Por - Publicado el 30-01-2010

Corría el año 2002 y empezaban a pasar cosas muy extrañas en la Comisión de la Verdad y Reconciliación. Quienes escribíamos en Ave Crítica -que por aquellos años era una lista de Yahoo! Grupos- empezamos a recibir denuncias por parte de empleados de la CVR sobre lo mal que se estaban haciendo las cosas. Y todas tenían un común denominador: el temor a las represalias laborales.

Un buen día, llegó a nuestras manos la propuesta de reconciliación de la CVR, conocida internamente como “los 14 puntos de Lerner”, junto con la denuncia de que dicha propuesta no se estaba discutiendo dentro de la Comisión, sino en un coto cerrado formado por profesores de la PUCP.

Una vez verificada la validez de la denuncia, nos enfrentamos al problema de hacerla pública. ¿Qué hacer? ¿Exponer a nuestra fuente? ¿Exponernos a un interrogatorio?

La solución más adecuada para proteger nuestra fuente fue crear un seudónimo colectivo, abrir un mail y publicar los “14 puntos de Lerner” en Ave Crítica, para que se debatieran: dicho sea de paso, pueden encontrarlos y leerlos aquí. El e-mail que acompañaba al documento rezaba así:

“Los documentos adjuntos son propuestas en borrador de la Comisión de la Verdad sobre la Reconciliación en el Perú, que internamente son conocidas como los ’14 puntos de Lerner’.

Los transmito a Uds. porque, a pesar de ser documentos internos de la CVR, textos de esta importancia no pueden estar reservados al conocimiento y ¿debate? de una pequeña minoría vinculada a la CVR, las iglesias, las ONG de derechos humanos y la Universidad Católica, que a través de una pequeña comisión redactó esta propuesta, sin tener ningún mandato para ello.

La sociedad civil y, sobre todo, las víctimas de la violencia y sus familiares deberían conocer estos documentos y aportar sus puntos de vista. Por ello, les ruego los difundan y opinen sobre ellos.

Victoria Ventura”.

La denuncia fue ampliamente rebotada en otras listas de correo, por lo que los señores Augusto Castro y Eduardo González Cueva, ambos empleados de la CVR, respondieron con el siguiente e-mail oficial y público:

“Estimada Sra. Victoria Ventura:

Hemos recibido un e-mail procedente de su dirección electrónica donde adjunta el documento ‘Volver a la raíz: refundar el pacto social y reconfigurar un nuevo imaginario nacional’. […] Agradecemos su interés en el documento y en generar un debate ciudadano alrededor del mismo. Sin embargo, me permito hacerle algunas aclaraciones, con el fin de evitar interpretaciones erróneas que podrían afectar en una forma profunda nuestro trabajo, cuya seriedad y compromiso -esperamos- no están bajo ninguna duda.

1. El documento no ha sido escrito por el Presidente de la Comisión, Dr. Salomón Lerner Febres. Como todo trabajo de la Comisión, es el resultado de un trabajo conjunto del equipo profesional, y tiene la categoria de borrador de trabajo, sujeto a discusión. Por lo tanto la denominacion ’14 puntos de Lerner’ no se ajusta a la realidad; tampoco es exacto -entonces- que el documento haya sido preparado por un grupo vinculado a instituciones distintas de la Comisión.

2. Refiero a Ud. al DS 065-2001 de la Presidencia del Consejo de Ministros, que crea la Comisión de la Verdad y Reconciliación, que a la letra sostiene que el trabajo de la Comisión ‘…propenderá a la reconciliación nacional, al imperio de la justicia y al fortalecimiento del régimen democrático constitucional’. La Comisión tiene, por lo tanto, el mandato adecuado para abrir el diálogo sobre el importante tema de la reconciliación nacional.

3. El documento se ha discutido hasta la fecha en reuniones con comunidades campesinas [sic] de la zona de Huanta, Ayacucho, sectores universitarios en Huancayo, Huánuco, Cajamarca, Chiclayo, Trujillo, científicos sociales, agentes pastorales, profesionales de la salud mental, y se continuará discutiendo en una serie de talleres en todas las capitales de departamento del Perú. El documento, entonces, se ha hecho en miras de un amplio debate ciudadano.

Para información precisa sobre las fechas de diálogo en cada ciudad, le ruego comunicarse con las Sras. Zariza Arias y/o Aida Ugarte, colegas de la Comisión.

Agradeceremos sinceramente que se sirva difundir esta nota aclaratoria por los mismos medios en que haya difundido la carta inicial.

No dude en escribirnos para esclarecer cualquier duda.

Augusto Castro Carpio
Coordinador
Area de Reconciliación

Eduardo González Cueva
Coordinador
Reconciliación, Audiencias Públicas y Educación”.

Aunque cordial en tono, la misiva ceverista tenía 3 graves defectos de fábrica. Primero, nos atribuía la intención de adjudicar la paternidad del documento a Salomón Lerner, lo cual nunca hicimos. Segundo, deslizaba la acusación de que cualquier crítica no autorizada, aunque estuviera basada en hechos reales, podría “afectar en una forma profunda” el trabajo de la CVR, lo cual es chantaje puro y simple. Y por último, trataba de hacer creer que el debate se había dado, incluso a nivel de comunidades campesinas -lo cual, si revisan el tono y la terminología del documento, es completamente inverosímil-.

Para colmo, los señores Castro y González no mostraron en la vida real la más mínima disposición a entrar en un “amplio debate ciudadano”. Aunque, según su misiva, los “14 puntos de Lerner” eran un documento público, una investigación interna de la CVR procuró identificar al autor o autora de la “filtración de información”, sin conseguirlo.

A pesar de ello, publicamos la misiva de respuesta en los mismos medios que la carta original, tal como nos exigieron. No tardaron en llegar a Ave Crítica diversos desmentidos a la carta de Castro y González, por la simple razón de que la propuesta de reconciliación jamás se había discutido en público. El mail más rotundo nos llegó desde Huancayo:

“Estimados amigos:

Con respecto a que el documento de los ’14 puntos de Lerner’ se ha discutido con los sectores universitarios de Huancayo, no hemos tenido conocimiento, a pesar que nos sentimos comprometidos con el trabajo del voluntariado, y soy el Coordinador Operativo del Voluntariado para la Comision de la Verdad de la Universidad Peruana Los Andes, así que no se puede hablar de algo que no se ha hecho.

Así como nosotros apoyamos a la CVR, también somos vigilantes de sus actos. Esta actitud deberiamos hacernos todos nosotros. Tampoco ha participado nuestra universidad UPLA, seguro que sí algunos allegados de los coordinadores.

Invitamos también a los organizadores de los eventos que realizan comunicar también por estos grupos de discusión a que enviamos estas notas, para poder aportar y salgan las propuestas de la sociedad civil y ser legítima. Salvo mejor parecer.

Saludos,

César A. Villavicencio Atienza”.

Obtuvimos similares respuestas de los otros grupos mencionados, incluyendo las comunidades de Huanta.

Lo que siguió después fue tragicómico: González se enfrascó en una polémica con Victoria Ventura, fantasma al que se le atribuyeron muchos nombres en la CVR. A medida que se fueron tocando otros temas -la crisis CVR-EPAF, la alianza entre la CVR y el Ministerio Público, entre otros temas que pensamos abordar posteriormente, pero sin la presencia del mencionado fantasma- la polémica Ventura-González fue subiendo de tono.

Debo aclarar que no se nos puede atribuir la intención de verle la cara a González, pues a cada paso dimos señas de la inexistencia de Victoria Ventura: le inventamos nacionalidad argentina, lazos con las Madres de Plaza de Mayo, un matrimonio con el ficticio guerrillero brasileño João Chastain -con quien tuvo una hija llamada Eva, que tuvo su propia historia en Ave Crítica– y, finalmente, una trágica muerte, tras la cual se fue al cielo a hacerle compañía a Sarita Colonia.

Por desgracia, el señor González no se dio por enterado y demoró años en descubrir que no estaba polemizando con una Pampita Ardohain con las ideas de Hebe de Bonafini, sino frente a un engaño común y corriente, y sería inútil darle más vueltas al asunto o hacer de ello cuestión de estado, como el mencionado personaje hace cada vez que puede, venga o no a cuento.

Cierro el tema y dejo en paz al fantasma de V. V. con las sabias palabras de Marguerite Yourcenar, que bien podrían ser el epitafio que Victoria hubiera querido, en caso de existir:

“Nuestro intercambio con los demás no se produce más que por un cierto tiempo; se desvanece una vez lograda la satisfacción, la lección sabida, el servicio obtenido, la obra acabada. Lo que yo era capaz de decir ya está dicho; lo que hubiera podido aprender ya está aprendido. Ocupémonos ahora de otras cosas”.

Nota bene: Los 14 puntos también pueden leerse en pantalla aquí.

Actualización

Va quedando claro en el debate post-CVR que Daniel M. es a Nelson Manrique lo que Aldo M. es a José Carlos Mariátegui -sin querer endiosar por ello a ambos antepasados, que también tuvieron graves defectos-.

-

Enlaces a este artículo

  1. Tweets that mention Un debate interno de la CVR: el fantasma de Victoria » Gran Combo Club -- Topsy.com
    01-02-2010 - 11:20

Comentarios a este artículo

  1. Silvio Rendon dijo:

    GCC: Un debate interno de la CVR: el fantasma de Victoria
    Por Ricardo Alvarado http://tinyurl.com/yhrqrey

  2. Gran Combo Club dijo:

    GCC: Un debate interno de la CVR: el fantasma de Victoria
    Por Ricardo Alvarado http://tinyurl.com/yhrqrey

  3. Izquierda Perú dijo:

    Un debate interno de la CVR: el fantasma de Victoria: Corría el año 2002 y empezaban a pasar cosas muy extrañas en la C http://url4.eu/1H9Mg

  4. misabelg dijo:

    RT @rensilvio GCC: Un debate interno de la CVR: el fantasma de Victoria Por Ricardo Alvarado http://tinyurl.com/yhrqrey

  5. Silvio Rendon dijo:

    RT @misabelg: RT @rensilvio GCC: Un debate interno de la CVR: el fantasma de Victoria Por Ricardo Alvarado http://tinyurl.com/yhrqrey

  6. Juan Arellano dijo:

    RT: @misabelg: RT @rensilvio GCC: Un debate interno de la CVR: el fantasma de Victoria Por Ricardo Alvarado http://tinyurl.com/yhrqrey

  7. uberVU - social comments dijo:

    Social comments and analytics for this post…

    This post was mentioned on Twitter by rensilvio: GCC: Un debate interno de la CVR: el fantasma de Victoria Por Ricardo Alvarado http://tinyurl.com/yhrqrey

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.