Por - Publicado el 05-05-2010

El viraje de ciertos personajes situados políticamente a la izquierda hacia posiciones de derechas no se asocia exclusivamente a la frustración por el derrumbe de los regímenes allende la cortina de hierro, ni al terrorismo ni al populismo alanista de los ochentas. Viene de antes, y al parecer es una singularidad histórica del país.

Desde que irrumpen en el panorama nacional a comienzos del siglo pasado, las corrientes consideradas de izquierdas sufren un proceso de asimilación y derechización. Los anarquistas seguidores de Manuel González Prada, y en particular los anarco-sindicalistas limeños y chalacos, no continúan con su proyecto político. Muchos se asimilan al Partido Aprista, el que, a su vez, acaba por revelarse como una fuerza política sin voluntad de lucha antioligárquica, como vimos aquí y aquí. Por su parte, diversos indigenistas cusqueños seguidores de Luis E. Valcárcel se asimilan al Partido Comunista, que acaba apoyando a los gobiernos oligárquicos pro-americanos. Muchos de los partidarios de estos grupos, a los que no les faltaba base social (por ejemplo, trabajadores cañeros apristas en el norte o trabajadores mineros comunistas en el centro del país), fueron puestos tras las rejas, mientras sus dirigencias anduvieron metidas en componendas con los gobiernos de turno. De esta generación de izquierdistas, es decir, de apristas y comunistas,1 varios acabaron cambiándose abiertamente de bando; otros no: continuaron fungiendo de izquierdistas, vale decir se identificaron formalmente con las izquierdas, pero jugaban en pared con las dictaduras, y en varios casos eran financiados por éstas.

Apelando a la represión, las negociaciones, las dádivas y los tránsfugas, la oligarquía tenía poco que temer. No había amenazas serias a su poder. Protestas por aquí, debeladas sin problemas y sin consecuencias. Podía incluso tener algunos gestos, como alguna obra aquí y allá. No había una fuerza democratizadora que pudiera romper el sistema excluyente, elitista, discriminatorio y autoritario. Si a comienzos de siglo surgieron movimientos que cuestionaron el régimen oligárquico, en los treintas y cuarentas ellos quedaron soterrados. Un gran éxito para los pocos que gobernaron. Mientras en otros países de la región latinoamericana los movimentos democratizadores triunfaban, en el Perú la oligarquía reinaba incólume. En el Perú no se vio el triunfo populista de Argentina, Brasil o México, ver Sin tetas no hay populismo. En otros países los populismos transformaron a la oligarquía; en el Perú la oligarquía transformó al populismo, haciéndolo más dócil y servil. Ahí están las fotos de la convivencia, con Haya y Ravines reconvertidos en fieles defensores del régimen oligárquico, dos virajes espectaculares para la prensa, únicos en el mundo: el máximo dirigente de un partido populista y el ex secretario general de un partido comunista en alianza con la oligarquía. No se ha visto nada de eso en ningún otro lugar.2

Y este dominio oligárquico fue tan fuerte en el Perú que parece una reproducción del Goldstein de la novela 1984 de George Orwell. Goldstein era el gran opositor al régimen totalitario. Sin embargo, había sido creado, en realidad, por “el gran hermano” para detectar a quienes estuvieran descontentos con él y aniquilarlos, pero no físicamente, sino mentalmente. Los opositores eran degradados hasta que su mente reventaba y acababan amando al gran hermano, el verdadero logro del régimen autoritario: la creación de una dictadura perfecta que generaba su propia oposición para desmantelarla.

En el Perú hubo varios opositores truchos o bambas, que rentabilizaron bien sus inicios contestatarios, pero que en el fondo se resignaron al statu quo dominante. En un sistema completamente cerrado y excluyente no faltaron movimientos que parecían cuestionar al régimen oligárquico, pero que en realidad no lo hacían. Convivían cómodamente con él.

A fines de los cuarentas, la generación surgida a comienzos de siglo sería derrotada completamente por la oligarquía. Otra generación surgiría en los cincuentas, principalmente en el sur del Perú, en Arequipa y el Cusco, (cuya máxima expresión fue la revolución de Arequipa de 1955) que haría caer a Odría. Luego vendrían nuevos bríos de fuera acicateados por la revolución cubana y validados en parte por la Alianza para el Progreso con su agenda de planificación, reforma agraria y promoción industrial. Kennedy era gran amigo de Prado, pero sabía que el Perú necesitaba otra cosa. Una nueva ola izquierdista surgiría en el país (ver aquí) que también llegaría a su fin en los ochentas. Para los noventas y hasta ahora poco quedaría de los movimientos de entonces. El fujimorismo no sólo los derrotaría, sino que los absorbería. Buena parte de los contingentes izquierdistas fueron a integrar las filas del fujimorismo, ver aquí. Y lo hicieron en nombre del “realismo” político, es decir, de la resignación, pero sobre todo por “realismo” económico, pues se convencieron que no había otra alternativa que la agenda económica multilateral y proempresarial, en su versión vargasiana primero y fujimorista después. Ya Fujimori agarró a todo el país con las defensas bajas.3 En esa época así como algunas empresas estatales fueron rematadas, varias ideas fueron también rematadas: vendidas por mucho menos que su valor. No sólo el autoritarismo fujimorista impuso su lógica; el desguarnecimiento ideológico en las izquierdas jugó también su papel. No era algo nuevo en el país. El país se había quedado sin contrapeso al poder oligárquico, tanto que cuando Montesinos les salió rana a los americanos, éstos tuvieron que financiar a las carreras a diversas organizaciones para que impulsaran una oposición desarticulada y exangüe.

Y hoy aparece de nuevo el personaje que funge de opositor, pero que trabaja para el canal del estado contentando a los gobernantes de turno, aquí, Combito 9, rentabiliza su discurso pro derechos humanos sólo para comprarse una casita en la playa, aquí, va con la agenda americana en el país (gobernabilidad, esterilizaciones forzadas, protección a empresas americanas, seguridad nacional – de Estados Unidos no del Perú) con dinero de la National Endowment for Democracy, USAID, el Departamento de Estado o George Soros, aquí, nos vende la moto de la minería que todos queremos pagado por la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, aquí, Combito 3. Mal puede cuestionarse el statu quo actual: abusos de las mineras y petroleras, prebendas empresariales, abusos laborales, responsabilidad nacional y extranjera en las esterilizaciones forzadas, violaciones a los derechos humanos, inseguridad nacional, etc. cuestionamientos todos esenciales en una democracia, ajenos a cualquier régimen totalitario.

Lo que quedaría por explicar es la persistencia de este transfuguismo en las izquierdas y la fortaleza y capacidad de reconversión de la oligarquía, que si algo ha chorreado en el país es su ideología. El modelo y la lógica oligárquica tienen mucho arraigo en las capas medias y bajas peruanas, cosa que no ocurre en ningún otro país de la región latinoamericana, donde prevalece un espíritu más rebelde y más tercamente democrático. Tal vez tenga algo que ver con esa otra tradición peruana.

Tránsfugas históricos
Eudocio Ravines: de agente de Stalin a agente de la CIA, aquí y aquí.
Juan P. Luna, de sindicalista comunista a diputado pradista y odriísta.
Genaro Carnero Checa: a sueldo de Odría, lo cual le valió la expulsión del PC. (Ravines le publicó el cheque en “Vanguardia”).
Magda Portal: de aprista rebelde a estar en la planilla de Odría.

Se podría hacer una galería similar con personajes de la actualidad….

Imágenes tomadas de aquí, Caretas, aquí y aquí.

  1. En el Perú no hubo un sector centrista o una derecha liberal que pudiera hacer una oposición real a la oligarquía. Lo más cercano a algo así fue supuestamente el primer belaundismo, pero no cumplió con su propio programa. En tal contexto el aprismo, la versión peruana del populismo, y el comunismo, ambos de vocación redistributiva pero totalitaria, eran la única oposición real al excluyente régimen de los pocos. []
  2. La disidencia de Ravines es inusitada: de dirigente máximo de un partido comunista a agente de la CIA, aquí. []
  3. Debo a GH esta figura, quien la formuló así en tiempo real: “Fujimori nos agarra con las defensas bajas”. []
-

Enlaces a este artículo

  1. Tweets that mention GCC: Las izquierdas tránsfugas de ayer y hoy en el Perú -- Topsy.com
    05-05-2010 - 11:31
  2. De DESCO al fujimontesinismo » Gran Combo Club
    06-08-2010 - 14:01
  3. La derecha surgida de la izquierda » Gran Combo Club
    26-08-2010 - 13:32

Comentarios a este artículo

  1. Bernie dijo:

    se olvidaron mencionar que una de sus ultimas hazañas fue ayudar al chinito que luego les hizo la vida a cuadros

  2. Silvio Rendon dijo:

    GCC: Las izquierdas tránsfugas de ayer y hoy en el Perú http://tinyurl.com/32ahb9s

  3. RxCx dijo:

    RT @rensilvio: GCC: Las izquierdas tránsfugas de ayer y hoy en el Perú http://tinyurl.com/32ahb9s

  4. misabelg dijo:

    RT @rensilvio: GCC: Las izquierdas tránsfugas de ayer y hoy en el Perú http://tinyurl.com/32ahb9s

  5. Apuntes Peruanos dijo:

    RT @rensilvio: GCC: Las izquierdas tránsfugas de ayer y hoy en el Perú http://tinyurl.com/32ahb9s

  6. Izquierda Perú dijo:

    Las izquierdas tránsfugas de ayer y hoy en el Perú: El viraje de ciertos personajes situados políticamente a la iz… http://bit.ly/cqPUFI

  7. Moises dijo:

    RT @izquierdaperu: Las izquierdas tránsfugas de ayer y hoy en el Perú: El viraje de ciertos personajes situados políticamente a la iz… http://bit.ly/cqPUFI

  8. Eduardo Gonzalez dijo:

    Querido Silvio:

    Leo con mucho gusto estos articulos historicos. De hecho, me permiten entender tus fobias en los articulos de actualidad… en realidad, seamos claros, tus articulos historicos son todos de actualidad.

    Este, por ejemplo, tema del traidor (sin el heroe) enlaza muy bien con tu interesante busqueda del infiltrado del MIR (sambenito que dejaste flotando sobre la cabeza de Enrique Amaya).

    Tu explicacion de estos traidores es -como siempre- la mas descalificadora posible, porque son no solo traidores seducidos por el pensamiento del enemigo, sino ademas vendidos por plata. Y luego, una anoranza, una nostalgia de lo inexistente: por que sera que no tenemos gente mas firme, como el resto de America Latina?

    Me puso a pensar la pregunta, y recorde el excelente ensayo de Deutscher. “La conciencia del ex comunista”, sobre Koestler, Orwell y otros mas. El argumento es que hay muchas rutas para ser un traidor, Silvio; y una de ellas es la soberbia del que se erige en el juez tremendo de su generacion, a la que considera indigna de su pureza moral.

    Ese tipo de traidor, no el vendido, sino el arrogante que empieza como francotirador, es tambien una especie que requiere analisis. Piensa en Luciano Varela, de “juez para la democracia” a envidioso inquisidor de Garzon; en Jose Obdulio Gaviria, de guerrillero del EPL a odioso perseguidor de los ex M19s y asesor de Uribe; en Cayetano, ejecutor de Ana Maria.

    En fin… hay hombres que luchan un dia, y son buenos…

  9. Silvio Rendon dijo:

    Consta tu opinión, Eduardo.

    Te aclaro, una vez más, que la mención a Enrique Amaya figura en el libro de Nelson Manrique “¡Usted fue aprista!”. Que la CIA infiltró al MIR está demostrado como consta en los propios archivos desclasificados de la CIA.

    Me gustaría saber qué objeciones concretas tienes a este post. Tal vez has encontrado algún buen argumento para defender, no sé, ¿a que se haga pasar por “debate de ideas” lo que en realidad es una campaña mediática a favor de las mineras? ¿Que alguien se regocije de una matanza de campesinos porque así hará un proyecto con el que podrá comprarse su casa de playa? Tal vez creas que está mal exponer este tipo de cosas, faltaría más: nadie puede ponerse de tremendo juez. No, Eduardo. Dejar pasar estas cosas no ha conducido a nada positivo.

    Y ya que descalificas a mis argumentos como fobias, hablemos claro también: en tu comentario te estás defendiendo a ti mismo. ¿Por qué, Eduardo? ¿Sientes que algo que he escrito aquí te alude?

  10. Ricardo Alvarado dijo:

    “Ese tipo de traidor, no el vendido, sino el arrogante que empieza como francotirador, es tambien una especie que requiere analisis”.

    Ojalá el sesudo análisis del Sr. González incluya a los que empezaron en la izquierda como cuadros militares y ahora forman parte de la burocracia dorada de los derechos humanos.

  11. Silvio Rendon dijo:

    A todo esto, yo no he utilizado por ningún lado la palabra “traidor”, sino “tránsfuga”.

  12. Santos Huayra dijo:

    Interesante el análisis, no solo por polémico, sino porque agarra carne, en nuestra alicaída clase política de izquierda.
    Sin nos atenemos a los libros de Julio Cotler, el afirma que existió nunca una clase política burguesa en el Perú, en el sentido político de clase para sí. Eso confirma también que la oligarquía no solo desapareció a los populistas y a la oposición democrática, sino que también impidió en el otro lado conformar un grupo social burgués – capitalista.
    Unicamente falta o quizás esta guardado para después, en la crisis de las izquierdas, el transfugismo de las ONGs. se ha escrito poco al respecto.

  13. R. Euribe dijo:

    Tambien deberia uno preguntarse en que acaban las comunistas “puros”: Polpot, Stalin, Mao Fidel, Abimael y tantos otros verdaderos “marxistas”. Las sociedades donde se trato de implantar la dictadura del proletariado acabaron en inmensas prisiones.

    El punto debil de tu post, a mi parecer, es que no da cuenta de la dinamica de xcreacion de un centro politico. Entre la izquierda y la derecha existe un centro que muchos “transfugas” han tratado de crear, en un pais muy dividido.

    Crear ese centro va a ser siempre vilipendiado por los extremistas.

  14. Miguel dijo:

    Concuerdo contigo Silvio que para la gente de la antigua izquierda ha sido muy, pero muy fácil el pasarse al otro extremo, el cambiar de camiseta

    Qué hay detrás?
    Lo primero, un desprecio total por la gente a la que dirigieron. No son dignos de recibir ninguna explicación de porqué de “el poder nace del fusil” y los ataques vitriólicos al “revisionismo”, pasaron a defensores de la democracia o a defender a empresas extranjeras. Implica también que los dirigidos no tuvieron o tienen los medios para exigir cuentas a los antiguos dirigentes. Lo que hubo pues, en muchas organizaciones de izquierda, fueron liderazgos no democráticos, patrimonialistas, no muy diferentes al tipo de relaciones que predominan en las sociedades oligárquicas. Sólo así me explico que la Oligarquía en el Perú pudiera cooptar tan fácilmente a sus opositores.

    Ahora, hay que ser claros, no es que una persona no pueda cambiar su forma de pensar, sus convicciones. Claro que tiene el derecho de hacerlo. Pero si ocupa una posición política, esa persona le debe una explicación a su constituencia (disculpen el anglicismo).

    Un último punto: así como hubo el “oro de Moscu”, hubo la “plata de Beijin”, y el dinero de las izquierdas europeas anticomunistas. En los 1980s se escuchaba de dirigentes que se tiraban la plata que venía de afuera en provecho propio, y no de las organizaciones. Hubo pues un financiamiento externo de muchas de las organizaciones de izquierda, lo cual generó espacios para el uso patrimonial de dichos recursos. Y es seguro que muchas de la disputas “ideológicas” en las organizaciones,giraban en realidad alrededor de quién controlaba las finanzas de la organización. Y, tal vez, ésa sea una de las razones de la debilidad de la izquierda peruana: su incapacidad para vivir autónomamente, sin depender de las remesas soviéticas, chinas u oeste-europeas.

    saludos

  15. Michael Regan dijo:

    El billete es el más eficaz catalizador del deseo. No hay quien se resiste (o si hay son los locos). No pongan en la vitrina lo que no quieren vender. Además, si hay una cosa universalmente condemnada en el Perú es heroísmo- muy mal negocio.
    Ahora, una apuesta- cuál de los conocidos progrés será el primer en respaldar a los Mortgage Backed Securities con sabor a huatacay!

  16. Miguel dijo:

    Estimado Eduardo

    Entiendo que de tu comentario se sigue que Silvio, al erigirse en soberbio Gran Inquisidor, está siguiendo unas de las rutas de la traición, para terminar igual que Ravinez o Luna?

    Por otro lado, sí pues, aquí no ha existido ni existe la firmeza, seguimos viviendo en la melcocha y la media tinta que hace más de un siglo denunciaba González Prada

  17. Silvio Rendon dijo:

    Euribe,
    El tema no es de radicalismo, moderados vs extremistas, sino de consecuencia vs transfuguismo. Una centrista o moderado puede ser muy consecuente con sus ideales o un tránsfuga.

  18. IAS INFO PARTIDOS dijo:

    Las izquierdas tránsfugas de ayer y hoy en el Perú.- Por Silvio Rendon – Publicado el 05-05-2010/
    http://bit.ly/cEadKv

  19. Eduardo Gonzalez dijo:

    Silvio, Miguel:

    A veces, creo, es importante salir de las tipologias dicotomicas de malo y bueno; consecuente y traidor.

    Basadre, por ejemplo, en ese hermoso ensayo que es “La promesa de la vida peruana”, no situa 2 campos morales (y ojo, que el era contemporaneo de Haya y Ravines), sino 3 grandes riesgos: los Podridos, los Congelados y los Incendiados.

    “Los Podridos, han prostituido y prostituyen palabras, conceptos hechos e instituciones al servicio de sus medros, de sus granjerías, de sus instintos y de sus apasionamientos. Los Congelados se han encerrado dentro de ellos mismos, no miran sino a quienes son sus iguales y a quienes son sus dependientes, considerando que nada más existe. Los Incendiados se han quemado sin iluminar, se agitan sin construir. Los Podridos han hecho y hacen todo lo posible para que este país sea una charca; los Congelados lo ven como un páramo; y los Incendiados quisieran prender explosivos y verter venenos para que surja una gigantesca fogata.”

    Y lo digo claro, para responderte, Silvio, con el respeto y aprecio que sabes te tengo: a veces me pareces un incendiado. Por eso hablo de fobias. Creo que a cualquier persona decente le indignan los podridos (a los que te refieres en tu post) pero hay muchas maneras de terminar saboteando la causa de la justicia, y una de ellas es la posicion de francotirador.

    Y mi gran preocupacion, que conoces, porque la hemos conversado en directo, mas alla de la retorica a veces absurda de este tipo de medio, es que la postura de francotirador termina beneficiando a los peores de todos: a los congelados, que son los verdaderos duenhos del Peru. Por eso te he criticado que te pongas de perfil en el tema PUC, o tu fobia respecto a la CVR.

    En fin, es un debate etico que se que continuaremos.

  20. Rafael Euribe dijo:

    Un centrista puede pasar a ser radical o conservador y ser acusado de transfuga por otros centristas.

    Si en la maquina del tiempo regresaramos a 1980 se le podria pedir a Abimael que sea consecuente o que se pase a la izquierda legal? Para sus correligionarios seria un transfuga, para el resto del peru no.

  21. Ricardo Alvarado dijo:

    González cree que el añadir categorías denota un acercamiento ético superior. Añade a los podridos, los congelados y los incendiados de Basadre la novísima categoría de “francotirador”.

    Habría que preguntarnos como se denomina a los buenos de esta película. ¿Verdes? ¿Tibios? ¿Bomberos? Ya parece una descripción del susanismo.

  22. Silvio Rendon dijo:

    Eduardo,

    Creo que ya es práctica común en ti hacer preguntas sin responder las que se te hacen. Aquí te pregunté ¿por qué te has dado por aludido? Y antes te hice varias preguntas en este comentario. Pero bueno, es tu prerrogativa no responder. Lo menciono para dejar constancia de tu forma de intervenir en este espacio.

    En las minúsculas ya no digamos izquierdas sino simplemente agrupaciones políticas, o de intelectuales, todos son francotiradores, Eduardo. Todos son individuos. No te quedes con la imagen de hace veinte años en que quien no estaba metido en algún grupo no estaba en nada. Cuando disparas, no hay ninguna compañia o batallón que te acompañe. Disparas solo tus rafaguitas, pero nadie te cubre.

    Y como hablas en forma medio oblicua no queda claro si estás cuestionando mi derecho a expresar mi opinión con el argumento que otros se aprovechan (y sobre esto diré algo próximamente). Desde luego que no estoy sujeto a ese tipo de restricciones que vaya a saber quién se las ha autoimpuesto. Es un chantaje inaceptable: uno no puede criticar las irregularidades en la PUCP o a la CVR porque Cipriani y la derecha se aprovechan.

    Son preguntas muy simples, que te las repito. ¿Apruebas que se haga pasar por “debate de ideas” lo que en realidad es una campaña mediática a favor de las mineras? ¿Que alguien se regocije de una matanza de campesinos porque así hará un proyecto con el que podrá comprarse su casa de playa? Y lo que sigue. Pero bueno, hay un “otorongo no come otorongo” a este nivel también.

    Tú me has criticado lo de la CVR porque fuiste un alto funcionario de la CVR, Eduardo. Comprensiblemente estás en plan de defensa cerrada y de rebajar argumentos a fobias, con toda la retórica que logres desplegar. Pero ¿sabes una cosa? Las galerías están vacías y no hay estruendo de portátil que te secunde. Son los lectores quienes sacarán sus conclusiones sobre tus disparos de agua.

  23. Silvio Rendon dijo:

    Euribe,

    No hay que hacer casos hipotéticos. Guzmán firmó un acuerdo de paz con Fujimori y lo apoyó en todo. Fue un tránsfuga en todo el sentido de la palabra.

  24. Eduardo Gonzalez dijo:

    Silvio,

    que un aulico haga circo no implica que “las tribunas” te aplaudan a ti. De hecho, vaya imagen para describir a los lectores…

    No se, por otro lado, de que te quejas: si tu eres el Veco de la retorica descalificatoria. Si quieres que responda preguntas, haz preguntas, no hiperboles. A eso llevas el debate? Que quieres? Que te pregunten “esta bien que la Catolica sea tomada por los pedofilos papistas?”

    La cosa no tiene ambiguedad, oblicuidad ni hipotesis alguna: si, te comportas como un francotirador y si, le haces el juego a los Congelados, que son los que con placer te rebotan en “Correo” o en los blogs monarquistas.

  25. Silvio Rendon dijo:

    Eduardo,

    Que un monárquico o reaccionario de cualquier otro pelaje rebote lo que escribo no me hace a mí ni monárquico ni reaccionario. Es problema de ellos, no mío, si dan cabida a mis puntos de vista. Yo sigo con mi discurso, que no es el suyo.

    A Deutscher lo “rebotaron” también los reaccionarios para atacar al comunismo durante la guerra fría. Le tomaban los datos y lo exponían como muestra de veracidad: “miren cómo este comunista critica al comunismo”. Y claro, los apparatchiks estalinistas desmerecían las críticas y negaban la realidad opresiva de ese comunismo acusando a Deutscher, como a todos los trotskistas, de “hacerles el juego” a los reaccionarios. Sin embargo, lo que escribió Deutscher siguió siendo cierto, no importa quién se hubiera hecho eco de ello.

    El punto es que los apparatchiks de ayer y hoy siempre polarizan y niegan que pueda haber un espacio entre sus opciones y las opciones reaccionarias. Quienquiera que los critique es “un francotirador que le hace el juego a los reaccionarios”. Esquema muy simple, con el que pasan piola y se defienden sólidamente entre ellos.

  26. Carlos Mejia dijo:

    ¿Y la verdad? A Eduardo Gonzales parece no importarle la verdad, sino “la soberbia del que se erige en el juez tremendo de su generacion, a la que considera indigna de su pureza moral.”

    Eduardo insinua, alude, rodea, y lo único que puede decir es que Silvio es “francotirador”. ¿Porqué?

    Antes en la vieja izquierda en la que Eduardo militó con entusiasmo, el término tenía una carga negativa. Un francotirador era alguien sin bando, sin principios, sin control. Sin lealtad al grupo.

    Lo ideal era lo opuesto, lo colectivo y regulado, el que condiciona el ataque a los intereses del grupo, a la verdad del partido. La verdad dependía del partido y eso lo sabia mejor que nadie Eduardo Gonzalez.

    La moral era doble, en verdad todo era doble. Como Eduardo que defiende indignado a los “lectores” por que Silvio habla de “tribunas”, pero en la misma frase llama a un lector “aúlico” de circo.

    En verdad, decirle a alguien “francotirador” es una maniobra desesperada, es aceptar que no se tienen argumentos para defender y que ya se trata simplemente de descalificar al tirador.

    Ah! la vieja izquierda universitaria, no cambia… no cambia.

  27. Ricardo Alvarado dijo:

    EGC pretende ser como el camarada Gianni de la película de Ettore Scola “Nos habíamos amado tanto”; un ex guerrillero devenido en burguesito, pero que pasa piola entre sus viejos y desinformados amigos.

  28. Silvio Rendon dijo:

    Yo hasta ahora no sé por qué mención específica se ha arañado Eduardo. ¿Por Zapata, por las corresponsables de las esterilizaciones forzadas, por el oenegista de la casa en la playa, comité central de un partido de izquierdas, mencionado por el Sr.Tanaka, por los de Toronja, en general por todo? No son hipérboles.

    En todo caso, bienvenida su crítica, pero no queda claro lo que reclama. ¿Menos crítica a alguna gente?

  29. Eduardo Gonzalez dijo:

    Silvio, Carlos:

    que gracia… las hiperboles aqui vienen de ustedes; por eso hay que corregirselas:

    -La PUC (o la CNDDHH o la CVR) no son el Partido Comunista de Stalin;
    -Rocio Villanueva o Tanaka no son Eudocio Ravines,
    - y la mas facil es la de Deutscher, porque, parafraseando a Lloyd Bentsen:
    Silvio, yo he leido a Isaac Deutscher, conozco a Isaac Deutscher, Isaac Deutscher es mi maestro. Silvio, tu no eres Isaac Deutscher.

    Y ahi lo dejo, porque es claro que ya nos estamos repitiendo. Salud y Republica.

  30. Silvio Rendon dijo:

    Eduardo,

    Simpático tu autoerigido rol de corregidor.

    Sin embargo, seguimos viendo defensas cerradas de las instituciones en las que manda una argolla a la que perteneces. Sigue habiendo transfuguismo en las actuales ex-izquierdas. Podrás esforzarte en ponerle harta retórica al asunto, jugar al ad hominem, hacer fintas distraccionistas, lo que quieras, pero todo es muy evidente como para ocultarlo. Ni yo ni nadie necesita ser un Deutscher para darse cuenta, ni para decir algo sobre el asunto.

    P.S. Lo más cercano a Isaac Deutscher en el Perú fue Alberto Flores Galindo, quien tuvo como asistente a Mónica Feria, no a ti. Tus maestros habrán sido otros.

  31. Fernando A. dijo:

    Hola, silvio,

    Quisiera decirte que leo con gusto tus comentarios, tus investigaciones.

    Y esta es bastante especial, pues nos relata la historia de la “izquierda transfuga”, tan comedida en el país, casi un bastión del oportunismo.

    Casos como Pio Moa, Ravines, Orwell, entre otros, demuestran que la izquierda siempre ha sido infiltrada, alrededor del mundo,por la oligarquia. Pero en el Perú, el caso es muy especial, porque ya no sólo han sido estos personajes los que han renegado de su ideologia. Sino la mayoría de partidos de izquierda, y los “puristas”, terminaban en un dogmatismo escandaloso.

    Por cierto, tu que eres un muy enterado de la llamada CVR, me imagino que deberías corregir esa informacion errónea de que Guzman firmo un acuerdo de paz, porque en las entrevistas que hace la comision, si bien tengo entendido, el lo niega.

    Lo que si es cierto, es que toda la palabreria que hablabla de la “guerra popular invencible”, la termino tirando en un par de meses.

  32. rensilvio dijo:

    Un post q no ha perdido vigencia: Las izquierdas tránsfugas de ayer y hoy en el Perú http://bit.ly/9TtyWA

  33. danyv21 dijo:

    RT @rensilvio: Un post q no ha perdido vigencia: Las izquierdas tránsfugas de ayer y hoy en el Perú http://bit.ly/9TtyWA

  34. Moises dijo:

    RT @rensilvio: Un post q no ha perdido vigencia: Las izquierdas tránsfugas de ayer y hoy en el Perú http://bit.ly/9TtyWA

  35. Rene Galarreta dijo:

    RT @rensilvio: Un post q no ha perdido vigencia: Las izquierdas tránsfugas de ayer y hoy en el Perú http://bit.ly/9TtyWA

  36. Carlos Alberto dijo:

    RT @rensilvio: Un post q no ha perdido vigencia: Las izquierdas tránsfugas de ayer y hoy en el Perú http://bit.ly/9TtyWA

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.