Por - Publicado el 14-11-2010

1. Caída de la desigualdad no sólo en el Perú
La desigualdad cae en toda América Latina, no sólo en el Perú, sin que haya una diferencia clara entre países “chavistas” y países “neoliberales”. Más aún, la caída de la desigualdad en el Perú ocupa el octavo lugar, después de Ecuador, Paraguay, Brasil, Bolivia, Chile, República Dominicana y México.
El publicitado libro donde figura el estudio de Jaramillo-Saavedra puede verse aquí.

Así salió la noticia en P21:

“Somos un país mucho menos desigual que en los años noventa
Índice Gini se redujo 0.10 puntos entre 1997 y 2009. Programas sociales fueron claves.”

“La cifra es significativa. Según Jaramillo, después de Brasil, Paraguay y Ecuador, Perú es el país que más ha reducido sus índices de desigualdad en la última década.”

Faltó mencionar a cuatro países que redujeron la desigualdad más que el Perú: Bolivia, Chile, República Dominicana y México. Igualmente EC, aquí.


Caída de la desigualdad en la región latinoamicana. El Perú (en rojo, subrayado mío) ocupa el octavo lugar en caída de la desigualdad en el recientemente publicitado estudio.

2. Las campañas de la embajada de los Estados Unidos en el Perú en fotos
Aquí. Con periodistas enviados desde Lima a enseñar a los periodistas de Puno a investigar a las organizaciones políticas y a los candidaos, aquí. Puno es una región muy contestataria; comprensiblemente ahí es donde ponen su inversión.

3. Asesores
Transparencia auspicia un libro de un “Asesor Político en la Embajada de los Estados Unidos”, aquí, antes portavoz de Madeleine Albright, del Centro Carter y del NDI, aquí. “Una gran ingenuidad” El movimiento Libertad 1987 – 1989″, de José Carlos Requena.

4. La embajadora en CADE
ANDINA: Embajadora de EEUU reconoce necesidad de mejorar interdicción contra narcotráfico. Por su parte, el sociólogo Francisco Durand califica a la guerra a las drogas como la guerra inútil.

5. USAID impulsando el comercio con los EEUU
Programa a cargo de la ex ministra de la producción Elena Conterno, ahora trabajando para USAID, aquí. Pasó de trabajar para el gobierno peruano a trabajar para el gobierno estadounidense. Cuando Conterno fue funcionaria del gobierno de Fujimori, en 1998, negó las esterilizaciones forzadas, aquí, impulsadas y financiadas precisamente por USAID.

6. Repre disfrazada de “seguridad ciudadana”

Blog de Ideeleradio: Costa plantea que empresas extractivas y de vigilancia colaboren con seguridad
(…)“Primero se requiere crear condiciones para la inversión; mientras no se garantice adecuadas condiciones de seguridad es difícil que se atraiga la inversión”, agregó.

Ahora se pide que compañías tipo Forza para Yanacocha y los torturadores de Majaz se encarguen de la “seguridad ciudadana”. Es lo que las grandes empresas extractivas del CADE ya vienen haciendo.

Gino Costa es el mismo que premió como “Comisaría del Año” a los torturadores de Cruz Blanca, en Huacho, verlo aquí, AC.

El BID tiene destinados 20 millones de dólares para seguridad ciudadana (la policía) en el Perú, aquí. El costo total de este programa son 40 millones de dólares.

7. Repre disfrazada de “seguridad ciudadana” 2
En Uruguay se movieron los gobiernos de los EEUU (y de Brasil y Argentina) para apoyar a los partidos y a la prensa afines y a través de USAID apoyaron la represión, encubierta como “seguridad pública” (que hoy llaman “seguridad ciudadana”). A pesar de que el Frente Amplio era un movimiento nuevo y pequeño, el gobierno estatounidense le temía y no ahorró esfuerzos ni dinero en garantizar su derrota. Así lo indican informes desclasificados de EEU:

“Nuevos documentos desclasificados [en 2002] revelan los amplios esfuerzos de la Administración Nixon para prevenir la victoria del Frente Amplio en las elecciones presidenciales de 1971. Los EEUU podrian haber actuado conjuntamente con los brasileños para influenciar los resultados.”

8. Rospi-spots macartistas
Lo cuenta Julio Gómez aquí, un comentario al post de Susana Villarán por el cual Jorge Mufarech la enjuició:
‎”yo estaba en el país cuando rospigliosi fue ministro, recuerdo su política de “mano dura”, no contra la corrupción policial no contra el crimen organizado sino contra los ciudadanos que se oponían y se
organizaban contra el neoliberalismo criollo. recuerdo sus spots macartistas que ofrecían “recompensas” a quien de información sobre obreros “violentistas” que participaron en una marcha, el spot recogía imágenes de un noticiero donde los obreros perseguían a un delincuente que se había infiltrado (o lo habían infiltrado)para robar, así lo remarcaba el propio noticiero, sin embargo el rospi-spot torcía la realidad para presentar a la cgtp como “locos violentista” que atacaban a los transeúntes en sus movilizaciones.”

Gómez añade

Manuel Boluarte era la mano derecha de rospi en el área de comunicaciones, debe haber guardado algunas copias.

“Lima, 20 de junio del 2002
En `Casa de Citas’ de CARETAS 1726 textualmente se señala: “Sólo unos mil muertos de hambre se oponen a las privatizaciones en Arequipa”, colocando como autor de esta frase al ex ministro del Interior, Fernando Rospigliosi Capurro. En ningún momento el señor Rospigliosi efectuó tal comentario. En la Oficina de Comunicación Social del Ministerio del Interior contamos con todas las grabaciones de las intervenciones del señor Rospigliosi como Ministro y en ninguna de ellas aparece la mencionada cita, ni agravio alguno al pueblo arequipeño. Esperamos que efectúe la aclaración del caso, pues daña la imagen no sólo de quien fuera el titular del sector sino de la institución en general.
Manuel Boluarte Carbajal
Director General
Oficina de Comunicación Social
Ministerio del Interior”

Hoy Boluarte dirige inforegion.com, la agencia de “noticias” que sataniza a cocaleros y movimientos sociales. Elsa Malpartida lo denunció por difamación, aquí.

acá Gino Costa lamenta la difusión de un spot (previo al arequipazo), quiza sea el de las recompensas.

Boluarte está bien premiadito por Brack,CONFIEP y la PUCP, aquí, y procede de APRODEH, aquí

A.
Rospigliosi acusando a trabajadores de CNDDHH de pro-cubanos

Ahora que está de moda negar lo afirmado en Internet, no está de más recordar lo que sostuvo públicamente en su Twitter el tristemente célebre ex ministro Fernando Rospigliosi:

“Huelga de hambre en CNDDHH contra Ronald Gamarra, por q criticó a Cuba por violar DDHH y re reunió[sic] y elogió a Mario Vargas Ll[osa] por Museo Memo[ria]“.

Ni los trabajadores eran procubanos ni el Museo de la Memoria era la maravilla que pintaba el Borrao, a tal punto que MVLl salió disparado de allí (y eso que no se habían. ¿Se rectificará Rospi, o dirá que “sólo linkeaba”?

En Killinchadas 17, Ave Crítica, verlas todas.

9. Encuestas cuestan
A pesar de esta evidencia APOYO pasó piola:

Facturas a APOYO a “Apoyo Vecinal”. Encuestaban para una candidatura.
Imagen tomada de aquí, Caretas.

Cuando Heduardo denunciaba las encuestas de APOYO que alzaban a Hurtado Miller, en cuya campaña estaba RM Palacios (de APOYO) y que contrató a APOYO para que le haga encuestas.

Imagen tomada de aquí, Caretas.

10. Linkeadorcito
Godoy ya se metió en líos por cambiarle el sentido a los links. Y lo sigue haciendo. Escribe sobre el reciente aumento del salario mínimo, aquí:

“como menciona Jorge Toyama, nunca este tipo de aumentos tienen algún tipo de justificación técnica “

Pero en el post Toyama mal citado por Godoy dice algo diferente, verlo aquí:

“que se sustente –nunca se ha hecho- técnica y públicamente las razones del monto propuesto (¿por qué no es 40, 45.50, 54.4, etc. en vez de los 50 soles propuestos?) y no solamente emitir un decreto fijando el aumento.

Godoy lo presenta como que el aumento del salario mínimo nunca tiene un sustento técnico, mientras Toyama dice que nunca se ha sustentado ESTE aumento, no que no se lo puede sustentar en general. Una vez más, Godoy afirma una cosa y se la atribuye a otro.

11. Los clientes de Miranda y Amado
Jorge Toyama trabaja para el estudio Miranda y Amado. Es interesante ver sus clientes, grandes empresas, transnacionales. En el tema laboral son abogados patronales, muy claramente. Verlos aquí.

Hacer click en la imagen para ampliarla.

12. Hugo Chávez apoyando a Godoy
En nota de Telesur, aquí. Las ONGs como IPYS que critican al gobierno peruano por las restricciones a la libertad de prensa lo hacen con mucho cuidado, no sea que contribuyan a que los países “chavistas” resulten mejor parados que el Perú que quieren vender las agencias estadounidenses.

13. Casos y casos
IPYS todavía no ha anunciado si asume el caso de Luis Torres Montero, aquí, lo que contrasta con la rapidez con que tomó el caso Godoy, demandando por Mufarech, quien demandó a Villarán, Rospigliosi y Salinas (quienes lo demandaron primero). Curiosamente, Villarán está en buenas migas con los demandantes del bloguero Marco Sifuentes, inaugurándole locales a APDAYC, aquí. Y éste, desde luego, no ve con buenos ojos que su candidata a la alcaldía esté del lado de sus demandantes:

uterope Utero de Marita
primicia de @perufail: así empezaron las conversas entre APDAYC y @susanavillaran http://ir.pe/3e8x
Aquí.

Lo que le puede pasar a RM Palacios cuando Sifu se le voltee.

14. SIP a Godoy
Asociación de dueños de diarios (SIP) no tienen mejor cosa que decir sobre el Perú que Godoy, aquí.

15. Godoy por Raffo
La única vez que algún blogger hizo algo que llegara al congreso fue gracias a Carlos Raffo. Luego Godoy fue su emisario contra blogueros-twitteros. Recordemos cómo lo contaba El Comercio, aquí.

“Los roces entre Carlos Raffo y Jorge del Castillo se iniciaron el pasado 4 de abril cuando el legislador fujimorista recogió la denuncia publicada en el blog Desde el Tercer Piso que indicaba que la televisora RBC donde el hijo del primer ministro, Miguel Del Castillo, era asesor iba a recibir del Gobierno 283 mil 967 soles por concepto de publicidad en el año 2008, cuando el 2007 había percibido cero soles.”

16. Abandonaron el barco a tiempo
“Uy, en la blogósfera hay cada loco”, le dijo Augusto Álvarez a RM Palacios el miércoles 10 de noviembre en Radio Capital.
Augusto Álvarez en foto de Caretas del 13 de julio de 1992.

Algunos bien que estuvieron con el fujimorismo. Ahora se hacen los locos.
Abandonaron el barco a tiempo.

.

17. Sigue la minería trucha
Diario Correo: Mueren 500 mil truchas

18. Literalmente juez y parte
Declaran ilegal huelga de empleados de PJ| Perú21

19. Quid pro quo
Defensoría defendió a Ronald Gamarrra en la huelga de hambre de Luis Rocca. Ahora Ronald Gamarra defiende a la Defensoría, aquí.

A.
20. Libro sobre oligarquía peruana

de Iván Oré, verlo aquí.

21. Lobbismo literario
El crítico literario Gustavo Faverón, aquí, le dedica un post a Marco Aurelio Denegri:

‎”El punto es, entonces: si el Estado va a invertir dinero público en un solo programa dedicado, aunque sea parcialmente, al comentario de obras literarias, ese espacio debería tener un mínimo de seriedad, debería tratar los libros con un poco de respeto.”

Argumentos que recuerdo se usaban contra Ivan Thays: “como es el canal del Estado, debe invitar a todos los escritores”, pero como Thays es pata de Faverón, éste no le reclamaba por falta de seriedad o de respeto. En este caso, está pidiendo que le cierren el programa a Denegri, ¿censura? Como suele hacer, Faverón salta cuando alguien se mete con un Roncagliolo, Ampuero, Cisneros, Vargas Llosa, etc.

A.
Gustavo Faverón, aquí responde a la frase final de este combito (y en especial a sus comentaristas anónimos) sacando del baúl algunas de sus falaces coartadas. Lea bien el lector mi combito y lea esta respuesta que le doy a Daniel Salas, quien le anticipó los argumentos a un Faverón que jactanciosamente cree que acaba de soltar algo irrefutable.

Y a ver, más allá de los pergaminos que exhibe Faverón, ¿no es verdad que Faverón acaba de saltar cuando Denegri se metió con Roncagliolo? ¿Y lo hizo antes, cuando Denegri se metió con otros? ¿No es verdad que Faverón saltó inmediatamante ante una desfavorable reseña a Ampuero, maltratando a la reseñadora? ¿No es verdad que Faverón saltó a decir que el general Cisneros abogó por que las fuerzas armadas no participaran de la lucha contra Sendero Luminoso para defender a Renato Cisneros de un ataque? ¿Y a Varguitas? Incluso saltó en este blog a propósito de La Utopía Arcaica. Es una constatación: el apergaminado crítico es un saltón selectivo. Todo un campeón pluma del doble estándar: lo que él hace es crítica seria, pero cuando lo critican a él, señalándole sus inocultables sesgos, es difamación. Y encima dice que le debo disculpas. Más bien le dedico este trabalenguas:

“Eso sería cierto si no fuera mentira”.
Gustavo Faverón

Notable.

A’.
Aquí, un más calmado Gustavo Faverón atiende a mis argumentos, a regañadientes y entre descalificaciones algo más atemperadas. Se nota que se los ha tomado más en serio de lo que dijo en su post anterior (que mis argumentos son ridículos, que lo he difamado, etc., etc.). Sin embargo, repite su línea argumentativa de exhibir críticas a los autores que he señalado, como si éstas negaran sus arrebatos defensivos. Acaso advirtiendo que una cosa no niega la otra, centraliza ahora el asunto en sí mismo, poniéndolo como un cuadro de esquizofrenia. Y como tal cosa sería tirada de los pelos, conclusión: él es coherente y lo anima la simple objetividad. QED. Parece que estamos ante una suerte de argumento ontológico recargado y autocentrado, esta vez sobre la objetividad faveroniana. Por favor.

A2.
22. País de cocineros

La presentación de Carranza, aquí, ha dado qué hablar. Se trata de ver la agenda a futuro, hecha por mucha gente, que se ha venido haciendo desde hace rato. De su informe, la prensa ha resaltado que necesitamos más ingenieros que cocineros, aquí, P21, y aquí, Correo. Ha recibido comentarios positivos, como los de RV Lago, aquí, comentarios curiosos como los de Federico Salazar, aquí:

“No necesitamos más ingenieros. Necesitamos que la gente pueda hacer lo que quiera y que quiera hacer lo que le venga en gana”

o el de Patricia del Río, aquí

Carranza estuvo genial, su presentación buenísima, pero su Power Point, que lo puedes bajar de la web del CADE, absolutamente ilegible. Lleno de datos y letras que nadie podía seguir.

El punto de Salazar, una vez más, es trivial. Que la gente pueda hacer lo que quiera, bien, pero estas decisiones libres se toman bajo ciertos incentivos y los incentivos se los está poniendo en la cocina antes que en la ingeniería, incluso usando recursos públicos. Es tan trivial como quienes se defienden de una critica a un contenido quejándose porque le atacan la libertad de expresión (defensa tipo Rafael Rey).

Y más falacias en base a ejemplos excepcionales que no son extrapolables a toda una población, Calixto Romero, Bill Gates, Steve Jobs y los Añaños:

El patriarca de la familia Añaños, que yo sepa, no estudió ingeniería. Tampoco, Isaac R. Lindley. Ellos tuvieron una visión de negocio. Lucharon por ella contra viento y marea. ¿En qué facultad de ingeniería se enseña eso?

Ah, ya. No falta gente que cree que estudiar algo es una pérdida de tiempo frente a “la visión de negocio”. Te ponen ejemplos de gente como los Añaños, que no estudiaron ingeniería pero les fue mejor que los que sí estudiaron.“Necesitamos más gente libre, nada más”. Mientras los países vecinos dan becas para capacitar a su gente, a todo nivel, en el Perú los medios denigran la educación como prescindible y romantizan la falta de educación como enriquecedora, con ejemplitos seleccionados (por cada ejemplo de triunfo hay miles de ejemplos de pobreza de los cuales nunca hablan). Y no es coincidencia que esta visión anti-académica venga de quien no tiene formación alguna en el tema que comenta. Desde hace rato que Salazar le entra con todo a la economía peruana (economía monetaria, macro, micro, economía laboral, de todo) siempre patinando contra gente que sabe algo más que él, siempre acudándola de intervencionista. Thomas Carlyle ironizaba que si a un papagayo se le enseñaban los términos oferta y demanda ya se tenía un economista. Era una broma que algunos se la tomaron a pecho.

Ahora, lo de cocineros vs ingenieros de Carranza también salta porque Correo lo pone en primera plana. Aldo M siempre dispuesto a tirarle alguna tiza a su ex-pata Acurio.

El comentario de Del Río ya depende de cada quien; el lector interesado puede bajarse la presentación de Carranza y decir si le parece “absolutamente ilegible”.

-

Enlaces a este artículo

  1. Tweets that mention Combitos caída de la desigualdad no sólo en el Perú » Gran Combo Club -- Topsy.com
    14-11-2010 - 19:20
  2. Combitos FB » Gran Combo Club
    22-11-2010 - 9:03

Comentarios a este artículo

  1. Silvio Rendon dijo:

    GCC: Combitos caída de la desigualdad no sólo en el Perú
    http://bit.ly/cI9V08

  2. Inside USAID dijo:

    Combitos caída de la desigualdad no sólo en el Perú » Gran Combo Club: En Uruguay se movieron los gobiernos de l… http://bit.ly/9HyaJG

  3. Julio dijo:

    A propósito de la exposiciòn de Carranza, me parece que lo central no es que haya mas o menos cocineros e ingenieros, sino que sean competitivos. Al parecer se infiere que si estudias una “mejor” profesión el que gana es el país y esa visión, en la que insisten todos, crea mayor confusión, en mi caso estudié en el SENATI durante tres años y después ingresé a Ingeniería en la Universidad, y mi desilución fué tan grande que terminé pòr abandonarla, se educaba a Ingenieros que no tenián idea del funcionamiento práctico de máquinas herramientas o de sistemas complejos de control industrial, tal vez unas fotos o algún video, nos educaban como burócratas o administradores, imponiéndonos una visión de la profesión alejada de la realidad práctica-competitiva, me retiré y me dediqué a la producción artesanal de joyas y al diseño publicitario, en fin, si van a promover el estudio de la ingeniería sería excelente que se reoriente el curriculum, necesitamos ingenieros que se ensucien las manos como cualquiera de los alemanes o norteamericanos que contrataban para darle manteniniento a las empresas en las que trabajé, ahora por ahí conocí a ingenieros peruanos que sí lograron ese grado de competitividad, pero eran por esfuerzos propios y varios casos de ex-obreros, también, si es mas digerible o aparentemente fácil ser competitivos como cocineros sería bueno apoyarlos, no veo nada malo en promover los profesionales no universitarios, desde cocineros hasta carpinteros, diseñadores de calzado etc.,etc.en todas esas profesiones el uso de la inteligencia y las manos es crucial y de lo que se trata es de elevar la productividad…saludos

  4. Daniel Salas dijo:

    Silvio: Estoy sorprendido por tu alusión al post de Gustavo sobre Marco A. Denegri. Nuevamente, parece que no has leído bien o lees tendenciosamente. Gustavo no se ha quejado de que MAD “se haya metido con Roncagliolo”. Por si lo no sabes, Roncagliolo ha sido ferozmente atacado por Gustavo en varias críticas. Sobre “Pudor”, Gustavo escribió esto:

    http://puenteareo1.blogspot.com/2005/10/censurado-i-roncagliolo-y-lateral.html

    cito una parte del texto:

    “Lo primero que llama la atención en Pudor, la novela más reciente del peruano Santiago Roncagliolo, es su inequívoca vocación por el lugar común. El argumento es múltiple y de líneas correctamente trenzadas: seis historias, dichas desde otros tantos puntos de vista, correspondientes a los miembros de una familia limeña de clase media. Inicialmente, impresiona la solidez del mecanismo: el autor sabe administrar esa media docena de relatos, tender puentes entre ellos. Pero luego se hace notoria la vacuidad de los materiales así conectados. Y sobreviene el fantasma del déjà vu masmediático. Uno tiene la molesta sensación de haber visto estas seis historias seis sábados a las cuatro en algún canal de cable.”

    Sobre “Abril Rojo” Gustavo escribió esto:

    http://puenteareo1.blogspot.com/2006/06/resea-de-abril-rojo.html

    Cito un fragmento:

    “Lo más llamativo de Abril rojo —la divertida novela de suspenso por la cual el peruano Santiago Roncagliolo recibiera meses atrás el premio Alfaguara 2006—, es que de algún modo misterioso se las arregla para sobrevivir, al menos parcialmente, a sus muchos defectos. Porque es posible decir que no hay virtud en este libro que no esté emparejada con algún vicio, o formal o de concepción.”

    “Si alguna idea considerable asoma en algún momento en la novela, se desactiva en el instante en que descubrimos que el único rasgo ideológicamente cautivante del relato, es decir, la aparición del leit motiv del Inkarrí como vínculo entre la cadena de crímenes y el origen mismo de una violencia que pudiera trascender la anécdota privada, no es, en el fondo, nada más que una impostura, el capricho de un homicida delirante: literalmente, Roncagliolo abandona la posibilidad de reflexión para privilegiar la sorpresa del buen thriller, con lo cual el tema de la guerra interna se transforma en insumo y deja de ser el asunto central.”

    Nadie, pues, puede decir que son amigos.

    Otra “víctima” de MAD ha sido nada menos que Rodolfo Ybarra. Nos vas a decir que Gustavo ataca a MAD para defenderlo.

    El problema es que MAD recurre a un discurso normativo para hacer crítica literaria, lo cual es inaceptable. MAD no sabe de crítica literaria, no sabe de lingüística y su visión de la cultura es reaccionaria. Yo podría usar el comentario que aquí haces para decir que tú saltas en defensa de MAD para defender a la crítica reaccionaria que él practica. Obviamente, no creo eso. Creo que has leído tendenciosamente. Yo suscribo lo que dice Gustavo en ese post y lo pongo de esta manera: invertir en cultura no puede ser pagarle a alguien para difundir su visión normativa, aristocratizante e incluso racista de la cultura.

  5. Silvio Rendon dijo:

    Daniel,

    No es que alguien abiertamente vaya a quejarse diciendo “lo critico porque se metió con quien simpatizo”. Como sabes, hay otras formas. Si no puede decir que tal obra de su amigo es buena (porque no lo es), se mete con quien le hace una reseña desfavorable. Elegante, ¿no? Nadie le puede decir nada. Nadie se da cuenta. Cuando alguien lo señale salta otro diciendo que esa persona no se metió con nadie y que exclusivamente cuestiona una reseña mal hecha.

    Tampoco es cierto que porque alguien haya sido crítico con un escritor después no pueda defenderlo, ¿no? Esta lógica es como al enunciado “no tengo nada contra los maoístas; mi asesor es maoísta” o “yo no soy prejuicioso contra los negros; tengo amigos negros” o, finalmente, “he criticado a tal autor, por lo tanto no tengo favoritismo con él” o “como MAD atacó a RY, GFP no puede atacar a MAD para defender a Roncagliolo”. Es la lógica de Thays: “pensé que porque Silvio era amigo de Daniel, y Daniel es mi amigo, Silvio era mi amigo” y creía que esa supuesta amistad le daba licencia para insultarme. No se necesita mucha sutileza para darse cuenta que todos estos enunciados son falaces (Y sin embargo, no podrías utilizar ni siquiera este tipo de enunciados cuando Faverón salta, por ejemplo, contra una reseña desfavorable al malísimo libro de Ampuero). Hay lobbismo literario. Las críticas literarias son como los enlaces en la internet: contribuyen a dar lectores a algunos libros y a no dárselos a otros. Y en el asunto hay politics e intereses, como en cualquier otra industria. ¿O no?

    Me causa gracia el estilo de “yo podría decir”. No es que “podrías”, lo haces, pues lo estás sugiriendo, lo estás lanzando. Tampoco se necesita mucha sutileza para captar la lanzada de piedra con escondida de mano (con la réplica de cajón “no me has entendido”). El post contra Denegri no ha saltado en general, por un interés en la cultura, o porque éste no sabe nada de literatura o de lingüística (lo cual es falso), sino porque critica el estilo de un escritor en particular. No es la primera vez que veo este tipo de argumento y motivación. Yo les creería más a quienes ahora se meten con Denegri, si hubieran hecho sus tareas y hubieran comenzado por meterse con otras “vacas sagradas”. O, ya que hablas de reaccionarios, ¿qué tal meterse con gente más reaccionaria, “normativa, aristocratizante e incluso racista”, por ejemplo, en algunas universidades? ¿O hacer críticas menos complacientes con sus patas, al menos?

    Es muy irónico que hace unos días Gustavo Faverón saltara hasta el techo porque la ley antiracista boliviana según él prohibiría al aristocratizante y racista Alcides Arguedas y censuraría diarios y ahora quiera sacar a Denegri del canal del estado. (Sospecho que dirás en esencia “Gustavo no dijo eso” fraseado así: “puedes estar en desacuerdo con lo que Gustavo dijo, pero no puedes atribuirle lo que no dijo”).

  6. Ernesto Carlín dijo:

    Silvio

    En el tema de los libros en Bolivia, coincido más con tu posición, pero en lo de Gustavo defendiendo a Roncagliolo estás totalmente desorientado y confundes temas que no tienen nada que ver.

    Chequea sus post, sino. Mira, por ejemplo, cuando Gustavo cuenta de su crítica vetada en la revista Lateral. También, creo recordar que en una entrevista de Santiago a Caretas – no sé si por Abril Rojo o La cuarta espada – le da una que otra puya a Faverón.

    Si personalizas la discusión, la vas a volver intrascendente.

    Saludos

  7. Silvio Rendon dijo:

    Ernesto,

    No creo que la discusión se haya vuelto intrascendente, ni que tenga que ahondar en los argumentos que ya respondí a Daniel (alguien puede defender a quien ha criticado antes). Mi combito se llama “Lobbismo literario” y mi respuesta alude, desde luego, a temas que sí tienen mucho que ver,o que fueron abiertos por Daniel y me tocaba responder.

    Desde luego que es irónico que critique ahora a MAD por su “escasa sutileza crítica” quien hace cosas parecidas en sus posts, señalando párrafos mal escritos (no “experimentales” ni “corriendo riesgos”, sino mal escritos) de diversas personas. Por ejemplo, señalar que alguien dijo “se sentaron en la mesa” en vez de “se sentaron a la mesa” no es ser poco sutil en la crítica. Es simplemente una dimensión de la crítica, pues algo mal expresado puede impedir que el lector se adentre en la ficción. Una crítica literaria no se va a agotar desde luego en señalar gazapos. Matrix no es mala película por sus diversos gazapos, que no tienen nada que ver con la experimentación (verlos aquí ), pero señalarlos desde luego que nos aporta. No hay por qué descalificar a quien los señala.

    Saludos,

  8. Ernesto Carlín dijo:

    Silvio
    La verdad que me parece más interesante y elaborada tu respuesta a mi comment que el quedarse en la especulación de si las críticas son por amistad o no. A eso iba con lo de intrascendente. Reducir todo a pleitos entre patas o no patas no creo que sea productivo.
    Slds

  9. Silvio Rendon dijo:

    Si estoy diciendo más cosas, no me estoy quedando en algo o reduciendo todo a algo. En este caso a señalar críticas favoritistas y sesgadas, que de haberlas haylas.

  10. Avindarraez dijo:

    No veo las pruebas, solo una argumentación según “motivos posibles”. ¿No le asusta un poco la paranoia que resuman todo esas atribuciones tipo “yo estoy seguro de que lo ha hecho por este motivo, pero no tengo cómo probarlo, salvo por la siguiente petición de principio”?.

  11. Silvio Rendon dijo:

    Avindarraez, ¿Pruebas de qué? ¿A qué combito se refiere?

  12. Avindarraez dijo:

    el 21

  13. Silvio Rendon dijo:

    Ahí he citado hechos.

  14. Daniel Salas dijo:

    Silvio: claramente en tu combito sostienes que Gustavo salta porque atacan a Roncagliolo. Ahora agregas que salta “cuando” atacan a Roncagliolo. Es empíricamente cierto que Gustavo critica la crítica de MAD a Roncagliolo. En cambio, es empíricamente indemostrable que salta porque se trata de Roncagliolo y no de otra persona y que lo hace para defenderlo.

    Uno tiene todo el derecho de responder críticas que le parezcan infundadas, no importa quién sea el objeto de la crítica. Tú no hayas hecho tu tarea (para usar tus términos) para buscar indicios sobre un posible interés de Gustavo en defender a Roncagliolo. Si se tratara de reaccionar en términos personales, entonces más bien lo esperable es que Gustavo aplaudiera la crítica de MAD solamente porque ataca a un autor que a él le parece muy malo. Te enredas en tus propias palabras. Además, como bien sabes, concomitancia no es causalidad.

    Y yo no digo que tú defiendas la crítica excluyente y reaccionaria de MAD. Pero si se trata de confundir causalidad con concomitancia, bien puedo decir “Silvio salta a defender a MAD cuando atacan sus ideas reaccionarias”. También es un “hecho” pero no es una causalidad. Sería una tontería de mi parte y por eso no lo digo pero lo señalo para que quede clara la falacia en la que incurres.

    Hay muchas otras personas que critican a Roncagliolo, a Vargas Llosa, a Ampuero, a Thays con buenos argumentos y Gustavo no ha saltado para responderles como tú pretendes sugerir. Algunos argumentos son mejores que otros y se discuten o se toman en cuenta.

    Otra cosa que resulta realmente incoherente es que defiendas la ley antirracista de Evo Morales pero a la vez consideres “censura” pedir que el Estado deje de financiar un programa tan reaccionario y excluyente como el de MAD. Esa visión de la cultura como un coto cerrado para unos pocos y esa idea del lenguaje como un objeto al que hay que rendirle culto tienen como función discriminar, silenciar y castigar. En resumen, quiere decir que si no sabes hablar como yo, eres un bestia y no mereces que te tomemos en cuenta. Esa es la cultura que ahora defiendes, Silvio, si no te has dado cuenta. De quien sí podemos sospechar que prefiere atacar a una persona sacrificando las ideas eres tú en este caso.

  15. Avindarraez dijo:

    Eso.

  16. Silvio Rendon dijo:

    Daniel,

    No he agregado nada. Lo que he dicho estuvo ahí todo el tiempo y no sólo me he referido a Roncagliolo.

    Ya he respondido que Faverón puede tranquilamente saltar por alguien a quien haya criticado antes. ¿Por qué precisamente ESTA crítica de Denegri gatilla tanto a Faverón (que llega a pedir que retiren a Denegri del canal del estado)?.

    Concomitancia no es causalidad, pero es más difícil que haya causalidad si no hay concomitancia. A veces los indicios acaban por apuntar a una sola posibilidad. La culpabilidad de Fujimori parecía indemostrable y si nos ateníamos a los argumentos de Nakasaki, incluso teniendo una orden por escrito (alterable o repudiable por el autor) no se podía demostrar nada. Pues no. Así no fue la cosa.

    No te conozco una sola Daniel, una sola, toma de posición discrepante con Faverón. Sistemáticamente coincides con él y lo defiendes hasta en lo más indefendible, como sus increíbles comentarios anónimos pillados por el IP o emails de insultos. Es que no falla. Estás ahí para defenderlo de todo, inmolándote gratuitamente. ¿Por qué, Daniel? Ah, claro, es “indemostrable” que lo haces por alguna subjetividad tuya a su favor “Concomitancia no es causalidad”. Es una total coincidencia. ¿Es así?

    Daniel, no dices lo que podrías decir pero acabas de decir. ¿Otra vez?

    A mí no me parece reaccionaria la crítica de Denegri. Si éste no cree en nadie y critica al establishment literario, porque varias celebridades literarias se expresan mal, enhorabuena. Que no haya excepciones, ni “vacas sagradas”. Reaccionario es que Faverón y tú pidan que le corten el programa. No he visto en Denegri el racismo tipo Bedoya Ugarteche o de Martha Hildebrandt, quienes sí deberían salir de la circulación (y no he visto que ni tú ni Faverón pidan cierres de ningún tipo contra ellos, ¿tal vez por que ellos se expresan desde medios privados que pueden ser chacras de estigmatización contra otros?).

    No es que Denegri no sepa nada de literatura ni de linguïstica como afirman Faverón y tú. Roncagliolo no ha sido discriminado, silenciado o castigado de ninguna manera. Le han criticado cosas criticables, las cacofonías, las construcciones verbales, las repeticiones, como cuando se critica que la composición o interpretación de un músico fue desafinada, usó el acorde equivocado, le faltó fuerza en alguna parte de la melodía (o un distraído cantante que se pierde al cantar). Este tipo de crítica no es inválida ni reaccionaria, menos motivo de censura (cuántas veces Faverón ha recurrido a ella en diversos “trabalenguas”). Lo irónico sería que salte gente diciendo que el músico no desafinó, sino que “se expresó creativamente”. Un cambalache.

    Y sobre

    “quiere decir que si no sabes hablar como yo, eres un bestia y no mereces que te tomemos en cuenta.

    Cuántas veces tú mismo, Daniel, has apelado a la corrección del buen pensar (el tuyo), de la buena construcción argumentativa, de la especialización y documentación, con tus detractores acusándote de lo mismo que señalas, de reaccionario, reclamándote que seas más “democrático” y tolerante con construcciones que ellos hacían. ¿Cuántas veces te has quejado del cambalache? ¿También el tango “Cambalache” es “reaccionario y excluyente”?

    Todo lo que Denegri le ha señalado a Roncagliolo es corregible. Seguramente en el proceso de escritura muchos autores recurren a sus colegas para que les hagan críticas del tipo que Denegri le ha hecho a Roncagliolo y a otros en público. Y seguramente esos escritores están agradecidos y no acusan a sus colegas de reaccionarios, sosteniendo que como están experimentando no necesitan correctores. En el programa, Denegri repetidas veces dijo que podía darle sus correcciones a la editorial, si se lo pedía, para una corrección en la siguiente edición del libro.

  17. Carlos dijo:

    Eso de “No te conozco una sola Daniel, una sola, toma de posición discrepante con Faverón” es bastante usual en la retórica utilizada en este blog: se disfraza de argumento lo que en realidad es un ad hominem efectista. Se dice “concomitancia y causalidad pueden estar relacionadas”, pero en realidad se está diciendo “estás defeniendo a Faverón por otra cosa, porque es tu pata”.
    En este caso, está muy claro que Silvio Rendón se equivocó terriblemente. Faverón le para sacando la mugre a Roncagliolo. De lo que yo no conozco una, una sola, es que el Dr. Rendón haya aceptado un error, que se ha equivocado en sus juicios. Cada vez, recurre a mecanismos retóricos como el mencionado. ¿Concomitancia o causalidad?

  18. Chuck Norris dijo:

    El agente Smith: un tío con cara de malo que no es capaz de hacer un paso básico como el del arco: los pies fuera de línea, el hombro derecho levantado, la cabeza inclinada hacia adelante; Trinity: modelito con poleas photoshop para que dé saltos bonitos y absurdos; y como broche de oro, Neo: el pobre (en la escena en que se enfrenta al agente Smith) es incapaz de hacer algo tan sencillo como sacudirse el polvo con un movimiento de los brazos, simplemente no tiene los músculos para hacerlo. Mal, mal, mal. Con películas así, no me soprendería que en unos años estos directores ganen el festival de Cannes.

  19. MAURICIO dijo:

    mucho bla bla bla y no respondes lo que se te increpa. he tenido la paciencia de leer los enlaces de Faveron sobre las críticas a algunas obras de Roncagliolo. y si tu crees q eso es ser buen bróder no se q demonios entiendes tu por amistad literaria. Faveron por momentos hace añicos a Roncagliolo,solo falta q diga que escribe con las patas. Acepta que la has cagao y ya , relájate. perder no es malo, quedar como un gil tampoko, hombre , ya te repondras. saludos!

  20. Pvlgo dijo:

    Silvio,

    Te cito: “¿Por qué precisamente ESTA crítica de Denegri gatilla tanto a Faverón (que llega a pedir que retiren a Denegri del canal del estado)?.”

    A ver, responde tu a tu propia pregunta. Cual es aquella “sola posibilidad” a la que los indicios apuntan?

  21. Silvio Rendon dijo:

    Pvlgo, esa pregunta viene como sustento a un argumento que ya he dado. Faverón quiere bajarse a Denegri, utilizando como excusa a Roncagliolo. Como lo ha criticado antes cree tener la coartada perfecta. Sin embargo, crítica a Denegri no es nada creíble de un Faverón que ha sido el campeón del “debe ser” antes que de la “experimentación”. Más suena (para utilizar el estilo de Roncagliolo) que Denegri le da duro a un statu quo que ya le va bien a Faverón.

  22. Silvio Rendon dijo:

    Por cierto, el post de Faverón es tramposo:

    los maestros del hígado me acusaron, anónimamente, en este mismo blog, de parcializarme con Roncagliolo porque era mi amigo o porque estaba en mi lado de la imaginaria orilla que divide a la literatura peruana, según se supone, en dos bandos.

    Se está peleando con acusaciones anónimas, dentro de las que me incluye. Como no pudo o no quiso debatir con sus trolls ahora se las agarra conmigo, identificándome con ellos, respondiendo selectivamente a mis argumentos. Por ejemplo, no responde a mi argumento sobre el uso del canal del estado. Ni se refiere a los otros autores que he citado:

    Es decir, Silvio Rendón afirma que mi artículo de hace unos días no fue guiado por mi espíritu crítico, sino por mi costumbre de defender a cualquiera que ataque a Santiago Roncagliolo.

    Reduce mi argumento a lo que le habrán dicho sus trolls. Yo he dicho textualmente:

    Como suele hacer, Faverón salta cuando alguien se mete con un Roncagliolo, Ampuero, Cisneros, Vargas Llosa, etc.

    En otros casos no salta, como ya lo he evidenciado. Ya puede Faverón desenrollar todos sus legajos de críticas a Rongagliolo, que no es lo que he puesto en cuestión (además, que X critique mucho a Y no refuta en absoluto que X salte cuando Z se mete con Y; allá quienes se crean esa falacia).

  23. Daniel Salas dijo:

    Silvio: no necesito inmolarme por nadie. En esta discusión hay dos aspectos que me preocupan. El primero y el más importante es que no valores el sentido de desautorizar a personajes como Marco Aurelio Denegri. Si no comprendes que su programa es reaccionario y excluyente, difícilmente se puede decir que sabes algo de crítica cultural o de lingüística. Y, lo peor de todo, es que ahora declaras con franqueza te compras el rollo que él predica, lo cual encuentro lamentable.
    Yo he defendido y defiendo el principio de que hay que pensar correcta y documentadamente precisamente para hacer visibles las trampas de las ideologías que excluyen y discriminan. Cuando uno aprende de historia, de lingüística, de antropología, cuando uno piensa críticamente, en general, puede percibir las construcciones ideológicas de la exclusión. Hay que estudiar y pensar bien precisamente para hacer visibles el racismo, el sexismo, el clasismo y las diversas maneras que tenemos los seres humanos de construir diferencias y de imponer barreras entre unos y otros. El estudio crítico y riguroso, por el contrario, no desune sino que por el contrario nos integra. Es una tarea ética por la cual, curiosamente, corres el riesgo de que te llamen reaccionario por el simple hecho de negarte a compartir las ideas comunes. Escribí mucho sobre eso en el GCC y ahora veo que ni te interesa ni valoras lo que hago o bien no pareces haberlo comprendido.
    El segundo aspecto es que es evidente que aquí das datos sesgados. Si yo señalo que has escrito contra el Che, en defensa de Israel, a favor del TLC y a favor de que las FFAA estén mejor armadas y preparadas, bien puedo pintarte como un derechista. Simplemente, selecciono una parte de lo que haces y lo juzgo como si fuera todo a partir, además, de una lectura sesgada y sensacionalista.
    No es cosa de inmolarse o no, como lo pintas. Gustavo sí ha escrito contra Bedoya Ugarteche:
    http://puenteareo1.blogspot.com/search?q=Bedoya+Ugarteche
    Y varias veces contra Martha Hildebrandt. Esta es una de ellas:
    http://puenteareo1.blogspot.com/2007/09/la-lengua-compaera-del-infierno.html
    Corregir la ortografía o la gramática de acuerdo a la normativa no es una crítica literaria válida. A lo más es un trabajo de edición. El requisito de “hablar bien” es un artificio sumamente peligroso. Primero porque es un poderoso mecanismo de silenciamiento y exclusión y segundo porque te puede hacer creer que, por ejemplo, la educación consiste en saber cuándo usar “de que” y “que”. Es cuestionable que el Estado promueva esta visión retrógrada de la cultura hecho que además da la sensación de que los esfuerzos de los humanistas son en vano como me parece ahora que perdí el tiempo escribiendo para el GCC. Por eso hago mío el pedido: saquen a Denegri.

  24. Luis dijo:

    Aprovecho la oportunidad para saludarlo y a su vez, invitarlo a ver mi blog dedicado a mostrar la riqueza cultural del Perú mediante fotos comentadas, modelos tridimensionales en imágenes y videos, artículos y más. La dirección es:

    historiaenfotosperu.blogspot.com

  25. Pvlgo dijo:

    Ah, ya, o sea que en tu opinion los “indicios” apuntan a que Gustavo Faveron es un defensor del statu quo literario. Y esas criticas contra Rocangliolo, entre otros, no se podrian considerar criticas contra ese mismo statu quo?

  26. Lucio dijo:

    En realidad, comprender la naturaleza de las relaciones literarias o paraliterarias en nuestro medio, no es intrascendente, como quisiera mostrarlo Carlín. Dichas relaciones, son reflejo de el tipo de relacionalidad humana y social que lastra al país.
    Claro, tampoco puede ofrecerse pruebas empíricas de la lógica que mueve a Faverón, en su pedido de cierre del programa de MAD. Pero, creo que no es difícil observar una tendencia. Uno revisa cosas como que el año 99 o 98, a raíz de la publicación del libro de Herbert Morote, ‘Vargas Llosa tal cuál’, como Faverón salió con una crítica virulenta contra Morote. Luego, en su propio blog, Puente Aéreo, Ampuero insulta groseramente a Reinoso, y Faverón, casi solo se sonroja. Pero, si haces lo propio con Thais o con Ampuero, entonces, Faverón saca la metralleta.
    En el fondo, y esto más que sicología barata, es fenomenología cultural, je, no es tanto que para Faverón tales o tales escritores sean intocables, pues, por su calidad, sería casi imposible concebirlos como intocables, sino, y creo que ese es el sentido de la crítica de Rendón, para Faverón lo central es la lógica de grupo, cuya consigna es: “Solo nosotros podemos tocarnos o criticarnos”.
    Entonces, por supuesto, cabe la posibilidad de que un miembro del grupo critique a otro, como es el caso de la relación de posts que Faverón enumera. Pero, de ninguna manera cabe la posibilidad de que alguien de fuera del grupo pueda criticar a uno de sus miembros. El caso de Daniel, es más interesante, comporta hasta una cierta dosis de ternura. Pues la suya es una posición militante respecto de la defensa de Faverón.
    Pero, lo otro interesante, no es que estos grupos o redes de gente bajo dicha lógica, se configure oficial o formalmente; sino, que se definen a través de un tráfico imperceptible de códigos y señales en clave “statu quo”. O sea, digamos, por decirlo, algo así:
    · Estoy dirigiendo una revista de fuerte influencia, tengo crédito.
    · Ya soy un director con financiamiento, puedo cinemizar tu libro.
    · Quiero publicar en determinada publicación española o italiana, entonces, me acerco a tal o cuál editor o escritor.
    · Necesito relacionarme con x escritor o editor, entonces, lo defiendo, le reviento cohetes.
    · Necesito crédito literario, entonces, consigo flores para lanzarle a tal o cuál vaca sagrada.
    · Me interesa que mis libros entren a Wong, entonces, hago mercadotecnia literaria.

  27. 21 dijo:

    Faveron no solo es tramposo, sino un sofista de marca mayor. Ahora resulta que cuando hace cinco años escribio que

    “Las ficciones de Gutiérrez, Cueto, Rivera Martínez, Riesco, Ampuero, Colchado, con su afán por retratar la diversidad del país, hablan de una narrativa peruana en auge, a punto de parir formas insólitas. Pero las discusiones públicas ENTRE ALGUNOS de esos autores parecen desdecir la calidad de sus obras.”

    Ahora resulta que ese “algunos” incluia “a dos de mis amigos más queridos en Lima: Fernando Ampuero y Alonso Cueto”

    Falso. Faveron hacia al reves, defendia a estos dos amigos suyos de los comentarios que llegaban a su blog. Ese “algunos” era la manera de cubrirlos. Pero ahora, que se lo acusa de racista y discriminador, trata de salvar el pellejo.

  28. El Escudero dijo:

    Queremos ver saltar a los escuderos de Faveron!

  29. Gustavo A. dijo:

    “esa pregunta viene como sustento a un argumento que ya he dado. Faverón quiere bajarse a Denegri, utilizando como excusa a Roncagliolo. Como lo ha criticado antes cree tener la coartada perfecta. Sin embargo, crítica a Denegri no es nada creíble de un Faverón que ha sido el campeón del “debe ser” antes que de la “experimentación”.

    Normalmente, concuerdo con buena parte de lo que se dice en este blog, sin embargo, con sinceridad, me sorprende bastante este tipo de sustento. Que G. Faverón estaba esperando agazapado esa crítica a Roncagliolo para saltar a destruir a MAD, que criticó a Roncagliolo durante años para hacerle una trampa a MAD -en la cual finalmente cayó- con tal de caerle encima con coartada en mano (notemos que preparó coartadas para la mayoría de otros escritores: Vargas Llosa, Gutierrez, etc, pues todo formaría parte de un plan) y además que esto sucede porque Roncagliolo, después de tanta crítica, es su amigo? De verdad piensa eso? Disculpe que meta las narices en algo que parece más bien una pelea personal, pero concuerdo con el comentarista E Carlín, la discusión sería mucho más fructífera si no se personalizara. Se pierde la claridad y calidad de las ideas.
    Lo mismo la pregunta sobre por qué “ESTA” critica de MAD hace saltar a G. Faverón, tal vez simplemente porque quiso reaccionar esta vez? Lo mismo podríamos preguntarle a UD, por qué después de tantos años (5 o más), recién se da cuenta de que las críticas literarias de Faverón son “injustas” (si lo fueran)? Será porque se han venido peleando durante el último año y esto ha provocado animadversión de parte de ambos, cuando antes si había alguna discusión esta no pasaba de ser eso, una discusión entre amigos o conocidos en lugar de puyas semanales hasta que alguien pise el palito?
    Sí estoy de acuerdo en que Faverón muchas veces no es objetivo (lo mismo podría decirse de este blog pero eso no lo hace menos interesante), pero decir que Faverón lo hace porque es un lobbista (de quién? de Roncagliolo? de una editorial? de los criollos?) me parece que es dar un paso en falso.

    pd. Me parece que la idea de Faverón no es que la novela deba defenderse por ser experimental ni que la novela en sí sea experimental, sino al contrario, que es un libro convencional. Faverón no defiende la novela, sino critica la crítica de MAD. Pedir que se expulse a alguien por una crítica me parece siempre malo, pero la crítica en sí de G. Faverón es bastante atendible, si bien no concuerdo con las consecuencias que él pide (bastante excesivas: botar a MAD, decir que no sabe nada, etc).

  30. Julio dijo:

    A ver, a juzgar por el post pensé que las opiniones se centrarían en la idea del señor Carranza sobre las profesiones necesarias para lograr un mejor desarrollo, ya que un blog de opiniones e ideas como éste se presenta como tal, la realidad es que esta discusión estéril desanima a cualquiera, que importancia para la productividad puede tener la presencia o no de MAD en el canal estatal? con todo el respeto que tengo por los escritores y los profesionales que en general se dedican a la Literatura, especular sobre los “motivos” que una u otra persona tienen para calificar un programa de televisión no nos lleva a nada, parafraseando a Carranza diría: “necesitamos mas ingenieros que escritores”…

  31. llanuare dijo:

    Otro ataque de Gustavo Faveron por defender a un amigo es la que hizo contra la ley ani racismo de Evo Morales. Por que? Porque su antiguo profesor Edmundo Paz Soldan tiene un libro sobre Alcidez Arguedas.

    Y aqui hace igual que Salas. Pregunta retorica para desprestigiar como ultras a unos escritores serios:

    “Lo mismo ha pasado con aquellos escritores A QUIENES ALGUNOS VEN en la orilla contraria: no debo recordarle a nadie que incluí en la antología Toda la sangre cuentos de Miguel Gutiérrez, Oswaldo Reynoso, Dante Castro, etc., y ciertamente no lo hice porque menospreciara sus obras.”

  32. MR dijo:

    Echenle otro vistazo a la segunda foto del flicker de USAID. Ese barbudo es un sinchi gringo, mirenle las manos. P…M….ya los tienen por los c…… y no se dan cuenta. Pero, pero los angeles que bailan en la aguja son tan fascinantes…

  33. Silvio Rendon dijo:

    Daniel,

    Cuando hablaba de “inmolar”, me refería a ti por Faverón. Supongo que no quieres hablar del tema. Prefieres hablar de mí, usando ejemplos de lo que “podrías hacer”, en condicional, pero que definitivamente dirás que no haces. OK, te responderé. Lo que yo he dicho es

    “Reaccionario es que Faverón y tú pidan que le corten el programa”

    No he dicho que Faverón y tú sean reaccionarios en bloque o existencialmente reaccionarios. Tendrán pues sus contradicciones, y en un combito tan corto no me ha interesado analizar su coherencia con otras posiciones. En mi caso, he señalado una acción que considero reaccionaria. Si tú crees que es reaccionaria mi crítica a Guevara, apoyar el TLC, Israel, atender la defensa nacional, yo creo que no, pero adelante, califícame y discutamos. Así sí podemos discutir, pero no puedo discutir contigo cuando te pones la cabeza de otro y sueltas temas al cuete, que no vas a sustentar, porque simplemente no piensas así.

    Como insistes en tu defensa a Faverón, te diré que estás regando fuera de la maceta: Faverón ha escrito contra ABU y contra MH (y tú también, pero prefieres mostrar lo de Faverón antes que lo tuyo), pero ustedes no han pedido que lo boten de Correo (o de El Comercio), como sí lo han hecho con Denegri. (Correo sacó a Santillana por sus expresiones homofóbicas, pero claro, no fue cualquier homofobia, sino una que atacaba a Hernando de Soto).

    Dices

    El estudio crítico y riguroso, por el contrario, no desune sino que por el contrario nos integra.

    Claro, pero ¿quién decide qué es “riguroso”, Daniel? Cuando le das duro a alguien que no consideras “riguroso, ¿no crees que esa persona también cree que está “experimentando” y que tú eres el reaccionario con una idea acartonada sobre el buen pensar? Dices

    Es una tarea ética por la cual, curiosamente, corres el riesgo de que te llamen reaccionario por el simple hecho de negarte a compartir las ideas comunes.

    Mira qué coincidencia, a quien estás llamando “reaccionario” ahora es a Denegri porque éste no acepta las cacofonías, repeticiones, “le sonaba” o “se sentaron en la mesa” de Roncagliolo (y otras tantas cosas por el estilo de otros autores).

    No me parece reaccionario Denegri, desde luego que no. No es que “ahora declaras con franqueza” al respecto. Si te fijas, he escrito un combito más entre veinte otros, y muy corto (y ya tengo dos largos posts de respuesta de Faverón y amplias críticas tuyas). Lo he complementado posteriormente, con la franqueza que nunca faltó. ¿Tan reaccionario para ustedes es Denegri que deba ser silenciado, censurado, excluído? Mira cómo lo pones:

    El requisito de “hablar bien” es un artificio sumamente peligroso. Primero porque es un poderoso mecanismo de silenciamiento y exclusión y segundo porque te puede hacer creer que, por ejemplo, la educación consiste en saber cuándo usar “de que” y “que”.

    Denegri está expresando una opinión, no está silenciando ni excluyendo a nadie. Tiene tanto poder como un diccionario de dudas sobre el uso del idioma castellano. Si el estado adopta un libro de ese tipo en versión popular y lo usa en las escuelas, ahí te tendríamos oponiéndote, por las dos razones que has señalado. Y tampoco Denegri es un Bedoya Ugarteche que estigmatiza abiertamente a la mayoría de la población peruana. ¿Por qué tanto interés en la caída de Denegri? No creo que sea por lo que Faverón dice. Mal timing, malos argumentos y hasta conflicto de intereses.

    ¿Qué pasará cuando Denegri se meta con la reciente novela de Faverón? Es inminente y no queremos verlo, ¿no? Mejor que el reaccionario Denegri caiga ya. No sabe nada de literatura, no sabe nada de lingüística. ¿Cuándo comienzan a juntar firmas?

    Finalmente, sobre tu prédica en el GCC, pues aprecio que hayas expresado y fundamentado tus opiniones. Lo que no aprecio es que me reproches que no las comparta.

  34. Silvio Rendon dijo:

    No pongamos en el mismo nivel las cosas. Aquí se ha cruzado la línea de pedir que se cierre un programa de televisión.

  35. Pvlgo dijo:

    Daniel Salas,

    ¿En serio pides que saquen a Denegri?

    Gustavo Faverón, Miguel Rodrigues Mondoñedo y tú han ofrecido varios argumentos sólidos que ponen en evidencia la deficiencia de Marco Aurelio Denegri en materia de crítica literaria y, más aun, lingüística. Pero tu caso a favor del saque de Denegri no tiene verdadero sustento.

    ¿Por qué habría que sacar a Denegri de la TV? ¿Por su “visión retrógrada de la cultura”?

    ¿Entonces por qué no nos ponemos a analizar cada uno de los programas de TV y sus conductores para ver qué visiones e ideologías los deforman? ¿Qué amenazas y peligros encontraríamos? (Qué meyo.)

    Te cito: “Esa visión de la cultura como un coto cerrado para unos pocos y esa idea del lenguaje como un objeto al que hay que rendirle culto tienen como función discriminar, silenciar y castigar. En resumen, quiere decir que si no sabes hablar como yo, eres un bestia y no mereces que te tomemos en cuenta.”

    Muy bien, pero, un ratito: ¿Insinúas que Denegri discrimina, silencia y castiga? Lo insinúas pero no lo demuestras en ningún lado. Te dejas caer en extremos como los de Rendón cuando alucina encontrar “coartadas” e “indicios” que apuntan a “solas posibilidades” de su invención.

    Tal vez podrías ahondar un poco en el tema. Por el momento, es más bien tu pedido el que parece obcecado y peligroso.

  36. Silvio Rendon dijo:

    Ya he expuesto cómo veo las cosas. Consta la discrepancia, con la aclaración que no se necesita tener un plan. Un comportamiento puede ser espontáneo, como cuando cierta gente no se fija en los trabajadores de la limpieza en una oficina y ni los reconocen cuando se los vuelve a cruzar. Luego viene la coartada, “es que estaba muy ocupado”.

    Lo que sí quisiera es responderle es sobre por qué “recién me doy cuenta”. Efectivamente, hace algún tiempo no me daba cuenta de algunas cosas. Simplemente no estaba en esos temas. Ignorancia y falta de atención. De un tiempo a esta parte me he percatado de algunas cosas y las voy diciendo. Sin embargo, debatir con Faverón ha sido algo frecuente, en este espacio como en otros: sobre Mónica Feria, sobre Melissa Patiño, sobre la “Utopía Arcaica” de Vargas Llosa, y varios otros temas. No es que me haya guardado las discrepancias. Faverón formó parte del presente blog y decidió marcharse por un incidente que, curiosamente, viene a pelo de lo que estamos discutiendo. Carlos Quiroz del blog Peruanista acusó de racista a Claudia Llosa por “La teta asustada”, además de decir que no era una película peruana, que fue seguramente apoyada por Mario Vargas Llosa, etc. Quiroz no había visto la película y basó sus afirmaciones en un trailer que vio. Faverón saltó inmediatamente y calificó a Quiroz de frente de “miserable” y “perfecto infeliz”, verlo aquí. Y ver mi respuesta aquí , señalándo el doble estándar de Faverón: a algunos de frente los maltrata, pero a otros que dicen cosas parecidas, no. Y fue muy fácil señalárlo, porque Faverón fue enumerando “el que hace esto, esto y esto, es un miserable”. Es fácil mostrarle gente que cumple incluso sus tan particulares requisitos, y que no califica como miserable (*). Puedes ver en los enlaces que fue por este debate que Faverón se marchó del GCC. En suma, es una discusión que en buena cuenta reaparece.

    (*) Esa vez Faverón también recurrió a un argumento falaz: señalar que él no califica de miserables a quienes hacen críticas bien fundamentadas a Claudia Llosa. ¿Por qué es falaz? Bueno, si construye un enunciado del tipo

    1. Si P entonces Q (el que dice X es un miserable)
    2. Ocurre P (dijo X)
    3. Ocurre Q (es un miserable)

    Yo le estoy señalando que ocurrió que alguien dijo X (P) y él no lo calificó de miserable (Q), lo cual es una incoherencia.

    Pero Faverón razona así:

    1. Si P entonces Q (el que dice X es un miserable)
    2. No ocurrió P (crítica bien fundamentada, no X)
    3. No ocurrió Q (no es un miserable)

    Además de no ser una inferencia lógica correcta, sobre todo no refuta la incoherencia que le he señalado.

  37. Silvio Rendon dijo:

    De acuerdo, pero responderé pues a las críticas también.

  38. Daniel Salas dijo:

    Silvio: Ahora entiendo. Antes era un plan para defender a su amigo Roncagliolo. Ahora es un plan para que saquen a Denegri antes de que haga una crítica negativa de su novela. Eso quiere decir que Gustavo tiene la capacidad de hacer que cancelen un programa de la TV y la aprovecha para hacerlo contra un enemigo prospectivo. Como no has hecho bien tu tarea, te hago notar que MAD comentó un par de veces en el blog de Gustavo y de manera elogiosa. Si Gustavo quisiera sacarle una buena crítica, todo lo que tendría que hacer es sobonearlo.

    Pero además mira por dónde va tu razonamiento. Si MAD juzga a las novelas por su cercanía con la norma, Gustavo no tendría de qué preocuparse. No hay una sola violación normativa en toda la novela, y te lo puedo asegurar porque la he leído tres veces. Esto no era difícil de lograr porque Gustavo ha sido editor durante años. Entonces uno esperaría que MAD elogiara la “perfección” del libro solamente por este motivo. Si así hubiera sido, a mí como a cualquier persona que sabe de crítica literaria, nos habría parecido una crítica ridícula.

    Sobre Guevara, el TLC, Israel y la defensa nacional ya he dicho que pienso lo mismo que tú. ¿Por qué habría de discutirlo? Lo que te he querido probar es que si muestro una formación sesgada, podría presentarte de cierta manera, como un “facho”. Pero para ello tendría que tener mala leche, lo que no es el caso.

    Tampoco espero que compartas mis opiniones pero si de verdad crees que MAD hace una crítica válida y que sí sabe de lingüística, tenemos un problema de base y me queda claro que las discusiones que antes hemos tenido en el GCC han sido por las puras.

    Pvlgo: En efecto, coincido contigo en que hay muchos programas de la TV que deberían desaparecer. Pero podríamos comenzar señalando aquellos que aparecen en los medios estatales, ya que finalmente deberían reflejar los intereses del país y no de los privados. Me parece muy grave que haya programas con contenido racista en la televisión peruana pero mucho más grave y mucho más significativo de lo mal que anda nuestra educación que los haya en la televisión del Estado.

    Una explicación de por qué lo que MAD hace es sumamente grave la presenta mejor que yo el lingüista Miguel Rodríguez Mondoñedo:

    http://lapenalinguistica.blogspot.com/2009/07/tenianos.html#links

    Y aquí la lingüista Nila Vigil:

    http://nilavigil.wordpress.com/2009/04/28/el-abominable-etnocentrimo-de-martha-hildebrandt/

    Estas son las ideas sobre cultura que debería divulgar la televisión estatal cuando menos, sino la nacional. Cuando estuve en el GCC siempre insistí en que hay que dejar trabajar a los expertos y atender a lo que hacen. Mi Martha Hildebrandt ni MAD son expertos en lo que dicen y de esta manera sirven a los propósitos de la exclusió. Por eso la autoridad que poseen me molesta tanto.

  39. Salvador dijo:

    Faverón patinó con lo de la ley antirracista boliviana (aunque sigue siendo un tema discutible).

    Sin embargo, Silvio patina a mi entender con el asunto Denegri. La diferencia entre el caso de Marco Aurelio Denegri y el de Bedoya Ugarteche y Martha Hildebrandt es que nuestros impuestos sirven para mantener el programa del primero (que sí es reaccionario y hasta racista), mientras que los segundos trabajan para instituciones privadas.

    Pese a ello, en uno de los enlaces que manda Salas se puede leer que Faverón dice:

    “¿Hasta cuando seguirá Aldo Mariátegui cobijando esa bajeza en su diario, dándolas a leer a todos quienes compran Correo, permitiéndole una trinchera y una tribuna a lo más oscuro del prejuicio racista peruano? ¿Es en nombre de la libertad que publica convocatorias al homicidio?”

    De cualquier forma, considerar que los recursos del Estado no deben gastar en programas de TV conservadores y/o reaccionarios no me parece una propuesta para nada descabellada.

    De igual forma, es claro que Faverón (con quien discrepo en muchos temas) ha criticado en innumerables ocasiones a Roncagliolo, así que resulta jalado de los pelos considerar que Faverón lo ha querido defender ante la “crítica” de Denegri.

    Eso no quiere decir que Faverón no sea en ciertos casos demasiado amigo de sus amigos al momento de hacer una crítica (por ejemplo, en los casos de Alonso Cueto y Thays). Pero en este caso específico, creo que es injusto decir que saltó contra MAD sólo por patero.

  40. Silvio Rendon dijo:

    Daniel,

    Entonces esperemos que Denegri comente a Faverón, a ver si hay elogios a la perfección del editor por diez años. Que sea cierto lo que no es mentira.

    Sin embargo, me llama la atención esto: “Si Gustavo quisiera sacarle una buena crítica, todo lo que tendría que hacer es sobonearlo”.

    ¿Así es la cosa? ¿Entran comentando positivamente a tu blog, y basta que sobonees para obtener una buena crítica? Ojalá que tu puesta de manos al fuego por Faverón no sea correpondida con un “no me defiendas, compadre”.

    Por jugar con los condicionales, te mareas. ¿Qué tal si usas el infinitivo y comentas si te parece que las posiciones que has señalado son reaccionarias? Si piensas que son reaccionarias, desde luego que me podrías presentar como un facho, pero si no piensas así, ¿de qué estás hablando? Yo pienso, en modo infinitivo Daniel, que es reaccionario censurar a Denegri, y te critico a ti y a Faverón tal pretención. No es un ad populum, Daniel. Tú sí estás jugando al ad populum de tirar la piedra y esconder la mano de decirme que podrías presentarme como “facho”, sin siquiera estar de acuerdo con la gente ante la cual me presentarías así.

    No tenemos un problema de base, posiblemente lo tengas tú, no yo. Tal vez creas que las discusiones fueron “por las puras” porque no me convenciste. Pues bienvenido al club, pues tampoco yo te convencí a ti.

  41. Silvio Rendon dijo:

    Estaba esperando que alguien dijera que cuando el canal es del estado se puede censurar y cuando el canal es privado el dueño hace lo que quiere. De hecho lo señalé desde el comienzo, en el combito, evocando la gente que pedía que Thays debía entrevistar a ciertos escritores porque éstos pagaban sus impuestos. Gran error. Es como cuando los blogstars animados por Rosa María Palacios “adoptaban” congresistas para que les rindan cuentas sobre sus gastos operativos. Incluso Sifuentes llegó a decir que tenían derecho a verles las notas que se habian sacado en el nido. Que el canal sea del estado no quiere decir que no pueda tener programas de opinión, o incluir a gente que tiene cierta idea de la cultura, que será imposible que satisfaga a todos. Pero claro, si primero se descalifica a Denegri como reaccionario, discriminador, racista (?) presentándolo como si fuera un Bedoya Ugarteche, se abren las puertas para la censura. ¿Qué habría dicho Faverón si Evo Morales sacaba de la televisión a alguien tipo Denegri? ¿O no nos lo imaginamos? Seguramente lo tendríamos diciendo “yo he criticado mucho a Denegri, pero no estoy de acuerdo con que Evo Morales lo censure”.

    Y sobre los medios privados, tampoco es que pueden ser chacra de nadie, pues la estigmatización a la gente acaba por hacerle daño. ¿Una radio rwandesa que incitó al genocidio, como era privada, ya no fue cómplice? ¿El estado no da licencias a las radios? ¿No hay una defensora del pueblo? ¿No hay defensa del consumidor? ¿No hay regulación en las comunicaciones? Parece que hay muchas agencias gubernamentales que podrían hacer algo, pero no lo hacen. Y si todo esto no es suficiente y un ABU se sale con la suya, entonces nos falta una ley antiracista. Los impuestos que paga la ciudadanía también sirven para que el estado la defienda de los abusos de los privados. Así como dicen que pagan sus impuestos y quieren evitar ciertos contenidos “reaccionarios” en el canal del estado, podrían decir lo mismo para evitarlos en los canales y medios privados.

    Finalmente, bien, Salvador, que hayas citado a Faverón sobre Bedoya Ugarteche, pues muestra la diferencia de trato: en tono de pregunta sobre lo que hará el director y sus razones. En el caso de Denegri hubo un “debería”. Igual Denegri cae y ABU sigue.

  42. Silvio Rendon dijo:

    Bueno, como aquí el debate es con quienes “están de acuerdo” con Faverón mientras éste sigue en lo suyo, me referiré directamente a él en este simpático recuento de su último post:

    ¿Las frases muy largas son un defecto? Entonces Faulkner es pésimo. ¿Las muy cortas son un horror? Entonces Carver es malísimo. ¿El lenguaje vulgar? Medio Joyce se va.

    Etcétera. Y prosigue:

    Ocurre que cuando un crítico dice que una novela es demasiado x o demasiado y, está comparándola con algo más. Quizá con un conjunto discreto de libros que, consciente o inconscientemente, forman su estándar, su medida base; algo así como un libro imaginario constituido por todos aquellos rasgos que él supone cualitativamente superiores.

    Supongo que es una alusión al comentario de Denegri (a quien no menciona pero alude y ridiculiza), que el libro de Roncagliolo es muy largo, que en menos páginas puede decir lo mismo. Hay autores que escriben obras largas, pero mira todo lo que te dicen en ellas, y cómo te lo dicen. Otros obras son cortas, pero mira el estilo que se manejan en tan pocas palabras. Será que hay autores palabreros que no son ni una cosa ni la otra. No les liga lo que sí les liga a otros autores. Va alguien a cantar el falsete mexicano y no le sale, pues. Le sale un gallo fuera de nota. Entonces viene Faverón y defiende la interpretación no lograda diciendo que el falsete mexicano es un estilo válido y despliega su eruditismo al respecto: no fue gallo, fue experimentación. Y es que Denegri está diciendo que el libro de Roncagliolo es demasaiado extenso dada la expresión de Roncagliolo, no que los libros cortos son siempre mejores que los buenos.

    Es en base a este tipo de argumentos que se está pidiendo que se le cierre el programa al “reaccionario, discriminador y racista” Denegri. Realmente ridículo.

  43. Silvio Rendon dijo:

    Léase este post: http://tanquedecasma.blogspot.com/2010/11/una-biblioteca-en-llamas.html
    Y ahora léase este: http://puenteareo1.blogspot.com/2010/11/el-novelista-como-baterista.html

    ¿Coincidencia? ¿Por qué justo ahora resulta tan importante establecer criterios sobre cómo hacer la crítica literaria? Es lógico y válido que si un alumno sale jalado le pregunte al profesor los criterios de calificación. Que de ahí otros alumnos se beneficien o que haya un interés general y buenos argumentos en el alumno jalado, es posible y válido. Nomás tengamos la película clara y démonos cuenta de la motivación del alumno jalado. Que si nos dice que es por mera objetividad o interés general no será nada creíble.

  44. lince35 dijo:

    Gustavo Faverón no responde para nada a estas dos preguntas

    ^¿No es verdad que Faverón saltó inmediatamante ante una desfavorable reseña a Ampuero, maltratando a la reseñadora? ¿No es verdad que Faverón saltó a decir que el general Cisneros abogó por que las fuerzas armadas no participaran de la lucha contra Sendero Luminoso para defender a Renato Cisneros de un ataque?^

    Sobre la primera pregunta, Faverón posteriormente publico unos insultos infamantes de Ampuero contra Oswaldo Reynoso, a quien considera vía su alter ego “algunos” en “la orilla contraria”. Por que no dice lo mismo de Daniel Alarcon? En su cuento “Guerra con la luz de las velas”, Alarcon idealiza y romantiza a un guerrillero emerretista, asi como Vargas Llosa lo hizo con las guerrillas del 60 en La niña mala. Pero Faverón no les saca las garras, como hace con otros autores.
    Faverón tampoco sale de recomendar la lectura sesgada de una pagina del informe de la CVR relativa al ex ministro de Guerra Cisneros

    http://lapicerodigital.blogspot.com/2008/08/combitos_5744.html

    Faverón se autodenomina critico “cultural”, pero cuando le conviene es incapaz de leer e interpretar una fotografia. En Facebook no han dejado de recordarle muchas de estas cosas, provocando su griterio de toda la vida.
    Es a todas luces muy “lento”.

  45. Silvio Rendon dijo:

    Sobre el salto por Ampuero, fue muy evidente, desproporcionado y de mala manera. Presentó a reseñadora De Paz como una idiota.

    Sobre Cisneros, lo único que se podía decir con sensatez era que Renato Cisneros no tenía nada que ver con las acciones del general Cisneros. Cuando se ponen a decir que las declaraciones de ese general fueron tergiversadas ya cruzan una línea. Todos, y en primer lugar la CVR.

    Sin embargo, Faverón escribió un siguiente post en que alude a estos dos autores, aunque no da en el clavo con ninguno.

  46. Lolo12 dijo:

    El tema de Faveron contra Santiago Rocagliolo no es porque si. El tema viene de cuando Roncagliolo publico de muy joven su novela Pudor con Alfaguara en España justo cuando Thays y Faveron estaban en levantar como lo mejorcito de la narrativa peruana a Luis Hernan Castañeda, quien acababa de publicar su primer libro con Estruendomudo, editorial afin a Thays, quien hasta hoy publica los cuentos de sus talleristas. Castañeda estudia en Boulder, donde llego alentado por Salas y Faveron. No hay recuento de autores nuevos donde Faveron deje de mencionar a Castañeda, el reseñista actual del blog de Thays, “Sin Plumas” que ya incluyo una reseña a la novela de Faveron. Roncagliolo se les cruzo, ni Thays habia pubicado aun en España, y Faveron no perdio tiempo ni espacio para buscar desprestigiarlo como buen narrador. Hasta que sucedio el comentario de MAD en los tiempos en que acababa de publicar su novela y el comentario a Roncagliolo le resulto un buen pretexto. Y es que las cosas ya esta claras con Roncagliolo y Castañeda casi diez años despues y es tiempo de que Faveron trabaje para su propia novela no hacieno que se defienda sola, todo lo contrario.
    En la reseña de Carlin puede verse que anteriormente entrevisto a Faveron. Estaban en comunicacion. En el interin de la entrevista a la reseña, por email o messanger, perfectamente han podido comentar la reseña que venia en camino, adelantando ideas y sentidos. Y asi Faveron pudo publicar su post respondiendo a Carlin en entrelineas.

  47. Lucio dijo:

    Mi impresión es que ese “Lobbismo literario” al que alude Silvio, forma parte de un fenómeno mayor, al que intento referirme aquí http://indagacionesdelunicornio.blogspot.com/2010/11/la-coherencia-de-faveron-y-la-etica-de.html
    Y eso pasa por reconocer que tal lobbismo literario, y su presunto fermento cultural al que denomino “ética de grupo”, también se puede hallar entre, por ejemplo, los creadores contraculturales, como los de Quilca, quienes a menudo pueden desestimar rápidamente y sin mayor reflexión, algunas propuestas literarias de cierto valor, pero que no encajan en el perfil de “social” o “contracultural.
    Quiero decir, que este rasgo el de la “ética de grupo”, no es privativa de los escritores “status quo”. Sino, de un cierto modo nuestro de percibir las relaciones y la dinámica personal y social entre nosotros. Algo de esto hay en los problemas que las ONGs de DHH que Ricardo Alvarado anda mostrando.
    La convicción que tengo es que las ciencias sociales aún no ha penetrado en estos subestratos de nuestra cultura. Creo sí, que la filosofía algo de esto ha atizbado, por lo menos en san Marcos, en los tiempos en que pasé por allí. Pero aún no se ha traducido en estudios ni en publicaciones.

  48. Silvio Rendon dijo:

    Bueno, finalmente Roncagliolo ha sido una excusa perfecta para abrir una discusión sobre cómo se debe hacer la crítica literaria. Ya Faverón, después de tanto pataleo y negación, comienza a admitir cosas.

    Según Faverón su discusión sobre la crítica lilteraria no tiene nada que ver con su novela. Mera coincidencia, pero ojo, él no se va a chupar de defender su obra. No hay por qué dejar que ésta se defienda sola. Como dicen en la Argentina, “este tiró un centro y lo cabeceó él mismo”.

  49. Ernesto Carlín dijo:

    Solo para aclarar a Lolo12
    No coordino el tenor de las críticas de cine, teatro o libros con los artistas y autores involucrados. Con Gustavo no he hecho una excepción.
    Saludos

  50. albertito dijo:

    ¿Acaso no se dan cuenta de que Faverón no quiere una crítica literaria que no sea la suya o la cercana? Vamos, no nos chupemos el dedo. ¿Qué creen que diría Thays de tener nuevamente su programa en el canal del estado? Que la novela de Faverón es lo máximo, muy buena. Allí el señor Faverón, que acaba de escribir que eso es una mala crítica, no diría nada, sino hasta agradecería la mención.

    Señor Rendón, pregunte a Salas y Faverón por “los cuatro”. Le apuesto que responderán con evasivas.

  51. Lucio dijo:

    Si pues, en el fondo, pareciera que lo que busca Faverón y los VIP del club, no es desterrar el elitismo que Denegri señala con toda honestidad, sino, el de sustituir un elitismo, por otro.
    Uno que acomode mejor con el esquema que ya conocimos con los programas de Thais.
    ¿O no es así amigo Carlín?.

  52. Silvio Rendon dijo:

    No sé si esta semana pueda darme un tiempo para postear, por lo que dejaré aquí algunos comentarios.
    Sobre Faverón y sus campaña, va quedando claro que no tiene nada que ver con las razones que dice. Ha pasado de defender y minimizar el racismo de Alcides Arguedas en Bolivia y de Riva Agüero, Ventura Calderón, López Albújar y otros en el Perú a poner las cosas como si Marco Aurelio Denegri fuera un fascista y un maoísta. ¿La evidencia? Una cita de Mussolini, que el sistema no es el problema, y otra de Mao Tse Tung que no todos tienen derecho a opinar (” Quien no ha investigado no tiene derecho a hablar” aquí) hechas por Denegri en una entrevista. Finalmente, tenemos a un fascista-maoísta a quien habría que sacar de la televisión. Mejor sería leer directamente esa entrevista completa, aquí, y ver sus opiniones sobre González Prada, etc. Desde luego que no comparto muchas de sus opiniones, pero presentarlo justo ahora como un nazi es ridículo. No es creíble.

    Y desde luego, Faverón no ha saltado a tiempo por los niños pobres, por el derecho a opinar, o porque se citó a Mussolini (después de haber defendido a fascistas como Riva Agüero y Alcides Arguedas, entusiastas abiertos de la Italia fascista). Salta ahora por Roncagliolo, a quien, claro, él ya criticó y por lo tanto, nadie le podría decir que salta por alguna gente que resulta ser de cierto grupo social, político y étnico. Tiene muchas coartadas por delante como “líneas de defensa”. Sin embargo, éstas tampoco acaban por ser suficientes y tiene que dedicar un post tras otro a reforzar su castillo de naipes argumentativo.

  53. Silvio Rendon dijo:

    Desde luego que Ernesto Carlín no ha coordinado nada con Gustavo Faverón. La respuesta de Faverón es a una apreciación que al parecer flota en el ambiente y que Ernesto ha expresado sin ninguna malicia. Sin embargo, hasta eso es motivo de reacciones airadas de parte del crítico novelista.

    Yo no he leído la novela de Faverón, por lo que no puedo opinar sobre ella, pero si se me hace lenta, ya me pueden explicar lo que quieran, diré que se hizo lenta. Lo mismo si se me hace de ágil lectura.

  54. Silvio Rendon dijo:

    Faverón me dedica un post más. Desde luego que sus términos y definiciones no van a ser las oficiales en este debate. Lobbismo no es que tenga que haber un “colectivo” como él equivocadamente supone. Basta que una persona, una sola, apoye a un amigo de pluma mediocre, exaltando su obra, o defendiéndola de la constatación de su mala calidad artística. Basta que minimice (ampare, relativice, baraje) sus plagios (no importa que después diga que nunca defendió a su amigo de haberse plagiado), basta que quiera censurar a alguien que tiene un programa de televisión porque es duro con las obras que critica o no le gusta la crítica (a la vez que advierte sobre una posible censura de escritores reaccionarios en el país vecino, y, coincidencia seguramente, cuando pasa de ser solamente crítico a ser crítico y novelista). Todo eso es lobbismo.

  55. Salvador dijo:

    Pensabas lo mismo de Faverón cuado era tu amigo y colaborador de este blog? O su lobbismo es reciente?

  56. Silvio Rendon dijo:

    Eso me lo preguntaron en este mismo post y lo he contestado. Mira, hay muchas cosas que no conocía, pues no estaba en el tema. Con el tiempo me he familiarizado y formado una opinión que he ido expresando. No, su lobbismo no es reciente. Lleva ya algún tiempo.

  57. Silvio Rendon dijo:

    Faverón suelta muchas palabras sobre mi breve comentario, dizque “siguiendo mi logica”, pero en realidad aplicando la falacia del “tu tambien”: si él hace lobbismo, uno también lo hace y por lo tanto nadie (especialmente él) es lobbista. Tergiversaciones aparte (como afirmar que apoyo la censura en Bolivia, que no denuncié tal otro plagio, que no denuncié a otros lobbistas, y varias otras), yo no estoy en su mundo literario, promoviendo las obras de mis amigos y buscándole pegas a las de quienes no forman parte de mi entorno. Claro que no. El crítico literario es él, no yo. ¿Ahora uno tiene que ser profesional en una disciplina para criticar al profesional que no hace un buen trabajo? ¿Uno tiene que ser gasfitero para abrir la boca sobre el gasfitero chambón que deja todo chorreado? ¿Tal vez uno deba también ser militar para criticar a los militares que cometen atrocidades? Si Faveron se inventa que soy un lobbista, me dedica tantos posts plagados de demagogia y calificativos, como su ridícula “cuestión de honor”, que lo siga haciendo hasta que se canse. O no se canse y siga escribiendo con su pluma sopada en bilis en vez de tinta, repitiendo que uno es el hepático. Irónico el crítico.

    Faverón se equivoca cuando dice que desde que dejó de colaborar en el GCC es que aparecieron nuestras discrepancias. En realidad, éstas vienen de mucho antes: Mónica Feria, Melissa Patiño, la presunción de inocencia, el maoísmo, hasta que armó un berrinche en el GCC, con su “miserable” y “pobre infeliz”, entre otras cosas, que afortunadamente ahora sólo despliega en su espacio.

  58. Daniel Salas dijo:

    Muy buena tu última observación, Silvio. Finalmente estás diciendo que Gustavo elogia a sus amigos y le pone pegas a los que no son sus amigos. Es decir, has llegado a la conclusión de que si eres amigo de Gustavo, tienes un elogio asegurado de su parte y si no lo eres, te fregaste.
    Eso entonces significa que Gustavo es amigo de Miguel Gutiérrez, Oscar Colchado Lucio y Oswaldo Reynoso por lo menos y no es amigo de Vargas Llosa; y que por otra parte es amigo de Claudia Llosa pero no de Quentin Tarantino, amigazo de Machado de Asís pero no tanto de José Saramago, chochera del alma de Mario Levrero y Felisberto Hernández pero no de Galeano. ¿Eso era todo lo que querías demostrar? Lo hubieras dicho antes, pues.

  59. Silvio Rendon dijo:

    Daniel,

    Definitivamente, Faverón y tú tienen un problema con la lógica.

    Que X apoye a sus amigos no quiere decir que toda persona apoyada por X sea amiga suya, como se aprecia en tu razonamiento.

    Con Ampuero, Faverón fue muy complaciente, pero sobre todo fue destructivo con una reseña desfavorable a éste. Fue tan sutil que nadie se dio cuenta.

  60. Silvio Rendon dijo:

    Por cierto, otra tergiversacion de Faveron, en la que baso su post, es decir que “ahora” limito mi argumento a una persona, cuando antes hable de la industria. Lo que antes dije textualmente sobre la industria literaria fue

    Hay lobbismo literario. Las críticas literarias son como los enlaces en la internet: contribuyen a dar lectores a algunos libros y a no dárselos a otros. Y en el asunto hay politics e intereses, como en cualquier otra industria. ¿O no?

    No hable de “colectivo” organizado ni nada de lo que el elucubro atribuyendomelo.

  61. Silvio Rendon dijo:

    Va otro trabalenguas de Faverón:

    “Si quiere seguir con esto, Rendón va a tener que demostrar que lo falso es verdadero o, en su defecto, callarse y rectificarse.”

    Qué dilema. ¿Cuál elegir?

  62. Lucio dijo:

    Enternecedora la ironía fácil y diría, desesperada de Daniel Salas.
    A menudo, se elogia también por estrategia amigo Salas. O no lo sabías.
    En la entrevista de El Diario, a Avimael Guzmán, este le tira una flor a Patricio Riketts Rey de Castro. Lo llama algo así como “reaccionario lúcido”. ¿Eran amigos?.
    Faverón ha sido claramente arbitrario e incoherente con sus posturas. Lo que no tiene que ver necesariamente, con su capacidad para la crítica literaria, cuando quiere limitarse a eso.
    Sería mejor que le vayas explicando, que no es buena idea andar armando jaleos como estos, y luego pretender credibilidad o respetabilidad. Vale decir, como crítico literario, venga. pero, como crítico cultural, se le escapan las tortugas.
    Finalmente, yo agregaría un rasgo más en la performance crítica de Gustavo, además de lo del lobbismo. Y es, el privilegiamiento de lo judío. a la hora de listar escritores u obras, Faverón siempre se inclinará por escritores judíos, Primo Levi infaliblemente, o, escritores que aludan a lo judío.
    Es legítimo, no le encuentro mayor problema a eso. En todo caso, lo resalto como un rasgo interesante. Pues, digo, si Vargas Llosa fuera judío, ese último post en su blog, hubiera sido básicamente inconcebible.
    O sea, Daniel, mi lectura es esta:
    Puedes ser amigo de GF. Puedes ser parte del grupo. Pero, eso aún no te asegura nada. Tienes que ser judío, o cercano a lo judío, para sentirte tranquilo y a salvo de sus berrinches.
    ¿Me pedirás pruebas?, indicios?. No sé si el tiempo me alcance.
    Saludos.

  63. Silvio Rendon dijo:

    Eso no es cierto, Lucio. Aquí estamos dándonos duro y lo judío ha sido irrelevante. A mí no me ha salvado de ningún berrinche. Igual pasó con Hans Ruhr, alguna vez. Lo judío es un tema que veo más en comentarios diversos de Faverón, un asunto identitario; antes que en su crítica literaria. Como parte de discusiones muy polarizadas el asunto ha surgido como una descalificación adicional. Creo que en algunos segmentos en el Perú se tiende a caer en el racismo muy fácilmente. Lo vimos con el fujimorismo contra los nikkeis y contra los judíos, de parte de varios sectores, ahora se me ocurren algunos reservistas, como con otros grupos.

  64. Lucio dijo:

    No sabía que eras o tenías origen judío amigo Rendón.
    Por supuesto eso es irrelevante para identificar la legitimidad o ilegitimidad de las posiciones respecto del tema en debate.
    Mi impresión era que ello, la condición de judío, podía ser un atenuante para las críticas de Faverón. Probablemente es una percepción mía errada. Aunque, no descalificaría eso.
    Para mí, vendría a ser lo mismo, que un crítico filocomunista, tienda a defender con más facilidad a escritores de posiciones comunistas o filocomunistas. Lo veo más como una vocación ideológica que como una cuestión étnica.
    Un ejemplo, para indicar mi percepción, sería esta:
    Raúl Porras, era un prohispanista. Con una cierta vocación a entender o defender a intelectuales españoles o prohispanistas. Aunque, eventualmente, de salir un intelectual o escritor español antihispanista, Raúl Porras podría criticarlo agriamente. Vale decir, su condición de español, del escritor en cuestión, no lo salvaría de la reacción del Raúl Porras de mi ejemplo.
    Es una percepción mía, aunque talvez equivocada. Eso solo puede comprobarse en perspectiva.
    Slds.

  65. Manolo dijo:

    Y que dice a todo esto el candelerito de Iván Tais, siempre tan atento a atender las polémicas, pasándose como observador objetivo para apoyar el peso de la balanza a favor de Faverón? Lo hizo hace poquito respecto al tema de la ley antiracismo en Bolivia. Ese es un modo de lobbysmo a favor del crítico.

  66. Silvio Rendon dijo:

    Creo que esa hipótesis tendrás que trabajarla más. Alguna vez igual comento algo al respecto, pero la cola de posts me está quedando muy larga y hay varias cosas que vienen primero.

  67. Silvio Rendon dijo:

    Gustavo Faverón dijo:

    “nunca he discutido con él cuestionando las intenciones que pueda haber detrás de sus comentarios, ni sugiriendo siquiera que haya intenciones escondidas”

    Esto no es cierto. Faverón desde luego que se puso a cuestionar mis intenciones, implicándome en lo que escribió otro contribuyente del presente blog (como si lo que Faverón escribía cuando contribuía aquí fuera mi responsabilidad). Entonces nadie aquí se había metido con él. Fue él quien saltó a atacar al presente espacio, asumiendo una línea que ya antes habia lanzando el ex-funcionario de la CVR Eduardo González. Le respondí en este post: Aclaraciones a Gustavo Faverón.

    Como se aprecia en sus comentarios, Gustavo Faverón aseguró que yo desarrollaba “un proyecto/una campaña de desprestigio contra la CVR”. Cuando le pedí que sustentara tal afirmación

    La CVR tiene muchas cosas cuestionables. Decirlas te parecen una “campaña de desprestigio”, sin fundamento alguno. Si te vas a meter en el tema, hazlo de una buena vez.

    esta fue su respuesta:

    Qué difícil es hacerte entender algo tan simple: no tengo el más remoto interés en comentar tu campaña de desprestigio contra la CVR. Ni el más mínimo.

    Vuelva el lector a leer la cita de arriba y diga si es cierto que Faverón nunca sugirió intenciones escondidas. En mi opinión claro que lo hizo, y cuando le pedí que sustente su afirmación, simplemente dijo que no le daba la gana hacerlo. Ese fue su nivel.

    Por esa época escribió más de un post cuestionando mis intenciones, como se aprecia en los enlaces a su blog en el post citado. Las mentiras tienen piernas cortas.

  68. M. dijo:

    Ahora resulta que para Faveron, Thays es apolitico, desideologizado

    “Iván Thays siempre me ha resultado inescrutable en términos ideológicos: sospecho que es lo más cercano que conoceré en mi vida a una criatura apolítica”

    Decir eso es tan absurdo como señalar que por leer y citar a autores marxistas como Antonio Gramsci, György Lukács, Mikhail Bakhtin, Walter Benjamin, Raymond Williams, Terry Eagleton, Fredric Jameson, Pierre Bordieu, Louis Althusser lo vuelven a él en uno, que es como decir que por trabajar por eleccion y afinidad con el maoista Piglia lo haga ser uno. No se sostiene. Faveron no hace lectura marxista de textos.
    Como un marxista puede decir que exista en la vida social una criatura “apolitica”? Y ademas Thays!

  69. Norman dijo:

    Ahora Faveron para defender su definicion apolitica aplicada a Thays compara por oposicion a Jorge del Prado y Emilio Adolfo Westphalen. Nada mas equivocado. Westphalen no es para nada como Faveron aprecia a Thays, como un “apolitico” entrecomillado. Aqui una frase significativa incluida en su texto introductorio y conmemorativo de un aniversario de Marx del sexto numero de Amaru, la revista que dirigiera en 1968:

    “No es novedad decir que muchos de los que hoy en dia se arrogan la condicion de “marxistas” hubieran sido tan rotunda y airadamente desmentidos por los Padres Fundadores como lo fueron los que en su tiempo pretendieron usufructuarla.”

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.