Por - Publicado el 27-08-2008

El Sr. Iván Thays en el post Las causas perdidas aludió a mi persona. Luego a pedido de alguien, que intervino cordial y privadamente, retiró la alusión. Sin embargo, antes de que retirara la alusión tuve una serie de intercambios privados con él, que lamentablemente concluyeron con estas palabras del susodicho:

Por mí, haz lo que chucha quieras.

IVAN

No tengo como política revelar intercambios privados, a menos que mi interlocutor lo apruebe o se refiera a mí con expresiones insultantes. Como en este caso se cumplen estos dos requisitos, pues tengo carta libre para hacer pública mi respuesta a este señor.

En primer lugar, la alusión original de este señor fue así:

¡Qué felicidad sentirá el intermezzo Paolo de Lima (inolvidablemente calificado como “democrático” por Carlos Calderón Fajardo) y su collera tropical! ¡Y ni qué decir de esos bloggers anquilosados que pertenecen a la secta de Miguel “ni con el pétalo de una rosa” Gutiérrez! O el mismo Silvio Rendón y su nostalgia de la nueva trova. Finalmente se consiguieron un sustento para justificar sus consignas a media voz y sus intrigas. Slavoj Zizek edita un libro titulado En defensa de las causas perdidas en el que defiende a todos estos bloggers radicalmente tímidos como la garúa.

Esta alusión fue según él porque “ESTA JUZGANDO NO MI RESEÑA SINO LOS CHISMES QUE SOBRE ELLA LANZA YBARRA Y LOS DEMAS” en el siguiente párrafo:

Para aportar algo al tema del post, quisiera decir que simpatizo con Miguel Gutiérrez. Oportunamente escribí sobre este tema. Vargas Llosa simpatizó con Fidel Castro (fusilamientos incluídos) y con las guerrillas del MIR en los sesentas (policías y guerrilleros muertos incluídos). Es claro que ha cambiado de opinión. Normal. Sólo que en su “Travesuras de una niña mala”, a pesar de ya no pensar como en los sesentas, romantizó a esas guerrillas a través de un personaje, amigo del protagonista, que muere en ellas. Es lógico que la gente conserve algo de melancolía por los recuerdos tristes de épocas pasadas. No veo que a Vargas Llosa le regateen méritos artísticos por razones politicas o le exijan autoflagelamientos públicos por razones morales. No considero justo aplicarles a otros/as un estándar diferente.

Escribí, efectivamente, ese párrafo como comentario en el blog de Rodofo Ybarra. Verlo aquí. Viendo el post y la comunicación del Sr. Thays, le respondí también en privado:

Vaya, qué sorpresa.

Entré al blog de Rodolfo Ybarra porque fui aludido e insultado por Rubén Grajeda. Gratuitamente. Todo por no apoyarlo en un supuesto insulto de Iván Thays a la U. de San Marcos. Ahora me toca una alusión de Iván, porque supuestamente me puse “del otro lado”. Acabo ahora haciendo eco de chismes sobre Iván.

El último párrafo sobre Gutiérrez en el comentario citado no es sino una ilustración de mi forma de pensar, que ya manifesté en un post sobre el maoísmo, hace buen tiempo. Ese mismo argumento ya fue expuesto en ese post, con link y todo. Lo repetí porque es lo que tengo que decir. No voy al ritmo del debate político-literario-personal que se viene llevando, sino a mi propio ritmo. Si Grajeda no se hubiera referido a mi, y yo no tuviera la política de responder que tengo, ese párrafo no habría existido.

Y ya que estamos, aclararé un par de cosas. El Gran Combo lector A es un espacio para quienes piden expresarse. Y la politica es que esté abierto a quien lo solicite. Antes no lo teníamos y publicábamos este tipo de pedidos en los comentarios. Así ocurrió cuando publicamos las cartas de Iván Thays o las de Ricardo Gonzáles Vigil. Definitivamente, GCLA es mucho mejor. Digo esto porque la gente se equivoca y confunde dar espacio con identificación con el contenido.

Acabo de ver la mención sobre la nueva trova. Sí, pues. Qué le voy a hacer. Silvio Rodríguez me encanta y tengo una relación de amor-odio con sus canciones. Wagner me es más prescindible.Y a pesar de la Pasión de Cristo me gusta Mel Gibson en Lethal Weapon, como me gustan las cancioncitas de Cat Stevens antes de sus fanatización fundamentalista, y ni se diga del estalinista César Vallejo.

Maestro Thays, vamos, no lo tome a mal, pues.

Mientras escribía este mensaje, como ya dije arriba, alguien intercedió a mi favor, a lo cual el Sr. Thays respondió

Bueno, solo espero que la próxima vez que Silvio quiera referirse a algo que he escrito yo, lo haga a partir de mi texto y no de lo que dice Oquendo sobre mi escrito o peor aún lo que dicen los intrigantes del blog de Ybarra.

Borraré la alusión por respeto a ti

saludos

IVAN

No sé el/la lector/a. Para mí es inaceptable este tipo de reprimendas con su no-lo-vuelvas-a-hacer, alusiones en tercera persona (cuando el mensaje va también dirigido a mí) y que se rectifique por respeto a otro (no a mí). Como no me había dado cuenta de esta inaceptable respuesta del Sr. Thays, procedí a responderle:

No había visto la respuesta de Iván a XXXX, (ni las dos intervenciones de XXXX) cuando escribí mi respuesta.

Aclaremos. En mi post http://grancomboclub.com/2008/02/una-falacia-y-una-discusin-interminable.html toqué el tema.

En ese post transcribo tres párrafos de Iván Thays con sus respectivos enlaces. En esa ocasión Iván Thays respondió en los comentarios más de una vez, sin quejarse por no haberme referido a él.

Es por lo tanto FALSO que yo me haya referido a lo escrito por Iván a partir de lo que dicen de él Oquendo o Ybarra. Me referí a él a partir de sus escritos, debidamente citados, con interacción con él, y sin queja alguna de su parte. Iván, búscate otros molinos con qué pelearte.

Tampoco me parece aceptable que si estoy aquí te refieras a mí en tercera persona o que borres la alusión sólo “por respeto” a XXXX, quien por supuesto que se merece respeto y a quien agradezco que haya tratado de aclarar las cosas. Pero no es la forma, pues. No necesito que me perdones la vida.

Recién ahora también tengo tiempo de leer con más detalle lo de Zizek. No es un personaje del cual sepa mucho, pero lo poco que sé no me simpatiza. Es ridículo que sugieras que voy a recurrir a él como sustento para justificar consignas a media voz e intrigas. No tienes la película clara.

Iván, parece que estás con ganas de bronca y no has encontrado mejor manera que disparar perdigonazos y al que le cae que le caiga.

No creo haberlo tratado mal. (Como se ve, mantendré en reserva a XXXX. Si esta persona quiere salir al aire, es su prerrogativa). La respuesta del Sr. Thays fue la que mencioné arriba:

Bueno, yo ya borré la alusión así que el que está con ganas de pelearse eres tú. Y te asuguro que pelearme contigo por huevadas, (…), ocupa el último lugar de mis problemas.

Por mí, haz lo que chucha quieras.

IVAN

Whatever…..

Después de verme metido en esta bronca político-literario-personal, me acordaba de los primeros seis minutos de esta escena de “Amores Perros”:

y me daba ganas de decirles a todos (minuto 5:00):

“los dejo en su casa y ojalá puedan arreglar sus diferencias. Ahora que si hablando no se entienden, aquí les dejo esto para que se comprendan mejor, ¿OK? Ahí les hablo luego para ver cómo les fue”.

-

Enlaces a este artículo

Comentarios a este artículo

  1. ocraM dijo:

    ODLR!

  2. Leo Zelada Grajeda dijo:

    Me sorprendes Silvio.

  3. schatz67 dijo:

    De Thays no me sorprenden este tipo de actitudes cuando uno expresa algun tipo de simpatía por Gutiérrez.

    Tanta berrinche y pseudo-preocupación por la ética y el discurso político del escritor piurano es solo una manifestación de envidia perteneciente a alguien que nunca podrá escribir algo importante en su vida.

    Saludos

    Jorge

  4. Ricardo Alvarado dijo:

    OMFG! No gastes pólvora en gallinazos, querido Silvio. Lo digo por experiencia personal; no vale la pena.

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.