Por - Publicado el 08-05-2007

Los economistas somos campeones en usar anglicismos innecesarios. No nos ganan, en forma verbal o escrita. Hay algunas palabras como trade-off u overshooting que son difíciles de traducir. En esos casos se puede usar comillas o letras bastardillas.

En mi caso hay una palabra que al escucharla siento en los dientes como teknopor frotado en vidrio o como uña en pizarra: cuando dicen “la data”, en vez de decir “los datos”. Usamos “bases de datos” no “bases de data”, hay “protección de datos”, no “proteccion de data”. Tenemos la palabra castellana ahí, pero por alguna razón algunos colegas prefieren usar “la data”. Les sonará más técnico o más interesante.

Me hacen recordar a Obelix y compañía, donde a Obelix le habían hecho creer que el idioma de la economía era “tú darme más menhires por cada sextercio”.

El tema viene del inglés, donde el singular, un préstamo del latín, es datum y el plural es data (como equilibrium y equilibria o premium y premia). En economía poco a poco la palabra data se ha ido convirtiendo en singular y la palabra datum ha quedado como un arcaísmo. Bill Baumol lo comentaba así:

“phenomena” and “criteria” are plural. “A phenomenon” or “a criterion is the singular form. (I also prefer to treat “data” as plural and “datum” as singular, but many consider this hopelessly old fashioned.)

Bueno, en inglés puede ser pasado de moda, pero en castellano tenemos las palabras ahí.

A propósito, paso a los lectores y lectoras un par de buenas referencias en inglés, el idioma de la economía:

Y en castellano:

Bueno, me voy a seguir trabajando con los datos….

-

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.