Por - Publicado el 03-05-2008
El tiempo pasa y las autoridades de la PUCP todavía no aclaran nada sobre la filtración de notas, como anunciaron en un comunicado. Mientras tanto, resulta que el caso del ministro Chang no fue el único en que se produce una filtración de notas privadas con objeto de hacer una denuncia de carácter político. Como nos indica un lector, hay otro caso.

A fines de febrero de este año en esa misma institución se acusó a varias personas, todas funcionarias públicas, de plagio pero no en privado, sino en público, señalando su condición de funcionarios, pidiendo su expulsión de la maestría, y descalificándolas ante los organismos de cooperación internacional que financian sus estudios.

El plagio constituye, definitivamente, una falta grave en cualquier lugar. Está bien que se tomen medidas severas contra el plagio. Sin embargo, ¿qué medidas se deben tomar entonces contra la filtración de notas y el uso político de las mismas?

Esta denuncia salió primero en el blog “Reportaje al Perú” de la periodista Paola Ugaz: Plagio en maestria forense de la Universidad Católica (y fue rápidamente rebotada por Marco Sifuentes en C.S.I. PUCP.) que señaló con nombre propio y afiliación institucional a los supuestos plagiarios, y admitió que su fuente fue el equipo docente de esta maestría, pidiendo además castigos severos para los plagiarios:

Reportaje al Perú” se comunicó con los miembros vinculados al equipo docente de la maestría quienes confirmaron el plagio y la sanción en la nota 0 en los cursos, pero los que dirigen la maestría no han respondido aún si es considerado un “plagio severo”, considerando que la falta se ha cometido dentro de una maestría y que el nivel de plagio de los miembros del Instituto de Medicina Legal oscila entre 60 y 85 por ciento, según el programa “Turn it in”.

Tampoco nos han comunicado si se espera sancionarlos con la expulsión de la maestría en cuestión. En todo caso, ¿Qué dirán los organismos de cooperación internacional que financian parte de los estudios de los miembros del Instituto de Medicina Legal que cursan la maestría?

Se trata de información detallada proveniente de docentes de la maestría. El supuesto plagio se produce en la Maestría en Antropología Forense y Bioarqueología de la Universidad Católica en el curso de “Justicia Transicional y Comisiones de la Verdad”, curso a cargo de los profesores Elisabeth Acha Kutscher y Javier Ciurlizza Contreras, del IDEHPUCP (ver aquí). Es aquí donde se desempeña el señor. J. A. Godoy, quien hace dos meses irregularmente tuvo acceso a las notas del ministro Chang y y las usó para denunciarlo públicamente por su mal desempeño académico (1). Recientemente este señor declaró que sus compañeros de trabajo en la universidad le dieron respaldo (ver aquí). Mencionó también que trabaja directamente con el Sr. Salomón Lerner. Tal vez sea que en esta sección de la PUCP se considere que es tolerable acceder y aprovecharse de información privada para fines políticos, con lo cual se aprecia que estas filtraciones se van acumulando, tienen el mismo origen y podrían seguir ocurriendo.

Una vez denunciado este plagio, una autoridad de la PUCP, el señor Jorge Roy, en forma inusual respondió … en los dos blogs que hicieron la denuncia:

La Escuela de Graduados de la PUCP ha tomado conocimiento del plagio que habrían cometido alumnos del curso “Justicia Transicional y Comisiones de la Verdad” dictado en la Maestría en Antropología Forense y Bioarqueología durante el semestre 2007-2. La Escuela está iniciando los respectivos procedimientos disciplinarios, conforme a la política institucional de tolerancia cero ante el plagio, acción calificada como falta grave en nuestras normas.
Escuela de Graduados
Pontificia Universidad Católica del Perú

En esta respuesta por comentario de blog se acepta la denuncia. No se dice que se investigará el plagio (como ocurrió con la filtración de notas del ministro), sino que ya se están iniciando los procesos disciplinarios, y no se dice nada sobre el respeto a la privacidad de la información académica de los estudiantes.

Tal vez, dado que una autoridad está al tanto de la denuncia y no dice nada, la política de la institución sea la tolerancia con la filtración de información académica y su uso político, en cuyo caso tendrían que anunciarlo públicamente y advertirlo. Por lo que se está viendo, las violaciones a la privacidad de alumnos/as y ex alumnos/as parecen ser permitidas y reforzadas con la desatención a las quejas sobre el tema.

Ya es hora de que las autoridades expliquen a la comunidad universitaria los resultados de la anunciada investigación sobre la filtración de notas del ministro Chang, que desde luego no ha sido el único caso de filtración de información.

Al no haber una acción sobre el tema, queda como que está bien ver las notas y publicarlas y quienes estuvieron involucrados en la denuncia al ministro Chang han resultado fortalecidos con la inacción de la universidad:

“Esas notas están ahí para que las vea cualquiera. (…) Es más o menos sencillo ver las notas de cualquiera”
(…)
Tenemos todo el derecho de saber cuánto te sacaste de nota en tu ultimo mes en el nido.

decía jactándose el periodista Marco Sifuentes (ver aquí). De hecho este señor dice que podría publicar MIS notas. Dado lo que se ha visto con la filtración de notas del ministro Chang, no hay por qué pensar que este periodista habla en broma.

Esto quiere decir que los datos de la PUCP son accesibles a gente irresponsable que cree tener un derecho que no tiene, de acceder a ellos y publicarlos con fines políticos. Que la PUCP no diga nada es un llamado a que filtraciones similares y acaso peores sigan ocurriendo. Haría bien en cortar de raiz este problema desincentivando a quienes se arrogan derechos que no tienen. De no hacerse nada, el problema se agravará y quedará completamente fuera de control.

_________

(1) Contrariamente a lo que asegura el señor Godoy (“no hubo filtración”), que este señor tuviera acceso a las notas del ministro Chang ya constituye una filtración, un acceso irregular. El señor Godoy admite que activamente buscó información sobre las notas del ministro:

“Un segundo tema tiene que ver con la obtención de la información. Esta se hizo por dos vías. Por un lado conté con varias versiones orales que habían circulado sobre el tema y por otro, pedí información a una fuente sobre si el Ministro perteneció al tercio superior.”

En dos meses de investigación, la PUCP no ha podido determinar la fuente del bien respaldado señor Godoy.

-

Enlaces a este artículo

  1. PUCP: ¿plagio no, filtración de notas sí? » Gran Combo Club
    19-04-2010 - 8:31

Comentarios a este artículo

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.