Por - Publicado el 13-04-2012

1. !UREP LE AVIV¡
Las cosas están al vesre. Se maneja la política interior como si fuera política exterior y política exterior como si fuera política interior. Los conflictos sociales internos son presentados como conflictos con Venezuela, Bolivia o Chile, a la vez que la política exterior es manejada en términos domésticos, de izquierdas y derechas, y no con visión nacional. El peruano del interior del país, pobre, indígena, marginado, que protesta por los abusos de las extractivas extranjeras es presentado como un agente extranjero; mientras que a nivel exterior debilitamos alianzas históricas con países geopolíticamente cercanos porque tienen gobiernos de turno con orientación diferente a la del gobierno de turno nuestro.

2. Chile: colaboración al fin y al cabo
Después del golpe de septiembre de 1973 muchos izquierdistas chilenos abandonaron su país. Algunos recalaron en el Perú. Al parecer Pinochet aprovechó la ocasión para enviar espías al Perú, algunos de ellos directamente agentes pinochetistas, que no sólo monitoreaban a los exilados izquierdistas chilenos, sino al gobierno peruano. Incluso algunos izquierdistas chilenos habrían colaborado con los pinochetistas en tales actividades. Décadas después diversos dirigentes izquierdistas volvieron al poder y lo compartieron con “el indestructible senador Pinochet” (según palabras de Marco Enriquez Ominami, aquí) con quien pactaron. No sólo eso: varios de estos izquierdistas fueron y son gerentes de empresas privatizadas por Pinochet. Previamente habían aprobado leyes de impunidad de los crímenes cometidos por la dictadura. Víctimas y victimarios gobernaban Chile.

3. Perú: revuelta interna en medio de conflicto externo
Febrero de 1975: la frontera Perú-Chile está caliente. Pinochet invita a Velasco a dialogar después de reunirse en Charaña con Bánzer, ver aquí y aquí. La estrategia chilena era la distensión con Bolivia y Argentina pues el Perú tenía una clara superioridad militar. Pinochet habría dicho: “Si Perú hubiera atacado entonces, habría llegado hasta Copiapó”. En plena situación internacional tensa estalla la revuelta del 5 de febrero de 1975, al parecer dirigida por el Apra, aquí, y con intervención de la CIA (la embajada de los Estados Unidos negaría en comunicados oficiales esta intervención, sin embargo algún documento desclasificado señaló al cuñado de Velasco como agente de la CIA, aquí. Desde la propia casa de Velasco habría surgido la revuelta.). En forma conveniente y providencial para Chile, dentro del Perú primó la división interna antes que la unidad nacional. Si cien años antes la oligarquía habría dicho “los chilenos antes que Piérola”, en los setentas era “los chilenos antes que Velasco”.1 En agosto de 1975 Velasco se enteraría de su propia caída después de que Pinochet lo supiera.

4. Perú-Chile: unión y desunión
El Perú y Chile lucharon juntos contra la invasión española en 1866, pero luego se enfrentaron en 1879. Obreros salitreros peruanos y chilenos lucharon juntos en 1907 en Iquique, territorio peruano cautivo, pero años después las “juntas patrióticas” chilenas cometieron abusos, saqueos y asesinatos contra los peruanos en los territorios ocupados. A mediados del siglo pasado el Perú y Chile lucharon juntos por la soberanía de las 200 millas de mar territorial, pero casi se van a al guerra en los setentas, y continúa la disputa por el mar territorial, reconocido internacionalmente gracias al esfuerzo de los dos países.

Son dos países que siguen una dinámica complicada, de unión y lucha entre sí. La ciudadanía de ambos países oscila entre el deseo de distención y la evidente rivalidad persistente. Sin embargo, hay una diferencia meridianamente clara: en Chile finalmente prima la unión de sus ciudadanos, mientras que en el Perú prima el desconcierto y la división de los suyos. Algo a corregir y a lo cual los poderes fácticos en el Perú definitivamente no están ayudando.


Dos derechas sobre la política exterior peruana: una derecha está con la Argentina, otra está con Inglaterra. Una sigue una lógica geopolítica e histórica, la otra una lógica política y económica.

Además del discurso del “perro del hortelano” Alan García desde hace años viene sosteniendo que los conflictos sociales vienen de afuera y que el Perú vive una “guerra fría”:

Según Alan García, Chile puede estar detrás de conflictos sociales en Perú

Alan García: Perú vive ´guerra fría´ movida por gobernantes extranjeros
Domingo, 28 de Junio 2009 | 10:53 am

El repase: lienzo original de Ramón Muñiz, y copia editada de Etna Velarde:

El lienzo es una copia realizada por la artista plástica Etna Velarde, basada en el original de Ramón Muñiz. “La versión de Velarde nos muestra una rabona mucho más decidida que la planteada inicialmente, defensora y aguerrida, que defiende bayoneta en mano y con decidido coraje al esposo soldado del repase del infante chileno”.
Aquí.

La comunista Etna Velarde fue esposa de Jorge del Prado y tiene una serie de cuadros de contenido patriótico. Un extraño caso, pues el patriotismo y el izquierdismo, a pesar de esfuerzos notables e importantes, en el Perú finalmente parecen conceptos ajenos: el patriotismo oficial peruano no tiene mucho de izquierdismo, ni el izquierdismo oficial peruano tiene mucho de patriotismo. Los comunistas Vallejo o Arguedas (en vida encarcelados) no tienen un reconocimiento oficial en el Perú comparable al que goza el comunista Neruda en Chile (en vida embajador de su país).

El himno “Venceremos”2 tiene la siguiente letra

Desde el hondo crisol de la patria
se levanta el clamor popular,
ya se anuncia la nueva alborada,
todo Chile comienza a cantar.

Recordando al soldado valiente
cuyo ejemplo lo hiciera inmortal,
enfrentemos primero a la muerte,
traicionar a la patria jamás.

Venceremos, venceremos.
Escucharla aquí.

Bueno, pues ese “soldado valiente cuyo ejemplo lo hiciera inmortal” no es otro que el que invadió al Perú y repasó a los soldados heridos. El momento de gloria de Chile fue la guerra del Pacífico (y su momento más bajo fue su posterior guerra civil). Las izquierdas chilenas no son ajenas a este sentir nacional, sino que incluso son las abanderadas del mismo. Las izquierdas peruanas, con algunas excepciones, no tienen las cosas muy claras (y hasta cantan “Venceremos”).

  1. Y hasta nos podemos remontar a quien dijo “Pizarro antes que Atahualpa”. []
  2. Si bien la versión de “Venceremos”, himno de campaña de Salvador Allende de 1970, tiene otra letra, “Venceremos” alude directamente a Chile y en parte a su historia. En cambio, el himno de la Izquierda Unida de los ochentas no tiene ninguna referencia al Perú. Sólo una tangencial referencia a “la patria”: “la patria reclama gobierno popular”. Su punchline “ahora todos juntos levantemos la bandera solidaria de los pueblos” es perfectamente aplicable a cualquier otro país. En 1985, mientras la IU tenía ese himno, Alan García haría campaña con el valse “Mi Perú” y el slogan “Mi compromiso es con el Perú y con todos los peruanos”. []
-

Enlaces a este artículo

  1. CAPRILES Y LOS DIVIDENDOS DE LA DERROTA | DEDOMEDIO EL PLACER ES TUYO
    02-11-2012 - 19:24

Comentarios a este artículo

  1. Gran Combo Club dijo:

    GCC: El Perú y su histórica confusión entre política interior y política exterior
    http://t.co/enh3G4vv

  2. Daniel A.Y.Vega dijo:

    GCC: El Perú y su histórica confusión entre política interior y política exterior
    http://t.co/enh3G4vv

  3. AveCrítica.com dijo:

    GranComboClub – El Perú y su histórica confusión entre política interior y política exterior http://t.co/jDJ6Qsjg

  4. Izquierda Perú dijo:

    El Perú y su histórica confusión entre política interior y política exterior: 1. !UREP LE AVIV¡ Las cosas están … http://t.co/RA3bq9AX

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.