Por - Publicado el 30-04-2008

Evidencia incriminatoria presentada por La Ventana Indiscreta: Melissa Patiño con una banderola, supuestamente gritando consignas (no se la ve) y el “rostro cubierto”… por una chalinita

La señora Valenzuela mostró como evidencia incriminatoria de que Melissa Patiño debería seguir en prisión una imagen donde esta joven cargaba una banderola de la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB), gritaba consignas y se tapaba el rostro en Quito, en un evento organizado “por los de las FARC”, según ella.

Lo mostrado por el poder mediático gubernamental no constituye prueba de nada. Insisten en equivocarse de camino. No pueden criminalizar a siete personas por pertenecer a una organización que sigue funcionando en el Perú. Nadie ha declarado ilegal a la Coordinadora Continental Bolivariana. ¿Por qué lo que un ciudadano peruano puede hacer en el Perú es un delito si lo hace en Quito?

Al igual que Daniel Salas en Malas costumbres en la TV peruana rechazo a estas organizaciones y a quienes las alientan. A nada bueno llevarán a los países donde puedan tener influencia. El único problema aquí es definir si son organizaciones delictivas, y qué acciones que cometa un individuo lo hacen merecedor de ser encarcelado. Por ejemplo, de estas acciones ¿cuáles son las delictivas?

  • operarse de cataratas en Caracas por médicos cubanos,
  • organizar una manifestación de bienvenida a Chávez en la próxima cumbre eurolatinoamericana (en la que Chávez, al igual que hizo en Mar del Plata, estará en la cumbre oficial y en la alternativa),
  • decir públicamente en el Perú que las FARC no son terroristas sino “fuerza beligerante”,
  • ver un video de Raul Reyes, de las FARC,
  • manifestarse contra el “imperialismo”,
  • rendir homenaje al MRTA,
  • pedir públicamente la amnistía para Víctor Polay,
  • decir públicamente que el MRTA ya no está activo,
  • protestar por la detención de nativos, sindicalistas y campesinos,
  • manifestarse contra la contaminación en su zona de residencia,
  • hacer huelga en una fábrica,
  • constituir un sindicato,
  • manifestarse en un paro regional,
  • organizar un referendo de consulta ciudadana,
  • participar de eventos donde participe la CCB,
  • organizar otro “andahuaylazo”,
  • llamar a un “golpe de estado de masas”,
  • alabar la toma del cuartel O’Donovan,
  • rendir homenaje a Luis de la Puente Uceda,
  • condenar la masacre de los penales en 1986,
  • ponerle flores a la tumba de Edith Lagos.

El gobierno ha transmitido la imagen de que todo es criminal, y más aún, que se es criminal por asociación (“si te ven con un criminal, tú eres criminal”). Con estos criterios, por transitividad, todo se presta a ser criminalizado como “terrorista”. Arbitrario. No se establece lo que es una acción o idea discutible pero admisible en democracia, a diferencia de lo que es una acción delictiva o que incite al delito. Una protesta sindical: terrorista. Una protesta estudiantil: terrorista. Una protesta campesina: terrorista. Una protesta nativa: terrorista. No, pues. Tiene que haber una precisión, si no del gobierno, entonces de la sociedad peruana de lo que es condenable y criminal y de lo que no lo es. Se tiene que trazar una línea.

Si todo va en un mismo saco, se da la paradójica situación de que rechazamos al terrorismo y la dictadura que traería porque atenta contra la libertad y el bienestar de la gente, pero con reacciones arbitrarias perdemos precisamente esas libertades que queremos defender, como la de expresión. Es darles en la yema. Ya nos ganaron. “¿No ve? La democracia es una mentira”, será su respuesta. Es también el ejemplo que se da si no hay proporcionalidad (1) entre el delito y la condena: Melissa Patiño recibe veinte años por el delito de portar una banderola, cubrirse el rostro y gritar consignas antiimperialistas.

Las FARC sin lugar a dudas son un grupo delictivo y terrorista: secuestros, asesinatos, terrorismo. Pero si alguien acude a un evento de la CCB, como el de Quito, donde las FARC tienen presencia ¿esa persona ya es delincuente? E incluso si esto fuera así, el evento de Quito no le quita ni le pone nada a la débil acusación. Basta ver la página web de esta organización, donde hay una sección peruana con diversas actividades en el país, aquí. Y más aún, si la Venezuela chavista, convertida en un “santuario terrorista”, es la que está detrás de todo esto, ¿por qué leemos cosas como esta?

Alan García afirma que Chávez será bien recibido en Lima

Lo coherente sería declararlo persona no grata, o dar señales de desaprobación hacia el presidente venezolano (2). No dejar que venga al Perú a hacer su show. En fin.

Si estamos ante un peligro terrorista, delictivo, asesino, queremos que toda la sociedad reaccione contra él; no queremos que sea la sociedad en sí la que quede condenada como terrorista. Si la imagen es que la CCB es una red tipo “Al Qaeda”, que quiere establecer una suerte de “califato bolivariano” en la región, queremos que la sociedad tenga una actitud firme de rechazo ante tal proyecto. No es lo que se ve. Por lo pronto, lo que se discierne es la agenda represiva del gobierno ante temas domésticos como la baja popularidad de García, desaprobación, descontento y una serie de protestas, por lo demás, atendibles. A no mezclar las cosas.

_______

(1) En temas de criminalidad, la proporcionalidad en el castigo es importante porque sirve de desincentivo (incentivo) al crimen. Cuando el castigo es “plano”, la pena es la misma para crimenes menores y mayores, el delincuente potencial tiene un incentivo para el crimen mayor. El castigo le da igual.

(2) Por las detenciones en Tumbes García acusó directamente a Chávez de infiltración subversiva:

Perú investiga injerencia chavista indebida
(..)
La Dircote señaló que en octubre pasado se detectó que llegaban a la sede del CCB en Lima grupos de ex soldados de las fuerzas armadas peruanas que luego viajaron a las ciudades de Puno y La Paz (Bolivia).

Pero hay más. El responsable de la CCB en Lima, Roque Gonzales, capturado en Tumbes, fue fotografiado junto al intelectual comunista domininicano Narciso Isa Conde, quien, según El Comercio, tiene tratos con las Farc.

Y hay otra fotografía de Gonzales con el chileno Alejandro Astorga, quien perteneció al Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (Mrta).

Estas pruebas forman parte de la acusación de la Fiscalía peruana contra los miembros del CCB. Una de las hipótesis de la Dircote es que el Mr
ta intenta reagruparse en alianza con las Farc.

Fotografías como evidencias y “una de las hipótesis”.

La denuncia de García fue grave y dio la vuelta al mundo:

Peru Says Chavez Backs Domestic Revolt

Peruvian Officials Accuse Venezuelan Leader Hugo Chavez of Bankrolling Subversives

Esta grave denuncia de García a Chávez sospechosamente coincidió con el ataque colombiano a un campo de las FARC en territorio ecuatoriano,que llevó a una situación pre-bélica entre Ecuador, Nicaragua, Venezuela y Colombia (“Querido Alan, la situación prebélica ya se dio”). Se podría especular que, aparte de las cumbres y de distraer la mala gestión de Alva Castro, se necesitaba algo para acusar a Chávez a nivel internacional. La CCB venía operando en el Perú desde hacía mucho, y sigue operando. Esto explicaría por qué se hicieron las detenciones precisamente en ese momento, cuando no se tenían las evidencias del caso e interrumpiendo la labor de inteligencia. Se quería algo con qué salir a la palestra internacional a denunciar a Chávez. ¿Era esto necesario? Para nada. El Perú finalmente no apoyó a Colombia y se mantuvo neutral en el conflicto ingra-gran-colombiano. Las aguas volvieron a su cauce….García se reconcilió con Chávez, pero los/as detenidos/as peruanos/as se quedaron en prisión…

Actualización 30/04/2008 10:26pm Leemos

Alan García será mediador diplomático entre Ecuador y Colombia

Mal. Es un conflicto en el que no debemos entrar. El estado peruano con García se ha puesto de lado del estado colombiano, a diferencia de con Fujimori en que estaba con las FARC. Lo mejor para el Perú es no meterse entre estos dos países vecinos. Podrían buscarse a Brasil, que no asume el rol de liderazgo que dice que quiere tener en la región…

Asistir a este evento en Quito le costó la libertad a siete personas, hoy acusadas de terroristas. En cambio, Chávez viene al Perú por la puerta grande…

Iconografía latinoamericanista que recuerda mucho a esto:

Imágenes tomadas de aquí y aquí.

Manifestación pro-MRTA en Arica. Indicios de reactivación de una organización terrorista, totalmente indeseable para el país.

Para que la ciudadanía rechace el terrorismo defendiendo sus libertades básicas toca trazar una línea que defina qué actividades son delictivas. La ciudadanía, que en su gran mayoría rechaza el terrorismo, debe poder ejercer sus derechos civiles, sin ser criminalizada.

Imagen tomada de aquí.

Actualización: El ejército peruano advierte sobre el MRTA (via La Razón)

Refiere que la captura de sus principales cabecillas permitió conocer parte de sus actividades militares, pero –precisa– en los últimos años el MRTA orienta sus acciones a explotar una serie de mecanismos legales, con la finalidad de desarrollar sus actividades de agitación y propaganda, adoctrinamiento ideológico (formación de nuevos cuadros) e infiltración, con el probable apoyo encubierto de personas e instituciones en el país y en el extranjero.

Indica que en enero de 2007, en la localidad de Aserradero, provincia de Jaén, departamento de Cajamarca, miembros del MRTA establecieron, entre otros temas, “la necesidad de realizar acciones armadas y romper el silencio”.

OK, entonces las organizaciones sociales son las primeras interesadas en rechazar el terrorismo. Lo hicieron antes y lo harán ahora…

-

Enlaces a este artículo

  1. Consejito del ayer »
    24-03-2009 - 21:11

Comentarios a este artículo

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.