Por - Publicado el 29-09-2008

El Dow Jones se desploma sólo segundos después de la irresponsable choteada congresal al plan de rescate.

A las cuatro el Dow llegó a 10365…

Resumen del día: el congreso rechaza los 700 billones y el Dow cae 750 puntos con pérdidas que suman 3 trillones de dólares

Imagen tomada de aquí

Cuando esta crisis acabe habrá harto material para hacer investigación, pues estamos ante una fascinante interacción entre política y economía: el congreso rechaza el plan de rescate e inmediatamente Wall Street se desploma. Wall Street se desploma y los candidatos, concentrados en su campaña, se acusan entre sí. Tal vez surjan audaces explicaciones elegantemente formalizadas, cuidadosas mediciones econométricas de dif-en-difs y tantas otras cosas. Será muy interesante. Sólo que ahora seguimos en medio de la vorágine.

¿Qué pasó en el congreso americano? Tal vez si no estuviéramos en época electoral habría habido mayores posibilidades de aprobación del rescate financiero. Sin embargo, con los dos candidatos debatiendo hace tres días como si no hubiera crisis alguna, hay una gran interferencia política en el asunto. Un dilema del prisionero donde no hay cooperación y todos se perjudican. Los dedos acusadores apuntan al adversario político y ahí queda la cosa, en la parálisis de la inmovilidad de “El Pirata”. Un comentarista decía al respecto que no tiene sentido apuntar a nadie con el dedo para culpabilizarlo/a; lo que se necesita es alguien que apunte con el dedo a la puerta de salida de esta crisis. No prevaleció ese criterio, sino el político y miope.

“El rescate es a favor de los ambiciosos banqueros”, “es a favor de Bush”, “Hay que rescatar a Main Street y no a Wall Street” fue lo que se escuchó en la prensa esta semana. Más ruido se hizo contra el plan de rescate del Tesoro y la Fed que por la misma crisis. Nancy Pelosi en el congreso se mandó con un discurso anti-Bush y contra el plan de rescate, aquí. Su posición es probablemente representativa de lo que piensa mucha gente. Sin embargo, en el contexto del congreso esta posición politizada sólo contribuyó a llevar agua al molino de los dogmáticos librecambistas republicanos que se oponen a la intervención pública incluso en un caso de riesgo sistémico: “la culpa la tiene la intervención excesiva”, “el mercado tiene que funcionar”, y ciertamente, “los banqueros tienen la culpa”. Se mezcla así, el dogmatismo no interventor con la politización y la bronca hacia los ambiciosos banqueros de la calle de la pared, con demagogia más. Algo se tiene que hacer. Si rechazan un plan, tienen que aprobar otro. Lo malo es que con esta medida politizada han dado un paso en falso, reduciendo aún más la confianza en los mercados e incrementando el peligro de una crisis mayor. Mal jugado (1).

La semana pasada, con Paulson y Bernanke compareciendo en el congreso americano, ya se producía una silenciosa corrida bancaria, incluso en depósitos asegurados por el FDIC. Irracional, pero indicativo de cómo va la confianza en el sistema financiero. Mala señal también que el precio del oro y del petróleo se disparen después de la votación del contreso. Todas estas eran reacciones esperables.


Pelosi atacando a Bush, contribuyendo a la choteada del plan de rescate.

El congreso no hará nada en dos días, celebrando el año nuevo judío, el Rosh Hashaná. Y desde luego que será un nuevo año. Sin embargo, se espera que la cosa no quede ahí y que algo salga del congreso. En las próximas horas se anuncia un mensaje de Bush y, por su parte, la Fed continuará interviniendo, como que antes del rechazo congresal anunció un “Plan B” como señala Greg Mankiw aquí. Como para no cambiar de canal…

_________

(1) Claro, todo esto es expresivo del fracaso de Paulson y Bernanke en explicar el plan de rescate como un asunto de interés general. No se trata de salvar a los banqueros, sino a la economía (pase de un/a lector/a). Es un mensaje que no ha llegado…

Actualización: Heduardo alguna vez ironizaría las crisis financieras:

Hacer click en la imagen para ampliarla

-

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.