Por - Publicado el 08-05-2009

Como señalé en este post, en la conferencia “Latinoamérica. Un pueblo sin fronteras?” John R. Bawden, de la Universidad de California, Riverside, presentó el trabajo “Repensando la influencia militar americana en Chile, 1945-1985″. Como es un tema de mi interés, que he tratado antes en este espacio, y resulta que es de actualidad en el Perú (siempre lo ha sido), a continuación reseñaré su presentación.

El autor señala que la influencia militar americana en Chile en los cincuentas era básicamente transferencia de tecnología y conocimientos, más que suministro de armas. En 1952 se da el pacto de ayuda militar, que los militares chilenos ven como ventajoso, pues le permite la capacitación de su personal. A pesar de que había reticencias de su parte a entrar en este tipo de relación con los Estados Unidos, como buena parte del continente la tenía, los militares chilenos no querían quedarse atrás. Las reticencias venían por el lado de crear una dependencia material de una sola fuente. Efectivamente, en 1975 cuando los Estados Unidos cambian de política hacia Chile y le impone un embargo de armas queda clara la vulnerabilidad chilena y la necesidad de diversificar proveedores.

En 1959 la fuerza aérea chilena recibe apoyo militar americano, con el cual la eficiencia de aquella se eleva sustancialmente. Los militares chilenos reciben este apoyo como una “oportunidad enorme” de mejorar su capacidad militar. Argentina, Perú y Bolivia estaban haciendo lo mismo. Todos formaban parte de una “comunidad imaginada” que defendía al “mundo libre”. Tiempos de la guerra fría y la coincidencia de intereses frente al comunismo. Según el autor la influencia militar americana se ha exagerado, pues ésta sólo consistió en una educación técnica.

Los militares chilenos contaban con academias militares propias e independentes antes de la influencia americana. En ellas analizaban las guerras e insurgencias de la época, Pakistán-India, Argelia. Eran observadores atentos de lo que venía ocurriendo en el mundo. Es más, eran críticos con los Estados Unidos. Por ejemplo, Manuel Contreras, militar chileno de línea dura, fue muy crítico de la conducción americana de la guerra de Vietnam. También miraban con atención al armamento soviético. Entonces ya debatían sobre las opciones para la política de armamento. Chile no no tenía los recursos económicos que sí tenían otros países y tenía que elegir entre dos políticas: comprar poco armamento de alta calidad o comprar mucho de baja calidad. Digamos pocos aviones supersónicos o muchos aviones de la segunda guerra mundial. La apuesta de este “país pequeño y estrecho” [tiny little country] fue reducir las armas convencionales en favor de las armas no convencionales.

Ya desde 1970 los militares chilenos comienzan a recibir presiones para derrocar [remove] a Allende, quien estaba nacionalizando el cobre, afectando los intereses americanos. Los militares chilenos no ceden ante esas presiones y dejan actuar a Allende hasta 1973 en que finalmente lo derrocan. La participación de los Estados Unidos en este golpe quedó muy expuesta. La CIA intervino tan estruendosamente en Chile, creando tanta condena, que dio lugar a una reacción en sentido contrario. En 1975 el congreso americano investiga esta intervención y emite la Enmienda Kennedy, por el senador Edward Kennedy. Los Estados Unidos hacen un viraje político y sancionan a Chile por violaciones a los derechos humanos, cortándole la ayuda militar. Esto tiene un efecto dramático en los militares chilenos.

Chile siente la vulnerabilidad y la presión del Perú y de la Argentina, definitivamente aliados y con mejor y más armamento que Chile. El Perú para entonces tenía armamento soviético y los militares chilenos, petrificados [petrified], ven al Perú invadiendo el norte de Chile y con éxito. Más aún, Argentina llega a ocupar las islas del Beagle que estaban en litigio entre Chile y la Argentina. La llamada “Operación Soberanía” no sólo fue planeada, sino también ejecutada. La reacción chilena fue de enviar su flota de guerra a detener la invasión argentina, ante lo cual los militares argentinos suspendieron el ataque. La superioridad militar estaba de parte de los argentinos, pero al ver la decisión chilena dan marcha atrás ["OK, they are crazy enough to fight"].1

Ante esta situación de embargo americano, Chile de un lado diversifica sus fuentes de armamento y acude a Israel, Sudáfrica y Brasil y, particularmente, desarrollo una industria nacional de defensa para reducir la dependencia externa de armamentos. Incluso desarrolla sus propios aviones. Este problema de dependencia de los Estados Unidos era mucho menos severo en el Perú y Argentina, que recurrieron a países de Europa Occidental y a la Unión Soviética. Más aún, la política americana hacia Chile volvió a cambiar cuando el hostil Carter acabó su mandato y Reagan comenzó el suyo en 1980. Un general chileno manifestó al respecto “los Estados Unidos cambian de política todo el tiempo”, indicando que no era un aliado confiable. Si bien la hostilidad bajó, en 1984 la política americana hacia Chile cambió de nuevo. Los Estados Unidos ya no querían a Pinochet, que se había convertido en una traba para la transición a la democracia, política que los Estados Unidos alentaban en la región. Sin embargo, para entonces la capacidad de los Estados Unidos de influir en los eventos políticos en Chile había decaído notablemente en comparación con la década anterior. En 1985 la embajada americana informó que la transición a la democracia era imposible sin el asentimiento de los militares chilenos que cerraron filas con Pinochet. Eliott Abrams por entonces sostenía que éste debía ser persuadido de cambiar o ser derrocado. Sin embargo, los americanos no podían hacer mucho contra el general. Una gran impotencia. Curiosamente, el diagnóstico americano de ver a Pinochet como barrera a la transición en Chile era el mismo del Frente Manuel Rodríguez cuya estrategia fue asesinar a Pinochet para abrir el camino al cambio hacia la democracia. Hubo un momento (no sería el único en la historia) en que los líderes americanos coincidieron con un movimiento de signo ideológico contrario. Por su parte, los militares chilenos veían a los Estados Unidos como un país con un congreso infectado por marxistas. El desencuentro era muy grande. Ni la sombra del rochoso acercamiento que hubo en 1973 para derrocar a Allende. Finalmente, las presiones internacionales dan algún resultado y Pinochet acaba por ceder y aceptar la transición democrática.

Hoy, culmina Bawden, Chile es una potencia militar regional, con proveedores de Alemania, Holanda, Francia, Brasil, no sólo de los Estados Unidos. Además, Chile tiene hoy una industria de armamentos. Diversificación e industria nacional que son legado de la Enmienda Kennedy.

**********

Con este recuento espero haberle hecho justicia a la presentación de Bawden. Es un tema histórico de evidente actualidad en nuestro país como en la región. Contaré algunas reacciones del público, básicamente argentino y chileno (y este pechito peruano), y luego haré mis comentarios.

Fue interesante la reacción “conosureña” a esta presentación. Las preguntas vinieron por si la cooperación militar entre los Estados Unidos, la mejora de la capacidad militar y la eficiencia mencionada arriba, incluía también capacitación en represión y tortura. No era el tema del Bawden, más centrado en los armamentos para conflictos internacionales, pero interesante el punto de vista. Otro científico social chileno me señaló que en esta exposición la transición democrática está muy centrada en las presiones a la cúpula militar y no se reconoce el rol de la movilización sociedad civil. Todos son cambios desde arriba. La sociedad civil chilena se movilizó de muchas maneras contra la dictadura de Pinochet. Más aún, otra cientifica social argentina señaló que las tensiones entre Argentina y Chile eran excusas creadas por las dictaduras para legitimarse (al fin y al cabo estas dictaduras cooperaban entre sí a través del “Plan Condor” impulsado por los Estados Unidos, sin que hubiera temas de fondo para un conflicto entre esos dos países. Tiene razón en el caso de la mal llevada guerra de las Malvinas. En suma, la reacción cientista social era de escepticismo sobre la importancia de estos temas militares en explicar eventos de política en Chile, o en los países vecinos.

Ahí también le hice un comentario, pues es interesante cómo el gobierno militar chileno2 usualmente considerado como “liberal” o “neoliberal” en realidad realizó una política de “industrialización por sustitución de importaciones” en lo que a armas se refiere. Esa era precisamente la política del gobierno de Allende. Un cientista social chileno añadió que los militares privatizaron el sistema previsional, crearon las AFPs, pero los militares mismos siguieron en el sistema público. Interesante contraste. Bawden refiere sobre un conflicto dentro del régimen de Pinochet entre militares y tecnócratas. En el caso del canon del cobre para los militares, ganan los militares (Pinochet se impone dando un golpe en la mesa), sin embargo, en otros temas son los tecnócratas quienes le ganan la partida a los militares.

Pude departir también brevemente con el autor. Sus fuentes son las actas de las sesiones de la junta militar chilena y fuentes americanas oficiales desclasificadas. Sobre el factor Perú en el golpe a Allende, la vigilancia chilena ante un posible ataque peruano, fue cierto y en parte por eso el golpe fue tan violento, con un bombardeo a La Moneda y con tanta violencia. Fue una exhibición de fuerza que debía ser interpretada por los militares peruanos como tenacidad ante una posible invasión peruana. Una advertencia/amenaza que resultó creíble, según el autor. También comentamos sobre el diálogo entre Pinochet y Kissinger sobre atacar al Perú y la desaprobación del segundo ante tal ataque (ver La veces que Pinochet casi Ataca al Perú de Sorpresa, Caretas), como de las discrepancias dentro de la junta chilena, pues Pinochet era el hombre de la calma, una paloma, comparado con Merino, que era un halcón y quería precipitar la guerra con la Argentina, ver Pinochet desde el Perú: geopolítica y derechos humanos.

Este ponencia se basa es la tesis de doctorado que Bawden está por terminar. Creo que tiene un excelente trabajo, que seguramente influirá en nuestros países como en los Estados Unidos.
**********

Bueno, hasta ahí. Comentemos algo.

– El dependentismo no la ve
Es interesante ver la relación cambiante entre los militares chilenos y los gobernantes americanos. Un enfoque dependentista unidireccional y unilateral no apreciaría ninguno de estos vaivenes, que su importancia tuvieron en los acontecimientos internos en Chile y en el Perú y las tensiones que estos países tuvieron en la época.

– Paralelismos
Ambos países tenían sendas escuelas militares, desarrollando un pensamiento militar propio y analizando los conflictos de la época. El seguimiento de los militares chilenos sobre las diversas guerras, también lo hicieron los militares peruanos. También la política de diversificación de armamentos, que al parecer se hizo antes en el Perú que en Chile.

Los vaivenes de la política americana afectaron decisivamente la conducta de los militares chilenos, que optaron por la diversificación y la sustitución de importaciones. El Perú había optado por ese camino antes que Chile, ver 1967: Perú-EEUU, la crisis de los Mirages 1 y 1967: Perú-EEUU, la crisis de los Mirages 2. El Perú siente la vulnerabilidad de la dependencia militar externa antes que Chile, pues los Estados Unidos les niegan al Perú los aviones supersónicos que sí aprueban a Chiles. El Perú anticipa a Chile en la diversificación. Curiosamente, en este aspecto Pinochet sigue en ejemplo de Velasco, quien lleva a la práctica una política que le da al Perú la ventaja militar.

– Estatismo para los militares, liberalismo para los civiles
Los militares chilenos fueron estatistas en temas de defensa nacional, haciéndole la posta a Allende con sus nacionalizaciones de empresas americanas y siguiendo el ejemplo peruano de Velasco. El liberalismo que se les atribuye fue cosa de los civiles “tecnócratas” que tuvieron su cuota de poder en el gobierno.

– Juego multiagente
La situación estratégica contada aquí representa un juego de muchos agentes y con muchas carambolas.
1. Los militares chilenos resisten por algunos años a la presión americana para derrocar a Allende, quien estaba afectando intereses americanos. Es algo para investigar más, pero suena a que los militares chilenos dejan que se nacionalice el cobre y luego utilizan esos recursos para financiar la compra de armas (o alternativamente, dado el embargo de Kennedy conservan el modelo estatista en temas de compra de armas). Es un juego entre Allende, los militares chilenos y los americanos.
2. Cuando le dan el golpe a Allende, no sólo está el tema interno, sino el tema externo, el Perú, por lo cual hacen un “overshooting” (palabra no sólo metafórica) contra Allende y la gente de la Unidad Popular. Un juego entre los militares, Allende y el Perú (Velasco).
3. Los americanos en los ochentas ya estaban enfrentados a Pinochet y coinciden con el Frente Manuel Rodriguez que atenta contra Pinochet. Hay una versión según la cual los americanos al menos supieron del plan de asesinato de Luis Carrero Blanco, sucesor de Francisco Franco, en 1973 en España, pero dejaron hacer y dejaron pasar (esta es la versión más “blanda”, siendo la más dura que la CIA estuvo metida en ese atentado, aquí, El País). ¿Pudo haber algo así con Pinochet? Sería un juego entre los militares chilenos, el Manuel Rodríguez y los americanos.
Y desde luego hay muchos juegos entre el Perú, expectante ante la acción argentina (“Operación Soberanía”) y Chile, de “ataques preventivos”, el chileno, y ataques largamente preparados, el peruano, como juegos internos en Chile, entre civiles (tecnócratas, socialistas, comunistas) y militares.

– Escaramuzas
Pinochet quiso atacar al Perú en 1974 y 1976, ver Caretas, enlace citado, pero Kissinger parece haberlo evitado; el Perú a Chile al parecer en 1974, por el arreglo chileno-boliviano de Charaña, aquí, Soberanía de Chile3, y 1975, 4, y sobre el Operativo Soberanía de la Argentina, aquí, Wikipedia, (basado, parece, en fuentes chilenas), con su mapita más.

Los Estados Unidos intervieron en los setentas conjurando la guerra, ora en el Perú frustrando el ataque peruano, ora en Chile frustrando el ataque chileno.

Las escaramuzas quedaron ahí, pero la situación bélica entre los dos países no se ha detenido, hasta ahora.

El general Juan Velasco Alvarado habría dicho alguna vez: “Que los chilenos se dejen de cojudeces o mañana desayuno en Santiago” (ver aquí, Wikipedia). El general Augusto Pinochet Ugarte habría dicho: “”Si Perú hubiera atacado entonces, habría llegado hasta Copiapó”, ver enlace de Caretas.

chilekennedy

Los antiguos enemigos de Augusto Pinochet.

El senador Ted Kennedy y la presidenta Michelle Bachelet.

El primero fue responsable de un embargo de armas al país vecino, que significó la diversificación y el surgimiento (o reforzamiento) de una industria local de armamentos. La segunda es la tercera presidente socialista de Chile. El primero fue Salvador Allende.
Imagen tomada de aquí.

  1. El cálculo argentino era invadir/recuperar las islas sin que los chilenos reaccionen. Un error que comentarían años después con los británicos al invadir/recuperar las islas Malvinas. SR. []
  2. En realidad, el gobierno de Pinochet abarcó el periodo usual de tres gobiernos civiles, por lo que tuvo para muchos cambios y etapas tanto internos como en su relación con los Estados Unidos. []
  3. Ataque impedido por acción de los Estados Unidos y por el deterioro de la salud de Velasco. []
  4. incluso se señala como “día D” del ataque peruano el 5 de octubre de 1975, aquí, Wikipedia, frustrado por el golpe a Velasco de Morales Bermúdez, que les comunicó a los militares chilenos sobre golpe antes que a otros generales peruanos, ver Caretas, enlace citado. Otras versiones sostienen que cuando el general que debió atacar a Chile, Morales Bermúdez, el 29 de agosto de 1975, desobedeció las órdenes y prefierió deponer a Velasco, aquí, y aquí, fuentes chilenas. El general chileno Mena al recibir la comunicación de la suspensión del ataque peruano exclamó aliviado “¡Viva el Perú!” []
-

Enlaces a este artículo

  1. ¿Para qué fue Charaña? »
    03-06-2009 - 1:57
  2. Combitos que renuncie Rey »
    19-09-2009 - 12:38
  3. Combitos inflación PUCP » Gran Combo Club
    07-10-2009 - 22:50
  4. Combitos espionaje » Gran Combo Club
    18-11-2009 - 0:13
  5. Tensión Perú-EEUU por compra de armas » Gran Combo Club
    05-01-2010 - 13:01
  6. La doblez de la política exterior americana hacia Fujimori » Gran Combo Club
    11-08-2010 - 18:06
  7. Combitos impunidad por pensiones » Gran Combo Club
    05-09-2010 - 13:02
  8. El Perú y su histórica confusión entre política interior y política exterior » Gran Combo Club
    13-04-2012 - 23:14

Comentarios a este artículo

  1. YO, SI OPINO dijo:

    Habría que agregar: Y con respecto al Perú? Cuáles son los documentos de la CIA que revelan el golpe contra el Gral Juan Velasco Alvarado y quienes son esos políticos traidores que pactaron con la CIA en contra de los intereses peruanos. Finalmente, tanto Bachellet como otros políticos chilenos dizque ‘enemigos’ de Pinochet están ahora gobernando bajo los rieles o patrones o vigas maestras colocadas por el tirano asesino Augusto Pinochet. ¿Y acaso en Perú eso no es igual con respecto a Alejandro Toledo y Alan García Pérez?.

  2. Silvio Rendon dijo:

    Pues habría que hacer una investigación similar a la de Bawden pero para el Perú. Hay varios personajes que posiblemente estuvieron en la planilla de la Agencia.

    Sobre las vigas maestras, tienes razón que hay continuidad de Pinochet a sus sucesores, como la hay de Fujimori a los suyos, aunque Pinochet era mucho más estatista que sus homólogos peruanos.

  3. Jorge dijo:

    Dadas las dieferencias entre Allende y Bachelet mejor era decir Partido Socialista antes que socialista, para evitar confusiones

  4. Leonardo Stumpff dijo:

    Hay dos errores que pude notar , Argentina no logro invadir Chile y todo quedo status quo, y Peru si intento invadir Chile en 1975 , todas estas causas fueron producto de la enmienda Kennedy, que bloqueo armamento y repuestos a Chile pero no lo hizo con Argentina , razon por lo cual aunque FFAA chilenas se niegan a desclasificar sus archivos hubo compras de materiales a Sudafrica , Brasil,China , India e Israel que sirvieron para subsanar la diferencia aparte de las fabricaciones chilenas.

  5. Björk dijo:

    Velasco pierde una pierna debido a un atentado perpetrado por matones de una agencia de inteligencia. Aunque la versión fantoche dice que tenia un aneurisma, ¿un militar de carrera con un aneurisma en la pierna a los 50 años…vaya mentira más estupida? Si, el cobardon de Morales Bermudez no quizo cortarle la cabeza a chile el dia pactado en 1975 ni tampoco cuando Argentina se lo pidio en 1978. Vaya Coward! Pero el Gral Terremoto le dio su merecido a Chilekistan cuando planeban atacar el año pasado.

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.