Por - Publicado el 30-10-2009

[En una conferencia hablando con un colega brasilero me comenta sobre la época heterodoxa de los ochentas en la “Puqui” de Rio. “Entonces”, me comenta, “Edmar Bacha era muy carismático.1 Imagínate que llenaba el estadio de la universidad. Un estadio lleno para escuchar hablar a un economista”. Sin embargo, me dice, Edmar Bacha cambió de parecer. Alguna vez rectificó y dijo que lo que antes propugnaba estaba equivocado. Hace poco en Los cinco mitos de Althaus comentaba su participación en el Growth Report.

En el Perú, donde también se llevó a cabo una política llamada heterodoxa, no parece haber habido esta discusión. En este post, le doy una revisión al asunto.]

Hace dos años pasó desaparecibido el vigésimo aniversario de un libro aparentemente destinado a marcar la pauta en lo que a pensamiento económico se refiere: “El Perú heterodoxo”. Este libro fue editado por el Instituto Nacional de Planificación, con el auspicio de OIT, PREALC y CEPAL y por la fundación socialdemócrata alemana Friedrich Ebert, que prestó apoyo intelectual y técnico al primer alanismo, publicando muchos de los materiales que conformarían este libro.

El contexto de la publicación de este libro es el entusiasmo por lo resultados de la política reactivadora de dos dos primeros años del primer alanismo, 1985 y 1986, luego de varios años de crisis a finales del segundo belaundismo. Desde 1983 la propuesta heterodoxa comenzó a elaborarse por un grupo de economistas liderados por Daniel Carbonetto, que después integrarían el CONAPLAN del Apra, partido ganador de las elecciones de 1985.

Los postulados de esta forma no convencional de ver la economía eran los siguientes:

  1. Curva de oferta con pendiente no positiva.- Según lo cuenta César Ferrari:

    puede postularse que la curva de oferta agregada de la economía tendría una forma bastante diferente a la tradicional [de pendiente positiva]. Al menos, el tramo más relevante para períodos de recesión profunda presentaría una asociación negativa con los precios. Posteriormente, la curva ser haría horizontal hasta la cercanía del pleno uso de las plantas. Sólo en esta zona se desarrolla una presión sobre precios por nuevos incrementos de oferta (…) p. 59

    El gráfico es muy ilustrativo.
    El fundamento microeconómico para una oferta con tramos de pendiente negativa no está claro en el libro y se confunde el costo medio (llamado unitario) con el costo marginal, que da origen a la curva de oferta. Hay también partes del libro en que se describe una curva en forma de L echada: primero horizonal y luego vertical. De esta manera la expansión de la demanda en el tramo horizontal no conlleva aumentos de precios.

  2. El tipo de interés no determina el ahorro.- También Ferrari: En nuestra visión, el ahorro surge de que las empresas reservan parte de su flujo de caja para autofinanciar su expansión planead. Ello, naturalmente, implica que la tasa de interés no juega un rol significativo en la determinación del nivel de ahorro de la economía., p. 71
  3. El déficil fiscal no es inflacionario.- Ferrari:el nivel de precios del sector moderno depende del tipo de cambio, salarios y precios controlados nominales., p. 77. No del déficit fiscal.
  4. El aumento de salarios aumenta el producto.- Los salarios son parte fundamental de la demanda efectiva. Se postula una política de aumento de salarios y de programas de empleo masivo.
  5. Las exportaciones no dependen del tipo de cambio.- César Ferrari:

    en países en desarrollo cuya base exportadora son los productos primarios es un error pensar que en el corto plazo pueden lograrse expansiones significativas de las exportaciones por medio de devaluaciones. En efecto, en el caso del Perú, las exportaciones tradicionales, de productos primarios, componen el 80% del total y son sumamente inelásticas en el corto plazo. Por tanto, devaluar aumenta la rentabilidad del exportador pero muy probablemente no el volumen exportado. El efecto positivo de una devaluación se concentra, entonces, en el 20% restante en cuanto está compuesto por productos manufacturados. Este efecto positivo puede lograrse, entonces, con ujn tipo de cambio múltiple o con una política de promoción de exportaciones industriales.p. 51-52

    Las consecuencias de esta visión fueron el “establecimiento de un esistema selectivo de tipo de cambio y suspensión de las políticas de devaluación de la moneda”, p. 14.

  6. Los aumentos de la masa monetaria no producen aumentos de precios.- La ecuación MV=PY es considerada una identidad. En el corto plazo, los aumentos de la masa monetaria repercuten en aumentos de la producción Y. El sistema bancario y la política monetaria y crediticia pueden jugar un rol activo en la política de reactivación económica, bajo la evidencia de capacidad instalado ociosa de distinto grado para los diversos mercados para los que opera el aparato productivo, p. 151.

(Se podrían añadir muchas cosas, como la restricción al pago de la deuda externa a un porcentaje de las exportaciones, el diagnóstico del sector informal urbano, del campo peruano, etc.).

El libro mismo resume en dos verbos sus postulados: controlar y gastar. Controlar precios y que el estado gaste, que no sólo reactiva la economía, sino, como la curva de oferta tiene pendiente negativa, tiene un efecto anti-inflacionario.

Las consecuencias de estos planteamientos no fueron los esperados. Pastor y Wise (1991), aquí, y versión accesible aquí. El déficit fiscal saltó de 2.4% del PIB a 6.5. La emsión primaria crecío en 150% en 1987, los precios se dispararon, el dólar MUC administrado por Enrique Cornejo fue asignado en forma arbitraria. En fin, hechos que uno no quisiera recordar, sobre todo quienes los vivimos. Los lectores interesados pueden consultar Alan García y la economía. Después de la experiencia la heterodoxa, entraríamos en la ortodoxia en los noventas como comenté en El regreso del dependentismo II

Este programa “heterodoxo” fue amparado intelectualmente por el prominente Rudiger Dornbusch, a quien le pareció muy bueno en tiempo real. Después, sin embargo, éste lo criticaría duramente a través de diversos artículos, como la “macroeconomía del populismo”. Una sacada de cuerpo.

Se considera al Departamento de Economía de la Universidad Católica como auspiciador de este programa. Ya lo he comentado alguna vez en PUCP-Economía y Aldo Mariátegui. Esto es así en parte porque el subconjunto de heterodoxos se presentan a sí mismos como representantes del “pensamiento económico” del departamento de economía y por la salida del departamento de los profesores ortodoxos, que pasaron trabajar en cargos públicos durante el segundo belaundismo. Ya para finales de los ochentas, a diferencia de finales de los setentas, la heterodoxia era hegemónica en la PUCP-Economía. Sin embargo, una de las críticas más duras y fundamentadas a la heterodoxia provino precisamente de la propia casa, de PUCP-Economía.2

Sería importante señalar, ya con visión de presente, que un cuarto de siglo después de estos planteamientos, algún cambio se aprecia en la región. Los gobiernos izquierdistas del área son más prudentes en el manejo macroeconómico. Tienen más cuidado con la expansión fiscal y monetaria, en general. Los heterodoxos de García no hicieron ninguna reforma como sí hicieron Allende Gossens y Velasco Alvarado, en Chile y el Perú respectivamente, como la reforma agraria, ver aquí, o nacionalizaciones, aquí. Salvo el intento de estatización de la banca, la propuesta económica de los heterodoxos era básicamente de manejo económico, no de reformas estructurales. Los noventas traerían cambios tanto de manejo económico como de estructura económica, bajo una orientación mal llamada “neoliberal”. En el presente, los gobiernos izquierdistas son lo opuesto a la heterodoxia ochentera: tienen un manejo económico prudente, pero con reformas en la estructura económica. Ninguno de los gobiernos izquierdistas, ni siquiera Chávez o Morales, tiene una política económica heterodoxa. Están en plan de reformar la constitución (varios), nacionalizar-estatizar empresas extractivas extranjeras-privadas (Bolivia), estatizar la seguridad social privatizada (Argentina). Su “izquierdismo” viene por la orientación redistributiva y de activismo estatal, más que por sus postulados de manejo económico, como ocurría con la heterodoxia.

En la coyuntura de la reciente crisis económica internacional los diversos países con gobiernos de orientación izquierdista no han enfrentado la crisis notoriamente peor que los países de orientación “neoliberal”. De hecho, no lo han hecho mal. El FMI recientemente elogió a Bolivia:

Reuters: FMI elogia a Bolivia pero no evita críticas ante crisis mundial
Por Carlos Alberto Quiroga

LA PAZ (Reuters) – El Fondo Monetario Internacional elogió el lunes la política macroeconómica de Bolivia, como un ejemplo de prudencia y equilibrio, pero esto no impidió que el Gobierno izquierdista del país sudamericano reafirme sus críticas a las “recetas” del organismo ante la crisis mundial.

El FMI elogia a Bolivia, y Bolivia critica al FMI.

En Cómprate el Perú y en Pobreza ideológica he señalado el sesgo pro-García del FMI y de CNN, que presentan las cosas como que a los países que siguen sus orientaciones les va mejor que a los que no lo hacen. Sería bueno no mezquinar la mera constatación que algo se ha aprendido en la región sobre manejo económico. Parece que ya no hay muchas curvas de oferta con pendiente negativa.

oferta

Una inusual curva de oferta en forma de U. Cuando la economía está en bajo uso de sus recursos, un aumento de la demanda produce una expansión de la producción con reducción de precios. La política económcia es dizque reactivadora y anti-inflacionaria a la vez.

Imagen tomada de la página de Instituto Nacional de Planificación (1987) “El Perú heterodoxo: Un modelo económico”

Peru Heterodoxow.5

A 22 años de El Perú Heterodoxo. Un hito en el pensamiento económico peruano.

Imagen tomada de aquí

  1. Bacha fue el autor de la calificación de “Belindia” para Brasil, un país con un subconjunto de la población que vivía con el nivel de vida de Bélgica y otro que vivía con el nivel de vida de la India. Si aplicamos esto al Perú, nuestro país sería algo así como “Finlambique”: tenemos una Finlandia (una población de unos cinco millones con un PIB per cápita de unos 35 mil dólares anuales per cápita) y un Mozambique (unos 23 millones de personas con un PIB per cápita de unos 1000 dólares per cápita al año). El PIB per cápita en el Perú es de 8,500 dólares al año. Este es el promedio, la mediana es típicamente mucho menor. []
  2. El profesor Máximo Vega-Centeno en una reseña publicada en Revista Peruana de Ciencias Sociales, Vol 1. No 2 (Abril de 1988) pp. 153-166. reseñaría el libro de Carbonetto y Carazo, “Heterogeneidad Tecnológica y Desarrollo Económico: el sector informal”, publicado por la Fundación Friedrich Ebert y el Instituto Nacional de Planificación, en 1986. Este libro era una suerte de “microeconomía heterodoxa”. Vega-Centeno señala que en este libro perturban a veces afirmaciones rotundas sobre cuestiones teóricas (en base a la sola autoridad de los que escriben), la repetición reiterada de argumentos o proposiciones, el uso de adjetivos, y finalmente, lo discutible de algunas cifras. []
-

Enlaces a este artículo

  1. Tweets that mention 1987: el Perú Heterodoxo » Gran Combo Club -- Topsy.com
    30-10-2009 - 22:09

Comentarios a este artículo

  1. Silvio Rendon dijo:

    GCC: 1987: el Perú Heterodoxo http://bit.ly/41VsHJ

  2. Silvio Rendon dijo:

    El Perú es "Finlambique". Finlandia (5 millones de personas con $35mil pc) con Mozambique (23 millones, $1mil pc) http://bit.ly/41VsHJ

  3. Álvaro Zapatel M dijo:

    RT @rensilvio: El Perú es "Finlambique". Finlandia (5 mill de personas con $35mil pc) c/ Mozambique (23 mill, $1mil pc) http://bit.ly/41VsHJ

  4. Javier A. Fernandez dijo:

    1987: el Perú Heterodoxo http://bit.ly/3xSRyW

  5. Rafael Euribe dijo:

    Alan decia que los 12 apostoles no reinvirtieron, Los apostoles decian que el gobierno controlaba los precios y no tenia sentido reinvertir.

    En realidad los empresarios no necesitan ni un partido politico, ni estar en el parlamento, para influenciar en la politica economica. Ellos la definen en conversacion directa con el ministro de economia y con el presidente. Luego vienen los economistas ha pasar en papel lo acordado, usando complejos modelos matematicos.

    ASi que en estricto, no es que el economista quite el cuerpo (cosa que siempre hacen, por demas) lo que ocurre es que en realidad el economista esta ahi como tinterillo, luego de chivo expiatorio.

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.