Por - Publicado el 11-02-2012

El Perú fue el primer país no sólo en América del Sur, sino al sur de la línea ecuatorial en donde se realizó un viaje aéreo, en 1928 con Leguía. Con el surgimiento de la aviación se reconfiguró todo el panorama nacional. En un país accidentado y de zonas muy altas como el Perú, los aviones permitían llegar a lugares antes poco accesibles. La aviación también permitió que el Perú se afirme en la Amazonía y pudiera defender su territorio de la presión de Ecuador y Colombia. Igualmente, como vimos en este post sobre los bombardeos a Trujillo en 1932, la aviación marcó un cambio en cómo se debelarían las rebeliones internas. Si a esto se suma la apertura del Canal de Panamá y el surgimiento de los Estados Unidos como potencia alternativa a Europa, en el segundo cuarto del siglo pasado el Perú pasaba de ser un país lejano de los centros de poder europeos a ser un país más cercano al centro de poder ahora estadounidense. (Y una nueva reconfiguración geopolítica vendría ahora con el surgimiento de los países asiáticos como potencias económicas mundiales).

Por buena parte del siglo pasado el Perú tuvo compañías aéreas nacionales como Faucett y luego como Aeroperú, que con sus problemas funcionaron. Durante el fujimorismo la política omniprivatizadora y dos accidentes aéreos acabaron de liquidar a estas dos compañías aéreas, ya golpeadas por la crisis en la década del ochenta.

Hoy en día la empresa chilena Lan tiene una participación mayoritaria y creciente en el tráfico aéreo nacional:

  • 2006: 58%
  • 2008: 73%
  • 2009: 83%

Ver: aquí y aquí.
Será difícil sustentar que esta concentración sea una muestra de “libre competencia”, o que este es el resultado de la aplicación de una política “liberal”.1

Ya va un par de décadas en que se machaca mediáticamente un discurso pseudo-liberal con el cual no sólo se ha creado la imagen que el estado es un mal empresario si es peruano. También se ha creado la imagen que en el Perú no puede y sobre todo que no debe tener líneas aéreas nacionales. La manipulación lobbista, obviamente a favor de la compañía incumbent, llega al extremo de atemorizar a la gente colando la idea que la aviación comercial peruana es sinónimo de accidentes aéreos y de narcotráfico.

El grupo Miró Quesada, vinculado al grupo Lan Chile, aplasta mediáticamente a quien sugiera que el Perú deba impulsar aerolíneas nacionales. Acusa muy fácilmente de narcotraficantes a las agencias competidoras de Lan Chile, pero si le encuentran droga a Lan Chile, que claro que ocurre:

Policía peruana decomisa cocaína en depósito de LanChile en Callao
Afirma que, con la ayuda de agentes de la DEA, decomisó en el recinto tubos de aluminio con 200 kilos de esa droga. Fue detenido el chileno Máximo Requena.

Encuentran seis kilos de cocaína en el baño de un avión de LAN en Guayaquil
El fiscal antinarcóticos Jorge Solórzano, confirmó que este sábado se hallaron seis kilos de cocaína en el baño de un avión de la aerolínea LAN que cubría la ruta Lima – Guayaquil – Nueva York.

El Comercio simplemente lo ignora:

DIARIO EL COMERCIO IGNORA DROGA DESCUBIERTA EN LAN PERU

La industria exportadora de narcóticos necesita del transporte aéreo. Lan no es la excepción en esta cadena.

Humala asumió el mando con un anuncio

Presidente Ollanta Humala: ´El Perú tendrá su línea aérea de bandera´

pero desde entonces no se ha visto mucho avance en este propósito. Los medios lo han atacado duramente y lo han hecho retroceder en cosas que antes decía. Aldo Mariátegui desde Correo, Jaime de Althaus desde Canal N y desde El Comercio y particularmente el periodista de “América Economía” y antes de El Comercio Luis Felipe Gamarra2 están dale que dale en una furibunda campaña contra una línea de bandera peruana. Ver El Condor pasa de nuevo o Aerolíneas peruanas esperan que el Estado las apoye para seguir volando.

Y claro, una vez que los lobbistas establecen algo en “una página de economía”, sólo hay que rebotar, hacer un resumen, citar como si fuera una fuente muy autorizada, como hace Hans Rothgiesser, asimilado precisamente a El Comercio, en Empresas estatales otra vez (5): Volaremos con tu plata.

Al respecto, recomiendo la lectura de este artículo de la revista Aeronoticias en que se debaten con estas ideas. No siempre se tiene acceso a argumentos diferentes a los que predominan en los grandes medios.

Lobbys de America Economía a favor de LAN y TACA en contra de línea aérea de bandera peruana
(Aeronoticias).- El artículo del autor Luis Felipe Gamarra de la revista digital America Economía es un monumento a la improvisación en post de un escandaloso lobby a favor de LAN Airlines y TACA PERÚ en el mercado aéreo peruano opinó el periodista Raymundo Hurtado Martínez director de Aeronoticias.

Y destaco esta respuesta:

Luis Felipe Gamarra dice
Accidentes, con decenas de muertos y heridos, centenares de pasajeros varados por vuelos suspendidos debido a fallas técnicas. Así fueron los últimos meses de TANS Perú, aerolínea estatal creada en 1963 y que el gobierno de Alan García decidió cerrar en 2005 por motivos financieros.

Y no fue la única aerolínea estatal en desbarrancar. Seis años antes había cerrado Aeroperú, fundada por el general populista Juan Velasco Alvarado. Un fatal accidente en el océano Pacífico, un confuso proceso de privatización y pérdidas que alcanzaron los US$ 174 millones anuales terminaron por sacarla de los aires.

Al respecto el periodista Gamarra está desinformado, Alan García Pérez no gobernaba el Perú en el 2005 y el cierre de TANS se debió al fuerte lobby chileno en el espacio aéreo peruano. Respecto a Aeroperú se trataba de una empresa privada a cargo de Mexicana de Aviación, su cierre estuvo vinculado al lobbys de TACA en 1999 para quedarse con los derechos de tráfico de Aeroperu, inclusive el representante de esta empresa fue dos veces condenado por la Corte Suprema de Justicia.

Efectivamente, cuando se habla de Aeroperú muchos de los lobbistas la asocian con velasquismo y accidentes aéreos, pero evitan mencionar que la aerolínea ya era privada cuando se produjo el terrible accidente aéreos de 1996 en el Oceano Pacífico, así como el lobby chileno que quería devorarse sus rutas.

Y más aún, escuchemos el debate entre un especialista como Julián Palacín y un economista textbook (al menos en este debate) como Pablo Secada:

Sigue aquí, 2da parte, aquí, 3ra parte y aquí, 4ta parte.

  1. Los lobbistas suelen decir que la institución estatal que debería velar por la defensa del consumidor y la competencia es INDECOPI. Mi experiencia es que alguna vez que LAN se retrasó en un vuelo nacional me quejé a través de INDECOPI, que se puso de parte de la empresa. De hecho no fue Lan sino INDECOPI quien me comunicó el rechazo de la empresa a atender mi reclamo, dando el caso por cerrado. []
  2. Este periodista parece ser alguien muy cercano a Aldo M (quien también está metido en la misma campaña anti-linea de bandera), con trayectoria similar: en Correo, Frecuencia Latina, y antes en la página de economía de El Comercio, ver aquí.
    Sin embargo, no parece que su especialidad es la economía, sino más bien (salvo que sea un homónimo) el manejar información algo privilegiada, como el manejo del periodismo durante el fujimontesinismo y los fotógrafos durante la violencia. []
-

Enlaces a este artículo

Comentarios a este artículo

  1. Gran Combo Club dijo:

    GCC: Lobbismo de alto vuelo http://t.co/lmSN48M4

  2. Javier A. Fernandez dijo:

    RT @rensilvio GCC: Lobbismo de alto vuelo http://t.co/0qJcYM6w

  3. Ricardo Alvarado dijo:

    GranComboClub – Lobbismo de alto vuelo http://t.co/abyRtUxB

  4. sonquo dijo:

    RT @rensilvio: GCC: Lobbismo de alto vuelo http://t.co/MNAxJgKB

  5. Iván T Carbajal dijo:

    Muchos años contra la idea de una Línea aérea de bandera RT @rensilvio GCC: Lobbismo de alto vuelo http://t.co/XYCVTny2

  6. Julio Gómez dijo:

    Muchos años contra la idea de una Línea aérea de bandera RT @rensilvio GCC: Lobbismo de alto vuelo http://t.co/XYCVTny2

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.