Por - Publicado el 20-06-2008

Dos escuelas de pensamiento: la que dice que la palabra “cholo” es despectiva y, por lo tanto, no debe usarse. Y la que dice que sí, normal nomás.

En la primera estaría (sin pretender ser una lista exhaustiva y por mencionar entradas recientes en la blogósfera peruana) claramente Peruanista (Cholo y el significado de cholo) o posiblemente Beatriz Boza (según señala el periodista Marco Sifuentes en The Ch-word).

En la segunda escuela estaría Choledad Privada (ver video aquí) y los “starblogs” agrupados alrededor del concepto de “cholósfera“, que está lejos de ser consensual incluso en el Perú (Fuera del país, en Wikipedia, lo consideran una “broma interna”).

Al parecer el origen de Cholo es despectivo. No es una forma como la gente quisiera ser identificada, de una forma despectiva. Claro, el término se ha popularizado y ya es hasta un timbre de orgullo, como por ejemplo señala en “Cholo con orgullo” el gran Artemón Ospina (1).

En mi opinión se trata de un esfuerzo de resignificación incompleto. En ciertos segmentos del Perú se ha aceptado el término a través del uso de diminutivos o tonos supuestamente cariñosos o intentos de resignificar el término y darle una connotación más positiva y reivindicativa. No acaba de cuajar. Y no va camino a cuajar porque sencillamente en el Perú es una alusión de carácter racial y a lo que aspiramos es a una sociedad en que lo que mande no sea el color de la piel sino el contenido del carácter, como dijera Martin Luther King. Lo que hay que afirmar es que nadie sea discriminado por razón de su raza, género, estilo de vida, idioma, discapacidad. El permanente uso de esta palabra no contribuye a crear una cultura de no discriminación.

A una persona que uno no conoce no se la puede llamar “chola” (salvo, tal vez, al “Cholo” Sotil, por su popularidad y porque adoptó esta denominación. Hay pocas excepciones) y definitivamente si una persona no acepta esta forma de ser llamada, uno debe abstenerse de usar ese término. No es que esa persona “objetivamente” sea “chola” y deba aceptar que la llamen así. No. Se trata de contrucciones conceptuales, subjetivas, a las que la gente puede adscribirse o no. Usualmente la gente no las acepta: “Tú me llamas “cholo” y quieres que no me pique. Si yo te llamo “blanco” o “colorado”, ya veremos quién se pica”. Mejor tener la fiesta en paz y olvidarse de las alusiones raciales. Hay mejores formas de relacionarnos.

____________________________

(1) Quien, por cierto, tiene esta intepretación del último 6 a 0:
“El 6 – 0 es un homenaje al glorioso 6 – 0 de Argentina 78, treinta años después, volvemos a saborear el sabor salado de un 6 – 0. Claro que esta vez no hubo presión política, ni cuantiosos sobornos, esta vez fue un 6 – 0 por meritos propios”.

Leerlo completo.

Don Cholito, personaje del artista portorriqueño Jose Miguel Agrelot.

Normal, nomás.


Imagen tomada de aquí

Un “cholo” de Nueva York.

Insulto “normalizado” y “resignificado”.

“New York Cholito”, imagen de aquí.

Lo que lo hace “cholo” no es la raza, sino el estilo de su vestimenta:

A cholo is term implying a Hispanic male that typically dresses in chinos (khahki pants), a wifebeater sleeveless teeshirt or a flannel shirt with only the top buttoned, a hairnet, or with a bandana around the forehead, usually halfway down over the eyes. Cholos often have black ink tattoos, commonly involving Catholic imagery, or calligraphy messages or family names.
Ver aquí

Imagen tomada de aquí

Rosa Fornés, cantando “Qué te parece, cholito” en una película mexicana de 1951:

Y otra versión, más moderna, boricua:

-

Enlaces a este artículo

Comentarios a este artículo

  1. Peruanista dijo:

    Gracias por escribir sobre este tema, quizás muchos peruanos en Perú no saben que cholo es tambien un insulto en el resto del continente.

    Personalmente no utilizo el insulto racista ‘cholo’ porque me resulta ofensivo y denigrante. Me cuesta mucho aceptar un vituperio que ha sido utilizado por siglos para esclavizar y abusar de mis antepasados.

    Para describir mi herencia racial y cultural yo utilizo las expresiones indígenas o nativo americano, porque somos indígenas de este continente y somos nativos de las Americas. Aunque es posible que yo tenga mezcla con otras culturas, prefiero valorar el origen principal de mis ancestros, que es mío tambien.

    Hoy se celebra en Lima un evento anti racista que utiliza el insulto ‘cholo’ como forma de identidad. Es un error el tratar de combatir el racismo, al maquillarlo de conformismo derrotista.
    Saludos Silvio.

  2. Javier Davila dijo:

    Solo una aclaración. mi nombre es Javier Davila. Soy de Puerto Rico pero recido en N.Y. En la “jerga” popular de la isla la palabra Cholito es utilizada como un diminutivo del nombre Jose. A los Jose se les llama Chelo o Cholo de cari~o . El termino nada tiene que ver con las connotaciones raciales explicadas en este articulo. Hablando de prejuicios y etnocentrismo. Don Cholito no es un cholo en el sentido “Mexicano” lo llama Cholito por que su nombre es Jose, Jose Miguel Agrelot. Don Cholito es un jíbaro avispau y a mucho orgullo.

  3. jorge dijo:

    hola soy jorge , con respecto a la palabra cholo aqui en Argentina , no es asi, hay un exjugador de futbol y en este momento entrenador de futbol muy famoso jugo para la Seleccion de Argentina mucho tiempo jugo en Italia , regreso a Argentina a su club Racing Club, es : El Cholo Simeone jugador de Aquellos.Todo el mundo aqui en Argentina lo conocen asi y no para nada despectivo. gracias.

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.