidad y dentro de ella se discute mucho sobre el post-Castro. De esa manera, me parece que se quedaran con lo bueno (salud y educación) y desecharan lo malo. Por cierto, otra compañera que hizo un estudio de campo (agroecología) en Cuba me hablaba, quizás de manera muy optimista, que la “columna vertebral” de la revolución se encuentra en el campo y sus campesinos, tal vez en la perspectiva que defiende, que es la del ecosocialismo, esto sea así. Por lo de las intervenciones estadunidenses, sugiero un libro no tan grueso que coincidentemente estoy leyendo, lo hago en francés, pero es una publicación en inglés del 2010, The Politics of Genocide de Herman y Peterson. En dicha publicación, se habla del uso político del concepto de genocidio en los medios estadunidenses y el doble estándar para nombrar lo que es genocidio o no según la “justicia internacional” moldeada por el gobierno estadunidense. Grosso modo, los autores hacen una tipología de las masacres y genocidios, estos son de tres tipos: 1) constructivas; 2) benignas y 3) nefastas y hasta míticas. Las primeras son realizadas por el gobierno estadunidense, de éstas nadie habla ni comenta, no les prestan ningún interés. No son tildadas de masacres ni de genocidios. Son las que se justifican como intervenciones según el principio de “la responsabilidad de proteger”. Las segundas son realizadas por los aliados del gobierno americano, se habla de ellas, pero no merece ninguna condena. Como ejemplos de éstas se toman los casos de El Salvador y Guatemala durante sus respectivas guerras sucias. En fin, las nefastas son aquellas realizadas por los enemigos de la Casa Blanca. Ahí se da como ejemplo, las cometidas en Irak bajo Hussein (Hay muchas más, es decir que cada categoría está argumentada, explicada con ejemplos varios.) Esas sí son calificadas de genocidio y su tratamiento mediático y político contrasta con las demás categorías. Esas son las que servirán de pretexto para cometer genocidios sin que éstos sean nombrados de esa manera, es decir que se utilizan lo que la justicia internacional califica de genocidios para cometer otros genocidios, pero estos últimos escapan o no responden a sus definiciones, esa es la política del genocidio según los autores. Saludos. EM

  8. Silvio Rendon dijo:

    “Títeres” o “mascota” no son los términos que he usado. Tienes que ser más preciso. He dicho que Yoani Sánchez sigue la agenda de intervención de los EEUU en Cuba.

    No queda claro qué quieres decir con lo de Rospigliosi, otro muy presto a seguir la agenda de los EEUU, en el Perú.

    Bueno, no ves la falacia de pensar que un anti-taurino tiene que ser vegano.

  9. LuchinG dijo:

    Claro que está en la agenda de EEUU, lo mismo que los médicos de las casas del Alba acá en Perú están en la agenda de Chávez o los profesores latinos de izquierda que trabajan en universidades norteamericanas están en la agenda de quienes ponen la plata. ¿Que la analogía no es correcta? Apenas Faveron dijo terminó con el tweet que pones en este post, me dije “esta analogía no es correcta, no hay un wikileak que ponga a Silvio Rendón como una simple mercenario a órdenes de USA”. Un segundo después me dije: “¿Pero qué es lo que dice el wikileak?” Y el wikileak no dice nada, sólo que YS le pasó un cuestionario a Obama; que el encargado de asuntos cubanos lo pre-respondió, porque ese es su trabajo. Oponerse al trabajo de YS sólo porque está en la agenda de USA es como quejarse de que un dentista de la casa del Alba cure muelas; y sí, Vallejo, al hacer actividades que favorecen al régimen de Castro, debilita el trabajo de los opositores.

    “Bueno, no ves la falacia de pensar que un anti-taurino tiene que ser vegano.”

    Es posible ser anti-taurino y no vegano: comiendo carne de vaca no-torturada; o comiendo carne de vaca torturada sólo cuando es inevitable. Pero la mayoría ni siquiera piensa en ello: llora por los toros y luego se zampa un cuadril pantagruélico.

  10. Silvio Rendon dijo:

    Bueno, finalmente reconoces algo innegable: “Yoani Sánchez está en la agenda de los EEUU en Cuba”. Todo lo otro que has dicho es para justificarlo.

    No hay un solo wikicable: son varios que se refieren a Yoani Sánchez en los que queda muy claro con quién coordina, quién la apoya, etc. Y sí: los Estados Unidos financian a grupos opositores a Castro en Cuba. Basta ver la página de la NED.

    No hay ninguna contradicción entre ser anti-taurino y comer carne.

  11. Miguel Torres dijo:

    Si soy antitaurino y vivo feliz de la vida en las plazas de toros, claro que soy inconsecuente.
    Si reclamo libertad y me voy a besar la mano de Castro, o no tengo muy claro qué es la libertad o simplemente sólo la uso como discurso.

  12. Silvio Rendon dijo:

    Y si hablas de independencia y soberanía, pero trabajas para la agenda de un gobierno extranjero en tu país, ¿qué eres?

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.