Por - Publicado el 02-09-2009

Retomando la costumbre de los posts-comentarios, reproduzco y extiendo aquí una reflexión sobre el origen de la crisis financiera de EE.UU. surgida a raiz de una entrada reciente en el blog Un MBA suelto en Chicago, de Carlos Ganoza. Aprovechando para recomendar el blog, pueden leer su entrada en dos partes aquí:

______

Para comentar y debatir el origen de la crisis financiera, el autor empieza refutando un argumento ahora bastante común, sugerido por personalidades como Joseph Stiglitz y Martin Wolf: La abundancia de capital del período pre-crisis llevó a que se relajaran los criterios para evaluar inversiones

Esta afirmación refiere a la idea que la bajada de tasas de interés a la que recurrió Alan Greenspan para reactivar la economía luego de la explosión de la burbuja dot-com en el 2001, propició un exceso de liquidez en la economía americana, que finalmente habría devenido varios años después en la crisis financiera observada en el 2008. Dado que a tasas muy bajas es más barato endeudarse y obtener “easy money”, este exceso de liquidez habría propiciado una reducción de los márgenes bancarios y un relajamiento de los criterios de evaluación crediticia permitiendo la proliferación de prestamos de muy mala calidad, con las consecuencias que ya todos conocemos.

Para refutar este argumento, el autor recurre a ejemplos de la dinámica entre la oferta y la demanda de capital para explicar como es que, si bien se hicieron malas inversiones esto no se debería a un exceso de liquidez, sino a la ausencia de información para evaluarlas. Sin embargo, adicionalmente en un párrafo de su primera entrada señala (el énfasis es mío):

El problema es que fallas institucionales en los bancos, ocasionadas por conflictos de incentivos […] dieron lugar a que los inversionistas no contasen con información correcta para evaluar el retorno y el riesgo de los activos que adquirían, por eso compraron una cosa pensando que era otra.

En mi opinión (y esto es muy discutible) esos conflictos de incentivos fueron causados por la regulación.

(…)

Si el problema es uno de incentivos, entonces hay que rediseñar las instituciones y cambiar las reglas

En su segunda entrada el autor extiende sus argumentos, pero básicamente redondea sus afirmaciones iniciales.

Comentario:

El enfoque de Carlos Ganoza llamó mucho mi atención por la mención a los tres conceptos que van en el titulo de este post: liquidez, incentivos y regulación. Sin embargo, a mi parecer, es necesario extender con un poco más de detalle sobre la relación entre los tres, y más que nada, los dos últimos.

Por una parte, los incentivos que tienen los banqueros para supervisar el colateral de sus préstamos son fundamentales para entender el negocio bancario. Explico porqué.

Cuando un banquero otorga un préstamo, espera que el dinero desembolsado sea invertido en algún proyecto que genere retornos al menos lo suficientemente altos como para pagar dicho préstamo. Dado que siempre existe el riesgo de que el proyecto fracase, el banquero gestiona el riesgo (“se cubre”, o “hace hedge”) a través de la exigencia de un colateral. Cual si fuera una opción, si el proyecto falla se ejecuta el colateral y se reduce con ello la pérdida asociada al riesgo inherente al negocio de intermediación bancaria; en cambio, si el proyecto sale bien, se paga el préstamo, se libera el colateral y con ello todos hacen negocio.

Por lo tanto, de este ejemplo sobre simplificado pero ilustrativo, se puede deducir que: 1. El banquero tiene incentivos para valorizar el colateral al desembolso del préstamo; 2. El banquero tiene incentivos para supervisar el valor de dicho colateral a lo largo de la vida del préstamo (o por lo menos hasta haber recuperado buena parte de lo desembolsado).

Bajo esta perspectiva, ¿qué podríamos decir que sucedió en la crisis financiera?

A mi parecer, en resumen sucedieron principalmente dos cosas:

  1. Las reglas de juego establecidas no garantizaron incentivos suficientes para la supervisión del colateral:Aquí viene una cuestión de regulación, ya que fue la ausencia de ésta lo que permitió que surgiera un negocio en la creación de instrumentos cuyo valor estaba asociado a paquetes de préstamos de calidades crediticias heterogéneas (los famosos CDOs), los cuales bajo el yerro de las clasificadoras de ratings, podían ser fácil y rápidamente valorizados y transferidos de mano en mano. El problema con este negocio de novedosa naturaleza es que no dejó claro sobre quien debía recaer la supervisión del colateral asociado a dichos prestamos. Frente a ello, cada agente fue simplemente asumiendo que dicha supervisión no era su problema, y que en el peor de los casos, alguien en algún lugar la estaría realizando. Así, al transformar el negocio de uno de intermediación bancaria -otorgar préstamos-, a uno de “securitización” de la misma -crear y vender activos financieros cuyo valor estaba asociado a la calidad estimada de los préstamos agrupados en paquetes-, se desvanecieron los incentivos para la supervisión del colateral, y con ello, la calidad crediticia de los prestamos.
     
  2. Se descuido la correcta valorizaron de los colaterales al asumir que, por naturaleza, sus precios nunca bajaría: “real state always goes up.Este supuesto es fundamental para entender porqué se formó una burbuja de la magnitud vista en el mercado inmobiliario americano. Sin embargo, es curioso pensar que si bien dicha impresión ha existido en el mercado por muchos años (al parecer, es parte de la cultura general incluso por estos lares), ello no necesariamente se había traducido en una burbuja hasta tiempos recientes. ¿Porqué? pues posiblemente porque no había liquidez suficiente para desencadenarla y/o alimentarla. Es aquí donde cobra importancia el argumento de exceso de liquidez: no para explicar un relajamiento en los criterios de evaluación crediticia, sino para explicar el surgimiento y magnitud de la burbuja inmobiliaria.

Y aquí termino. Al distinguir la importancia de los tres conceptos mencionados en el titulo de este post:

  • el rol del exceso de liquidez en la formación de la burbuja inmobiliaria,
  • el rol de de los incentivos para la supervisión de los colaterales de los prestamos hipotecarios
  • el rol de la regulación en permitir el surgimiento de un fuerte negocio de creación y negociación de instrumentos alejados de la naturaleza de la intermediación bancaria. 

Acaso se puede reconciliar los argumentos encontrados en el post de Carlos Ganoza, y se pueden esbozar mejores explicaciones para el origen de la última crisis financiera. La discusión obviamente, da para mucho más.

-

Enlaces a este artículo

Comentarios a este artículo

  1. Silvio Rendon dijo:

    GCC: Debatiendo el origen de la crisis financiera: liquidez, incentivos y regulación http://bit.ly/16mASi

  2. Rafael del Barco Carreras dijo:

    LA BURBUJA INMOBILIARIA BARCELONESA
    Y SU MASIVA PROPAGANDA EN INTERNET.

    Rafael del Barco Carreras

    Si el alcalde Hereu dispone de un blog personal con 7 funcionarios y 50 millones de pesetas de coste anual, no alcanzo a presupuestar los cientos de blogs y webs a cargo de “presupuestos oficiales” aparentemente “privados” destinados a descarada auto propaganda. Contrarrestan, arrinconan y hasta anulan con VIRUS y “ataques” (“web atacante” le insertan a mi http://www.lagrancorrupcion.com, verdadero MOBBING INFORMÁTICO), a los cientos “libres” que intentamos no solo ejercer el derecho de crítica y oposición, indispensable para toda Democracia, inexistente en Barcelona, sino contrarrestar la línea editorial de los propios o subvencionados teles y periódicos locales, descaradamente franquistas, perdón, “socialistas”.

    Si es lógico que bancos y grandes empresas copen en favor de su marca los más posibles espacios (pagan de su bolsillo), es agobiante y presumo ilegal la masiva presencia “paraoficial” del Régimen Barcelonés en Internet.

    Cliquen sobre la nueva Diagonal hasta el FÓRUM, o el pastiche PLAZA LESSEPS, 7 años de tortura a los vecinos (clicar PLAZA LESSEPS), y llegarán a la conclusión que han creado una SUPER BARCELONA a la altura y orgullo de la hermosa NOUCENTISTA Y MODERNISTA de Cerdá y Gaudí… cuando esos nuevos kilómetros de ciudad no son más que una enorme BURBUJA INMOBILIARIA, repito, sin personalidad (plagio de las “nuevas ciudades” del ancho mundo, y a menudo “barato” como el Edificio Vela comparado con su inspirador de Dubai), ni vecinos, ni compradores “lógicos”, o sea, del crecimiento vegetativo del resto de la ciudad… ni…ni… que además necesita al igual que cualquier GRAN ESTAFA una legión de propagandistas, la “labia” del buen estafador, y donde se acumula tanta CORRUPCIÓN y saqueo a Bancos y Caixas, endosados con “titulaciones” a ENTIDADES EUROPEAS, que parodiando a FERNANDO VI, cuando le presentaron las cuentas del Castillo de San Fernando de Figueras, desde Europa del Norte saliendo al balcón otearán hacia el Sur por si a simple vista ven esos faraónicos edificios barceloneses.

    Deberemos esperar treinta años de fallecidos los DICTADORES actuales, para conocer de esas operaciones de compras y ventas de terrenos, de pisos entre “fondos de inversión inmobiliaria” y “sociedades instrumentales”, de ventas ninja a insolventes extranjeros, de alquileres a turistas… de 22@BARCELONA…PRO-FOCIVESA… de MOBBING INMOBILIARIO… ya olvidada MACOSA, inicio de DIAGONAL MAR con el Juez Luis Pascual Estevill extorsionando…y que con suerte se oirá en el juicio que se inicia este día 15 de septiembre (pasados 20 años) que dicen durará siete meses, por la corrupción en la DELEGACIÓN DE HACIENDA DE BARCELONA.

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.