Por - Publicado el 19-02-2012

En el Perú se pelean los vivos y se pelean los muertos. Los vivos se pelean por todo; si no es por el presente, es por el pasado, y si no es por el pasado, es por el futuro. Se ha dicho que los muertos no dejan en paz a los vivos; los muertos se les aparecen en pesadillas y los oprimen frustrándoles cualquier transformación que estaban a punto de realizar. Pero en el Perú las cosas ocurren al revés que en otras partes: las últimas etapas de otros son nuestras primeras etapas. En el Perú son los vivos los que oprimen a los muertos: como necesitan refuerzos en sus peleas, bajan a las catacumbas a evitar que los muertos se transformen en un único barro y puedan descansar en paz. Los muertos, alborotados por los vivos, se pelean también. Como no se pueden matar más de lo que ya están, se meten codazos en las tumbas, se acusan unos a otros, se sacan viejas rencillas, se hacen cargamontones.

Los vivos no dejan que ni las piedras que llevan los nombres de los muertos comulguen. Los vivos se matan con esas piedras.

Y hay quien dice que lo que hubo en el Perú no fue una guerra.

-

Enlaces a este artículo

Comentarios a este artículo

  1. Ricardo Alvarado dijo:

    GranComboClub – Vivos que no dejan en paz a los muertos http://t.co/bDhcAIEL

  2. Izquierda Perú dijo:

    Vivos que no dejan en paz a los muertos: En el Perú se pelean los vivos y se pelean los muertos. Los vivos se pe… http://t.co/qN5jO4U9

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.