Por - Publicado el 06-04-2006

Siguiendo con los comentarios sobre planes de gobierno iniciados con El Plan Económico del Sr. Ollanta Humala

comento ahora el Plan de Gobierno de Lourdes Flores: “El Perú en manos firmes”


Lourdes Flores con Woodman en el armario

Esperaríamos que en el caso de Lourdes Flores se formulara con cierta claridad cómo piensa mejorar la situación de los más pobres del país. Este aspecto lo esperamos de todos los candidatos pero, dado que Lourdes Flores procede de las derechas de toda la vida, sería apreciable más dedicación a quienes no ha tenido en su entorno más inmediato.

El plan de gobieno de Flores comienza por los aspectos sociales y dentro de estos por el empleo, con las siguientes medidas:

  1. Priorizar el aumento del empleo formal, apara [sic] generar el mayor número posible de nuevos puestos en el mercado laboral. Los cambios en la legislación laboral apuntarán a incrementar la productividad del trabajador y serán complementadas con otras medidas que aumenten de manera sostenible el empleo, convirtiendo nuestra economía en una que pueda competir con ventaja con otros países.
  2. Velar por el cumplimiento de las normas laborales como parte del fortalecimiento del imperio de la ley, sancionando severamente cualquier infracción.
  3. Como caso especial en el contexto del empleo, dictar normas y se ofrecer mayores incentivos para aquellas empresas que otorguen empleo a discapacitados.

Después siguen varias secciones (salud, educación, descentralización, medio ambiente, defensa nacional) en que se propone diversos apoyos y medidas, muchas de ellas muy consensuales, hasta que llegamos a la parte de política macroeconómica y volvemos a la misma idea fuerza de la pequeña sección inicial sobre empleo:

1. Uno de los factores principales para el crecimiento económico es un entorno favorable para la inversión. El Perú requiere aumentar sus niveles de inversión (que alcanzaron solo 18% del PBI en el 2004). Para ello se requiere, entre otras, realizar mejoras en los procedimientos para el establecimiento de nuevas empresas, flexibilización en la contratación de los factores de producción, respeto al registro de propiedad, sistemas crediticios eficientes, con cumplimiento contractual y un sistema de penalidades en caso de incumplimiento, entre otros.

Más flexibilización y más “concesiones”

Con el fin de aumentar los niveles de inversión se impulsarán los programas de concesiones y otras alianzas público-privadas, con la debida transparencia de los riesgos asumidos y en proyectos debidamente evaluados técnicamente.

Dada la idea-fuerza que trasunta el documento ¿Por qué no se propone de una vez la privatización?

Leemos sobre el gasto público

Priorizar el gasto público en educación, salud, seguridad y justicia y tomar las medidas para mejorar la calidad y descentralizar la gestión de estos servicios. Recortar los gastos no prioritarios, enfatizar los gastos en inversión y aplicar un sistema de presupuesto por resultados en base a indicadores. No realizar ningún gasto permanente sobre la base de ingresos transitorios.

Los sectores sociales son públicos. Es el estado quien se encarga de ellos. Sí, con indicadores, pero públicos al fin.

Sigue un capítulo en que se repite que se necesita un entorno favorable a la inversión, hasta que llegamos a las medidas para el sector agrario. ¿Qué encontramos aquí? ¿Más inversión privada? ¿Entorno favorable a la inversión? Leamos:

  1. El Estado concentrará sus funciones de promoción de la agricultura en la investigación, extensión, certificación, sanidad agraria, infraestructura y fomento de la asociatividad de los pequeños productores, con el propósito de modernizar el agro peruano y mejorar su competitividad.
  2. El Ministerio de Agricultura y las instancias descentralizadas serán reorganizados para que cumplan con las funciones señaladas.
  3. De acuerdo a lo resuelto por el Tribunal Constitucional, honrar la obligación de pago, a través de diversos mecanismos, a los tenedores de los bonos de la Reforma Agraria.

El estado con mayúscula apoyará a los pequeños agricultores. Se reorganiza al ministerio de agricultura y se paga la deuda con los que fueron expropiados en la reforma agraria (con mayúscula). Parece que esta parte la hubiera escrito otra persona diferente que la escribió la parte de empleo o macro. Aquí no hay “clima favorable para la inversión”. Aquí tenemos tres medidas de fuerte intervención (posiblemente la intervención no sea mala, aunque me tendrían que decir primero dónde es que está fracasando el mercado). Y una medida que beneficia directa y concretamente a los ex-terratenientes. Probablemente tengan razón y el derecho de su parte y se les deba compensar por la expropiación realizada por Velasco. El tema es que ya puestos a compensar a quienes se han visto perjudicados por el estado, ¿por qué ser tan claro en compensar a este sector? ¿No hay otros sectores que compiten por la atención del estado? ¿Cuál es el costo fiscal de una medida como esta?

En industria leemos:

  1. Promover la inversión privada y pública (donde fuese necesario) en infraestructura de transporte y logística como carreteras, puertos y aeropuertos para aumentar la competitividad de todos los sectores.
  2. Promover una legislación laboral moderna que permita la capacitación y modernización de la fuerza laboral brindando oportunidades no solo a los que tienen empleo sino a los que no lo tienen también.

Mucha vaguedad. ¿Qué es una “legislación laboral moderna que permita”? ¿Es que la capacitación está prohibida? Si a la empresa le conviene capaci
tar a un trabajador, así lo hará. Lo otro sería que tenga que capacitar por ley.

Minería:

1 . Evaluar la conveniencia de sustituir las regalías mineras por un impuesto que grave a las utilidades extraordinarias que obtengan las empresas mineras cuando los precios internacionales superen ciertos niveles de base, que podrían ser fijados en función de la evolución histórica de los mismos en valores constantes.

¿Y por qué se tiene que “evaluar la conveniencia”? ¿Esto no debería estar ya bien evaluado antes de lanzarse a proponer algo al país? Se trata de un sector en auge por los altos precios internacionales para nuestras exportaciones mineras. El tema de fondo es qué se quiere hacer con el sector, ¿darle más incentivos o aumentar la recaudación? Aquí hay una contraposición, un trade-off, pues reducir impuestos es dar un incentivo y promover la actividad, pero a costa de la recaudación (si estamos en la parte creciente de la curva de Laffer, claro está. Bueno fuera estar en la parte decreciente).

En suma, el plan de Flores tiene un claro sentido de promover la inversión en el país, pero ya en las medidas concretas hay énfasis desiguales en esta idea fuerza. En el tema del empleo, hay un gran énfasis en la flexibilidad laboral, mas en el tema agrario las medidas fuertes son de responsabilidad del estado. No se está pensando en sacar adelante a la agricultura con “un ambiente favorable a la inversión”. Para eso está el estado, al igual que para la pobreza y los sectores sociales. Es el estado, quien se encargará también de los tenedores de bonos de la reforma agraria a quienes se les pagará lo suyo con los impuestos de los contribuyentes. Puesto así no suena a que un gobierno de Flores entusiasme a los más pobres del país. No deja entrever algún tipo de ajuste o cambio en el modelo seguido por Fujimori o por Toledo. No es un tema de marketing que se pueda cambiar con algún relanzamiento de campaña. Es así….

-

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.