Por - Publicado el 12-01-2007

En la línea del post El mercado de economistas quisiera señalar un par de artículos aparecidos en la prensa americana:

Job-hunting takes a line from dating

By MARK WHITEHOUSE, The Wall Street Journal. Monday, January 8, 2007

CHICAGO — In job-hunting, as in love, finding a match can be a harrowing experience that all too often ends in unhappiness. Some economists think they know how to make it less painful — and they are using their fellow dismal scientists as guinea pigs.

At this past weekend’s annual meeting of the American Economic Association, which hosts a vast job market for aspiring professors, academics tested a technique — borrowed from online dating — to more efficiently match job candidates and potential employers. It is called “signaling,” and it is designed to reduce the time and cost of hiring professors by weeding out those who aren’t serious prospects and homing in on those who are.
(…)

Este artículo apareció el 8 de enero de 2007 en el Wall Street Journal con el título “Economists Learn Matchmaker Role” y después en varios medios para los que no se necesita suscripción. Mereció también una referencia en la página de Al Roth y el post Signaling at the AEA Job Market en el blog de Greg Mankiw.

Pues sí, el emparejamiento de trabajadores a puestos de trabajo comparte características con el emparejamiento de gente y algunas de las técnicas de señalización o de flirteo pueden ser de utilidad en el proceso. ¿Por qué no? Eso sí, ¿quien se habría imaginado que los economistas acabarían sacando línea del ligoteo o del levante, como decimos en Lima?

Tenemos además este artículo del New York Times:

The Future of Economics Isn’t So Dismal
By DAVID LEONHARDT
Chicago

On a summer day a few years ago, a recent college graduate named Emily Oster was talking to her boyfriend about the research that was, and wasn’t, being done on the spread of AIDS. She was an aspiring economist at the time, getting ready to go to graduate school, and she was struck by the fact that her field had little to say about why some countries had such high H.I.V. rates.

To most people, that may not sound like a question an economist needs to be asking. It’s more the domain of epidemiologists or public health workers, and they were already doing good work on it.

But economists have been acting a lot like intellectual imperialists in the last decade or so. They have been using their tools — mainly the analysis of enormous piles of data to tease out cause and effect — to examine everything from politics to French wine vintages.

En este artículo también se ofrece una lista de economistas jóvenes con enlaces a su páginas web, donde se puede obtener una idea sobre sus agendas de investigación.

Pues, sí, como lo comentara alguna vez en un post, los economistas estamos entrando en áreas a las que usualmente no entrábamos. Economía de la salud, economía del derecho, ciencias políticas, etc. Promisoria variedad de temas, como para que algunos economistas vengan a poner como claves los factores extra-económicos…

Por mi parte, pude ir a esta sesión completa, la de mi mancha:

Sunday, January 7, 2007, 1:00 PM

Session: Parental Investments and Children’s Achievements
Presiding: Raquel Bernal (Northwestern University)

Family Structure Dynamics and Child Outcomes
Van der Klaauw, Wilbert (University of North Carolina)
Blau, David (University of North Carolina)

Investment in Child Quality Over Marital States
Brown, Meta (University of Wisconsin, Madison)
Flinn, Christopher J. (New York University)
Download Full-Text Paper

Divorce and the Cognitive Achievement of Children
Tartari, Melissa (Yale University)

Quasi-structural Estimation of a Model of Child Care Choices and Child Cognitive Ability Production
Bernal, Raquel (Northwestern University)
Keane, Michael (University of Technology in Sydney)
Download Full-Text Paper

Esta literatura constituye una segunda generación de trabajos sobre el tema del capital humano. Muy bien, el capital humano es fundamental en determinar los salarios, pero ¿qué determina el capital humano? Básicamente nos concentramos en dos tipos de factores, los proporcionados por la escuela (la calidad de la escuela, la calidad de los maestros, los compañeros de clase) y los proporcionados por los padres (si invierten tiempo en los niños, si se pelean mucho, si se divorcian). En realidad, lo que estamos es planteando una función de producción de capital humano, expresado como “calidad de los niños”, medido en pruebas estandarizadas. En el caso del Perú, pues tenemos carencias varias, buen cobertura, pero baja calidad (ver Un Nuevo Contrato Social para el Perú del Banco Mundial), un sector educativo deteriorado en lo que fueron las zonas de emergencia (La educación en los videos de la CVR). Como para vincular estos aportes de frontera a los temas apremiantes del país…

Nighthawks de Edward Hopper

<- American Gothic de Grant Wood.

Con su tiempito más, para visitar el Art Institute of Chicago

>

-

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.