Por - Publicado el 12-04-2006

ONPE al 87,96%: Humala 30,99%; García 24,43%; Flores 23,34%. Diferencia G-F: 1.09 puntos ó 117718 votos. Algo se ha acortado.

Votos en el extranjero: Flores 62.255; Humala 11.692; García 10.212 . 51.043 puntos de diferencia G-F. 17,841 votos válidos, 37,732 electores hábiles.

ONPE al 87,60%: Humala 30,94%; García 24,45%; Flores 23,38%. Diferencia G-F: 1.07 puntos ó 117718 votos. Algo se ha acortado.

Leemos también:

Unidad Nacional continúa con amplio apoyo de peruanos en el exterior

y que un medio venezolano de oposición a Chávez denuncia que el observador de la OEA, Jorge Rodríguez, aún presidente del Consejo Nacional Electoral venezolano, y quien ayudó a Humala cuando era abucheado en la U. Ricardo Palma:

cumple órdenes directas del presidente Chávez, quien se prestó, particularmente en el referendo revocatorio presidencial, a una suerte de obstáculos e impedimentos contra los rectores Ezequiel Zamora y Sobella Mejías, a los representantes de la oposición y permitió el comportamiento fascista de Tascón y su lista. Descarada injerencia en Perú, Miércoles, 12 de Abril del 2006

También leemos:

Acciones chilena LAN caen por temores a Humala y por la subida del petróleo

En fin, García mantiene la ventaja, pero no se ha acabado todavía: Por otro lado, Humala sube y la economía baja.

A todo esto ayer estuve viendo la entrevista de Cecilia Valenzuela a mi colega Carlos Adrianzén, quien propone que se firme el TLC ya, pues de no hacerlo se podría perder una gran oportunidad y se tendría que esperar como doce años más para tener una oportunidad similar. Leo también

La República: Gonzalo García: Toledo no debe firmar el TLC
“¿Cómo un gobierno que no tiene ninguna representación política en el Perú, cuyos ciudadanos han votado para que no sigan sus representantes, se presenta ahora en el escenario internacional?”, preguntó Gonzalo García Núñez.

La República: Jefe del Estado le responde a director del BCR
El presidente Alejandro Toledo no tardó en responder a las críticas formuladas por Gonzalo García Núñez a raíz de la decisión del mandatario de firmar el TLC con Estados Unidos. Toledo cuestionó al directivo del Banco Central de Reserva, quien dijo que este gobierno ya no tenía legitimidad. “Yo lo nombré director del Banco Central de Reserva (BCR). Sabe que no se puede jugar a dos caras“, aseveró el Jefe del Estado.

En fin, el directivo del BCR ¿qué tiene que ver con el TLC?. ¿Estamos ante un funcionario público o ante un candidato?. El grupo de Humala ¿no tiene a otra persona que hable al respecto? ¿Es que todo vale?

Ayer Carlos Adrianzén criticaba también algo que no acabé de entender. Se refería a la “política monetaria pichicateada” y que existe al mito de la buena política monetaria en el gobierno de Toledo. No sé si lo entendí bien, pero me sonó a que la política monetaria no es tan contractiva como se cree y que los precios no suben tanto como debieran porque no se permite que las AFPs puedan invertir más en el exterior. A la larga los perdedores de toda esta política serían los pensionistas.

Bueno, a mi entender el argumento de los directivos BCR para no permitir la salida de más fondos fuera era i) eso implicaría una compra mayúscula de dólares con la consiguiente devaluación del sol, lo cual no sería conveniente, y por lo tanto, el BCR lo impedía como parte de sus atribuciones como garante del valor del sol; ii) un argumento mucho menos ligado a las funciones del BCR: si había exceso de fondos es mejor que se invierta en el Perú. El primer argumento, cuestionable como es, no suena para nada asociado a una política monetaria expansiva. Eso sí, no hay forma alguna en que los pensionistas se puedan ver beneficiados por esa política.

Lo que sí ha sido muy notorio en la administración del BCR es la muticefalia y el perfil alto. Uno esperaría como banquero central a una persona conservadora, de pocas palabras, que no salga mucho en la tele, y que, cuando por fin hable, la tierra tiemble con expectativa contenida sobre lo que va a decir. Ken Rogoff decía que aún cuando el público sea muy liberal (en el Perú diríamos de izquierdas o populista) le convendría un banquero central conservador.

En el Perú tenemos todo lo contrario. Tenemos varios banqueros centrales, que hablan cuando lo creen conveniente, cada uno da un énfasis diferente sobre lo que hará la institución, se meten en temas que no les compete directamente, incluyendo la política menuda del país, chocan con congresistas, los congresistas chocan con ellos, candidatean, se oponen a lo que dice y hace el presidente. En fin, es la antibanca central 101.

El banco central de reserva es una institución que mal que bien ha mantenido su independencia y su calidad técnica. Los economistas contratados entran por concurso. El banco central ofrece además un curso a los mejores estudiantes de economía de Lima y del Interior del país. Cuando otras instituciones eran chakaneadas (o la expresión que correspondiera al gobierno de turno), el BCR se pudo mantener como institución seria, el BCR podía enviar funcionarios públicos de alta capacidad técnica a otras instituciones. Sigue así. El cuerpo no está mal. El problema está en la(s) cabeza(s).

Un tema que me interesa al respecto, pues es a lo que me dedico, es la formación de los economistas y la investigación económica. Siempre digo, pues bueno, nos tomará mucho tiempo alcanzar los niveles del primer mundo con sus ingentes recursos. No es una meta inmediata que debamos proponernos, pero ¿por qué no podemos alcanzar a nuestros vecinos? Colombia y Chile tienen sólidos bancos centrales, con una fuerte orientación a la investigación económica y con una formación sólida y sistemática de su gente. Por mucho tiempo el BCR sólo daba becas para los peruanos para estudiar fuera por dos años. El estudiante peruano tenía que truncar sus estudios de PhD al segundo año, viendo cómo sus compañeros de aula chilenos o colombianos regresaban a sus países con un PhD. No sólo eso, esos compañeros de aula, de capacidades similares a la suya, tenían y tienen posibilidades de ascenso en sus pa
íses negadas o muy difíciles para el homólogo peruano. Evidentemente, en nuestro país tenemos instituciones poco dinámicas como el banco central, universidades y otras, donde la rotación es baja y los jefes siguen siendo jefes por algunas décadas, y la movilidad ascendente es muy pero muy restringida. En fin, este tema da para mucho más. Igual lo retomo otro día, pero lo dejo aquí por hoy.

Entonces, volviendo a las declaraciones del Sr. Gonzalo García, pues ya llevamos mucho tiempo con declaraciones públicas de los directivos del BCR. Es una raya más al tigre. Estamos ante una institución donde todo vale en una campaña donde todo vale. ¿Alguien se sorprende?

-

Comparte tu opinión respecto al tema tratado.

Importante: Existe moderación de comentarios. Si no te identificas con tu nombre y apellido, posiblemente no se publique tu comentario. Referirte al tema del post, identificarte y evitar ataques personales o lenguaje ofensivo aumentarán las probabilidades de publicación de tu comentario.