Por - Publicado el 21-10-2010

En el Perú la historia escolar comenzaba con Colón y seguía con Pizarro. Luego cambió y aprendimos los Incas, la rebelión de Túpac Amaru, la Independencia1. Leíamos “Cuentos andinos” de Albújar y no “Los ríos profundos” de JM Arguedas. Luego salió Albújar y entró Arguedas. En la Plaza de Armas de Lima había un monumento de homenaje a Pizarro y ninguno a algún indígena resistente. Salió Pizarro y entro Taulichusco.

¿Cuál sería el gran problema con que Bolivia quiera rehacer su currículum educativo? Hacer esto supone desde luego cambiar las prioridades. Entran algunos autores y salen otros.

Leemos en Gobierno diseña currículo antirracista de educación:

“El viceministro de Descolonización, Félix Cárdenas, mencionó que, por ejemplo, serán eliminados de la lectura obligatoria títulos como “Raza de bronce” y “La niña de sus ojos”.”

Léase bien. “eliminados de la lectura obligatoria”. No se habla de prohibición, censura, quema de libros, torturas a sus autores o cosa por el estilo.

Sin embargo, la cosa se confunde y se aprovecha políticamente. Se habla apresuradamente de “prohibición”, “censura”, “represión”, “desconocimiento del pasado”, “ignorancia de la historia”. Como si los bárbaros ya estuvieran incenciando Roma o las hordas fanatizadas estuvieran quemando la biblioteca de Alejandría. Aquí Gustavo Faverón especula al respecto:

“¿Qué textos de nuestra tradición pueden considerarse racistas? A primera mirada, no será difícil encontrar algo o bastante de eso, o al menos alegar que algo o bastante de eso existe en las obras de Ricardo Palma, José Riva Agüero, Ventura García Calderón, Enrique López Albújar o Clemente Palma, entre muchísimos otros. ¿Borrarlas de la memoria y de la tradición? ¿Desaparecerlas, vetarlas, prohibirlas o limitarlas porque expresan una mentalidad segregacionista o marginadora o alguna forma de menosprecio por la mayoría indígena?”

Que estos autores puedan perder centralidad en la formación escolar es presentado como si estos autores fueran a ser prohibidos, “borrados de la memoria y de la tradición”. ¿De qué tradición se estaría hablando aquí? (Si se rediseñan los cursos de historia en Estudios Generales Letras de la Católica y se dejan de usar los libros de José Antonio del Busto, ¿también se dirá que se borra al gran Del Busto de la memoria y de la tradición?).

El escritor Mario Vargas Llosa para difundiendo el mismo discurso. Hace algún tiempo razonó de forma similar, cuando el alcalde Castañeda sacó la estatua de Pizarro de la Plaza de Armas de Lima. Lo acusó de hispanicida, demagogo, nacionalista, racista cerril, etc. Verlo en Los Hispanicidas:

“Pizarro y lo que llegó con él a nuestras costas -la lengua de Cervantes, la cultura occidental, Grecia y Roma, el cristianismo, el Renacimiento, la Ilustración, los Derechos del Hombre, la futura cultura democrática y liberal, etcétera-es un componente tan esencial e insustituible de la peruanidad como el Imperio de los Incas”

Como si por sacar a Pizarro se estuviera contra “los derechos del hombre” y la “cultura democrática”.

Aquella placita, ya desbautizada, no se llamará más Pizarro sino Perú -naturalmente- y en lugar de la estatua del fundador de Lima lucirá en el futuro una gigantesca bandera del Tahuantinsuyo. Como esta bandera nunca existió cabe suponer que la está manufacturando a toda prisa algún artista autóctono y que la engalanará con muchos colorines para que resulte más folclórica.

Nótese la majestuosa descripción del conquistador y el tonito de cacha para lo indígena (y en realidad peruano). Lo europeo es lo democrático, forma parte indiscutible de nuestra tradición; lo indígena es lo postizo, lo folklórico, y desde luego (léase bien el artículo), lo autoritario. Pero Vargas Llosa siempre es prolijo en incluir “cláusulas de salvaguarda” aceptando lo indígena, pero ¿cómo? A diferencia de lo europeo, lo indígena sólo es aceptable mezcladito, rebajadito, como un ingrediente más dentro de la cultura peruana, presente, pero del cual no hay que abusar. Hay que rebajarle lo astringente, si no es peligroso. O ridículo.

Es usual que cuando en una situación de desigualdad se toman medidas para lograr una mayor igualdad haya gente que salte hasta el techo presentando a los cambios como medidas autoritarias. Ha ocurrido en todo proceso de democratización. Si en Estados Unidos se pone una cuota a favor de quienes han sido discriminados, ya se atenta contra alguna libertad. Y sí, se pone una restricción a la libertad de unos para que comience la libertad de otros. No es que haya menos libertad en general. Allí para desegregar las escuelas tuvieron que enviar al ejército a los racistas estados sureños. Así fue la lucha por los derechos civiles. Que en el Perú o en Bolivia se pinte de autoritario y discriminador no al estado de cosas, sino a los esfuerzos por cambiarlo es lo de siempre.

“El nacimiento de una nación”, película histórica, innovadora con la cámara, pero que promueve la supremacía blanca y exalta a los “caballeros” del Ku Klux Klan, una pandilla de asesinos. No es parte de la formación escolar ni universitaria en los Estados Unidos. Está ahí para quien quiera verla, una pieza de museo, que testimonia un vergonzoso pasado de discriminación. Pero incluso en los Estados Unidos hay quienes usan el argumento de la “tradición” o de la “calidad estética” para finalmente hacer potable lo que no es otra cosa que la estigmatización de un grupo humano.

A. Desde luego que Faverón no es que lea la ley boliviana desprejuiciadamente. El crítico tiene sus fobias con las que cree encontrar amparo en Orwell para su idea de los andinos como violentistas y autoritarios:

“en la más atroz de las dictaduras ficcionales jamás imaginada, los andinos tienen más posibilidades de poder que en el Perú de la realidad. Y después hay quien se pregunta por qué ciertos mensajes violentistas y autoritarios han encontrado alguna vez eco en los Andes.”
Ironías

Muy irónico y muy inocente. Orwell habla de “las Américas”, incluyendo la tierra de George Washington y de Abraham Lincoln, como territorio dictatorial, no particularmente de los “andinos”.

En este comentario ya me referí a su doble estándar. Ciertos racismos le son más intolerables que otros..

A2. Bartolomé Clavero dedica este post a la ley antiracista boliviana:

“Los medios no se muestran dispuestos a recapacitar y rectificar. Están en pie de combate con la esperanza, esperemos que vana, de inoperativizar la puesta en práctica de la reforma del Código Penal o de reducirla a casos marginales que no afecten al dominio y a la cultura del racismo que resiste todavía por Bolivia no sólo en el campo de los medios. Con todo esto puede apreciarse hasta qué punto la reforma penal es necesaria.”

Leerlo completo.

  1. Este cambio se sembró durante todo el siglo pasado. Riva Agüero sostenía que el pasado autóctono del Perú no importaba:
    “Los sucesos del Imperio incaico según el muy exacto decir de un famoso crítico (Menéndez Pelayo) nos interesan tanto como pudieran interesar a los españoles de hoy las historias y consejas de los turdetanos y los sarpetanos”

    Cita de los “Siete ensayos” de José Carlos Mariátegui, quien sostuvo la idea contraria, que el pasado y presente indígena era indispensables para comprender al Perú. []

-

Enlaces a este artículo

  1. Tweets that mention “¿Borrarlas de la memoria y de la tradición?” » Gran Combo Club -- Topsy.com
    21-10-2010 - 13:53
  2. ¿Decir la verdad? ¿Para qué? | Chile a Punto
    28-10-2010 - 6:00
  3. Prejuicios, prejuicios, prejuicios » Gran Combo Club
    29-10-2010 - 15:10

Comentarios a este artículo

  1. Carlos dijo:

    En la Universidad Católica casi nadie manda a leer a del Busto hace años. Nadie tuvo que dar un decreto para que así sucediese, y nadie tuvo que prohibir nada. Ese era el punto de Faverón.

    Pero está en biblioteca y quien lo quiere lo leer, lo lee.

  2. Silvio Rendon dijo:

    Pues si eliminar a Del Busto de la bibliografía de los cursos de la PUCP no es una prohibición, pues tampoco lo es eliminar a Alcides Arguedas de las escuelas bolivianas.

    Sin embargo, Faverón tiene pues su doble estándar. Es más tolerante con ciertos racismos que con otros. Hace poco hizo un campaña de denuncia contra la presencia de profesores fascistas en la Universidad Católica:

    27.5.09
    La universidad peruana y el nuevo fascismo
    A propósito de la llegada de Marcos Ghio (y otras cosas)
    (…)
    La presencia pasajera de Marcos Ghio en dos universidades peruanas no es el único problema si es que nos preocupa el ingreso de la extrema derecha totalitaria en los campus del país.

    Hernando ha escrito justificaciones para la institución de prácticas estatales abusivas basado en intelectuales del autoritarismo como Carl Schmitt. Ha intentado justificaciones para la tortura. Ha publicado artículos de evidentes fascistas como José Luis Ontiveros, quien, en el blog del mismo Hernando, se refiere elogiosamente a la labor editorial de Marcos Ghio y a su difusión de la obra de Evola.

    Eduardo Hernando Nieto da clases de filosofía del derecho en la Universidad Católica del Perú.

    Entonces sí le preocupó “el ingreso de la extrema derecha totalitaria en los campus del país”. No tuvo la flemática actitud de permisividad contra los racistas y de activismo contra quienes los bajan del pedestal. Menos la preocupación por que se los borre “de la memoria y de la tradición”.

  3. Carlos dijo:

    Pero es que la diferencia es notoria, Silvio, en mi opinión. Nadie ha pedido que se saque de la currícula a ese autor, no hay presión. Ha sido superado, sus ideas ya no convencen, hay mejores.
    Otra cosa es decir “si mandan a leer a Del Busto, los boto”. Eso (es discutible que sea así, no sé) es lo que dice Faverón que pasa en Bolivia.
    Yo lo criticaría, más bien, porque su argumento se contradice con sus argumentos de hace años acerca de los comentarios en los blogs. Pero, si no recuerdo mal, él y tú estaban de acuerdo con eso.
    En cualquier caso, gracias por el espacio.

  4. Jose Villaorduña dijo:

    “Nótese la majestuosa descripción del conquistador y el tonito de cacha para lo indígena (y en realidad peruano)…lo indígena es lo postizo, lo folklórico, y desde luego (léase bien el artículo), lo autoritario”.
    ¿La supuesta “bandera del Tahuantinsuyo” es indígena?

  5. Silvio Rendon dijo:

    Bueno fuera que todas las cosas se pudieran hacer sin imposición. Que no hubiera el “negro mama” o “la chola Chabuca” y nadie tuviera que intervenir porque hay un clima de respeto. Pero no siempre es así. En el caso de los contenidos lectivos de las escuelas en cada país suele haber un ministerio de educación que da criterios para los libros que se usarán en la educación de los niños. Precisamente porque los tiempos cambian es que ahora en Bolivia se dan criterios anti-racistas en la educación. Alcides Arguedas no es lo que se quisiera como material de iniciación a la literatura en las escuelas bolivianas. Por mucho tiempo en nuestros países predominaron las ideas excluyentes, que la educación tenía que ser “civilizadora”, es decir, rechazar lo “bárbaro” de las culturas autóctonas. Y esto fue dicho explícitamente por muchas personas, en el Perú como en Bolivia. Pues bien, eso se acabó. Sin embargo, todavía falta mucho que hacer, pues a nivel oficial se siguen reforzando mensajes de discriminación y exclusión.

  6. Silvio Rendon dijo:

    Sí, lo es. Un emblema pertenece a una comunidad en la medida en que ésta lo reconozca como suyo:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Wiphala

    Quien sí no era Pizarro era el del monumento de la plaza de Armas, fabricación de un escultor estadounidense. Era alguien que hicieron pasar primero por Hernán Cortes. Como México lo rechazó, lo enviaron al Perú y pasó por Pizarro:

    http://www.peru.com/noticias/idocs/2003/5/2/DetalleDocumento_78433.asp

  7. Luis Aguirre dijo:

    Hola Silvio:

    En realidad hay dos temas aquí:

    Cómo se arma el curriculo escolar y el evidente derecho que tiene el gobierno de Morales de que sea antirracista (en sus terminos).

    Pero el otro es el de la ley que se cita en Puente Aereo

    “”Artículo 16. (Medios masivos de comunicación). El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación”.”

    La argumentacion de la “prohibicion” va en este sentido. Si hay una sancion economica por publicar un texto “racista” y Raza de Bronce es racista, ergo, nadie querrá publicarlo o reproducirlo. Por tanto, se ponen las condiciones legales para una autocensura.

    Lo segundo, por supuesto, está mal y ahi Bolivia está patinando. O, en todo caso, ¿cómo es tu lectura de esa parte de la ley?

    saludos

  8. Silvio Rendon dijo:

    Hola Lucho,

    Es que aquí Faverón hace un razonamiento de este tipo:

    Premisas:
    1. Morales prohibe el racismo;
    2. Morales califica a A. Arguedas de racista;
    Conclusión:
    3. Morales prohibe a A. Arguedas.

    El problema con este silogismo es que le falta la correspondencia objetiva: no se está prohibiendo a Alcides Arguedas. Lo único que ha ocurrido es que se lo ha despriorizado de los contenidos lectivos. Que nadie quiera pubicarlo o reproducirlo no equivale a una prohibición. Simplemente puede ser que hay menos demanda para un libro que ha perdido centralidad en las escuelas. Habrá más demanda para otros libros, en cambio. Es como que la Católica deje de tener a Del Busto como obligatorio. No pasa nada, leerán más a Rowstoroski.

    Bolivia no es el único país que tiene leyes antiracistas, ni siquiera en la región, donde Uruguay y Argentina también tienen leyes como la boliviana, y en Europa, Alemania y España, donde es ilegal publicar libros fascistas. La ley boliviana sí es, creo, la más draconiana de todas en sus castigos. Es lo único que señalaría como disctutible. Se han propuesto darle duro al racismo.

    Más bien en Bolivia diversos medios distinguidos por su racismo constante están utilizando el argumento de la libertad de expresión para seguir con su estigmatización a la población indígena. Se agarran de algunas obras, consideradas respetables, para tumbarse la política de atajar la discriminación. Todo porque Evo es “chavista”, “estatista” o tal vez directamente porque es un indígena presidente, a quien simplemente no respetan.

  9. John dijo:

    Ahora cualquier diario opositor que reproduzca parrafos de la novela de Arguedas puede ser sancionado y amordazado. La ley esa lo permite.

    Tampoco nos quedemos en la imagen de que toooda la oposición al gobierno de Evo es racista. Simplificación tendenciosa.

  10. Silvio Rendon dijo:

    En Alemania alguien puede pensar que las leyes antidiscriminatorias permiten que se prohiban las obras de Wagner. Sin embargo, ¿es eso lo que ocurre?

    No toda la oposición, pero de haber una oposición racista, discriminadora, que no le gusta que haya un presidente indígena, la hay.

  11. Silvio Rendon dijo:

    GCC: “¿Borrarlas de la memoria y de la tradición?” http://grancomboclub.com/2010/10/%c2%bfborrarlas-de-la-memoria-y-de-la-tradicion.html

  12. LS dijo:

    RT @rensilvio: GCC: “¿Borrarlas de la memoria y de la tradición?” http://grancomboclub.com/2010/10/%c2%bfborrarlas-de-la-memoria-y-de-la-tradicion.html

  13. John dijo:

    Alucino con las elasticidades que una ley debería tomarse para censurar la música de Wagner. La única forma sería llevarse por razones ad hominem. Muy distinto sería vérselas con ensayos como “La Judería en la Música”, cuyo talante racista es más que evidente.

    Sé que hay libros y películas (las de Riefenstahl, me parece) que en Alemania están prohibidos , y , sin embargo, ¿deja acaso de ser criticable tal aplicación de la ley? Porque en Alemania hay leyes antidiscriminación que censuran obras de arte ¿ya se debe justificar y aceptar a pie juntillas cualquier norma análoga en otras partes del mundo?.

  14. Salvador dijo:

    Según lo entiendo yo, la ley no sólo procura retirar de la currícula oficial los textos considerados como racistas sino que hay otro artículo que impone sanciones a los medios que publiquen “ideas racistas y discriminatorias”:

    “Artículo 16.- El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación”.

    Por ende, si el gobierno considera que un medio está publicando ideas racistas o discriminatorias(con lo discutible que puede ser determinar si una idea es discriminatoria), puede afectar otro derecho fundamental que es la libertad de expresión y de prensa.

    Ojo: no digo que se deban permitir las expresiones racistas. Deben proscribirse y sancionarse. Sin embargo, considero que ello no debería ser competencia del gobierno de turno sino del Poder Judicial. Al menos cuando se trate de quitarle la licencia a un medio.

    Brindarle al gobierno la facultad de decidir unilateralmente qué cosa es racista o discriminatoria, con la posibilidad de poder cerrar un medio de comunicación que no comparta su concepto de ideas racistas, es algo muy peligroso.

    Bajo la redacción de la ley boliviana (ver definición de “discriminación”), si un medio de prensa tiene un columnista que opina que los congresistas deben tener estudios universitarios, el gobierno podría considerar que es una idea discriminatoria y que por ende se podría imponer sanciones al medio o quitarle la licencia.

    Claro que la ley requiere una reglamentación que no ha salido. Y aún si no tuviera esa reglamentación, una actuación del gobierno que restrinja derechos como la libertad de expresión (aplicando arbitrariamente la ley antirracismo) sería claramente inconstitucional. Sólo que demostrar eso podría tomar varios años, con el medio de comunicación cerrado o autocensurado.

  15. Salvador dijo:

    Lo mencionado anteriormente no puede justificar, claro está, las conductas claramente racistas de ciertos medios opositores a Evo Morales.

    Pero ese exceso en la pena que menciona Silvio como único punto discutible de la ley es precisamente lo que marca la gran diferencia entre lo que puede ser una legítimo mecanismo contra el racismo y un arma solapada para limitar las voces opositoras.

  16. Matteo Stiglich dijo:

    RT @rensilvio: GCC: “¿Borrarlas de la memoria y de la tradición?” http://grancomboclub.com/2010/10/%c2%bfborrarlas-de-la-memoria-y-de-la-tradicion.html

  17. Silvio Rendon dijo:

    “John”,
    No porque se haga algo en Alemania se debe hacer lo mismo en Bolivia, pero que en Alemania haya una ley antidiscriminatoria desmonta la idea de lo inusitado que es tener una. Que el racismo sea restringido no es algo inusitado en sociedades democráticas y libres. Alemania no es ninguna dictadura porque se prohiban las expresiones racistas.

  18. Silvio Rendon dijo:

    Salvador,
    Toda ley antiracista es una ley contra la libertad de expresión de alguien. Inevitablemente. Que quede bien claro. En cualquier país en que hay leyes antiracistas alguien puede decir que es una mera excusa para silenciar a alguien por otras razones, e incluso que el perjudicado por la ley antiracista está siendo discrminado. No son figuras particulares que se puedan dar sólo en Bolivia. Al final, el asunto pasa por la desconfianza que se le tiene a Evo Morales. Finalmente ¿qué hay contra Morales? Reformó la constitución boliviana, se reeligió, cosas que serían normales en muchos otros países, pero nada más. No ha sido un presidente antidemocrático, parte de un “eje del mal” regional. Además, se habla poco de los numerosos beneficiarios de sus políticas antidiscriminatorias. Toda política pública debe ser justa y pensar en el bienestar general, no sólo en un grupo de poder que ahora se le acaban los privilegios por el empoderamiento indígena, que fue el que llevó a Morales al poder.

  19. Julio Gómez dijo:

    RT @rensilvio: GCC: “¿Borrarlas de la memoria y de la tradición?” http://grancomboclub.com/2010/10/%c2%bfborrarlas-de-la-memoria-y-de-la-tradicion.html

  20. Pichanguero dijo:

    Lo que ha hecho Evo es tomar el toro por las astas. El racismo es el ingrediente fundamental en la onda secesionista del oriente boliviano, que casi le cuesta la vida como país a Bolivia.

    Tenia que llegar el día en que el oprimido sea el opresor.

  21. Salvador dijo:

    Silvio,

    Lo que se le critica a Evo Morales por su ley antiracista se le debe criticar a cualquier gobierno.

    Está muy bien que se den medidas para evitar el racismo y la discriminación, sobre todo en países como Bolivia o el Perú.

    Pero está mal que sea el gobierno de turno (sea Evo o sea cualquier otro) el que decida unilateralmente si le quita o no la licencia a un medio de comunicación por expresar o publicar una idea supuestamente racista. Al igual que estaría mal que el gobierno pueda mandar directamente a la cárcel (sin juicio previo) a una persona por una opinión que se considera discriminatoria o racista (con lo subjetivo que puede ser ello en muchos casos).

    Creo que en el fondo estás de acuerdo con Faverón. A ambos le parece bien que se combata el racismo, sólo que a él (como a mí) le preocupa el poder discrecional que se le da al funcionario que controlará lo que es racista o no, mientras que al parecer tú lo ves como un exceso que no es importante en comparación con los derechos que busca proteger la ley.

  22. Silvio Rendon dijo:

    Salvador,
    Una arbitrariedad no es ningún exceso. Mira, toda ley puede ser aprovechada para cometer arbitrariedades por la autoridad. Siempre. Las leyes de tránsito también. Son aprovechadas para que los policías corruptos cobren sus coimas. No por eso vamos a decir que las leyes de tránsito son meras excusas para cometer arbitrariedades. Hay, definitivamente, un trasfondo político: como se ha predeterminado que se trata de Evo Morales, chavista, estatista, etc., todo lo que haga está mal. Si Bolivia crece bajo el gobierno de Morales, se lo oculta mediáticamente. En fin, yo sinceramente no veo nada negativo en lo que ha hecho en esta área. Si veo algo negativo, como ha ocurrido antes, lo diré.

  23. Salvador dijo:

    Silvio,

    Queda clara tu posición. Solo quería dejar sentado que hay ciertos aspectos que son demasiado importantes como para dejarlos al arbitrio del burócrata de turno. Quitarle la libertad a alguien o cerrar un medio de comunicación, por ejemplo. Es mejor que eso lo decida un poder independiente (al menos en teoría) como el judicial.

    En ciertos casos, la discrecionalidad de un funcionario está limitada por reglas que establece la propia ley. Sobre todo cuando se trata de cuestiones objetivas: no presentar un documento, no pagar una licencia, etc. Es más fácil discutir y probar la arbitrariedad.

    Cuando la cosa es subjetiva el poder en manos del gobierno se vuelve un peligro. ¿O te hubiese parecido adecuado que el Ministerio de Transportes cierre “La Voz de Bagua” por considerar que su defensa de los nativos era racista o incitaba a la violencia?. Recontra discutible, no? Dado que no se tiene una ley como la de Evo, tuvieron que agarrarse de una cuestión formal y objetiva para cerrar la radio (aunque luego se demostró que había sido una arbitrariedad). Bajo la ley de Evo (pero con un gobierno de derecha), sería muy fácil cerrar “La Voz de Bagua” con un criterio subjetivo y discutible.

  24. Silvio Rendon dijo:

    Bajo el decreto de Morales no pueden cerrar “la voz de Bagua”, porque no hay nada racista en lo que transmitía esa emisora. Lo que sí podrían cerrar es a los canales que pasan imágenes estigmatizantes como el “negro mama” o la “chola chabuca”. Pero tampoco es que vayan a cerrar a un medio al primer día. Falta el reglamento a la ley. Lo razonable es que se cierre un medio si se repite la estigmatización, si hay reincidencia, gravedad, consecuencias (como cuando Bedoya Ugarteche pidió napalm para los indígenas). Hay radios ruandeses que con co-responsables del genocidio en ese país. (Hay diversos medios clausurados en Alemania y España por racistas). La ley lo que hace es dar un instrumento legal para que funcione el poder judicial. Supongo que los canales dirían que el “negro mama” y la “chola chabuca” no son racistas, y que los están cerrando por otras razones.

    Desde luego que si se permite que los canales se salgan con la suya, en desacato no sólo a las leyes antiracistas, sino a una convivencia respetuosa, finalmente no hay cambio alguno. Seguimos con los contenidos estigmatizantes en la televisión, a los que no van a renunciar así nomás.

  25. Silvio Rendon dijo:

    Algo que también tendrían que decir quienes tanto se oponen a la ley bolviiana es qué proponen para combatir el racismo. No basta con que se desmarquen o critiquen el racismo. ¿Qué medida concreta se debe tomar para combatirlo? En el Perú no hay una ley como la boliviana, pero el racismo mediático abunda y sigue imparable, sin detenerse por las críticas de algunos. La estigmatización contra grandes grupos de la población continúa. El consejo de ética de la prensa peruana, los colegios profesionales, el poder judicial, ¿qué han hecho contra el racismo de los medios? Lo que se aprecia es un espíritu de cuerpo entre colegas periodistas, que al final no quieren que la libertad ajena les restrinja un ápice a lo que digan.

  26. Salvador dijo:

    Precisamente ese es el punto. Para nosotros no hay nada racista o discriminador en lo que transmite La Voz de Bagua. Pero para alguien a quien no le gusta esa radio, podría admitir que un locutor que diga “la tierra es nuestra” o “fuera los limeños de la selva” tiene un discurso discriminador. Y eso sería suficiente para cerrar la radio.

    Y estoy totalmente de acuerdo con lo que dices sobre los programas de TV con contenido claramente racista. Sin embargo, no se necesita una ley para sacarlos del aire: la prohibición está en la Contitución y bastaría que alguien se coma el pleito de iniciar el juicio. Claro que puede haber intereses muy fuertes y presiones de por medio.

  27. Silvio Rendon dijo:

    Si no se necesita ninguna ley adicional, ¿por qué esos programas siguen ahí? Me suena a que hay un entrampamiento y lo que hay no es suficiente. Que alguien ponga en jaque a los medios y ya veremos cómo las cosas cambian. Claro, si vamos a estar temerosos de hacer cambios por las acusaciones que nos puedan hacer, no habrá cambio alguno. Todo se quedará en floro. Alguna gente que diga qué tal lisura por la estigmatización e incitación al genocidio de parte de Bedoya Ugarteche, pero nada de acción. Que se despida a este señor de Correo por todo su racismo, o que a Correo le caigan sanciones legales por cómo maltrató a Supa, no me parece ningún atentado contra la libertad de expresión en el Perú. En Correo no se juega ningún derecho fundamental de nadie.

    Tu argumento, como el de Faverón, peca de falaz. Es una falacia de composición. Si A está cerca de B y B está cerca de C, entonces A está cerca de C.

    Premisas
    1. Decir “la tierra es nuestra” es racista,
    2. La ley cierra medios racistas.
    Conclusión
    3. La ley cierra medios que digan “la tierra es nuestra”.

    Este silogismo (que si miras los comentarios anteriores ya lo he comentado) juega a llevar las cosas al absurdo, tomando la conclusión como un hecho (que no se ha dado ni se sabe si puede darse porque la ley recién se está reglamentando) y esquivando que la aplicación de toda ley considera una cierta proporcionalidad entre la falta y el castigo. En algunos lugares vas a la cárcel por evasión de impuestos, pero tu evasión tiene que ser grave para llegar a esa situación. Si alguien te manda a la cárcel por una evasión leve, no estamos ante una aplicación de la ley, sino ante a un abuso de la misma. Entonces es el abuso el que toca denunciar, no la ley en sí.

  28. Silvio Rendon dijo:

    A todo esto. Sería conveniente dejar de especular y usar información actualizada:

    Aguilar: ningún libro será prohibido por la Ley Antirracismo .

    Y más aún:

    Vicepresidente boliviano desmiente a líder oficialista sobre veto a telenovelas

    García Linera: no estamos en tiempos del oscurantismo para prohibir libros ni formas de expresión artística y cultural

    Es lo que decía anteriormente. Hay que basarse en hechos y no en especulaciones silogísticas mal hechas.

  29. Fredy Roncalla dijo:

    Apoyo la ley antiracista. Es mas en el Peru es urgente y necesaria. Con ello ya se le habrai enmendado la plana a varios diarios y politicos y escritores espuereos.
    F

  30. Matteo dijo:

    Salvador,

    Todo tu argumento parte de la idea de que el gobierno va a decidir qué es racista y qué no lo es, y por lo tanto va a aplicar la ley como le plazca.

    ¿En qué te basas para pensar que una atribución del Poder Judicial -el juzgamiento de hechos sobre la base de una ley- va a ser usurpada por el Ejecutivo?

  31. Salvador dijo:

    Matteo, me baso en el artículo 16 de la ley boliviana, que establece la posibilidad de imponer sanciones económicas y suspensión de licencias a los medios que publiquen ideas racistas.

    La imposición de multas y retiro de licencias es un tema administrativo, de competencia del gobierno nacional. Además, si fuera intención de la ley que eso lo viera el Poder Judicial, no podría establecer que la norma está sujeta a reglamentación, pues mediante una norma reglamentaria emitida por el Poder Ejecutivo no se puede modificar competencias del Poder Judicial.

    Sigo pensando que darle el poder a un funcionario de turno (sea de izquierda o de derecha) para decidir qué cosa es racista o discriminatoria es muy peligroso, por lo subjetivo y discrecional del tema.

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.