Por - Publicado el 06-07-2008

En este documento del Council on Hemispheric Affairs (COHA) se refiere un encontronazo ocurrido en 1982 entre el secretario general del APRA, Alan García, y el entonces embajador americano Frank Ortiz. Este último es mencionado en el libro “El espía imperfecto” de Bowen y Holligan como la persona, que según fuentes soviéticas, habría reclutado a Vladimiro Montesinos para la CIA. Efectivamente, Ortiz estuvo en el Perú a fines de los sesentas como un segundo secretario en la embajada americana, pero casi fue declarado “persona no grata” en 1969 por el gobierno peruano y el gobierno americano lo tuvo que retirar antes de que eso ocurriera.

En 1981 Frank Ortiz de regreso en el Perú como embajador americano quiso relanzar su “proyecto mascota”, la Conferederación de Trabajadores del Perú (CTP), cuyo líder Julio Cruzado recibía un fuerte financiamiento del “American Institute for Free Labor Development” (AIFLD). En 1982 Alan García es electo secretario general del APRA, en el cual la CTP había participado desde hacía mucho. En cierto momento de ese mismo año García se encuentra con Ortiz en una reunión y se produce la siguiente conversación:

Frank Ortiz: “¿por qué no me dice lo que está pasando en la CTP?”.
Alan García: “¿No sería mejor que usted nos dijera lo que pasa en la CTP?”.
Frank Ortiz : “No voy a tolerar una falta de respeto”.

Cruzado fue expulsado del APRA poco después.

Posteriormente Ortiz fue nombrado embajador americano en la Argentina. Cuando García visitó ese país en marzo de 1986, Ortiz se reunió en privado con Alfonsín y le pidió que no exprese ningún apoyo a la propuesta de García de limitar el pago de la deuda externa.

Este tipo de eventos ponen en relieve la radicalidad del viraje de García en aceptar la colaboración americana en 1989 (ver aquí).

-

Enlaces a este artículo

  1. Del sindicalismo libre a las fiscalizadoras » Gran Combo Club
    07-09-2010 - 11:39

Comentarios a este artículo

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.