Por - Publicado el 06-06-2010

Uno de los grandes daños a la causa de los derechos humanos producidos por la Comisión de la Verdad y Reconciliación es establecer el principio que sólo los dictadores tienen responsabilidad penal por violaciones a los derechos humanos. Los presidentes elegidos democráticamente son inimputables. Ya puede haber más crímenes durante gobiernos democráticos, como el de Belaúnde y García. Sólo se les encuentra responsabilidad política, mas no penal. Es el reino de la impunidad.

El mismo Alan García al comentar la sentencia a Fujimori en abril de 2009 recogería este argumento, jactándose, aquí, La Industria, EFE:

Ante los comentarios de Fujimori en su último discurso ante el tribunal que lo juzga, de que a diferencia de sus antecesores Alan García y el fallecido Fernando Belaúnde, él es el único ex gobernante juzgado por violación a los derechos humanos y su lucha antiterrorista; le presidente manifestó que la diferencia radica en que el acusado gobernó en un régimen dictatorial.

“Nosotros fuimos, nadie lo duda, un Gobierno plenamente democrático. Nosotros no interrumpimos la vida democrática del país”, subrayó García al referirse a su primera Administración entre 1985 y 1990.

El presidente García puntualizó que “un hecho que aparentemente se parece (como las matanzas ocurridas en Perú durante los años del terrorismo entre 1980 y 2000) cambia cualitativamente el sentido cuando se interrumpe la democracia y aparece una fórmula dictatorial en la que todo depende de una persona o todo depende de un grupo de personas”.

La propia sentencia que condena a Fujimori repite este argumento, aquí, que comenté aquí. Carlos Basombrío aquí y Martín Tanaka aquí, también lo repiten. Y Diego García-Sayán, antes, en el 2005, fue mucho más específico, aquí:

“Accomarca fue un acto criminal gravísimo, pero es discutible atribuirle responsabilidad penal al ex presidente García que acababa de asumir funciones”

Hoy en el gobierno lo usa García para quitar cuerpo de su responsabilidad por el 5J en Amazonas. Mercedes Cabanillas dice que ya asumió su responsabiildad política al salir del gabinete y niega tener responsabilidad penal. La ministra del interior. Amenaza al congresista Guido Lombardi con una acusación por difamación por encontrarla responsable del 5J. La ministra dice tener pruebas de no haber dado ninguna orden de disparo. Estaría blindada. Y si ella lo está, ya nos podemos imaginar que Alan García no sabe/no opina.

Así es la cosa, la democracia en el Perú resulta ser el régimen perfecto de la impunidad: los gobernantes pueden cometer crímenes y después de algunos años incluso salir reelegidos, sin cuentas pendientes. Mal precedente el creado por la CVR, que hoy es invocado una y otra vez.

El año pasado Ronald Gamarra fue muy enfático. Antes que cualquier comisión investigadora llegara al lugar declararía, el 8 de junio de 2009:

Ronald Gamarra: en Bagua no se produjo genocidio

Los hechos ocurridos en Bagua no se pueden tipificar como genocidio, expresó el abogado Ronald Gamarra, representante de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, quien además, negó que su organización vaya a enjuiciar al Gobierno por éstos hechos de violencia.

Para Gamarra, hay responsabilidad penal en quienes causaron la muertes de policías, pero también una falta de voluntad política que colocaron en situación de riesgo tanto a policías como a nativos que ejercían su derecho a protestar.

Agregó que los indígenas pueden tener derecho y razón al protestar, pero nunca con acciones de violencia, incendiando locales, reteniendo y asesinando a policias.

“Hay quienes cruzaron la línea de los derechos constitucionales y la comisión de delitos y eso debe ser investigado, juzgado y sancionado” expresó Gamarra.

Fuente: RPP

Gamarra le jaló las orejas a los indígenas, ellos sí cometieron delitos, pero evitó tocar al gobierno de García, del cual sólo señaló su “falta de voluntad política”. Otros fueron más recatados y esperaron a que las comisiones investigadoras evacuaran sus informes para refrendar la versión oficial del 5J.

Estamos viendo las consecuencias del precedente sentado por la CVR: las violaciones a los derechos humanos quedan impunes. Este mal precedente fue señalado y criticado por muchas personas a pocos meses de acabado el trabajo de la CVR. Aquí va un artículo al respecto de Ricardo Letts, ex dirigente izquierdista y congresista que investigó a Alan García de 1990 a 1992:

CVR: ¡Dos varas morales!
Por Ricardo Letts
Correo (01 de octubre del 2003)

(…)
La CVR no ha encontrado en AGP sino responsabilidad política, y no penal en el genocidio de El Frontón, Lurigancho, en junio 1986, cuando fueron asesinados 286 presos tras el cumplimiento de las órdenes de AGP para que el CCFA aplastara la rebelión de los presos senderistas.

La razón por la cual la CVR explica que ni AGP ni FBT tienen responsabilidad penal respecto de los crímenes de lesa humanidad cometidos por el Estado durante sus gobiernos, es -dice- porque fueron gobiernos elegidos democráticamente. Mientras que AFF (que también fue elegido democráticamente), luego dio un golpe. Entonces, por ello, a AFF -dice la CVR- sí se le denuncia por su responsabilidad penal en los crímenes cometidos por el Estado durante su período de gobierno. Qué absurda mezcolanza. No se trata de juzgar “democracia”, se trata de determinar responsabilidad penal en ciertos crímenes, cometidos con el conocimiento, consulta y consentimiento del Presidente.

Según la CVR, los crímenes de La Cantuta, Barrios Altos, penales, embajada del Japón sí tendrían responsabilidad penal presidencial a cargo de AFF; mientras que los crímenes de Pucayacu, Accomarca, penales, Los Molinos, y otros, a cargo de Belaunde y/o García, sólo tendrían responsabilidad política. Esto es absurdo e inaceptable. Justamente un Presidente no puede ser cuestionado en su accionar presidencial por razones políticas. La no acusación de “responsabilidad penal” de AGP hecha por la CVR es un chiste. Esta es una de varias conclusiones donde la CVR patina fuerte.

Hoy vemos las consecuencias de tal “patinada”. Gracias a la CVR Alan García no sólo ha salido airoso de los delitos cometidos en su primer gobierno, sino que va camino salir airoso de los delitos cometidos en su segundo gobierno, con poco cuestionamiento de los ex-comisionados, algunos de ellos funcionarios del gobierno de García, ver aquí.

-

Enlaces a este artículo

  1. Combitos las petroleras sí chorrean » Gran Combo Club
    05-07-2010 - 12:00

Comentarios a este artículo

  1. Silvio Rendon dijo:

    GCC: La CVR y la impunidad de Alan García http://tinyurl.com/2eduzwn

  2. Herbert Morote dijo:

    Muy buen artículo, Silvio. No hay que olvidar que Hiller fue democráticamente elegido.
    Un abrazo

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.